lunes, 12 de marzo de 2012

El chuletón teocrático y el I.V.A.

Luisito el de la Corbata

Chuletón teocrático
http://www.mirror.co.uk/news/uk-news/walter-meaty-fraudster-butcher-in-33million-758561

Estimados compañeros de conventículo:

Desde Pamplona, Luisito el de la Corbata, un precursor alistado a la fuerza, ya que su padre  --un anciano de rancio abolengo--  le impidió su verdadera vocación que era el toreo.  El padre quería un hijo ejemplar y teocrático que hiciese carrera en el tiempo completo y que llegase a superintendente de circuito..., o betelita, ¡en el mejor de los casos!  Pero el chaval salió un poco cafre y se sometió a regañadientes a la voluntad de su progenitor y, como mucho aceptó simular hacer el precursorado. El mozo pensó: "A mí, lo que me gusta es el toreo y correr los 800 metros de los Sanfermines y tomarme unos vinos con los mozos en las fiestas.  Pero, mi padre se ha empecinado en tener un baluarte espiritual en casa y, si lo piensas bien, no está mal esto de precursorado: no pego un palo al agua  --porque no curro--  y no me mato paseando con las mozas de la congregación".  Así lo dilucidó y así lo hace.  Dicho esto, dice que nos sigue en el blog diariamente y que nos lee antes de ir a la salida cada mañana. Ha leído la noticia y rápidamente nos la ha pasado a la Honorable Resistencia Apóstata.  ¡Gracias Luisito!  Estás acumulando tesoros en los cielos.

La noticia ha sido publicada hoy, 12 de marzo de 2012, en la edición electrónica del Daily Mirror, por David Collins.  Como la noticia está en inglés y, los lectores de este blog teocrático son eminentemente de lengua española, el  Departamento de Traducción Apóstata os hará un resumen.  ¡Va por ustedes!
Carnicero estafa 3,3 millones de libras esterlinas en facturas falsas con I.V.A.
El testigo de Jehová, Gary Turner, de 47 años, padre de seis hijos, ha cometido un fraude fiscal por el importe mencionado arriba.  Él montó un negocio de carne en el año 1996, pero con la aparición del "mal de las vacas locas", la cosa no funcionó.  Pero él, planificó el fraude que ha durado hasta que lo detuvieron en abril de 2011.
El engaño consistía en hacer creer al fisco que importaba cantidades industriales de carne de país africano de Botswana.  Entonces reclamaba las cantidades de I.V.A., sobre la base de que era una empresa que estaba empezando a operar.  Se montó una oficina donde hacía las facturas falsas, pasándose unas 20 horas a la semana en esta actividad.  También se dedicaba desde la oficina a comprar productos que aparecían en los canales comerciales de televisión.  Llegando a engañar hasta a su propia familia.
Nuestro hermano ha vivido a todo tren, a base de lujos inalcanzables para el pardillo integral ibérico y allende los mares.  Coches y relojes carísimos.  Se llegó a gastar 7.000 libras en unas vacaciones en España..., ¡no sabemos si asistió a alguna congregación, como todo buen Testigo hace cuando está de vacaciones, siguiendo las directrices de la Sociedad!
El fisco británico le ha congelado sus fondos bancarios de 785.000 libras esterlinas.  Ganó más dinero con el negocio quebrado que cuando estaba en marcha.  Evidentemente, le han pillado con el carrito de los helados.  Mañana es el juicio. 
Fin del resumen ultra apóstata.

Nada extraordinario.  Podía haber sido católico, o protestante, o de cualquier otra confesión religiosa.  Esto nos baja del pedestal.  Se ha cacareado tanto en los ambientes de la confesión religiosa de Turner: "El peor testigo de Jehová, es mucho mejor que la mejor persona del mundo".  ¡Ni tanto, ni tan calvo!  Digamos que somos como el resto de los mortales y habita en nosotros la naturaleza humana, con sus debilidades y sus virtudes.  El vanagloriarte de que eres el mejor, no es un buen método para andar por la vida y la manera que tienes de ver al resto de los mortales que no pertenecen a tu comunidad religiosa, como personas que merecen la destrucción.

Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira, la profecía falluta y la verdad caduca?