jueves, 18 de marzo de 2010

¡Coge tu dinero y corre...!

El Pirula (agente doble apóstata)


The Watchtower, 1 de febrero de 1954, página 94 P.V.P.: 5 centavos el ejemplar

Estimados camaradas sufridores impenitentes de las diversas tropelías:

El mensaje que damos hoy es claro y conciso: "¡Coge tu dinero y corre...!". Así están las cosas. El Governing Body Bank quiere tu dinero --condición sine qua non para obtener la salvación eterna y una parcela en el Nuevo Orden que vende la Sociedad Watchtower--. En los últimos días, el pueblo de Dios sufriría una prueba final relacionada con el lugar donde está concentrado el interés de cada cual. ¿Es el dinero lo que más te preocupa? ¿Dices con la boca pequeña que no...? Entonces, ¿porqué te resistes a compartirlo con el Esclavo Fiel y Discreto? ¡Al fin y al cabo ellos son el canal de comunicación de Dios con la humanidad y sabrán --mejor que tú, y no te quepa duda-- dónde invertirlo en este inicuo sistema de cosas de Satanás! ¡Si Bernie Madoff hubiera sabido la mitad de lo que saben ellos, hoy no estaría en el Hotel Rejas!

El Pirula, un agente doble, nos deleita hoy con esta página de B.O.E. testiguil. Es una pregunta de los lectores que va de la página 93 a la 95. ¡Es para partirse de risa! La altura teológica de éstos exégetas de pacotilla queda patente en todo el artículo, pero..., lo mejor de todo, está en el párrafo superior izquierdo, es un deleite para los ojos... ¡Va por ustedes!

La pregunta de los lectores es la siguiente: "¿El juego por dinero, viola los pincípios bíblicos? ¿Es inaceptable para un cristiano el tener un empleo en una empresa relacionada con el juego, tales como: la venta de lotería o casas de apuestas?". V. W., Haití, (Índias Occidentales)

El párrafo en cuestión contesta lo siguiente: "¿Qué pasa si el jugador puede permitirse el lujo de perder ese dinero, sin que repercuta en el sustento de su familia o en otras obligaciones que pudiera tener? En el supuesto caso de que él pudiera permitírselo el perder ese dinero, ¿no pudiera tener un mejor uso que el de enriquecer a mafiosos y criminales? En el supuesto caso de que el juego este controlado por el gobierno, ¿no es ilegítimo el motivo por el que uno juega? ¿No sería querer ganar dinero sin prestar ningún servicio a cambio? El que juega, no quiere dar dinero al gobierno, sino que desea que el gobierno se lo de a él. La mayoría de la gente se queja de los impuestos que tiene que pagar al gobierno; y lo que no quieren bajo ningún concepto es darle más.

Pero existe un mejor uso para el dinero del cristiano que el juego. Si éste se puede permitir el lujo de perderlo, también se puede permitir el lujo de donarlo...

Mejor dárselo a tu hermano (necesitado) que perderlo jugando. Además, mejor utilizarlo en la obra de Jehová que en el juego: "Honra a Jehová con tu riqueza". Así, un cristiano no querría jugar y ganar algo por lo cual él no ha rendido un servicio o dado algo a cambio, ése cristiano no escogería el jugar dinero y perderlo cuando se le hubiera podido dar un uso cristiano.

Fin de la traducción. El artículo entero vale la pena leerlo, se puede ver lo que tienen en la cabeza éstos acostumbrados a un buen comer y a un mejor beber.

Como siempre, la Sociedad, normalmente encuentra un uso más "noble" y cristiano a los recursos económicos que hemos ganado con nuestro esfuerzo: ¡dárselo a ellos para que lo disfruten! Ellos necesitan nuestro dinero, si no fuese por nuestras donaciones, ¡deberían de trabajar como nosotros para pagarse sus lujos!

ACCIÓN PARA EL POST

Jugar esta semana que entra a la Euromillón y, si no nos toca, echar la papeleta obsoleta en una caja de contribuciones.