jueves, 11 de febrero de 2010

Yo traslapo, tú traslapas..., la Watchtower traslapa la generación del fin

La Tere (desde el más allá para los de más acá)




¡Despertad! 22 de abril de 1972, páginas 26 y 27 P.V.P.: 4 pesetas

Estimados camaradas que todavía estáis esperando el cumplimiento de las promesas de la Watch Tower:

¡Podéis echaros a dormir! ¡Ésos fallan más que una escopeta de feria! De cada tres profecías que dan..., fallan cuatro. Dicen que los apóstatas somos requetemalos por el cachondeo que nos traemos con ellos, pero, ¡qué culpa tenemos nosotros de que las estadísticas les traicionen!

Hoy, La Tere, nos ilumina con esta profecía falluta de los vividores de turno..., ¡cuidado..., que cobraban por las profecías! Cada revista, cada libro, cada Biblia, tenía su precio en pesetas. Así, mientras unos muchos apoquinaban la pasta, el selecto grupo que dice representar a los ungidos de pacotilla, vivían y viven una vida como dioses.

La cosa no tendría más trascendencia, incluso, sería motivo de chunga colectiva, pero, ¿cuántas vidas arruinaron: académicamente, laboralmente, socialmente..., por culpa de esta profecía falluta de la que nadie se quiere hacer responsable? ¿Quiénes fueron los padres intelectuales de tan insigne timo teocrático? ¿Alguna vez escribirá el Cuerpo Gobernante una carta a todos los testigos de Jehová en las que pida disculpas públicamente? ¿No? ¿Porqué no? El respetable se lo merece.

¿La teología da dividendos económicos en este tiempo del fin? Si hubiese sabido esto Bernie Madoff, ¿se hubiese metido en el berenjenal que se metió? Vamos a intentar desgranar estas dos páginas de una revista monográfica sobre el tema..., tan actual:

La verdad es que empiezan fuerte, metiendo toda la carne en el asador: "Nuestra generación verá el fin del actual orden plagado de tensiones. De hecho, hasta hay buena razón para esperar que un nuevo orden hecho por Dios comience dentro de la década actual". ¡Toma, toma y toma! ¡Ahí es nada! ¡Dentro de la década actual --año 1972--! ¿Dónde está el vocablo: traslapar? No lo busquéis..., no lo vais a encontrar. Eran otros tiempos, con otras necesidades perentorias... ¿Harán un cálculo sobre lo que supuso --financieramente hablando-- para la Watch Tower el que la gente confiara su vida y bienes en aras de una profecía amañada y caduca? ¡Qué tiempos aquellos en los que la maquinaria financiera de la Watch Tower estaba bien engrasada con la venta de sus publicaciones por parte de los pardillos integrales de los publicadores de congregación..., surcaban los mares a toda vela con su todoposeroso Titanic económico! No obstante, tan pronto se desvaneció la fe y la credulidad de los pringados de turno, con esa misma rapidez menguaron las donaciones económicas a la Orden del Voto de Pobreza..., la falta de fe en sus profecías, ¡ese ha sido su iceberg contra el que han chocado! ¡Ahora el imperio económico está haciendo aguas!

Con toda la intención del mundo, ponen en cursivas las siguientes palabras de Jesús: "Esta generación no pasará de ningún modo hasta que sucedan todas las cosas". ¡Je, je, je! ¿Así que una generación? ¿Generación sin traslapamiento, no? ¡Cómo cambian las cosas! Se entiende que se abochornen ahora y digan que ellos no profetizaron nada!

¿Qué tenían en la cabeza cuando hablaron de "una generación" en este artículo? ¡Pues eso, literalmente, UNA generación! Mirad lo que escriben al respecto: "La generación judía que oyó esa profecía vio el cumplimiento de la profecía de Jesús acerca de Jerusalén menos de cuatro décadas después". ¿Dónde está el traslapamiento generacional? Está visto: timo tras timo es su política teológica para pardillos funcionales. "TH, ¿estás ahí? ¡Sal, hombre, sal! ¡No te vamos hacer nada y no nos vamos a reír de ti! ¡No tengas miedo a los apóstatas veraces que documentan todo...!".

Aderezan la certeza de su profecía, con una prueba infalible: "hallamos que la terminación de 6.000 años de existencia del hombre ocurrirá aproximadamente a mediados de los años setenta. Esto es significativo. ¿Por qué?". ¿Así que a mediados de los años setenta? ¿Os estáis refiriendo al año 1975? O sea, que ya llevamos 45 años dentro del reinado milenario de Cristo predicho en el Apocalípsis: con su paraíso terrenal, con la eliminación de la muerte de la vida de la humanidad y en la que todos seremos felices comiendo perdices, ¿no? El dibujo lo ilustra bien. ¡Menuda cara tenéis! Luego, ha decir que los apóstatas decimos mentiras interesadas..., que hablamos mal del Cuerpo Gobernante, etc., pero, después de estos timos, ¿esperáis que os echemos flores?

ACCIÓN PARA EL POST:

Divulgad esta información entre los hermanos conocidos..., ¡siempre se puede dejar olvidada en algún lugar conveniente! ¡No podemos olvidar de dónde venimos, quiénes somos y --lo más importante-- quiénes nos han engañado como a chinos!