lunes, 18 de julio de 2011

Pregunta de los lectores: "El informe mensual de predicación, ¿es cristiano?"

María Pardilla Celosa

Informe mensual de predicación
Estimados camaradas en la diáspora:

A menudo, recibimos preguntas de los lectores.  Habitualmente, se contestan personalmente o, en los comentarios del blog.  Hoy, colgaremos la pregunta que nos hace una de nuestras queridísimas hermanas en la fe, María Pardilla Celosa.  Ella nos explica lo siguiente:
He sido precursora regular y especial por los últimos 30 años.  Hace unos pocos, tuve que abandonar el ministerio de tiempo completo y, mis padres  --que son "mundanos"--  me han acogido en casa de nuevo, ¡sin ponerme condiciones como la de que me convierta al catolicismo que ellos profesan!  Esto último lo menciono para poneros en antecedentes.
Desde que leo este blog, y otros sitios como este, me están asaltando las dudas permanentemente y, lo que antes estaba meridianamente claro, ahora, no lo está tanto.  Mi pregunta es la siguiente:
Si Jesucristo dijo cosas como estas: "no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha", cuando cumplimentamos el informe mensual de predicación, ¿no estoy violando tanto el espíritu como la ley de este principio bíblico?
Por que todo lo que hago en la predicación queda reflejado en mi Tarjeta de Registro de Publicador, accesible a todos los ancianos y a los superintendentes de circuito en sus visitas semestrales.  Me dirijo a vosotros por que sé que me vais a decir la verdad..., ¡no me fío de los ancianos de mi congregación..., son unos vendidos!  Son más papistas que el Papa.
Muchas gracias,
María Pardilla Celosa
Castellar (España) 
Estimada hermana Pardilla:

De una cosa puedes estar segura: los apóstatas no te vamos a pedir ni tu dinero ni tu herencia.   Nosotros vivimos del sudor nuestro, ¡no como otros!  ¡Y no vamos a mencionar nombres!  Lo primero, sería aclararte que en ningún lugar de la Biblia se indica que para "ganar" la salvación eterna debamos dedicar todo nuestro tiempo libre a distribuir  --por la cara--  las publicaciones de una editorial-inmobiliaria..., pidiendo al transeúnte el donativo correspondiente.  ¡Quien quiera peces que se moje el culo!

Das en el blanco al referirte a las palabras de Cristo.  Él, no quería que los cristianos cuantificasen y llevasen un registro escrito de sus buenas obras y, entre estas, pudiéramos incluir lo que hacemos en nuestra predicación: las horas que hemos estado predicando, las veces que hemos hablado con una determinada persona, las veces que hemos hablado de la Biblia con nuestro hijo (estudio bíblico) o, cuántas piezas de literatura hemos "colocado" en manos de los incrédulos.

Todo esto es un invento del Governing Body Bank para que seamos más productivos para la Organización, además de un acicate para promover la competencia entre nosotros..., ¡a ver quién hace más, o coloca más piezas de literatura!  Los ancianos dicen sin tapujos que el termómetro espiritual para medir la espiritualidad de un creyente..., es el informe mensual de predicación.  Un informe con más números, es un indicativo de que somos personas más espirituales y dignos de alcanzar mayores responsabilidades dentro del esquema jerárquico de la Sociedad.  En definitiva, la fe del creyente se mide por los números de este informe mensual.

La Biblia enseña todo lo contrario de lo que nos dice la confesión religiosa.  Por ejemplo la cita a la que haces referencia, está sacada del evangelio de Mateo, capítulo 6 y versículos del 1 al 6: "Cuídense mucho para que no practiquen su justicia delante de los hombres a fin de ser observados por ellos; de otra manera no tendrán galardón ante su Padre que está en los cielos. Por eso, cuando andes haciendo dádivas de misericordia, no toques trompeta delante de ti, así como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para que los hombres los glorifiquen. Les digo en verdad: Ellos ya disfrutan de su galardón completo.  Mas tú, cuando hagas dádivas de misericordia, no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha,  para que tus dádivas de misericordia sean en secreto; entonces tu Padre que mira en secreto te lo pagará.  También, cuando oren, no deben ser como los hipócritas; porque a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de los caminos anchos para ser vistos de los hombres. En verdad les digo: Ellos ya disfrutan de su galardón completo.  Tú, sin embargo, cuando ores, entra en tu cuarto privado y, después de cerrar tu puerta, ora a tu Padre que está en lo secreto; entonces tu Padre que mira en secreto te lo pagará".


El rellenar el informe mensual de predicación está violando flagrantemente esta norma bíblica..., entre otras.  Todo este tinglado tiene que ver más con un tema laboral-productivo propio de una relación obrero-patrono, que no de una confesión religiosa y la adoración a Dios.  El Altísimo no necesita que le menciones o escribas en un papel todas las buenas obras que has hecho durante un mes.  Ni lo necesita..., ni te lo pide..., ni quiere que lo hagas.

Esperamos que esta información te libere de este concepto erróneo que esclaviza a las personas y banaliza la relación de uno con Dios, al darle un matiz comercial relacionado más bien con la "venta" de productos de una empresa comercial.