sábado, 3 de julio de 2010

Mientras unos predican, otros invierten el dinero

Aloha (reportera free lance apóstata)







La Voz de Dios en la Tierra, ¿juega a comprar y vender?

http://www.conradgroupinc.com/wp-content/uploads/2009/08/tirel-ejuly_august_09.pdf

http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2010/05/hermano-guy-pierce-donde-esta-el-dinero.html

Estimados camaradas que estáis disfrutando de unas bien merecidas vacaciones estivales:

¿Sabéis porqué estáis de vacaciones? Porque, como buenos inversores, habéis sido prudentes y, en lugar de echar el dinero de vuestro trabajo en la Caja de Contribuciones del Salón del Reino, lo habéis guardado para vosotros y vuestras familias..., ¡como debe ser un buen cristiano! El que quiera dinero, ¡que trabaje! Ese es el lema bíblico, ¿no? Pues el Governing Body Bank ya podía tomárselo a pecho.

Nuestra compañera Aloha, no para ni de vacaciones, y han encontrado otra Perla watchtowerífica para compartir con todos los pardillos integrales de los publicadores ibéricos y allende los mares. ¿Qué te podemos decir, Aloha? Estás acumulando tesoros en los cielos, y no en la tierra como la Watchtower. Nos ha suministrado un enlace para que nos documentemos los cándidos publicadores cotizantes.

Tenemos una revista muy exclusiva para inversores en bienes raíces The Institutional Real Estate Letter Europe. ¿El objetivo de esta revista cuál es?: "Suministrar a los inversores en Europa las herramientas para tomar decisiones e, información sobre países, cuestiones, ideas y eventos que conduzcan a la institucionalización y globalización de los bienes raíces". La publicación se edita once veces al año al módico precio de 695€ la suscripción anual.

Cuando uno se remite a la página 6, en la esquina superior derecha, encontramos un recuadro con el Consejo Editorial (Editorial Board) y, entre las personas e instituciones que componen este consejo, encontramos a Tom Cruse, de la Watch Tower Bible and Tract Society of Britain. Además, a modo de curiosidad y para ver con quién se codea la confesión religiosa, sólo tenéis que echar un vistazo al resto de instituciones que componen este exclusivo Consejo Editorial. Como se dice: "Una imagen dice más que mil palabras".

Es curioso, después de leer esto, cómo tiene la confesión religiosa la cara dura de expulsar de esta religión a los miembros que compran un décimo de lotería, acusándoles de codiciosos. ¿Esto de invertir, comprar y vender bienes inmuebles..., no tiene su punto de codicia? ¡Ah, ya sé! Cuando quien lo hace es la confesión religiosa misma al más alto nivel y con nocturnidad y alevosía, sin ningún tipo de balance económico sobre cómo se invierten nuestros donativos económicos..., ¡entonces esto sí que está legitimado por la Palabra de Dios!

No tengo nada en contra de los inversores que desean invertir y sacar un rendimiento a su capital, pero sí contra una confesión religiosa que ha expulsado a personas por comprar un décimo de lotería, mientras ella se juega millones de euros --en cantidades desconocidas-- jugando en bolsa o comprando y vendiendo con nuestro dinero..., ¡y sin darnos ningún tipo de información financiera! Me parece muy bien que prediquen el fin del mundo como posesos, pero, por lo menos, que tengan la vergüenza torera de decirnos en qué se gastan nuestras contribuciones económicas. ¡Sólo pedimos transparencia financiera a los que se han autoerigido en La Voz de Dios en la Tierra!

¡A lo mejor, TH, ya sabe cuánto dinero recauda la confesión religiosa de los testigos de Jehová en España, anualmente y en qué conceptos se gasta nuestro dinero! ¡Ilumínamos, por favor!

Pregunta para el anciano aplicado:

Moral y bíblicamente, cómo se puede justificar lo que hace la confesión religiosa jugando con el dinero, y a la misma vez, expulsarme si compro un boleto de la ONCE que hace una impagable labor social con los ciegos españoles?