martes, 2 de febrero de 2010

La psiquiatría y los testigos de Jehová

Txakoli (desde el lado oscuro)



¡Despertad! 22 de julio de 1975, páginas 17 y 18,P.V.P.: 4 pesetas
Estimados camaradas sufridores impenitentes:

El compañero Txacolí, nos sorprende con un nuevo artículo sobre la psiquiatría y la confesión religiosa que nos ocupa. Como siempre, todo se documenta..., ¡que luego dicen que los apóstatas mentimos! Podemos ser apóstatas, pero nuestro padre no es el de la mentira..., ¡eso no lo pueden decir otros! ¡Gracis, camarada, por tu implicación en la causa de la verdad verdadera sin trampa ni cartón!

Los cristianos del papel de estraza y las traducciones tarzanescas no nos dejan de sorprender día sí y día también. Eso de autoproclamarse la Voz de Dios para la humanidad, les da una osadía, un atrevimiento sin parangón. Sin títulos académicos conocidos, legislan sobre las cosas celestiales y las terrenales..., ¡se creen dioses!
.
¿Es siempre la teología inocua? Pues parece que no, solo hace falta leer las páginas escaneadas de ese artículo para dilucidar qué tipo de consejos dan a la feligresía sobre cómo tratar las enfermedades mentales...,¡la ignorancia es osada!

Un artículo interesante para poder adentrarnos en la mente de los testigos de Jehová, ¿porqué tienen ese concepto despectivo hacia la psicología o la psiquiatría? Nada es por casualidad, todo está programado, se les educa y lobotomiza desde la misma infancia a tener ideas y creencias preconcebidas. ¿El ideólogo, o gurú causante de todo este desvario? No es otro que el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová. Todo el bagaje doctrinal y pseudointelectual tiene su origen en éstos personajes sin el Certificado de Estudios Primarios..., ¡de risa, si fuese por las consecuencias que tienen sus enseñanzas en la vida de la gente!

Entre las perlas que tiene este artículo, encontramos esta: "El fracaso básico de los psiquiatras mundano (todos los que no son testigos de Jehová) es que por lo general no se dirigen a este Dios verdadero en busca de guía y sabiduría para el tratamiento de los perturbados emocional y mentalmente". ¡Ahí es nada! ¿Cuál es el porcentaje de testigos de Jehová en el mundo de la psiquiatría? ¿Insignificante, tal vez? Por lo que están dando a entender que todo el mundo de la psiquiatría es un fracaso para ayudar a los "perturbados" y enfermos mentales. ¿Se puede ser más irresponsable, y más sabiendo que las personas que leen esto te creen a ti como el vocero de Dios? ¿Qué tendrá que ver la teología con las trastornos mentales? ¡Éstos pasan de todo, no miden las consecuencias de lo que enseñan como Palabra de Dios!

Después, nos dejan con la boca abierta al contarnos la experiencia de un padre que sigue los consejos de la Watchtower y echa a su hijo --con problemas con la drogodependencia de casa-- como forma de terapia que recomienda la Organización, despotricando del psiquiatra que le trataba como un sacacuartos. Muy bien. ¿Ése hijo era mayor de edad? ¿Qué pasa si es menor de edad? ¿Este método infalible de terapia, el echar a los hijos con problemas de casa, tiene siempre un final feliz..., como se desprende del relato de esta revista? Son unos perfectos irresponsables al recomendar este tipo de tratamiento en contraposición a la psiquiatría y psicología. El daño que han causado es incalculable en la vida de la gente.

Para rematar la faena, nos ponen el ejemplo de un psiquiatra que fue acusado por abusos sexuales a jovencitos, ¿quieren decir con esto que todos los psiquiatras son unos depravados sexuales? ¿Qué tendrá que ver el que un psiquiatra sea un delincuente..., con el resto de todos los demás? ¿Se puede poner esto en una revista, con el fin de ilustrar lo malos que son éstos profesionales de la salud?

Y la puntillá a los psiquiatras, se la meten con este comentario último: "el que los psiquiatras por lo general no sepan cómo aplicar apropiadamente la mejor medicina para las enfermedades mentales --la divina cualidad del amor-- probablemente hace ineficaz su tratamiento". ¡Se han quedado descansando diciendo esto! Después de estas directrices, ¿se le ocurrirá a algún testigo de Jehová que padezca esquizofrenia acudir a un psiquiatra por ayuda? ¿Cuánta gente ha podido empeorar en su enfermedad, por hacer caso a estos consejos, y no acudir a un profesional por ayuda?

Una cosa es la libertad de religión y, otra muy distinta, permitir que una confesión religiosa atente --con su doctrina-- contra la salud pública de sus feligreses.

¿Somos apóstatas por documentar esto? ¿Y el que esconde esta información de la opinión pública..., es un cristiano verdadero? ¿Quién es el padre de la mentira?

ACCIÓN PARA EL POST:

Enviar este artículo a las siguientes direcciones:

* Defensor del Pueblo - registro@defensordelpueblo.es

* José Mª. Contreras Mazarío. Director General de Relaciones con las Confesiones, email:registro.religiosas@mjusticia.es

* Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España -- webmaster@cgcom.es

* Asociación Española de Bioética - natalialm@unav.es

* Asociación Española de Derecho Sanitario - aeds@aeds.org

* Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente - sepypna@sepypna.com

* Asociación Española de Pediatría - aep@aeped.es

* Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos, email: secop@cop.es

* Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental: email: fepsm@fepsm.org

* Ministerio de Sanidad de España, email: oiac@msps.es