domingo, 30 de septiembre de 2012

La pederastia y las confesiones religiosas

Los madamases: Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová

http://www.rochford-today.co.uk/news.cfm?id=33673&headline=Judge%20critical%20of%20church%20in%20handling%20child%20abuse%20claims
http://www.jehovahs-witness.net/watchtower/child-abuse/238156/1/JW-molester-Barry-Snow-UK-not-reported-by-elders-molested-again-court-statement

Estimados camaradas víctimas de las políticas del Cuerpo Gobernante:

Una noticia publicada en un periódico digital británico, ha puesto de nuevo el dedo en la llaga: los testigos de Jehová y su política o protocolo en los casos de pederastia que se dan en sus comunidades locales.  El pasado 27 de septiembre de 2012, Yellow Advertiser, se hacía eco de la siguiente noticia:

UN JUEZ CRITICA LA POLÍTICA DE UNA CONFESIÓN RELIGIOSA ANTE LOS CASOS DE PEDERASTIA

UN HOMBRE REINCIDE Y ABUSA DE OTRO NIÑO DESPUÉS DE HABER SIDO INFORMADOS LOS ANCIANOS (PASTORES RELIGIOSOS)

Una exclusiva por Charles Thomson

Un juez critica a una confesión religiosa cristiana por su política ante los casos de pederastia durante los años setenta (del siglo pasado).  La vista de un caso en el juzgado de lo penal de la localidad de Basildon la semana pasada reveló que unos "ancianos" de los testigos de Jehová fueron informados de que un adolescente había abusado sexualmente de un niño.

A pesar de que la confesión religiosa le impuso ciertas sanciones (al individuo), no lo denunció ante la policía  y el hombre volvió a abusar de una jovencita cuando éste estaba en sus veintitantos años.

El sujeto, Barry Snow, que ahora tiene 51 años, de St Lawrence Gardens, en Leigh-on-Sea, fue condenado por nueve presuntos casos de abusos sexuales a menores que tuvieron lugar a finales de los años setenta y principios de los ochenta (siglo pasado).  Él abusó de una niña de 10 años de edad a finales de 1977 y principios de 1978, cuando él tenía 17 y 18 años respectivamente, y volvió a abusar de otra niña entre los años 1983 y 1986.  El tribunal pudo escuchar cómo los padres de una víctima de Snow informaron a la confesión religiosa del primer abuso cometido, antes de 1980.  Snow confesó a la confesión religiosa su primer delito sexual, pero los ancianos nunca denunciaron los hechos ante la policía.

En la vista judicial, reconoció que en un par de ocasiones, antes de 1980, había cometido los delitos sexuales y mencionó el nombre de un antiguo anciano de la localidad de Benfleet, Laurie Russell, quien se cree ya fallecido.

Snow, mencionó que la confesión religiosa en aquel entonces le impuso ciertas sanciones, pero que no podía recordar en qué consistían dichas sanciones.

Los fiscales mencionaron que Snow, no sólo abusó de otra víctima más (después de haber confesado los hechos a los ancianos), sino que el abuso fue a más en el tipo de tocamientos, al hacer una penetración con los dedos (en la vagina) de la víctima.

Antes de leerle la sentencia  a Snow, el magistrado Jonathan Black, criticó la política de la confesión religiosa con el primer caso de abusos sexualesDijo: "Cuando el abuso de usted salió a la luz, el padre de la muchacha le cogió a usted y lo llevó ante un anciano de la confesión religiosa".  "Usted admitió ante dicho anciano los hechos de los que se le acusaban, y la confesión religiosa le suministró a usted consejo y le impuso ciertas sanciones".  "Es un asunto que nos preocupa mucho y que se da con mucha frecuencia cuando una confesión religiosa interviene en estos casos; que se toman medidas contra el criminal, pero poco apoyo o ayuda se suministra a la víctima.  Si importar el tipo de sanciones o medidas disciplinarias que se tomen, nunca funcionan".

Snow, quien en la actualidad sigue siendo miembro de la confesión religiosa, se declaró culpable de los abusos cometidos a la primera de sus víctimas, pero no admitió los de la segunda.

Sin embargo, los miembros del jurado lo condenaron también por los cometidos a la segunda víctima, después del juicio que tuvo lugar  el mes pasado.  El pasado miércoles acudió al juzgado de lo penal en compañía de dos ancianos de la confesión religiosa, allí, Snow, fue sentenciado a tres años de libertad condicional (vigilado por funcionarios de la administración) y el deber de presentarse en el Registro de Delincuentes Sexuales de Thames Valley.

También se la aplica a él la Ley de Protección y Prevención de Delitos Sexuales, prohibiéndole cualquier contacto con una menor de 16 años sin supervisión, además se le ordenó que se inscribiese en el Registro de Delincuentes Sexuales por los próximos cinco años.

Un representante de la sede nacional de los testigos de Jehová en el Reino Unido, discrepó de la crítica que hizo el juez a la política de la confesión religiosa respecto a estos delitos, insistiendo en que los ancianos de congregación  actuaron correctamente y respetando las leyes.  Éste portavoz de la confesión religiosa, Tony Brace, dijo: "Hemos seguido el asesoramiento del abogado, y se nos ha dicho que existe la obligación muy, muy limitada, de denunciar este tipo de delitos".  "Nosotros odiamos los abusos sexuales a menores.  Son totalmente incompatibles con nuestras creencias cristianas.  Si alguien viene con este tipo de denuncias, tiene la libertad total de denunciar los hechos a la policía.  Tendrá todo nuestro apoyo.  Pero, entiendo que, no hay ninguna obligación para nadie a quien se le ha confesado el delito".

e-Mail: castlepoint@yellowad.co.uk
http://www.rochford-today.co.uk/news.cfm?id=33673&headline=Judge%20critical%20of%20church%20in%20handling%20child%20abuse%20claims

Con esta noticia, se confirma el enquistamiento de la política de la confesión religiosa de: no denunciar a la policía automáticamente todo caso de pederastia que se dé en sus comunidades locales, con el fin de impedir que éstos depredadores sexuales  --¡que es lo que son los pederastas!--  puedan atentar contra otra víctima.  Buscan todo vericueto legal para defender su posición de no colaboración activa en la detección y denuncia de éstos criminales, que suponen un tremendo peligro para la infancia  --tanto dentro, como fuera del ámbito religioso--.  ¡No basta con el odio a los casos de pederastia..., hay que denunciarlos a la policía!

Para un servidor, una vez más han quedado con el culo al aire.  Por enésima vez, quien está detrás de esta política de la confesión religiosa a nivel mundial: es el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová.

Quien lo desee, puede escribir una nota cortésmente redactada, donde expresemos nuestra disconformidad con el protocolo que sigue actualmente la confesión religiosa de los testigos de Jehová en los casos de pederastia que se dan en sus comunidades locales.  Queremos que todo caso sea denunciado automáticamente a la policía..., ¡sin más!

Tony Brace (The European Association of Jehovah’s Christian Witnesses) - JWitnesses@be.jw.org 

Sede Nacional de los Testigos Cristianos de Jehová en España:
ARCO@TCJ.ES 
prensa@testigosdejehova.es 
hispain@terra.es 
tcjlegal@terra.es 
compras@testigosdejehova.es