sábado, 8 de octubre de 2011

Australia 1-0 Cuerpo Gobernante

Carnet acreditativo para trabajar con menores de edad (en la parte derecha va insertada la foto del individuo)
Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová
http://www.jehovahs-witness.net/watchtower/child-abuse/216634/1/Victoria-Australia-WTBTS-and-GB-of-JWs-have-shown-themselves-to-be-GUILTY-respecting-previous-noncompliance-with-e2809cWorking-With-Childrene2809d-Laws

Estimados compañeros de fatigas watchtowerianas:

El pasado 11 de abril de 2011, desde este blog nos hicimos eco de una noticia procedente del estado australiano de Victoria.  Entre otras cosas, escribíamos entonces:
[...] En el año 2006 se aprobó la ley para la protección de los menores ante posibles criminales. Fundamentalmente, la ley exige que cualquier persona que esté empleada en cualquier institución --o trabaje como voluntaria-- que trate con menores, deberá pasar el visto de bueno de una comisión gubernamental que examinará la idoneidad del candidato en función de sus antecedentes penales, otorgándole una credencial que le autoriza a trabajar con menores. Por ejemplo, aquellas personas que tengan en sus antecedentes los siguientes delitos, no se les permite que trabajen con menores: [...] 
Entre las instituciones afectadas (hospitales, jardines de infancia, gimnasios, laboratorios fotográficos, etc), a las confesiones religiosas el gobierno les concedió una prórroga desde el 1 de julio de 2007, al 1 de julio de 2008. Todas las confesiones religiosas que han tenido ese plazo para acomodarse y acatar a esta ley lo han hecho. Únicamente, una confesión religiosa ha rehusado obedecer esta ley..., la Sociedad Watch Tower, que es el nombre con el que operan los testigos de Jehová en Australia. [...]
 Un tal Steven John Unthank, ha interpuesto una demanda judicial contra los madamases de la confesión religiosa. Ha elaborado un informe de 664 páginas, titulado Brief of Evidence.  Por esta razón, todos los ancianos, siervos ministeriales y Testigos de a pie que predican con niños, se pueden enfrentar a causas penales por infrigir la ley Working with Children Act 2005. En la demanda judicial se hace una estimación de la cantidad de veces que se ha violado esta ley por parte de la confesión religiosa, haciendo la siguiente operación matemática:
Unos 2.500 niños que asisten a las reuniones en el estado de Victoria x 8 ancianos y siervos ministeriales por congregación x tres reuniones por semana x por 130 semanas de infringir la ley = 7.800.000 violaciones de la ley. Si calculamos 132.144 dólares por una sola infracción, nos da la friolera suma de 1.030.723.200.000 dólares australianos. A esta cantidad podría enfrentarse la Sociedad Watch Tower en caso de perder el juicio. http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2011/04/australia-pone-contra-las-cuerdas-los.html
Estos son los hechos  --resumidos--  de la noticia tal como la difundimos desde este púlpito virtual y ultra apóstata.  Sin embargo, el motivo de la presente, es que nuestra hermana Barbara Anderson, el pasado 3 de octubre de 2011, nos aportaba nuevas sobre cómo marcha la denuncia.  Lo ha hecho en un foro de habla inglesa, cuyo enlace tenéis en la parte superior, debajo de la foto del carnet.  Allí, ella escribe lo siguiente con respecto a esta noticia:
La Watch Tower Society Bible and Tract y el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová se reconocen a sí mismos como "CULPABLES" respecto al incumplimiento de la ley Working with Children Act 2005   (una ley de protección a la infancia)
La Sociedad Watch Tower, la Congregación Cristiana de los Testigos de Jehová, el Esclavo Fiel y Discreto y el Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová, la semana pasada dirigieron una carta "especial" a todos los cuerpos de ancianos de las congregaciones del estado australiano de Victoria, donde se les dan las oportunas directrices para que todos los afectados soliciten pasar las pruebas para acceder al carnet acreditativo para trabajar con menores de edad y cumplir con todos los requisitos legales en este respecto.  Una carta, cuyo contenido no ha trascendido a la opinión pública y, ni siquiera ha sido comunicado el contenido a los miembros de la comunidad religiosa.
Este es el resultado de una investigación autorizada por el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová a iniciativa del grupo de abogados que representan a la sociedad Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, Inc., concluyendo que la ley Working with Children Act 2005  y las demás leyes de protección a al infancia APLICAN a todos los ancianos que sirven en las distintas congregaciones del estado australiano de Victoria: tanto en el ministerio público como en el interno, lo que incluye la Escuela del Ministerio Teocrático.
El cumplimiento con esta normativa de protección a la infancia, ha sido de obligado cumplimiento para todas las "confesiones religiosas" desde el 1 de julio de 2008, en el estado de Victoria. 
La Sociedad Watch Tower ha rehusado cumplir con estas normativas legales, alegando que ellos no gestionan Escuelas Dominicales, a pesar de que es de conocimiento público que el no cumplir con esta ley constituye un delito.
Como consecuencia directa de este incumplimiento, el 26 de julio de 2011 se les interpuso una demanda judicial en un juzgado de primera instancia del estado de Victoria (Australia), contra toda la confesión religiosa y la jerarquía corporativa de los testigos de Jehová.
Los cargos presentados alegan el incumplimiento de la ley Working with Children Act 2005, de obligado cumplimiento para todas las "confesiones religiosas".
Inicialmente, se les acusa de 35 delitos por incumplimiento de las leyes de protección a al infancia a los siguientes organismos y corporaciones de la confesión religiosa:
Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová (7 cargos)
Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania (7 cargos)
Watchtower Bible and Tract Society of Australia (7 cargos)
Congregación Cristiana de los Testigos de Jehová (7 cargos)
Esclavo Fiel y Discreto (7 cargos)
Cada uno de estos delitos está penado con una multa de 144.000 dólares australianos y cárcel.
El próximo 11 de octubre de 2011, está prevista una audiencia judicial.
Todos son "acusados" de formar parte legal y religiosa, del Comité de Dirección de los testigos de Jehová en el estado de Victoria.
Todos los cargos están relacionados con actividades ilegales ocurridas en el Salón del Reino de la congregación de Tarragon, cometidas por su entero cuerpo de ancianos.  Además, hay entre 100 y 150 cargos pendientes contra el resto de congregaciones de los testigos de Jehová (se les acusa de lo mismo a cada una de ellas) en el estado de Victoria.
Todos los miembros actuales del Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová se enfrentan a una potencial detención en relación con cada uno de los cargos presentados, ya que ellos: "sabían y permitieron o autorizaron la comisión de los delitos".
Antes de y después de la fecha límite para cumplir con la normativa, el 1 de julio de 2008, el Cuerpo Gobernante fue repetidamente advertido que, sus representantes y los ancianos de las congregaciones estaban incumpliendo la ley del estado de Victoria Working with Children Act 2005 en el ámbito de los servicios religiosos que se dispensan en los diferentes Salones del Reino de los testigos de Jehová ubicados en el estado de Victoria.  También, fueron informados que la Sociedad Watch Tower rehusaba acatar la ley. 
A pesar de estas advertencias continuas, el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová permitió que se continuaran cometiendo estos delitos.
El Cuerpo Gobernante ha sido acusado de "desacato a la ley" y de "pecar" desde dentro de su comunidad religiosa, por los mismos miembros de la confesión religiosa de los testigos de Jehová, por rehusar  --el Cuerpo Gobernante--   cumplir con la legislación vigente en materia de protección a la infancia.  Además, se les acusa de no iniciar ninguna investigación interna al respecto y de que los mismos abogados de la Sociedad Watch Tower dieron carpetazo al asunto.
El que ha salido vindicado de todo esto, ha sido Steven Unthank, al forzar a la Sociedad Watch Tower y a la confesión religiosa de los testigos de Jehová a que cumplan con la legislación en materia de protección a la infancia.
Es digno de reseña el mencionar que la única razón por la cual los ancianos (pastores religiosos) de los testigos de Jehová no han sido detenidos y acusados de delinquir al incumplir la ley Working with Children Act 2005, ha sido gracias a que el Sr. Unthank ha protegido a éstos ancianos y a sus familias al acusar sólo a los organismos y corporaciones de la confesión religiosa, y no a los individuos como "ministros religiosos".
Por esta razón, esta maniobra legal por parte del Sr. Unthank, ha evitado que los miembros individuales de la confesión religiosa sufran innecesariamente al verse implicados.
Afortunadamente, al proteger a los ancianos individualmente de esta manera, y a todos los niños del estado de Víctoria (vía Ministerio Público), además de a todos los niños dentro de la confesión religiosa de los testigos de Jehová (vía Ministerio del Interior), el Sr. Unthank es calificado de "enfermo mental" y de "criminal" por los mismos miembros de los testigos de Jehová: los mismos hombres, mujeres y niños que él ha protegido.
Por consiguiente, la Comisión de Derechos Humanos del estado de Victoria, ha iniciado una investigación oficial sobre esta declaraciones de los testigos de Jehová, bajo la categoría de "vilipendio religioso" e "incitación al odio religioso".
Ahora, sin embargo, esperaremos pacientemente a ver si los miembros del Cuerpo Gobernante son declarados "culpables" el próximo 11 de octubre de 2011 en su comparecencia programada ante los tribunales.
Fin de la traducción apóstata.

Felices noticias para todos los niños de ese estado australiano: tanto lo que están dentro, como todos lo que están fuera de esa comunidad religiosa.  Adicionalmente, la confesión religiosa tiene dos nuevos frentes abiertos en Australia: el juicio pendiente por desacato a la ley Working with Children 2005, y el problema que les ha generado su integrismo religioso con la Comisión de Derechos Humanos del estado de Victoria, por "incitar al odio religioso" y "vilipendiar" a los que desean abandonar libremente la confesión religiosa.

De momento claudican y se bajan del burro.  No podían sostener con razones religiosas, su negativa a cumplir con la legislación vigente de protección a la infancia.  El estado australiano, les está dejando meridianamente claro que: ellos pueden ser la Voz de Dios en la tierra..., ¡pero también tienen que cumplir con las leyes!  Además, tener el mérito de ser la única confesión religiosa que se ha negado sistemáticamente a obedecer la ley de protección a al infancia..., ¡dice mucho de quienes la gobiernan!  Dice mucho..., ¡y malo!

Os mantendremos informados de nuevos acontecimientos.

La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.  ¿Quién es el padre de la mentira?