miércoles, 6 de junio de 2012

Profecías fallutas y verdades caducas

El Cuervo (un hermano fiel)

¡Despertad! 22 marzo de 1968, página 32
Estimados camaradas víctimas de las profecías fallutas de la Voz de Dios en la Tierra:

El Cuervo, un camarada afincado en Alcalá de Henares (Madrid), ha tenido la gentileza de compartir con toda la hermandad apóstata este documentado para archivar en nuestras respectivas bibliotecas teocráticas y así poder compartirlo con nuestros hermanos en la fe y familiares cándidos. Él, está muy bien considerado en la zona, pero no desea aportar más detalles sobre su persona.  Sabe que son tiempos difíciles para quienes colaboran con la Honorable Resistencia Apóstata.  ¡Gracias, Pepe!

El nos remite a la revista oficial de la confesión religiosa de los testigos de Jehová: ¡Despertad! 22 de marzo de 1968, página 32.   Allí, al Cuerpo Gobernante se le calienta la boca y lanza una de las típicas soflamas proféticas y teocráticas de aquellos años, con el fin de arengar a la tropa para que se dejasen la piel y todos los recursos en aras de una Obra Mundial..., ¡ya que el fin vendría en el año 1975!

En la página de la revista ¡Despertad!, dice un parte:
El siglo XX en la profecía bíblica
[...]  Aunque la Biblia predice tiempos críticos para nuestro día, también habla acerca del Reino justo de Dios, de una guerra de Dios contra toda iniquidad seguida de una Tierra paradisíaca sin muerte... todo para realizarse en el siglo veinte.  [...] Aprenda para usted mismo las maravillas que Dios ha preparado para el hombre en esta generación.  Lea la revista.
Envíe un dólar        Un año 
¿Cuántos millones de personas quedaron desilusionadas por esta falsa profecía...?  ¿Cómo afectó la vida de los testigos de Jehová que ingenuamente se tragaron esta mentira?  ¿Puede el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová, que presumen de ser la Voz de Dios en la Tierra..., frustrar la vida de la gente con falsas profecías..., y no tener responsabilidad alguna?  ¿Cuándo nos pedirán perdón por tantas y tantas profecías fallutas y verdades caducas que han condicionado  --y mucho--  nuestras vidas de pardillos integrales de publicadores ibéricos?  ¿No son responsables ante nadie de las consecuencias de sus enseñanzas y directrices?  ¿Cuándo darán la cara y pedirán perdón?

Luego, nos vienen los Testigos Humanos de turno, diciéndonos que los apóstatas somos mentirosos.  Sí, TH, somos muy mentirosos..., ¡sólo que entre tú y nosotros, nos separa una montaña de documentos donde se puede contrastar lo que tú dices gratuitamente  --como pseudoportavoz de la confesión religiosa--  y lo que nosotros documentamos!  ¿Lo pillas?  Se coge antes a un mentiroso que a un cojo.  ¡Y a tu amadísimo Cuerpo Gobernante los hemos pillado por enésima vez con el carrito de los helados!  Han quedado como Cagancho en Almagro..., ¡con el culo al aire!

Divulguemos el evangelio verdadero entre nuestras amistes íntimas y familiares, con el fin de abrirles los ojos.  No queremos más profecías sin garantía de cumplimiento.  Un servidor, cuando se compra una lavadora..., ¡le dan una garantía!  ¿Por qué el Cuerpo Gobernante, no da ninguna garantía para las profecías que nos vende?

No queremos más timos que condicionen nuestras vidas.  Según la Biblia, quien profetiza y no se cumple lo profetizado, es un profeta falso.  Sin lugar a dudas, el Cuerpo Gobernante ha resultado ser más falso que un euro de madera.  ¡No tienen más cara porque no entrenan!

¿Quién es el padre de la mentira y la profecía falluta...?

Nuestro orfebre de la palabra, el compadre Tejota, ha compuesto este poema para todos nosotros.  ¡Muchas gracias, camarada, por iluminar nuestros días terrenales!:

PROFETAS DE VIENTO

Sobre lo que predijeron
los del Cuerpo Gobernante,
hoy con su duro talante
dicen que nada dijeron.

Rondando el año setenta,
publicaron limpiamente
que en el mismo siglo veinte
nos caería la tormenta
esa del Armagedón;
lo que afirmaron fue viento,
siguen viviendo del cuento
y a nadie piden perdón
por tal equivocación
de tamaño garrafal,
más propia de un garbanzal
que de seria erudición.

Y encima tienen el papo
de endilgar a los lectores
todo cúmulo de errores,
siendo de ellos el gazapo;
pues, tras lavarse las manos,
farfullaron sin talento
que fue un mal entendimiento
que tuvieron los hermanos.

Estos que con sutileza
cuelan su credo fulero,
llevan todo en el sombrero
pero nada en la cabeza.

Solo son espantaviejas
que andan jugando a profetas
mientras ordeñan las tetas
de toda clase de ovejas.
7 de junio de 2012 16:16
 
ACCIÓN PARA EL POST

Como hemos sido timados como pardillos integrales que somos, escribamos una nota cortésmente redactada en la solicitemos al Cuerpo Gobernante una disculpa pública por haber profetizado falsamente.  Adjuntamos las direcciones de correo electrónico de la sede nacional de los testigos de Jehová en España:
ARCO@TCJ.ES
tcjlegal@terra.es
compras@testigosdejehova.es