miércoles, 5 de septiembre de 2012

El anciano Gary Abrahamson declara en el juicio

El chiste: Un miembro de Cuerpo Gobernante toca la campana solicitando dinero para el Fondo Mundial para Pederastas.  Detrás, en la pared, se puede leer: Watchtower Bible and Tract Society Headquarters.  http://www.jehovahs-witness.net/watchtower/scandals/227017/3/Watchtower-found-guilty-ruled-to-pay-7-million-to-1-victim-wow
Primera y última página de la transcripción judicial: http://jwleaks.files.wordpress.com/2012/06/candace-conti-v-watchtower-jury-trial-day-1-may-29-2012-pdf.pdf

Estimados camaradas víctimas de las políticas del Cuerpo Gobernante:

Seguimos con nuestra promesa profética de arrojar luz puntualmente sobre el caso de Candace Conti contra la confesión de los testigos de Jehová, por un caso de pederastia.  Hoy, nos ocupa el testimonio, ante el tribunal, de nuestro hermano y anciano de congregación, Gary Abrahamson.  Es una transcripción de el interrogatorio que le hizo el abogado de la víctima, Simon, en el primer día de juicio ante el Tribunal Superior de Justicia de California.  Sólo he colgado dos páginas, la primera y la última.  Como la testificación va desde la página 86 hasta la 126, he ahorrado espacio.  Sin embargo, como siempre, tenéis el enlace de la documentación original para poder consultarla y contrastarla, ya que está en inglés.

Sin duda, será un caso que la Sociedad querrá que se estudie en la escuela para ancianos de congregación que se iniciará en los primeros meses de 2013: Escuela del Ministerio del Reino.  Es bueno que los ancianos sepan a qué se enfrentan y que estén preparados para hacer frente a las más que posibles indemnizaciones a las que tendrán que hacer frente..., ¡y contentos si no acaban con sus huesos en la cárcel por seguir las directrices del Cuerpo Gobernante!

Con la documentación colgada, nos centraremos en el primer día del juicio --29 de mayo de 2012--, ante el Tribunal Superior de Justicia de California, bajo la presidencia del juez Robert McGuiness.

Pasamos a traducir la transcripción.  ¡Va por ustedes!

Interrogatorio del testigo Gary Abrahamson realizado por la parte que lo propone

Las preguntas las hace el abogado de Candace Conti, el Sr. Simon.

Pregunta: ¡Gracias, Señoría!  Sr. Abrahamson, nos hemos visto en varias ocasiones, incluyendo las dos sesiones relacionadas con su declaración.  ¿Es correcto?
Respuesta: Correcto.
P: ¿Ejerce usted el cargo de anciano en la congregación North Fremont?
R: Sí, lo soy.
P: Y usted ha servido allí como anciano por muchos años.  ¿Cuándo comenzó como anciano en Fremont?
R: En Fremont, el año 1986.
P: ¿Estoy en lo cierto al afirmar que usted anteriormente había servido como anciano en otra localidad?
R: Sí.
P: ¿Cuándo empezó a ejercer el cargo de anciano por primera vez?
R: Creo que en el año 1982.
R: ¿Es cierto que no se cobra un salario (por ejercer de anciano) en los testigos de Jehová?
R: Eso es correcto.
P: ¿Y que las personas que tienen la responsabilidad de administrar las congregaciones son los ancianos?
R: Correcto.
P: Y los ancianos  --uso la palabra en plural porque normalmente hay más de un anciano en cada congregación.
R: Normalmente sí.
P: ¿Y en Fremont, puede haber seis, ocho y diez ancianos en un momento dado?
R: Eso es verdad.
P: ¿Y éstos ancianos, cuando se reúnen, se les llama cuerpo de ancianos?
R: Sí, es correcto.
P: ¿En la congregación misma, contando las personas nuevas y las que la abandonan, puede estar compuesta de unos cien o ciento veinte miembros?
R: Ese sería un buen cálculo.
P: Esto incluiría a los adultos y los niños, ¿correcto?
R: Incluiría a los adultos y los niños que en ese momento estén publicando las "buenas nuevas".
P: Y ese "publicar", ¿incluye el que los niños vayan por el vecindario promoviendo las creencias religiosas de los testigos de Jehová?
R: Sí, correcto.
P: ¿Algunos de éstos publicadores están bautizados?
R: Algunos sí que lo están.
P: ¿Y algunos no lo están?
R: Les llamamos "publicadores no bautizados" (sin bautizar).
P: Basándose en su experiencia, ¿algunos de éstos publicadores bautizados pueden ser tan jóvenes como de seis años de edad?
R: Es raro, pero podría darse, una persona de 6 años de edad que fuese muy seria, con el entrenamiento proporcionado por sus padres.
P: ¿Y hay programadas una serie de reuniones diferentes en las congregaciones de los testigos de Jehová, incluyendo la de Fremont?
R: Correcto.
P: Por ejemplo, ¿hay reuniones en el Salón del Reino?
R: Sí.
P: ¿Y en esas reuniones están mezclados los niños con los adultos?
R: Así es.  Nosotros no separamos a nuestros niños.
P: Ahora, hasta el presente hemos escuchado un poco sobre; siempre padres con sus hijos, pero eso no es verdad, Sr. Abrahamson, ¿hay niños que participan en las actividades que programa la congregación sin la presencia de sus respectivos padres?
R: De nuevo, es algo probable, pero sería raro.
P: ¿Pero sucede?
R: Cuando usted menciona la palabra niños, ¿en niños de qué edad está usted pensando?
P: ¿Ocho? ¿Diez? ¿Doce? ¿Catorce?
R: Con un poco de más edad pueden, obviamente con el permiso de sus padres.
P: ¿Pero hay niños que participan en estas actividades junto a sus padres?
R: Sí, eso ocurre.
P: Y, algunas veces éstos niños que participan en estas actividades, a sus padres les es imposible estar presentes ese día o en esa actividad.  ¿Es esto algo que usted ha podido ver?
R: Eso sería verdad.
P: Ahora, sobre la misma congregación Fremont, la llamamos congregación, y con ese término lingüístico es como la conocemos todos, ¿pero en realidad es una corporación?
R: Eso sería verdad.
P: ¿Y los directores y funcionarios de esta corporación, serían seleccionados entre los ancianos de la congregación?
R: Correcto.
P: Y como ancianos, ¿sería correcto decir que se les exige seguir las directivas y políticas que se les envían desde la Watchtower de Nueva York?
R: Sí.  Nosotros seguimos esas políticas, pero estas están basadas en las Sagradas Escrituras, y siempre están dentro de la ley.
P: ¿Tiene usted alguna opción para hacer una excepción a esas directrices que recibe de la Watchtower de Nueva York?
R: Bien.  No entiendo a lo que usted se refiere sobre el tipo de materias o asuntos que abarcaría el área de excepciones.  Por ejemplo, ellos (la Watchtower) le puede decir que celebre una reunión, pero no le dicen el día concreto.  Así, usted tiene la libertad para escoger qué día se celebrará la reunión. ¿Se refería usted a esto?
P: No.  Me refiero a lo siguiente, ¿puede usted apartarse o desviarse de las políticas (directrices) que recibe de la Watchtower de Nueva York?
R: No.  Pero me gustaría aclarar que estas directrices están basadas en las Sagradas Escrituras.  Están dentro del ámbito de la ley.  Son legales.  De modo que yo deseo obedecerlas.
P: ¿Sería correcto decir que las congregaciones de los testigos de Jehová tienen cinco reuniones, o más, a la semana?
R: Eso es lo que tenemos.  Cinco a la semana.
P: ¿Algunas de estas reuniones se celebran en los domicilios particulares, los domicilios de los miembros?
R: Esto es algo que se hizo en el pasado.  Sí.  Ahora celebramos todas en el Salón del Reino.
P: Y remontándonos a ese tiempo, ¿algunas de las reuniones se celebrarían en el Salón del Reino, verdad?
R: Correcto.
P: ¿Y las reuniones para la labor que hacen de casa en casa, el servicio del campo, desde las que se reparten por la vecindad, por lo menos en la congregación de Fremont?
R: (Reuniones) para captación pública, eso sería lo correcto. Generalmente, las reuniones para el servicio del campo se celebran en el Salón del Reino.
P: ¿Desde el lugar de esas reuniones, los grupos se reparten por el vecindario? ¿Es correcto?
R: Sí.
P: ¿Esa reunión sería breve, antes que los publicadores se distribuyan por el vecindario?
R: Correcto.
P: ¿Y en todas estas actividades participan adultos juntos con niños?
R: Sí.
P: Normalmente los niños van junto a sus padres, ¿pero algunas veces no es así?
R: Sería algo raro, de nuevo, normalmente van con sus padres, absolutamente.
P: ¿Pero en algunas ocasiones esto no es así?
R: Sería algo raro.  Y si esto fuese a convertirse en una costumbre, entonces yo le diría a ése padre: "Tú tienes que ir junto a tu hijo".
P: Muy bien.  ¿Habló usted alguna vez con Kathleen Conti sobre la necesidad de que ella acompañara a Candace en las actividades de la congregación?
R: Si, su esposo, Neal, estaba presente, ya era suficiente.  Pero yo nunca vi a Candace sin la presencia de uno de sus padres, o bien su padre, o su madre.
P: En realidad, usted no tiene ningún recuerdo de Candace, ¿no es verdad?
R: Bien, en la declaración, usted me enseñó una foto de ella  --y pensé en un principio que era un chico--  no pudiendo reconocerla.  Pero, tan pronto como la he visto hoy, la reconocí como Candace.
P: ¿Pero cuando usted testificó sobre este asunto  --antes de su declaración--  usted nos dijo que no tenía ni idea de quién era Candace Conti?
R: Bien, no creo que yo dijera eso.  Si lo dije, no era eso lo que quise comunicar.
P: Bien, vamos a ver el testimonio de usted en la página 67 de su propia declaración, desde el renglón 9 al 19.

MIENTRAS TANTO SE PONE EN MARCHA LA GRABACIÓN A LA QUE HACE REFERENCIA EL ABOGADO, DONDE ABRAHAMSON ES INTERROGADO POR EL PROPIO SIMON

P: ¿Cuándo se vio usted por primera vez con Candace Conti?
R: Mi recuerdo de Candace Conti es que era hija de Neal Conti, del matrimonio anterior.  Así, ella venía ocasionalmente junto a su padre y madrastra a las reuniones (en el Salón del Reino).  En la foto que muestra, no la reconozco.  No puedo recordar cómo era ella.
P: Muy bien.  Y este el propósito por la que le enseño estas fotografías.  Déjeme mostrarle la que tenemos catalogada con el nº 11, porque tenemos algunos otros documentos que no hemos presentado y que los tenemos numerados del 1 al 10, y le preguntaré, ¿viendo estas fotografías le refrescan su memoria sobre quien es Candace Conti?
R: Lo siento pero no. No.

SE PARA LA GRABACIÓN

P: Ahora usted sabe que Candace Conti no es la hijastra de un matrimonio anterior de Neal Conti. ¿Correcto?
R: Correcto.
P: ¿Y los recuerdos que le vienen ahora a la mente como resultado de verla hoy, no están fundamentados en lo que anteriormente nos mencionó de que ella siempre iba acompañada de su padre, Neal Conti, no es así?
R: Obviamente no, no.
P: Así, usted está diciéndonos que, aunque no la recuerda a ella, usted sí que recuerda que siempre que asistía a las reuniones lo hacía en compañía de su padre, ¿el padrastro, según usted pensaba
R: Sí.  Si ella hubiese venido sin sus padres, o uno de sus padres, entonces me hubiese preguntado yo: "¿Ésta de dónde viene?".  Me hubiese percatado más de su presencia y preocupado más por sus circunstancias.
P: Bien, usted estaba consciente, Sr. Abrahamson, que algunas veces los padres no pueden asistir a las actividades y que, cuando eso sucede, ellos harían arreglos para que se ocuparan de sus hijos; y si iba a una reunión, conseguir que alguien de la congregación se encargara del transporte de ella, ¿no es verdad?
R: Me he perdido, ¿puede repetirme la pregunta?
P: ¡Ya! Usted testificó que si a los padres no les es posible acompañar a sus hijos a las actividades que realizan los testigos de Jehová,  a veces eso haría que acordasen con un miembro de la congregación se encargarse del transporte de su hijo, ¿no?
R: A veces, es correcto.
P: Si nos retrotraemos a la década de los años noventa (siglo XX), ¿usted sabía que algunos padres hacían arreglos para otros miembros de la congregación se ocuparan del transporte de su hijos a las actividades que realizan los testigos de Jehová?
R: Eso puede ser verdad.
P: (Con referencia a esto) ¿Utilizó usted la palabra "indudablemente" en su declaración?
R: Probablemente.  Acostumbro a hacer esto de vez en cuando, sí.
P: ¿Se reitera usted en esa palabra?
R: ¿"Indudablemente"?  En raras ocasiones, seguro.
P: ¿Recuerda usted a Jonathan Kendrick?
R: Sí, le recuerdo.
P: ¿Cómo se encontró con él por primera vez?
R: Él se presentó en el Salón del Reino.
P: ¿Vino sólo?
R: No recuerdo si en aquella ocasión vino sólo o no.  Asumo que se presentó sólo.
P: ¿Le cayó bien?
R: Él fue un compañero simpático, sí.
P: ¿Cómo nos lo describiría  --su personalidad--?
R: Bien, él era, como usted lo ha descrito: un trabajador de la siderurgia, algo tosco.  Aparentaba ser tosco y se le veía tosco.
P: ¿Era corpulento?
R: Sí.
P: ¿Es acertado decir que él, en poco tiempo, llegó a ser muy popular en la congregación?
R: Bien, nos gusta cuando alguien viene y hace cambios en su personalidad.
P: ¿Llegó él a estar activo en la congregación?
R: Él estaba activo en la congregación, es verdad.
P: ¿Al poco tiempo de bautizarse, usted lo recomendó como siervo ministerial ante la Watchtower de Nueva York?
R: Él estaba progresando bien, sí.
P: Ahora, hemos escuchado hablar del siervo ministerial.  ¿Según nos dijo el Sr. Schnack, un siervo ministerial es una persona que ayuda en las tareas: en el aparcamiento, pasando los micrófonos y dispensando los libros y publicaciones?
R: Cierto.  Esa sería su tarea.
P: No es un cargo religioso.
R: Como se ha mencionado antes, es más un cargo de asistente (ayudante).
P: ¿Cuáles eran las ocupaciones del Sr. Kendrick como siervo ministerial?
R: Dispensaba la literatura a los amigos y llevaba una contabilidad de esta tarea.
P: ¿Hizo un buen trabajo con esta tarea?
R: Él hizo un trabajo adecuado, un buen trabajo, seguro.
P: Si un siervo ministerial no atendiera bien su tarea de dispensar los libros (entre los miembros), por ejemplo; o fuese irregular en su asistencia a las reuniones, o tuviese otros inconvenientes  --sea en su personalidad o de otra naturaleza--, ¿podría ser estas motivo para cesarle en el cargo?
R: Lo cesarían en el cargo.
P: ¿Así que el que a alguien se le cese como siervo ministerial, esto no puede servir para deducir (el resto de la congregación) que lo ha sido por abusar sexualmente de un niño?
R: Bien, usted tiene que comprender que ellos han sido entrenados para eso y si hubiese alguna razón por la que no puede cumplir con su tarea, esto llegaría a nuestros oídos.  ¿Por qué no ha recibido el entrenamiento adecuado para cumplir con la tarea encargada?  En este caso, nosotros le daríamos el entrenamiento que necesitara.  Incluso en el supuesto de que él no pueda asistir a las reuniones, la persona conoce a otros amigos que sí asistirán, y puede buscar alguien que le ayude en este menester.  Pero si ninguno de los dos pudiera estar presente, la persona tendría que hacer las gestiones necesarias y tratar de estar presente.
P: Volviendo a mi pregunta; el hecho de que a una persona se le cese en el cargo de siervo ministerial puede deberse a muchas, muchas razones.  ¿Es correcto esto?
R: Sí.
P: Y el que a la persona se le cese como siervo ministerial, no hace suponer a los demás que lo ha sido por cometer abusos sexuales, ¿es así?
R: El cese no tendría que estar limitado a esa causa, no.
P: ¿El Sr. Kendrick, fue alguna vez amonestado por vocinglero o conducta escandalosa?
R: No.
P: Ahora, regresando a noviembre de 1993, ¿recuerda usted que Evelyn Kendrick se dirigió a usted para hablar sobre un asunto que afectaba a (su marido) Jonathan?
R: Sí.  Estuve en esa reunión.  Realmente, ellos contactaron con Michael Clarke y entonces él y yo fuimos al domicilio de la pareja.
P: ¿No recibió usted primero una llamada telefónica de Evelyn Kendrick?
R: No, que yo sepa.  Pienso que fue Mike Clarke quien recibió esa llamada telefónica.
P: ¿Se relacionaba usted con Evelyn Kendrick?
R: Sí.
P: ¿Cómo describiría usted esa relación?
R: ¿Cómo la de un pastor con una oveja?
P: ¿Y podía ella aspirar a ser candidata para ejercer el cargo de siervo ministerial o de anciano?
R: A las mujeres no se les permite que puedan ser siervos ministeriales ni ancianos.
P: Usted y su familia, ¿se relacionaron socialmente  --de alguna manera--  con el Sr. y la Sra. Kendrick?
R: Bien, nosotros estamos tan ocupados que  --si exceptuamos algunas comidas--  la mayor parte de nuestra relación social tiene lugar en el Salón del Reino.  Nosotros tuvimos otro tipo de encuentros sociales, ocasionalmente, con otros miembros  --no necesariamente con ellos--  y con otros miembros de la congregación.
P: Aproximadamente, ¿cuántas familias componen esa congregación?
R: Bien, si pensamos que el conjunto lo componen de cien a ciento veinte personas; probablemente entre 50 o 60 familias, eso pienso.
P: ¿Algunos de las familias tienen niños?
R: Antes estaba pensando en las familias.  La mayoría de ellas con hijos, por supuesto.
P: ¿Creo que en aquel tiempo ustedes eran cuatro de familia?
A: Cuatro hijos.  Correcto.
P: Sí.
R: Conmigo y mi esposa, seríamos un total de seis.
P: ¿Algunas de estas familias serían tan grandes como la suya, o con dos o tres hijos?
R: Sí.
P: ¿Estaría acertado al decir que en aquel tiempo había en la congregación una docena de familias, más o menos?
R: No soy muy bueno con las matemáticas, pero parece razonable.
P: ¿Y usted se relacionaba socialmente, no sólo con los Kendrick, sino con otra muchas familias también?
R: Correcto.
P: ¿Y podríamos decir lo mismo de los otros ancianos?
R: Sería verdad.
P: ¿Es parte de su responsabilidad como anciano el familiarizarse con las familias (de la congregación) y aprender cómo son ellos como personas?
R: Cierto.  Eso lo hacemos normalmente en nuestras visitas de pastoreo.
P: ¿Eso significa que usted acude a su domicilios particulares?
R: Correcto.
P: ¿Así, usted ha estado en el domicilio de los Kendrick?
R: Sí.
P: ¿Entonces usted ha estado en el domicilio de Conti (hija de los Kendrick)?
R: Esto..., sí.
P: ¿Y es verdad que entre ellas  --basándose en su propia experiencia--,  las familias se relacionan socialmente unas con otras hasta cierto grado de la manera que usted a descrito antes?
R: Sí.
P: ¿Aún si un anciano no está presente?
R: Eso es verdad.
P: ¿Recuerda que el Sr. Kendrick tenía una cabina de pintura en su garaje?
R: Cuando usted menciona esto, un vago recuerdo me viene a la memoria.  Pero no soy un buen pintor.  No participé cuando pintaron el vehículo de la Sra. Crawford.
P: ¿Pero usted recuerda que se pintó?
R: Recuerdo que se hizo.  Lo que no recuerdo es el lugar donde se pintó.
P: Ahora, cuando usted se reunió con la familia, Evelyn Kendrick estaba allí.  ¿Correcto?
R: Correcto.
P: ¿Estaba Andrea allí?
R: Correcto.
P: ¿Usted recuerda si ella estuvo presente durante todo el tiempo que duró esta reunión, o sólo en parte?
R: Según recuerdo, yo diría que estuvo el tiempo que duró toda la reunión.  Ellos nos esperaban, estoy seguro, afortunadamente, ella estuvo allí todo el tiempo.
P: ¿Estaba allí Jonathan Kendrick?
R: Sí.
P: ¿Usted junto con el anciano Clarke?
R: Sí.
P: Previamente a esta reunión, ¿había hablado usted con Jonathan Kendrick sobre lo que se iba a tratar en esa reunión?
R: Michael me dijo, me informó sobre lo que se iba a tratar, antes de asistir a dicha reunión.
P: (Previamente a esa reunión), ¿habló usted con Jonathan Kendrick o no?
R: Michael fue quien habló con Jonathan sobre ese asunto.
P: Según entendió usted, cuando se dirigió a esa reunión, ¿cuál era el asunto a tratar?
R: El abuso que sufrió Andrea.  Se había abusado sexualmente de Andrea.
P: En esta reunión, ¿qué dijo Jonathan Kendrick que la había hecho a Andrea?
R: Él dijo que la casa estaba a oscuras.  Ella estaba acostada en el sofá.  Él entraba (en la estancia) y le tocó el pecho a ella, utilizando él la palabra "sin intención".  Pero la acción fue más deliberada de lo que mencionó.
P: ¿Y cómo pudo usted llegar a la conclusión de que la acción era más intencionada de la que él mencionaba?
R: Bien, hacía cuatro meses que habían transcurrido los hechos.  Él ahora nos decía que le molestaba su conciencia.  Si usted levanta su mano e inadvertidamente le toca el pecho a una mujer, usted le diría: "Perdón.  Lo siento". No creo que cuatro meses más tarde esté usted preocupado por eso; ni diría: "¡Ay!, este asunto me impide dormir, porque he tocado sin quererlo el pecho a una mujer".
P: Ahora echaremos un vistazo al informe.  Usted recuerda que se escribió un informe sobre este suceso, ¿correcto? 

 ¿Podemos visualizar el documento número 9?

 Ahora, ¿puede usted visualizar que su nombre figura en el documento, Sr. Abrahamson?

R: No lo puedo ver bien.
P: (Dirigiéndose al juez)  Señoría, el documento número 9 está considerado como una prueba, creo yo.

EL TRIBUNAL: Las partes han llegado a un acuerdo para que el documento número 9 sea considerado como una prueba.

P: Ahora, esta es una carta que usted mismo y el Sr. Clarke enviaron a la Watchtower de Nueva York el 15 de noviembre de 1993.  ¿Correcto?
R: Sí.
P: ¿Y esta carta se envió después de la reunión que ustedes habían mantenido en el domicilio de la familia Kendrick?
R: Correcto.
P: ¿Y usted reconoce que el asunto que trata tiene que ver con un caso de abuso sexual a un menor?
R: Sí.
P: ¿Por qué informó de esto a la Watchtower de Nueva York?
R: Para recibir las directrices oportunas.
P: Y en todas las tareas que realiza como anciano y que envuelven cuestiones de esta naturaleza, usted solicita instrucciones y directrices de la Watchtower de Nueva York.  ¿Correcto?
R: Muchísimas de estas cuestiones tienen implicaciones legales, se nos anima siempre a que telefoneemos al Departamento de Asuntos Legales (de la confesión religiosa), porque nosotros no podemos conocer todas las leyes. Y las leyes cambian de un Estado a otro, pero nuestro Departamento de Asuntos Legales puede ayudarnos en esto.
P: Usted ha utilizado la palabra "anima", pero realmente se les exige que telefoneen a Nueva York.
R: Usted puede decirlo de esa manera.  Sí.
P: Lo he dicho de esa manera. ¿Concuerda conmigo?
R: Concuerdo con la manera en la que usted lo ha dicho.
P: ¿Está de acuerdo con que se les exige a que telefoneen a Nueva York?
R: Sí.
P: Ahora, vamos a por la confesión a la que usted hace referencia en el siguiente párrafo: "Nos reunimos el 11 de noviembre con Jonathan Kendrick, siervo ministerial, quien confesó haber abusado sexualmente de su hijastra de quince años".  ¿Esto sucedió durante la reunión con Andrea y Evelyn, donde también estaban presentes usted mismo y el anciano Clarke?
R: Me refería a esa ocasión.  Correcto.
P: Y en la misma también se dice: "Él confesó haber manoseado los pechos de su hijastra mientras ella estaba dormida.  Ella se despertó, etcétera y etcétera".  En esta carta usted no escribió la palabra (que antes mencionó): "inadvertidamente".  ¿Es esto verdad?
R: Mike se ocupó de escribir la carta.  Y, en los recuerdos que tengo de esa carta, no sé si esa palabra que utilicé aparece o no.
P: Usted firmó esa carta.  Si echamos un vistazo a la página dos de esa carta, se observa su firma.

     Sr. McCabe (abogado de la confesión religiosa): ¡Protesto, Señoría!; el documento se explica por sí mismo.
     El Tribunal: Permitamos que el testigo eche un vistazo al documento.

P: ¿Repasó usted la carta antes de ser enviada?
R: No recuerdo haberla repasado, pero seguro que lo hice.
P: De modo que, su recuerdo consiste en que el Sr. Kendrick empleó la palabra "inadvertidamente"?  El informe escrito (la carta) no menciona ese término.  ¿Tiene usted un recuerdo específico cuando se ha sentado aquí hoy, después de muchos años transcurridos, que el Sr. Kendrick dijo que le había tocado el pecho "inadvertidamente"?
R: Sí.  Es la impresión que me queda de esa reunión después de muchos años.
P: ¿Si su recuerdo de eso, es ese, basado en un recuerdo específico, de que fue eso lo que le dijo él a usted?
R: Sí.
P: ¿Después de todo este tiempo, usted recuerda que él le dijo que le tocó "inadvertidamente"?
R: Eso es lo que yo recuerdo.
P: ¿Usted sabía que él le había mentido sobre esto?
R: El no dijo toda la verdad.  Esto es la verdad.
P: ¿Es esa otra palabra sustituta de "mentir"?
R: Probablemente lo es.
P: Leo lo siguiente (en la carta que usted firmó): "Puesto que el hermano Kendrick se veía apenado y la familia estaba dispuesta a olvidar el abuso, él no había informado del suceso a los ancianos de la congregación".  ¿Piensa usted que él estaba mintiendo?
R: Esto  --creo que esa fue la manera en la que Mike me la explicó.  Él se sentía así.
P: ¿Le recuerda diciendo algo así en la presencia de usted?
R: No creo que esto sucediera, porque él se había confesado con Mike.
P: Para concretar más mi pregunta, y pidiéndole disculpas por si no he sido lo suficiente explícito, ¿cree usted que él mintió cuando dijo estar apenado por lo sucedido?
R: Yo le creí cuando dijo sentirse apenado.
P: La carta continúa diciendo: "Él dice que su conciencia continúa atormentándolo".  Creo recordar que usted ya nos ha dicho antes que no creía eso.
R: Bien, parecía haber diferencias con  lo que las circunstancias indicaban.  Parecía que había algo más envuelto.
P: ¿Así usted sabía que esa era otra mentira?
R: Él no estaba diciendo toda la verdad.  Correcto.
P: ¿Podríamos llamarle a esto una mentira?
R: Usted podría. Usted podría llamar a eso no ser veraz e intentar protegerse a sí mismo.
P: Muy bien.  Muchas gracias.  ¿Informó usted a la Watchtower de Nueva York que el Sr. Kendrick no estaba siendo sincero con usted?
R: No abordamos ese tema, no.
P: ¿Por qué no?
R: Bien, nosotros pensamos que probablemente no valía la pena, tuvimos la idea de que no era algo necesario en aquella ocasión.
P: ¿Recuerda usted específicamente, por qué no informó a la Watchtower de Nueva York que el Sr. Kendrick no estaba siendo sincero con usted?
R: No.
P: ¿Sintió usted algún grado de lástima por su amigo, el Sr. Kendrick?
R: No. Si él es un pederasta, debe cargar con eso, sin ninguna duda.
P: ¿Qué le dijo Andrea a usted que había sucedido?
R: Andrea concordó con lo que dijo Jonathan  --creo que animamos a Andrea a estar presente en la reunión, pero ella no contradijo nada de lo que hablaron entre sí: Evelyn, Jonathan y Andrea.  Ellos estaban de acuerdo. 
P: ¿Recuerda algo de lo que dijo Andrea?
R: No recuerdo nada específico que ella mencionara.
P: ¿Pero su recuerdo general, es que Andrea concordó con todo lo dicho por el Sr. Kendrick?
R: Sí.  Si hubiese habido algo fuera de lo ordinario, yo recordaría que ella hubiera dicho: "¡Un momento! Así no es como ha ocurrido".
P: ¿Era Andrea una chica callada?
R: Probablemente, para mí lo era.
P: ¿No es verdad que Andrea le dijo a usted que el Sr. Kendrick le había administrado el medicamente Vicodin esa noche?
R: No.  Eso nunca se mencionó en la reunión que mantuvimos con la familia.
P: ¿No es verdad que ella le dijo a usted que el abuso se había cometido en la cama de ella y no en el sofá?
R: No, eso no sucedió.
P: ¿No es verdad que ella dijo que Jonathan Kendrick estaba mirando la televisión junto a ella?
R: Eso nunca se mencionó.
P: ¿No es verdad que Andrea le dijo a usted en esa reunión, y también al anciano Clarke, que Jonathan Kendrick le había tocado el pecho por debajo del sujetador, piel con piel?
R: Él no dijo eso.
P: ¿Lo dijo ella?
R: Ella no dijo eso.
P: ¿No es verdad que ella mencionó que él había metido la mano debajo de su braga?
R: No.  Eso nunca se dijo.
P: ¿Que es lo que dijo Evelyn en esa reunión?
R: Ella corroboró el relato.  Nosotros no percibimos ninguna contradicción al relato expresado por Andrea.
P: ¿No es verdad que Evelyn le dijo a usted que al poco de sufrir el abuso Andrea, salió del baño llorando y le mencionó a su madre lo que le había pasado?
R: No recuerdo que se mencionase eso en la reunión.  Creo que Evelyn estaba durmiendo, es la impresión que yo tengo, no sé cuándo ella se enteró del suceso.  Puede que ella (la hija) fuese y despertase a su madre.
P: ¿Estuvo Evelyn en desacuerdo con algo que dijera Jonathan Kendrick?
R: No lo recuerdo.
P: ¿No sentía usted que era importante saber la verdad de lo que había pasado?
R: Sí.
P: ¿Habló usted con Andrea, sin la presencia de Jonathan Kendrick?
R: No, no lo hicimos.
P: ¿Habló usted con Evelyn, sin la presencia de Jonathan Kendrick?
R: No, no lo hicimos.
P: Ahora, como ya se ha escuchado en esta sala, ustedes habían recibido  --en el transcurso de los años--  bastante información en la revistas ¡Despertad! y La Atalaya sobre el tema del abuso sexual a niños. ¿Correcto?
R: Sí.
P: Ahora, si pudiéramos mirar el documento número 17.  Antes de que se exhiba (en la sala). ¿El documento número 17 está considerado una prueba por las partes, de la ¡Depertad! del 22 de enero de 1985?  ¿Hay alguna objeción?

     Sr. Schnack (abogado de la confesión religiosa): No.
     Sr. Simon: Que se exhiba.
     El tribunal: Sr. Simon, ¿es para identificarlo solamente?
     Sr. Simon: Es para algo más, pero si existe alguna objeción, tendré que establecer los fundamentos de la prueba.
     Sr. McCabe (abogado de la confesión religiosa): No hay objeción, señoría.
     Sr. Simon: ¿Se admite como prueba?
     Sr. McCabe: Se puede admitir.
     El tribunal: El documento número 17 se incluye como prueba admitida por las partes.

P:  Durante el tiempo que usted ha ejercido el cargo de anciano, ¿ha leído usted cada ejemplar de la revista ¡Despertad!?
R: Lo he intentado.
P: Forma parte de sus obligaciones como anciano, ¿no es cierto?
R: Sí.
P: Como parte de sus estudios bíblicos semanales, usted estudia la revista ¡Despertad! y sus artículos, ¿no es así?
R: Leo los artículos, sí.
P: Así usted está familiarizado con ese ejemplar de ¡Despertad! del año 1985.  ¿Correcto?
R: Correcto.
P: Si miramos la página 4.  ¿Tiene usted la página 4?
R: Sí.
P: Si nos dirigimos a la mitad de la página, leemos: "Sue fue víctima de un hombre que dirigía cierto grupo en una iglesia. Él dirigía un club de jóvenes, y todo el mundo concordaba en que él era una persona agradable. Pero abusó sexualmente de Sue y otras jóvenes".  Usted sabía, en el año 1993, cuando fue al domicilio de los Kendrick, que hay personas en las confesiones religiosas que utilizan a estas como el vehículo para tener acceso a los niños de los que posteriormente abusarán sexualmente.
R: Sí.
P: ¿Por triste que pueda ser, es un hecho de la vida, que usted conocía antes la reunión en el domicilio de los Kendrick?
R: Sí.
P: ¿Y usted sabía que éstos individuos pueden ser muy agradables, como lo era el Sr. Kendrick?
R: Sí.
P: Y usted sabía esto...  Vamos a echar un vistazo a la página 5 de la misma revista.  En la parte superior de esta página, en la primera columna, usted sabía que, en muchos casos, los niños sufren los abusos por parte de gente que les es conocida y de su confianza.  ¿Correcto?
R: Eso es lo muestra el resultado de ese estudio, sí.
P: Y usted conocía desde el año 1985  --y desde entonces hasta el presente--  que proteger a los niños es una tarea difícil.
R: Sí.
P: Y usted también sabía que los abusos pueden disfrazarse como si de un juego se tratase o excusarse diciendo que el pederasta es una persona muy cariñosa.  ¿Correcto?
R: Correcto.
P: ¿Fue Jonathan Kendrick juguetón o cariñoso con otros niños en la congregación?
R: No. Por lo menos yo no me percaté.
P: ¿Usted nunca observó eso?
R: Correcto.
P: Después de la reunión en el domicilio de Conti, ¿trató usted de fijarse en eso con más atención?
R: Sí.
P: ¿Pero usted no logró ver nada?
R: Correcto.
P: Ahora, echaremos un vistazo a la página 8 de la revista.  En el recuadro que dice: "Si ocurriera lo peor".  Usted sabía desde 1985, lo siguiente: "Primero, el niño o la niña en cuestión —y otros niños también— tiene que recibir protección de cualquier otro incidente abusivo. Esto tiene que hacerse, cueste lo que cueste".  Usted estaba al tanto de esta información.
R: Sí.
P: ¿Qué medidas tomó para que Andrea no sufriese más abusos?
R: Nosotros cesamos en el cargo de siervo ministerial a Jonathan Kendrick.  Y en la reunión que mantuvimos en el domicilio familiar, tratamos de consolar a Andrea y hacerle entender que ella simplemente era la víctima.  No era culpa suya.  Ella no era la causa.  Nos sentimos muy mal de que ella hubiese sido una víctima de abusos sexuales.
P: ¿Puesto que esta abuso se había cometido en el domicilio de un miembro de la congregación por un miembro de esta (por un familiar creyente en su propio domicilio), ¿cómo podía suministrar protección para no sufrir más abusos Andrea el que a su padrastro le cesasen en el cargo de siervo ministerial?
R: Bien, nosotros teníamos la esperanza que nuestra reunión proporcionase más protección a Andrea.
P: ¿Dio usted algún consejo a Evelyn Kendrick sobre cómo proporcionar seguridad a Andrea en el futuro?
R: No puedo...  Es difícil recordar todo lo que sucedió allí.  Pero asumiría que le dije a ella que lo importante era establecer un conjunto de normas en su casa, normas de conducta, y que sería inapropiado el que Jonathan estuviese a solas con Andrea en su habitación.  Pero no puedo recordar que dijese esto.  Anhelo haberlo dicho.
P: En esa reunión, ¿le dijo a usted Evelyn Kendrick que era suya la culpa por lo sucedido?
R: No.
P: ¿Le dijo usted a ella que, parte de la culpa por lo sucedido, la tenía ella?
R: No.
P: Vamos a mirar la revista ¡Despertad! del 8 de octubre de 1993, (es el documento número 37 admitido como prueba.  Consulta con abogados de la parte contraria y el tribunal, aceptándose el documento como prueba).

P: Este ejemplar de ¡Despertad!, está fechado el 8 de octubre de 1993.  ¿Correcto?
R: Correcto.
P: ¿Usted lo habría recibido y repasado?
R: Sí.
P: ¿Y estudiado?
R: Sí.
P: ¿Y usted trataría de aplicar lo que se enseñaba en este artículo?
R: Correcto.
P: ¿Este artículo se publicó sólo un mes antes de la reunión que mantuvieron en el domicilio de los Kendrick?
R: Correcto.
P: Si echamos un vistazo a la página 4 (página 5 en su edición es español), en el segundo párrafo, dice: "Lo trágico es que muchas veces la sociedad adulta colabora inconscientemente con los que abusan de los niños. ¿Cómo? Al negarse a abrir los ojos a este peligro, al fomentar la actitud de que debe mantenerse en secreto y al creer mitos que están muy difundidos".   Usted conocía esta declaración, ¿verdad?
R: Sí.
P: ¿Y advirtió usted a alguien en la congregación, a los padres de la congregación que tienen la obligación de proteger a sus hijos, que Jonathan Kendrick había abusado sexualmente de una niña?
R: No había necesidad.  Si nosotros, observando a Jonathan Kendrick, lo hubiésemos visto a solas con un niño, o cerca de un niño, hubiésemos informado a sus padres.
P: Bien, ustedes no vieron nada sobre los abusos de Jonathan Kendrick a Andrea, ¿correcto?
R: Sí.
P: Y ustedes saben por lo publicado en estas revistas, que los pederastas actúan en secreto.  ¿Correcto?
R: Correcto.
P: Y usted sabía que normalmente no hay testigos oculares de un abuso sexual a un niño.  ¿Correcto?
R: Correcto.
P: Y usted tenía conocimiento que Jonathan Kendrick continuaba siendo un miembro activo de la congregación.  ¿Cierto?
R: Él fue cesado del cargo de siervo ministerial.
P: ¿Pero él continuó siendo un miembro respetable en la congregación?
R: Después del cese, se le aplicaron algunas restricciones.
P: ¿Era él un miembro respetable?
R: No, no en ese tiempo.
P: ¿Sabía la congregación que a él se le estaban aplicando ciertas restricciones?
R: Probablemente lo sabrían, al observar que él no comentaba en las reuniones.  Probablemente se percatarían.
P: ¿Sabían los miembros de la congregación que él podía suponer una amenaza a los niños, por sus abusos sexuales?
R: Nosotros no vimos que él pudiese ser una amenaza para los niños.
P: Usted, por lo tanto, mantuvo una actitud de secretismo con respecto al abuso sexual sufrido por Andrea.

    Sr. McCabe: ¡Protesto, Señoría! La declaración es discutible.
    El tribunal: Denegada.
    El testigo (Sr. Abrahamson): Bien, usted está intentando usar la expresión de "secretismo", como si nosotros fuésemos una sociedad secreta, pero somos los que hemos publicado esto.  Y...  Se me ha ido de la cabeza.  Además... ¿Podría usted repetir lo último que ha dicho?  Me he perdido.

P: Permítame que me retracte.  Leeremos la última oración del párrafo en cuestión: " La ignorancia, la información errónea y el silencio protegen a los agresores, no a las víctimas".  Usted tenía conocimiento de esta declaración.  ¿Correcto?
R: Sí.
P: Ahora, hemos escuchado que los padres son los principales responsables de cuidar de sus hijos en los testigos de Jehová.  ¿Correcto?
R: Sí.
P: Y, para cumplir con esa tarea, ellos necesitan conocer los riesgos a los que se están enfrentado sus hijos.  ¿Correcto?
R: Correcto.
P: Pero ellos desconocían que uno de los riesgos que estaban corriendo sus hijos, era que Jonathan Kendrick ya había abusado de uno de ellos, ¿no?
R:
Ellos también conocían las revistas a las que hacemos referencia, y también deberían haberlas estudiado y haber estado al tanto del peligro.  Y si ellos no vieron ningún peligro en la congregación, esto les debía haber alertado.
P: Bien, nosotros sabemos cómo actúan los pederastas  --y teníamos conocimiento del artículo publicado en la revista ¡Despertad! en el año 1993 donde dice que los pederastas intentan no dar pistas--.  Ellos actúan en secreto.  ¿Sabemos eso?
R: Sí.
P: La mejor manera de permitir que los padres puedan proteger a sus hijos, es señalares los individuos que ya han abusado sexualmente de niños.  ¿Concuerda usted con esto?
R: ¿Cómo se pueden identificar las características de los individuos?  Si usted observa a un individuo, y él muestra unas características determinadas, usted sospechará de él, y no permitirá que su hijo vaya con él.  Si usted tiene una sospecha, usted está bajo la obligación de no permitir que su hijo vaya con él.
P: Bien, ¿en la última revista ¡Despertad! que hemos mencionado, una de las características de los pederastas es que son personas agradables, y líderes religiosos bien considerados?
R: Eso es verdad. Ha sucedido.
P: ¿No hubiese sido de muchísima más ayuda para los padres en la congregación saber que tenían que vigilar a Jonathan Kendrick para proteger a sus hijos, ya que había abusado sexualmente de una niña?
R: Yo pienso que esa información (la de la revista ¡Despertad!) le daba buenas directrices a ellos para escogieran cómo podían manejar esas situaciones, y si ellos estaban dispuestos a confiar sus hijos a terceras personas.  Ellos podían hacer una llamada telefónica en cuanto al asunto.
P: Vamos a echar un vistazo a la próxima parte de la página 4: Abusados sexualmente, donde se dice: "Por ejemplo, la Conferencia Episcopal Católica de Canadá recientemente llegó a la conclusión de que una 'conspiración general de silencio' fue la causa de que durante décadas se produjeran graves casos de abusos de menores entre el clero católico".  Y usted tenía conocimiento de esto desde octubre de 1993.  ¿Es correcto?
R: Correcto.
P: Eso es todo en cuanto a este documento que hemos exhibido.  Gracias.  ¿Sabía usted en el año 1993 que el abuso sexual de un niño era un delito?
R: Sí.
P: ¿Y usted sabía --creo que se ha dicho anteriormente que usted se lo ofreció a la familia Kendrick: Evelyn y Andrea--  que ellos podían denunciar los hechos a la policía si ellos lo deseaban? ¿Correcto?
R: Correcto.
P: ¿Les animó usted a que ellos denunciaran los hechos a la policía?  
R: Nosotros, ni les animamos; ni les desanimamos.  Era una decisión de ellos.
P: ¿Si la policía se hubiese puesto en contacto con usted respecto a lo que había admitido Jonathan Kendrick en esa reunión, se lo hubiese contado a la policía?
R: Primero hubiese telefoneado al Departamento de Asuntos Legales de nuestra confesión religiosa.
P: Ahora, Sr. Abrahamson, para ser justos con usted: toda la instrucción, entrenamiento y educación que ha recibido sobre cómo manejar un caso de pederastia cuando se da un su congregación, usted lo ha recibido de la Watchtower de Nueva York?
R: Correcto.
P: ¿Es verdad que este caso de abuso sexual a un menor, no fue el primero con el que usted tuvo que lidiar?
R: Creo que hubo otro caso que fue el primero.
P:  Muy bien.  ¿Me permite que vea su declaración (anterior) en la página 130, renglones del 3 al 7?
    
     Sr. McCabe: Su Señoría, ¿nos concede un minuto antes de que se muestre esa página?
     El Tribunal: Por supuesto.
     Sr. McCabe: ¿A qué línea se refiere, abogado?
     Sr. Simon: De la línea 3 a la 7.
     Sr. McCabe: ¿De la página 130?
     Sr. Simon: Sí.  La página 130.  ¿Estoy en la pagina correcta? La que habla de: Abuso sexual.
     Sr. McCabe: No me parece que la tenga.  Abuso sexual.
                                             
                            Señoría, voy a protestar.  ¿Puedo acercarme a su mesa?

     El tribunal: Puede usted.
   
     (Discusión en la mesa del tribunal)
     (Con lo cual, el vídeo se pone a funcionar)

P: Muy bien.  ¿Han existido otras investigaciones en las que usted haya participado, en los años que usted ha ejercido el cargo de anciano, que envolvieran alegaciones de abusos sexuales a niños?
R: Sí.

    (Con lo cual, se para el vídeo)

P: Después de esta reunión en el domicilio de los Kendrick, ¿continuó Jonathan Kendrick participando en el servicio del campo (predicar por el vecindario)?
R: Sí, él lo hizo.
P: ¿Y él fue en compañía de otros miembros de la congregación en el servicio del campo?
R: Sí.
P: ¿Y en esas ocasiones en las que él iba acompañado, alguna vez fue algún niño?
R: No.
P: ¿Nunca?
R: Nunca.
P: ¿Entre los testigos de Jehová de la congregación, se continuó llamándole "hermano" a Jonathan Kendrick?
R: Sí.
P: Y desde luego, él continuó asistiendo a las reuniones en el Salón del Reino, ¿no?
R: Sí.
P: Sr. Abrahamson, hablaremos un poquito más de la familia Conti.  ¿Usted estaba al tanto de los problemas que tenía el matrimonio?
R: Sí.
P: Y, de hecho, Kathleen había dejado  -casi por completo--  de asistir a las actividades (de la congregación) desde hacía un año más o menos, o después que se casó.  ¿Correcto?
R:
P: Y usted sabía que ella estaba padeciendo graves trastornos mentales, ¿correcto?
R: Correcto.
P: ¿Había observado usted mismo, lo que podríamos calificar de cierta actividad estrambótica por parte de ella?
R:Sí.
P: ¿Cómo podría describirnos lo que usted observó?
R: Lo que observé fue que no asistía a las reuniones.
P: ¿Lo que usted observó en ella, sus actividades y acciones, lo que le escuchó decir, o cualquier cosa observada en ella que le pudiera hacer presentir que ella era una persona que padecía trastornos mentales?
R: No puedo decir nada específico.  No.
P: ¿Tuvo usted una impresión general de que la conducta de ella  --lo diré con un término sencillo--  era como la de una persona que está ida?
R: Bien, por lo que ha indicado Candace en su testimonio, ella estaba atravesando una época difícl, y aparentemente no estaba siendo una buena madre.
P: ¿Qué observó usted en este sentido?
R: Básicamente, lo que yo pude observar en ellos era cuando se personaban en el Salón del Reino.  Ella puede que llorara a veces y algún episodio de trastorno emocional, y quizás abandonaba el Salón del Reino.  No puedo asegurar con total certeza que recuerdo esto, pero de suceder, fue así.  Eso sucedió.
P: ¿Así, sería justo decir que después de muchos años  --17 años más tarde--  usted no tiene recuerdos de que la madre de Candace Conti no estaba en condiciones de cuidar de su hija?
R: No es tan grave, pero ella padecía un trastorno que le impedía cuidar de su hija.
P: ¿Pero usted tenía constancia de que ella había dejado de asistir a las reuniones?
R: Sí.
P: ¿Esto sucedió durante un año, poco más o menos, antes de que el matrimonio se divorciase?
R: Sí.
P: ¿Así, usted sabía que la madre de Candace Conti había dejado de asistir a las reuniones, pero no sólo a las reuniones, sino también al servicio del campo (predicación)?
R: Sí.
P: ¿Y a los grupos de estudio de la Biblia?
R: Si.
P: ¿Y a los domicilios de los creyentes donde se celebraban reuniones?
R: Cierto.
P: Y a los eventos sociales, ¿correcto?
R: Sí.  Ella, aparentemente no quería ser más testigo de Jehová.
P: ¿Y, usted sabía que ella no estaba en condiciones ni capacitada para proteger a su hija de abusos sexuales de un individuo como Jonathan Kendrick?
   
        Sr. McCabe: ¡Protesto, Señoría!  Está pidiéndole una conclusión.  Es una especulación.
        El tribunal: Ha lugar (se acepta la objeción).

P: Ahora, Neal Conti continúa asistiendo a los eventos de los testigos de Jehová, a sus reuniones y a distribuir sus productos editoriales.  ¿Correcto?
R: Sí.
P: ¿Usted recuerda si hubo ocasiones en las que no pudo hacer esto, porque tuvo que quedarse en casa cuidando de su esposa Kathy?
R: Eso probablemente sucedió.  Puede que yo no me enterase de la razón por la cual él se estaba perdiendo las reuniones.  Pero de que se las perdía, de eso estoy seguro.
P: Y en esas ocasiones, ¿Candace tendría que ir por ella misma (sin la compañía de sus padres)?
R: No recuerdo eso.
P: ¿Prestó usted una atención especial a Candace Conti como una niña de la congregación en riesgo de que un sujeto como Jonathan Kendrick pudiera aprovecharse de la situación?
R: Yo nunca la vi de esa manera, yo la recuerdo como una niña feliz y divertida.
  
     Sr. Simon: Nada más, Señoría.  Gracias.

Fin de la traducción apóstata. Le agradecemos a nuestro queridísimo Topo Ajalvireño, el tremendo esfuerzo por traducir este largo interrogatorio a nuestro hermano y anciano Gary Abrahamson.  Creo que la entrevista habla por sí misma y no precisa de ningún comentario adicional.  Han quedado retratados, tanto él como los dirigentes de nuestra confesión religiosa, y el interés que tienen en proteger a la infancia de éstos depredadores sexuales que son los pederastas.

Ahora, esperamos que agentes Watch, como Testigo Humano, o el portavoz oficial de la confesión religiosa en España, nos aclare cuál es la política de la entidad religiosa en España, cuando un caso de pederastia se da en nuestras congregaciones.  Nosotros ya lo sabemos..., ¡y denunciamos!  Lo que hace falta es que se expliquen ante la opinión pública.

La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.  Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y las opacidades diversas en el nombre de Dios?

http://www.jehovahswitnessblog.com/jw-lawsuits/gary-abrahamson/