sábado, 22 de enero de 2011

El no a las transfusiones sanguíneas, ¿personal y de conciencia?

Nízam (el Ojo que todo lo ve)



Estimados camaradas víctimas de la teología fundamentalista watchtoweriana:

La intensidad de la luz de la verdad nos ciega.  La verdad documentada sin trampa ni cartón.  Los hijos de la luz nos podemos regocijar por la transparencia informativa, ¿quién puede sentirse mal con la luz de la verdad de la buena?  ¿Quién huye de la transparencia informativa y se refugia en la demagogia sin acentos?  ¿Quién es el padre de la mentira?

Nuestro hermano en la fe, Nízam, ha tenido la gentileza de compartir con toda la Honorable Hermandad Apóstata información que nos afecta directamente.  Afecta nuestra salud y, posiblemente, nuestra propia integridad física y la de nuestros familiares y amigos.  No es de ley, autoproclamarse el Canal de Comunicación de Dios en la Tierra..., ¡y pretender ocultar las directrices sanitarias de los afectados!  Si somos buenos para financiar económicamente la confesión religiosa, también debemos ser igual de buenos para estar diáfanamente informados.  ¡No queremos más omertá watchtoweriana!  Deseamos transparencia informativa en un asunto tan trascendental que afecta nuestra salud y vida: después que cada cual pueda decidir sin coacción ni represalias por parte de la confesión religiosa.

A todo esto, ¡gracias, Nízam!  Tú eres nuestros ojos, nuestra luz, la lámpara que ilumina nuestra vereda y que evita que tropecemos en el camino.  Sin ti, estaríamos en la más completa de las oscuridades, en la tiniebla, envueltos en la negrura..., ¡arrojados en el Tártaro informativo sin más luz que la oscuridad que nos brinda el Cuerpo Gobernante!  Somos hijos de la luz, queremos la luz, amamos la luz, ¿quién es el príncipe de las Tinieblas y las opacidades diversas?

La carta de hoy, está fechada el pasado 3 de enero de 2011 y va dirigida A TODOS LOS CUERPOS DE ANCIANOS.  ¿Asunto?  Listado actualizado de los miembros del CEH.  Lo pueden consultar los ancianos en la página de la confesión religiosa, ordenados por provincias.

Como siempre, y para no variar, escriben algo sobre nosotros..., los pardillos integrales ibéricos:
No deben entregarse copias de estos documentos a los publicadores ni colocarlos en el tablero de anuncios o leerlos en la congregación.
Es una constante patológica: siempre y todo de espaldas al respetable.  El personal cuanto menos sepa, mejor.  Nosotros y nuestra salud somos los afectados, ¡pero no los informados!  Así opera la Organización: "¡Tú echa dinero en la caja y no hagas preguntas incómodas!".

El protocolo de la confesión religiosa está bien definido, como siempre: son los ancianos (pastores religiosos locales) quienes se pondrían en contacto con los miembros del Comité de Enlace con los Hospitales de nuestra provincia en caso de buscar un médico que nos pudiera operar sin sangre o ante la amenaza de que se nos administre una transfusión de sangre no consentida.  ¿Quién nos puede "amenazar" con administrarnos una transfusión sanguínea?  No se me ocurre otra persona distinta a un médico o un juez.  Pero, ¿el médico que quiere salvar nuestra vida..., nos está amenazando?  ¿Qué interés pueden tener el médico o el juez?

La consigna de la confesión religiosa a todos los ancianos:
Ayudad a los hermanos a prepararse para posibles situaciones de emergencia.
¿Ayuda?  ¿Cómo y de qué manera?  ¿Tal vez creando un fondo económico la congregación para ayudar a quienes decidan operarse sin transfusiones sanguíneas en la clínica privada que le recomendarán los miembros del CEH, y que no tengan recursos económicos?  ¡Ja, ja, ja!  ¡Qué incautos!  La confesión religiosa creando un fondo para este menester.  Estáis equivocados.  La entidad religiosa sí que tiene un fondo de estas características, pero..., para comprar propiedades inmobiliarias con nuestro dinero y escriturarlas a su nombre!  ¿Qué es más importante: un Salón del Reino o la vida de los feligreses?  Recordad, que los que toman las decisiones y dan la directrices, tienen el problema resuelto pues disponen de un buen seguro sanitario privado que todos nosotros les pagamos, ¡para ellos sí hay dinero, para nosotros no!  Esta es la equidad cristiana.
Entonces, ¿en qué, concretamente, consiste esta ayuda?:
Los superintendentes de grupo deben estar familiarizados con las publicaciones bíblicas que abordan el tema de la sangre.  Además, tienen que ofrecer ayuda a los que necesiten rellenar nuestra tarjeta de Instrucciones Previas y el Documento de Voluntades Anticipadas de la comunidad autónoma a la que pertenecen.  El secretario de la congregación debe asegurarse de entregar a los publicadores recién bautizados los siguientes documentos y reimpresiones de Nuestro Ministerio del Reino.
En definitiva: la variada documentación impresa por la confesión religiosa que trata el tema de las transfusiones de sangre de una manera pormenorizada.  Se supone que esta es una decisión personal y de conciencia que toma todo testigos de Jehová, pero, después de leer esta carta, ¿a qué conclusión llega uno?  ¿Es una decisión personal y de conciencia o está la mano de la confesión religiosa detrás de todo esto?  Entonces, nos remiten a tres documentos esencias que debe tener todo testigo de Jehová:

1.  Tarjeta "Instrucciones Previas" (md-S-Sp)  Estas siglas están en inglés, y significan: documento médico- en español- para España.  Podéis verla en el siguiente enlace: http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2011/01/que-nadie-se-escaquee-el-que-se-mueva.html
2.  "¿Qué opino de las fracciones sanguíneas y de los procedimientos médicos que impliquen el uso de mi sangre?" (Nuestro Ministerio del Reino de noviembre de 2006)  Volvemos a la mismo, cuando se supone que esta es una decisión personal y de conciencia, ¿qué sentido tiene esta pregunta y el artículo escrito?  ¿Acaso, alguien debe indicarme qué es lo que debo opinar en materia de salud y darme la consigna que yo deberé seguir?  Podéis leer este artículo del Ministerio en cuestión en el siguiente enlace:  http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2009/10/teologia-talibanesca-si-o-no.html
3.  "¿Estás preparado para una situación médica que presente un desafío a tu fe?" (Nuestro Ministerio del Reino de marzo de 1991).  Un panfleto donde se formulan las hipotéticas preguntas que nos pudieran hacer los médicos o jueces y la respuesta escrita por la confesión religiosa.  Además, se dan instrucciones para que las familias las practiquen a modo de teatro en su domicilio particular..., ¡con el fin de que parezcan decisiones propias en las que nada ha tenido que ver la entidad religiosa!  Leedlas, y luego podéis opinar si hay o no hay una mano negra detrás de todo esto.http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2010/08/quien-redacta-la-respuestas-medicas-de.html
La segunda hoja de la carta, tiene muchísimo que comentar, pero, no tengo todo el tiempo del mundo, tal vez  --vosotros--  podáis resaltar algo que os llame la atención.  Empezaré por el apartado 3:
*  Hermanas embarazadas:  Lo que siempre echo en falta en todas estas directrices, es la ausencia de la mención al dinero.  Parece que te puedas tratar como tú quieras y sin coste alguno para ti en cualquier hospital.  Puedes hacerte la idea de que la sanidad pública te va a operar a ti o a los tuyos según tus preferencias..., ¡y eso no es así!  Normalmente, la sanidad te respetará y posiblemente tendrás que firmar un alta  voluntaria al rechazar el tratamiento que te den el personal facultativo.  Entonces, es cuando entra en juego el miembro del CEH..., ¡que te buscará una clínica privada donde tendrás que pagar a tocateja la intervención y la estancia!  Normalmente, esto es así, pero en todas estas directrices se omite.  Tal vez, algún ingenuo, pregunte si la confesión religiosa te ayudaría económicamente en caso de necesidad..., ¡a lo mejor Cáritas!  Sobre este tema, es importante leer un estudio hecho por el Royal College of Obstetricians and Gynaecologists, donde se documenta que las testigos de Jehová embarazadas tienen 6 veces más probabilidades de morir a consecuencia de no aceptar transfusiones de sangre.  Por favor, echad un vistazo a los enlaces: http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2009/06/mayor-riesgo-de-morir-porque.html    http://www.sciencecentric.com/news/09061083-jehovah-witnesses-face-increased-risk-death-during-childbirth.html    http://www.bjog.org/details/news/239451/Jehovahs_witnesses_face_increased_risk_of_death_during_childbirth.html
Por lo tanto, la información médica que suministra la confesión religiosa a sus miembros, dista mucho de ser imparcial y, por supuesto, tiene unas consecuencias. 
En el mismo apartado número 3, nos hablan de:
*  Niños:  Muy pocos médicos garantizan totalmente que no emplearán sangre bajo ninguna circunstancia.  ¿Así que muy pocos?  ¿Cuántos son pocos, en España?  ¿Tres?  ¿Dos?  ¿Uno?  ¿Ninguno?  Ninguno, no son muy pocos.  Ninguno, es nadie, ningún médico.  ¿Puede un médico firmar un documento contra los protocolos médicos comprendidos en la  Lex Artis?  ¿Cuándo empezaremos a hablar clarito?
"Proteged a vuestros hijos del uso indebido de la sangre" (Nuestro Ministerio del Reino, septiembre de 1992)  http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2008/03/ministerio-del-reino-septiembre-de-1992.html

Hermanos mayores: Los hermanos mayores quizá no tengan familiares Testigos, de modo que podrían ser objeto de amenazas en un hospital.  ¿Amenazas en los hospitales?  ¿Será que las advertencias que da el personal médico cuando no cerramos en banda a las transfusiones de sangre, junto con las posibles consecuencias derivadas de nuestra decisión..., son amenazas?  ¿A qué se refiere la confesión religiosa con lo de amenazas?
Hermanos mayores: ¿Les habéis ayudado a rellenar la Tarjeta de Instrucciones Previas y el Documento de Voluntades Anticipadas?  ¡Cuidado!  El tema de las personas mayores  --en este asunto de las transfusiones sanguíneas y los componentes sanguíneos que dice la confesión religiosa que son aceptables y los que no lo son--  es muy delicado.  ¿Hasta qué grado la persona que firmará estos documentos que han sido rellenados por los ancianos de la congregación y en los que sólo tiene que estampar su firma..., está al tanto de las consecuencias de lo que firma?  Hagamos un prueba: preguntémosles qué componentes sanguíneos son aceptables por su conciencia y cuáles no lo son, ¿cuántas de éstas personas acertarán con la lista dada por la confesión religiosa?  Me atrevo asegurar que en un 98% no tienen ni idea y lo dejarán todo  --incautos--  en las manos de los ancianos.  Ellos firmarán lo que escriban los ancianos, independientemente de lo que escriban, da lo mismo si los ancianos escriben como permitidos los componentes sanguíneos que no lo son.  ¡Esto es un timo!http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2009/10/teologia-talibanesca-si-o-no.html

Métodos de control y presión sobre los enfermos:
Ofreced ayuda práctica y espiritual a los hermanos hospitalizados.  
La ayuda que proporcionan el CEH y el GVP (Grupo de Visita a Pacientes) es una dádiva bondadosa.  A fin de que los hermanos hospitalizados puedan recibir una visita de los ancianos del GVP es importante que informéis al CEH siempre que surja la necesidad.  ¿Traducido?: El testigo de Jehová hospitalizado..., ¡nunca estará sólo!  Siempre tendrá la presencia permanente de algunos miembros de la confesión religiosa en su estancia hospitalaria..., de modo que se sienta moralmente apoyado e impelido a mantener la posición oficial de la confesión religiosa al respecto.  Si estuviese sólo, tal vez, los médicos podrían hablar con él e informarle de las consecuencias y no tendría el miedo que puede ocasionar la presencia permanente en la habitación del grupo de personas de la confesión religiosa que le pueden inhibir de expresarse con sinceridad.  Hay que recordar que si un testigo de Jehová acepta voluntariamente y sin arrepentimiento tratamientos condenados por la confesión religiosa se enfrenta a unas represalias: los amigos le retirarán la palabra y el saludo y sus familiares restringirán al máximo posible su trato con él..., ¡amén de perder una vida eterna en juventud  que les promete la confesión religiosa apoyándose en su interpretación bíblica!  Transfusión de sangre equivale a condenación eterna.
Con referencia a este asunto, nuestro camaradas Tejota, escribe lo siguiente:
 "Fármacos: Hay proteínas creadas mediante ingeniería genética que estimulan la producción de glóbulos rojos (eritropoyetina), plaquetas (interleuquina 11) y diversos glóbulos blancos (GM-CSF, G-CSF)". Esto escribe un señor llamado "anónimo". El CG está consciente de que no existe absolutamente ningún fármaco que estimule la creación de glóbulos rojos ni ninguno que sustituya a la sangre. Los médicos -y tengo muchos amigos médicos- hoy por hoy no conocen ningún sustituto de glóbulos rojos o de plaquetas o de glóbulos blancos.
En cuanto a estos últimos, ha trascendido que el CG está estudiando la posibilidad de dejarlos a la conciencia de la persona, debido a dos principales razones: que los últimos descubrimientos clínicos aseguran que los glóbulos blancos no son componentes primarios de la sangre y que la mayoría de esos glóbulos blancos están fuera del torrente sanguíneo, distribuídos por los órganos.
Esto es algo que se está discutiendo actualmente en las altas corporegubernamentales y la decisión definitiva dependerá de la votación de los correspondientes dos tercios. Dado que los más abuelos del CG han fallecido y los miembros del actual CG son relativamente jóvenes, se espera que la decisión de dejar a la conciencia del individuo la transfusión de glóbulos blancos se apruebe, no por dos tercios, sino por unanimidad.
22 de enero de 2011 18:54

ACCIÓN PARA EL POST
Compartamos la documentación con nuestro médico de cabecera y enviémosla a los respectivos colegios médicos.  La verdad documentada.  La verdad en estado puro.  La verdad sin trampa ni cartón.  Está pasando, lo estás leyendo, ¿te lo vas a perder?

En el siguiente enlace tenéis todos los correos electrónicos de los colegios médicos provinciales:
http://www.cgcom.org/colegios

¡Tú, puedes cambiar las cosas!