jueves, 1 de julio de 2010

Bellevue Congregation: los pedigüeños les atan en corto

Betelita Ajalvireña (desde el lado oscuro)











Una fotografía que muestra el alcance de los daños de la tormenta

http://bellevuehelp.blogspot.com/

http://bellevuehelp.com/

Estimados camaradas timados día sí y día también:

Hay dos cosas que no perdona el Governing Body Bank: pecar contra el Espíritu Santo (apostatar de las enseñanzas interesadas de los vividores y, adelantarse y pillarles el dinero antes de que ellos lo metan 'pa la saca'.

Sobre esto último, nuestra hermana en la fe --betelita de profesión y vocación..., ¡limpiadora por más señas!-- ha tenido la amabilidad de contactar con la Resistencia y enviarnos este interesante enlace con una noticia teocrática donde las halla. Ella se siente despechada, está viendo cómo su mundo se derrumba por momentos..., ¡y su marido sigue manteniendo la fe en la Organización que les da la patada en el trasero! Se ha quedado sin tener hijos, por causa de las buenas nuevas y para que su marido pudiera escalar hasta lo más alto en cuanto a privilegios en la confesión religiosa se refiere. Ahora, le han anunciado que le toca partir de la Casa y hacer la larga travesía por el desierto del mundo exterior..., ¡con una mano delante y otra detrás!

¿Qué te podemos decir, camarada? Has entregado tu vida a una Sociedad que se come a sus hijos como Saturno. Pero, entre nosotros, siempre tendrás un sitio: no retiramos el saludo a nadie por pensar diferente..., ¡no somos como la confesión religiosa! Gracias, gracias por compartir con nosotros --los desheredados-- esta noticia sobre nuestros hermanos en la fe.

Unas inundaciones afectaron al Estado de Tennessee, especialmente la ciudad de Nashville. Allí, en una barriada al sur de esa ciudad, sufrió importante destrozos por una inundación. Los testigos de Jehová damnificados, se pusieron manos a la obra, siguiendo la máxima de: ·A Dios rogando y con el mazo dando". Abrieron una página web solicitando ayuda a todo aquél que deseara y pudiera. Parece ser que pusieron un número de cuenta bancaria para que se hiciesen los ingresos..., ¡hasta que se percató la Watch Tower! "¿Cómo? ¿Que los sureños nos birlan la pasta..., a nosotros, al Esclavo Fiel y Discreto? ¿Nos están sisando la guita..., a nosotros, el Conducto de Dios en la Tierra? ¿Es que no se fían en que les ayudemos? ¿Cómo tienen esa desconfianza en el Cuerpo Gobernante..., máxime ahora, cuando TH nos defiende a capa y espada? Que el Perla llame al de Circuito y que él les lea la cartilla a ésos ancianetes que se adelantan al Resto Ungido a la hora de pillar la panoja".

Por este motivo, bajo el encabezamiento Donaciones, escriben lo siguiente:

"Por favor, donad el dinero para la Obra Mundial en vuestras respectivas congregaciones como forma de ayudarnos. Las donaciones que hemos recibido hasta ahora, irán a parar a la cuenta de nuestra congregación, tal como lo habíamos planeado en un principio. ¡Muchas gracias por vuestras contribuciones!".

¿Así que al principio..., era diferente? La gente os enviaba el dinero sin intermediarios teocráticos avispados. Pero, ¡claro! El Governing Body Bank no podía perderse el que el dinero fuera a parar a ellos. ¡Ja, ja, ja! ¡Qué rostro! Esto del dinero les supera. Una y otra vez resulta ser lo más sagrado para aquellos que tiene la esperanza celestial..., ¡quién lo diría!

¿Así que ahora los donativos irán para la esotérica y opaca Obra Mundial? ¿Sí? ¿Cuánto dinero se destina anualmente en ayuda a los damnificados en las distintas catástrofes? ¿Qué? ¡No escucho nada! ¡Ah, que es secreto espiritual! Vaya, vaya. ¿No se estará desviando dinero a inversiones en bolsa, no?

La congregación necesita ayuda:

*Alojamiento temporal mientra se reparan sus casas

*Dinero que reparar todo aquello que no cubren los seguros

*Ayuda en forma de mano de obra

*Dinero para recibir asistencia sanitaria o para pagar entierros

*Todo lo que contiene una vivienda: muebles, electrodomésticos, libros, etc.

Aquí tenemos su email para quien quiera comunicarse con ellos: bellevuehelp@gmail.com

Acción para el post:

Ya que la Sociedad quiere pillar el dinero y no nos da cuentas sobre cómo lo gasta..., ¡no le demos ni un euro! Podemos escribir a los hermanos y decidles que les queremos ayudar a ellos directamente, sin intermediarios. Otra opción, enviar un donativo a la confesión religiosa especificando que queremos que ese dinero llegue a la congregación de Bellevue y lo emplee en ayuda a la reconstrucción de viviendas..., ¡eso les condiciona legalmente y no les mola nada!
O, como dice nuestro amigo Garlinton, podemos ofrecer a la congregación el apadrinar a una familia damnificada..., ¡a los apóstatas nos sobran las ideas!