viernes, 20 de julio de 2012

Informe policial: "colaboración" de los ancianos con la policía

Nuestro hermano Jonathan Kendrick




Archivos judiciales: http://apps.alameda.courts.ca.gov/domainweb/service?ServiceName=DomainWebService&PageName=itree&Action=27224945

Estimados compañeros de conventículo:

La profecía indica que: "En los últimos días, el conocimiento verdadero se hará abundante".  ¿Quién cumple esa profecía verdadera?  ¿El esclavo fiel y discreto, que todo en él es opacidad...?  O, ¿la Honorable Resistencia Apóstata..., que nos suministra día sí y día también la documentación verdadera del caso Candace Conti?  ¿Quién intenta esconder la verdad de los ojos de los pardillos integrales ibéricos y allende los mares?  ¿Quién ha resultado ser como el Faro de Alejandría, dando luz a espuertas?  ¡Juzgad vosotros mismos..., pecadores impenitentes!

El documento colgado hoy, está en los archivos judiciales del caso Candace Conti y, trata sobre el informe del Departamento del Jefe de Policía de condado de Costa Contra (California).  Está fechado el 24 de octubre de 2003.  Es un informe policial en el que se describen las pesquisas sobre un caso de pederastia por parte de Jonathan Kendrick.  También, podremos ver la "colaboración" que le brindaron los ancianos de congregación a la policía, en este caso de pederastia.

Como de costumbre, el Topo Ajalvireño, nos traducirá los documentos judiciales.  ¡Va por ustedes!

Página uno:


RESUMEN DEL CASO (informe original del comisario Brown)


El 31 marzo de 2003, los testigos Fulano y Zutano (están en clave los nombres), presentan la acusación contra Jonathan Kendrick por haber usado su mano para refregar, piel con piel, la zona de la vagina de la hija de su hijastra, que tiene ocho años de edad.

En esencia, el comisario Brown se reunió con Joshua Hood en la subestación de Oakley con respecto a las acusaciones de la madre de la hija (estén en clave los nombres).  Joshua entregó al comisario Brown dos CD que aparentemente contenían pornografía infantil.

Brown se entrevistó con Joshua y llegó a la siguiente conclusión: hace cuatro años, Jonathan Kendrick se casó con la madre de Joshua.  Durante todo ese tiempo, Joshua y su hermano estuvieron sospechando de Jonathan.  Además, Joshua dijo que había hablado con la ex esposa de Jonathan quien le reveló que él había estado envuelto en un caso de agresión sexual con su hija en el año 1995.

Aprovechando la ausencia de su domicilio un fin de semana, de Linda  --su madre-- y de Jonathan, Joshua y su hermano entraron en el domicilio de Kendrick y accedieron a su ordenador.  Joshua aclaró que ellos tenían la llave de la vivienda y el permiso para entrar en esta.

Sospechando que Jonathan estuviera en posesión de pornografía infantil, Joshua y su hermano se descargaron del ordenador un CD con lo que ellos creían que eran imágenes y vídeos de pornografía infantil.    Joshua se valió de un programa para extraer el contenido del disco duro.

Entonces Joshua repasó el contenido con su esposa y una tercera persona (está en clave el nombre).  Ellos acordaron preguntar a la niña sobre el posible contacto inapropiado de Jonathan.  Después de preguntarle a ella, les reveló un suceso que había ocurrido en noviembre de 2002: esencialmente Jonathan se aplicó un tipo de crema en su manos y frotó la zona del bajo abdomen y la vagina, piel con piel.  Adicionalmente, le pellizó el culo y la besó en la boca.

Después de escuchar esta confesión, Joshua habló con su madre y discutió el incidente con ella.  (No se entiende muy bien la siguiente oración) Parece que Jonathan estaba ingresado en el hospital en ese entonces.

Fecha del informe, el 24 de octubre de 2003.  Comisario J. Baldwin  y el sargento S. Douglas

Página dos:


Joshua acuerda conmigo en reunirnos posteriormente para hablar sobre sus pesquisas y el cómo obtuvo él la información.

Informe del Departamento de Policía de Fremont: (un caso pasado de agresión sexual)

Basándome en la información que me pasó Joshua, contacté con el Departamento de Policía de Fremont.  En los archivos policiales había un informe fechado en el 1994 en el que Jonathan estaba en la lista como sospechoso de pederastia.  Parece que él ya fue condenado por este asunto, pero al final se le condenó por violación.  Solicito y recibo el informe del Departamento de Policía de Fremont.

Resumiendo, Jonathan acarició los pechos y la zona vaginal de la hijastra en un anterior matrimonio.  Tanto la víctima, como la madre de ésta, dijeron que Jonathan admitó estos tocamientos.  Si embargo, al ser interrogado por la policia, él no admitió que le tocara la zona de la vagina.  Parece que Jonathan ya estuvo condenado por violación y estuvo tres años en libertad condicional, finalizando en julio de 1997.  Hacer referencia a este informe para ver los detalles.

Declaración: Manual Iglesias (anciano de congregación)


Intenté en varias ocasiones entrevistarme con Manual para tratar el papel de la confesión religiosa de los testigos de Jehová en este asunto, así como la información que el pudiera suministrarme sobre este caso.  Le dejé varios mensajes en el buzón de voz del teléfono de su domicilio con resultados negativos.

Declaración: Jim Domingas (anciano de congregación)


Después de varios intentos por contactar con Iglesias y Jim Domingas, finalmente logré contactar con Jim.  Le expliqué que estaba investigando las acusaciones de conducta inapropiada por parte de Jonathan.  Además, tuve la impresión que tanto él como Manual se entrevistaron con Jonathan mientras éste estuvo hospitalizado en Martinez.  Durante esa visita, se me dijo que Jonathan había admitido los actos impropios.

Jim me dijo que, tanto él como Manual visitaron a Jonathan para tener una conversación confidencial protegida por el derecho eclesiástico de confesión.  A su vez, que el contenido de dicha conversación estaba exento del protocolo de notificación obligatoria, como estipula el código penal de California.  Por lo tanto, Jim dijo que no hablaría conmigo  --tampoco lo haría Manual--  sobre esa conversación que mantuvieron con (Jonathan) y que yo debería...

Página tres:
... remitirme a su abogado para tratar este asunto.  Finalicé mi conversación él. http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/04/carta-todos-los-cuerpos-de-ancianos-9.html

Declaración: Linda Hood-Kendricks


Contacté con Linda vía telefónica, para concertar una entrevista con ella sobre cualquier declaración o información que pudiera suministrarme con respecto a las acusaciones.  La conversación se centró en la hipótesis de qué le podría suceder a ella, si colaboraba conmigo o no lo hacía.

A medida que la conversación avanzaba, tuve la sensación de que Jonathan le había admitido a Linda lo de su conducta inapropiada con la niña (se omite el nombre), este sensación partía del hecho de que Linda se preocupaba de que lo que pudiera hablar conmigo, o la información que ella me revelara, pudiera seguramente conducir a la detención de Jonathan.  Le dije a Linda que la decisión de hablar conmigo era suya.  Ella quiso pensárselo mejor antes de volver a hablar conmigo si decidía hacer alguna declaración.

Mientras estoy escribiendo este informe, a día de hoy Linda no ha contactado conmigo para tratar este asunto.

Declaración: Joshua Hood


El 8 de octubre de 2003, me reuní con Joshua y mantuve una entrevista con él.  Dicha entrevista fue grabada.  En resumen, Joshua dijo lo siguiente:

Le pedí a Joshua que me describiera las circunstancias que le motivaron a "investigar" a Jonathan.  Básicamente, Linda y Jonathan se casaron al poco de fallecer el padre de Joshua.  Tanto Joshua como su hermano, desconfiaban de Jonathan porque no sabían mucho de él.

Con el paso del tiempo, Joshua dijo haber observado incidentes donde Jonathan estaba borracho y abusaba verbalmente de Linda.  Joshua dijo que también había escuchado algunos rumores sobre que la ex esposa de Jonathan había soltado "un montón de mentiras" sobre él.  Adicionalmente, Joshua había escuchado que Jonathan no podía acercarse a su hijastra.  Joshua dijo que desconocía a qué mentiras se referían o las razones por las que no podía acercarse a la hijastra.

Página cuatro:


Joshua le dijo a Linda que iba a investigar si Jonathan había estado detenido en el pasado, o si estaba fichado por la policía.  Joshua se desplazó a Fremont y trató de conseguir esta información.  La secretaría en esta localidad le dijo que no podía revelarle el contenido de la ficha policial de (Jonathan).  Pero, de la conversación que mantuvo con ellos, Joshua dedujo que Jonathan estaba fichado por la policía y que los cargos deberían ser ser graves cuando aquellos funcionarios no querían proporcionárselos a él.

Llegado a este punto, Joshua compartió con Linda sus descubrimientos y le dijo que iba a ir a la comisaría de Oakley a plantar una denuncia.  Joshua se dirigió a la subestación de policía de Oakley he hizo una denuncia por abusos sexuales a la niña por parte de Jonathan.

Al poco tiempo, Jonathan salió del hospital y volvió al domicilio de Linda.  Llegado a este punto, echó de casa a Joel. Seguidamente, Jonathan contactó con un abogado especializado en abusos sexuales.  Durante la reunión con el abogado y su esposa Linda, él admitió que había abusado sexualmente de la niña.

Le pregunté a Joshua, si él, Linda o Jonathan, habían revelado esta admisión (del crimen) o cualquier otra información relacionada, a alguien más.  Joshua dijo que, antes de poner la denuncia ante la policía, él había contactado con los ancianos de la congregación donde asistían Linda y Jonathan.

Resumiendo, los ancianos vinieron a la casa de Joshua, y él les reveló sus descubrimientos.  A su vez, cuando Jonathan estuvo ingresado en la clínica mental, los ancianos le habían visitado allí.  De nuevo, Jonathan reconoció a éstos ancianos que él había abusado de la niña.

Joshua dijo que había hablado con la esposa de uno de los ancianos y que le dijo a él que los ancianos solucionarían el problema.  Además, le dijo a Joshua "que se metiera en sus cosas".  Joshua dijo que él no estaba de acuerdo con ese protocolo.  La mujer le dijo a Joshua que Jonathan ya había admitido "sus equivocaciones o pecados". Así que, él debería ser más condescendiente con Jonathan.

Fue entonces cuando Joshua le dijo a Linda que iba a denunciar los hechos a la policía.  Linda dijo que ella declararía también.  Sin embargo, cuando se acercaba la hora de la verdad, Linda empezó a recular para no hablar con la policía.  De modo que, Joshua comprendió que Linda no haría ninguna declaración sobre este asunto.

Fecha del informe, el 24 de octubre de 2003.  Comisario J. Baldwin

Fin de la traducción apóstata.

¿Resumen?  Los ancianos de la congregación de los testigos de Jehová, conocían   --por lo menos--  desde el año 1993 la debilidad de Jonathan Kendrick por los niños indefensos.  También estaban informados en la sede nacional de los testigos de Jehová en ese país.  ¿Qué hicieron por impedir que éste depredador siguiera "devorando" víctimas infantiles?

En noviembre de 1993, tenían informes de que había abusado sexualmente de su hijastra Andrea, de 15 años.

En el año 2002, los ancianos saben de los abusos sufridos por la hija de su hijastra, 8 años de edad.

En diciembre de 2009, Candace Conti les revela que ella también sufrió abusos por el mismo depredador, entre los años 1992-1993, cuando ella tenía entre 9 y 11 años de edad.  http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/07/correspondencia-entre-la-congregacion-y.html

Durante todo este tiempo, tanto los ancianos como la dirección nacional de la confesión religiosa, no sólo no denunciaron a la policía los hechos, sino que, cuando la policía contactó con ellos..., ¡rehusaron colaborar!  Para más inri: en ningún momento avisaron a los padres en la congregación, que había un pederasta entre sus hijos.  Únicamente, cuando el juez de caso Candace Conti les obligó, hablaron..., ¡no sin oponer toda la resistencia que pudieron!

Ciertamente, aquí hay un responsabilidad y, uno, por mucho vocero de Dios que se crea, no está exento.

¿Los ancianos son responsables?  ¡Pues sí!  Pero mucho más lo es la dirección de la confesión religiosa que es quien dicta el protocolo a seguir en los casos de pederastia.  ¿28.000.000 de dólares es una indemnización muy grande...?  A mí, me parece poco.  ¿Cómo se repara el daño que han sufrido éstos niños y que se podía haber evitado?  ¿Abusó Jonathan Kendrick de más niños..., y no ha salido a la luz...?

Uno no puede erigirse en el representante de Dios en la Tierra y, estar más preocupado de su imagen pública que de la seguridad de los niños.  No puede ser que el miedo a las indemnizaciones millonarias, eviten que se cambie un protocolo que a todas luces protege a los pederastas en detrimento de la infancia.

Nosotros, desde este púlpito virtual, seguiremos denunciando este despropósito teocrático.

La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.  ¿Quién es el padre de la mentira y las opacidades diversas?