miércoles, 22 de febrero de 2012

¿Vale todo en el nombre de Dios?

Luis El Narizotas


http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1720472/pdf/v090p00715.pdf

Estimados camaradas víctimas de la teología del Cuerpo Gobernante:

Luis, un hermano español que ha emigrado a las Islas Británicas en busca de curro, ha tenido la gentileza de enviarnos esta noticia que ha salido en la prensa irlandesa.  ¡Gracias Luis!  Sin duda está acumulando tesoros en los cielos, ¡no como el Cuerpo Gobernante que los acumula en la tierra en la forma de hedge fund!

Es una noticia que ha aparecido en diversos medios de comunicación, el 21 de febrero de 2012, en la que se resalta cómo el presidente del Tribunal Supremo, ha decidido permitir el tratamiento médico de las transfusiones de sangre en un niño de tres años, en caso de que sea necesario.  Pero, vamos a leer la noticia en estado puro.  ¡Va por ustedes!
El tribunal sentencia que se le puedan administrar transfusiones sanguíneas a un niño de 3 años
A un niño de tres años de edad se le podrán administrar transfusiones de sangre durante una operación quirúrgica si el personal facultativo lo cree necesario a pesar de la negativa de sus padres  --que son testigos de Jehová--, ha ordenado el presidente del Tribunal Supremo.
La criatura, cuyo anonimato debe preservarse por mandato judicial, necesita que le sean extirpadas las amígdalas por causa de una infecciones repetitivas y porque esto está retrasando el desarrollo del habla.
El padre del niño le dijo al tribunal ayer que, tanto él como su esposa, querían el mejor tratamiento médico posible para su hijo pero que tenían una creencia religiosa capital sobre la sangre, "no introducirla en el cuerpo".  Un especialista médico que trata al niño hizo una declaración jurada sobre que el niño corría peligro de muerte y de daño cerebral en el caso de que el hospital no pudiese administrarle sangre en un momento dado.
El tribunal escuchó que el niño necesitaba una amigdalectomía, adenoidectomía y un drenaje en el oído, porque, aparte de las infecciones repetitivas que padece, sufre de cierta pérdida de la capacidad auditiva.  La intervención quirúrgica está programada para mañana, informó Eileen Barrington, por parte del hospital.
El Sr. Juez, Nicholas Kearns, autorizó al hospital a que le administrase sangre en caso de necesidad.  El médico de cabecera del niño, indicó que había padecido cuatro episodios infecciosos en los últimos cuatro meses, siendo necesario administrarle antibióticos, con la lógica angustia de los padres, indicó el juez.  El juez quedó satisfecho con la palabra dada por el hospital de que harían todo lo posible para no administrar sangre y, que de ser necesario, previamente se consultaría con un especialista veterano.
Ya el año pasado, el niño fue derivado al hospital y un especialista vio necesaria la intervención quirúrgica, pero a los padres no les pareció bien, según indicó la portavoz del hospital la Sra. Barrintong.  Dado el historial de infecciones de repetición y el retraso en el desarrollo de la capacidad del habla, se ha decidido hacer la operación mañana. 
El Sr. Juez Kearns, dijo que le gustó la manera cómo el hospital ha manejado los asuntos y el respeto mostrado a la religión de los padres.  También halagó a los padres por la cortesía y dignidad en las maneras al exponer sus propios puntos de vista y también por asumir cada parte los costes de la intervención. http://www.irishtimes.com/newspaper/ireland/2012/0221/1224312116280.html
El periódico online ( Independent.ie ) añade un párrafo esclarecedor para la cuestión que nos ocupa:
[...] Los padres dijeron que aceptaban ciertos componentes sanguíneos si eran necesarios, pero no glóbulos rojos, --que consultando con un hematólogo resulta que eran vitales--, dijo la Sra. Barrintong. [...]  http://www.independent.ie/national-news/courts/judge-overrules-parents-on-transfusion-for-boy-3-3025184.html
Ante todo, uno está contento con la decisión del juez de garantizar la salud y vida del niño como la cosa principal y, después, las creencias religiosas de los padres..., ¡como no podía ser de otra manera!  No obstante, uno se queda perplejo: cómo los padres   --y los siete millones de testigos de Jehová al unísono--  han podido llegar a la conclusión de que la Biblia permite ciertos componentes sanguíneos y otros componentes sanguíneos no los permite ni aún a riesgo de perder nuestra vida o la de nuestros hijos.  ¿Pueden unos padres, por sí mismos, llegar a esa conclusión leyendo la Biblia?   También, por ejemplo, una madre comparte su sangre con su hijo en el vientre, pero, según la Watchtower, una vez ha salido del vientre, la madre ya no puede compartir su sangre.  ¿Alguien entiende este despropósito?  Aquí, hay una mano negra detrás de todo esto: el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová.

Además, para una argumentación más detallada sobre este asunto, os recomiendo leer el siguiente artículo: http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2011/03/los-ninos-y-adolescentes-que-son.html
La Sociedad de los Testigos de Jehová (TJ), una secta fundamentalista cristiana, son más conocidos entre los profanos así como profesionales de la medicina por rehusar componentes sanguíneos, aún cuando esto pueda suponer la muerte. Desde que se introdujo la doctrina que prohíbe la sangre en el año 1945, los padres que son testigos de Jehová han litigado para que se respeten sus creencias religiosas como responsables de sus hijos, basándose en sus creencias religiosas y en su derecho a educar a sus hijos como ellos crean oportuno. Los adolescentes entre los testigos de Jehová también han rehusado componentes sanguíneos basándose en sus creencias religiosas, independientemente de la opinión de sus padres.
"Los padres pueden escoger ser mártires ellos mismos. Pero las razones que les permiten a ellos escoger eso, en idénticas circunstancias, no les permiten hacer de sus hijos unos mártires". (Prince v Massachusetts, 1944, 321 US 158)  
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1720472/pdf/v090p00715.pdf
Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira, las profecías fallutas y las verdades caducas?

Compartamos esta información vital con nuestras amistades y familiares de confianza.