miércoles, 6 de enero de 2010

La mano que mece la cuna...


4º presidente de la Sociedad Watch Tower (El Ideólogo)



¡Despertad! 8 de enero de 1968, páginas 8 y 9, Subscripción anual 1$

http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2008/06/el-doble-rasero-del-cuerpo-gobernante.html

Estimados camaradas llevados al huerto en innumerables ocasiones por los pedigüeños:

Nuestro compañero Topo Ajalvireño, se ha retratado una vez más entrando el nuevo año. Ha tenido la gentileza de enviarnos este artículo de una de las dos revistas que editan los testigos de Jehová para que la Honorable Hermandad Apóstata pueda traducirla al román paladino y también comentarla.

Aquí nos dejamos de demagogia y nos remitimos a los hechos, a la documentación pertinente, para que el lector pueda informarse y formarse su propio criterio sin la necesidad de las anteojeras watchtowerianas. ¿Quién os presenta la documentación original en estado puro? ¿Quién os presenta las verdades del barquero sin adulterar? ¿Queréis la verdad, o, la mentira? ¡Esto se llama: "Dejarles con el culo al aire"!

La Organización de los testigos de Jehová, intenta presentar ante la opinión pública que la decisión de no aceptar las transfusiones de sangre, es una personal y de conciencia de cada testigo de Jehová. Ellos, como confesión religiosa, intentan desmarcarse de estas "decisiones personales" que toman todos y cada uno de los testigos de Jehová en todo el mundo. El mismo modus operandi que les caracteriza: Tirar la piedra y esconder la mano.

El Topo Ajalvireño es una rata de biblioteca, y examina cuidadosamente la documentación que pone a su alcance la Orden..., ¡es un crack! ¡Qué haríamos sin él! La verdad es que no podemos ilusionarnos de que TH o los adláteres watchtowerianos cuelguen esta información impresa por el Esclavo Fiel y Discreto. Ellos quisieran borrar su propia historia escrita, pero, los apóstatas no podemos permitirlo, ¡la verdad debe salir a la luz y alumbrar a los cristianos para que anden en el camino de la verdad y lo correcto!

Pero, sin más dilación vamos a ir al artículo de la Voz de Dios en la Tierra.

SE PRESENTA UNA DEMANDA. Cuando se dispone de ingentes cantidades de dinero que el Cuerpo Gobernante no ha sudado, se puede uno permitir el lujo de interponer demandas a diestro y siniestro, como decimos en España: ¡Cualquiera tira con pólvora ajena!

Los iluminados, escriben: "Con el fin de obtener alivio de tales métodos arbitrarios y dictatoriales, y para detener la invasión de la vida privada de sus familias, los testigos de Jehová presentaron una demanda". ¿Así que, cuando el personal facultativo obtienen una orden judicial para administrar un tratamiento médico vital --como lo son las transfusiones sanguíneas-- los testigos de Jehová lo consideran una acción arbitraria y dictatorial..., una invasión de la vida privada de la familia, no? El testigo de Jehová individual, ¿llega a estas conclusiones por sí mismo, o hay una mano negra detrás que mece la cuna?

¿Quiénes eran los demandantes? "La Sra. Chabot (una testigo de Jehová..., la Sociedad Watch Tower Bible and Tract of Pensilvania, la agencia administrativa legal de los testigos de Jehová". ¡Vaya, vaya, vaya! ¿Así que la agencia administrativa legal de los testigos de Jehová, eh? ¡Ahora se os ve el plumero! ¡Qué tiempos aquellos en los que sacabais pecho en este tema! Ahora, ¡chiiiis! ¡Ni se mencione para nada a la confesión religiosa..., esto es un asunto personal del individuo! ¡Nunca digáis que no aceptáis transfusiones de sangre porque sois testigos de Jehová! ¡Je, je, je! ¡Qué cara más dura!

¿Contra quién era esta demanda? "contra veintidós médicos, diez hospitales, dieciséis ejecutivos de hospitales, seis jueces, el fiscal general, un agente de vigilancia y dos abogados...". ¡Hasta el pobre segurata os lo lleváis por delante! Se os ha olvidado la mujer de la limpieza..., ¡qué bárbaros! ¡Qué poderío económico! ¿Cuánto dinero cuesta un procedimiento judicial de tal magnitud? ¡Ni el Estatuto de Cataluña iba a dar tanta faena!

TESTIFICA EL VICEPRESIDENTE: El erudito sin paragón, el políglota por excelencia, el sabelotodo watchtoweriano, el profeta falluto, el eterno aspirante a la Beca Cecil Rhodes, él que era un erudito en las lenguas hebrea y aramea con un curso por correspondencia tipo CCC, él que era un erudito en griego bíblico con dos horas de clase por bagaje..., él, el icono que recitaba el Salmo del pajarero. Él, que cuando uno lee su biografía pegote de Franz, tal como aparece en La Atalaya del 1 de mayo de 1987, páginas 22-30... de las nueve páginas de las que se conforma la biografía... las cuatro primeras --un 45% aproximadamente-- habla de su formación académica en los distintos centros educativos por los que pasó..., ¡por supuesto sin licenciarse! En él se cumplió el dicho: "En el país de los ciegos el tuerto es el rey".

Fred W. Franz, se le presenta aquí en este artículo como vicepresidente de la Sociedad Watch Tower Bible and Tract (con los años ocuparía la presidencia) y fue el primer testigo de la causa llamado a declarar por el abogado (testigo de Jehová) Glen How --¡como Juan Palomo, yo me guiso me lo como!--. Primeramente,Franz (el ideólogo) da una serie de interpretaciones bíblicas donde se fundamenta la base teórica de la oposición de los testigos de Jehová a las transfusiones de sangre. Por su supuesto, los jueces no están para interpretar las Sagradas Escrituras. Franz se queda sólo sin tener a nadie (exégeta) que pudiera contradecirle en ese terreno de la exégisis bíblica..., ¡alguien autorizado académicamente en ese campo de la lingüística bíblica! Campea a sus anchas siendo el tuerto en el país de lo ciegos.

Y el erudito sin titulación académica conocida, se luce sentando cátedra: "Es deber del padre Testigo obedecer este mandato cristiano, recalcó el Sr. Franz, aun si eso significa desobedecer las leyes del Estado". Sí, para el testigo de Jehová, no existen leyes por encima de las que dicta su confesión religiosa..., ¡aun si tenemos que perder la vida nosotros o nuestros hijos! ¿Es esto integrismo religioso, o no lo es? Aquí está la clave del asunto y del fundamento teórico para que los testigos de Jehová adopten al unísono la misma y única postura de oposición frontal aun tratamiento médico, como lo es una transfusión sanguínea.¿

Llegado a este punto y visto que Fred Frank se había crecido al no tener nadie delante para poder contradecirle bíblicamente, un juez le pregunta para que se defina aún más y, él, el engreído, entra al trapo sin dudarlo: "¿Hasta qué grado procedería un testigo de Jehová para evitar una transfusión si el tribunal ordenara una para un hijo menor de edad?".

Contesta el profeta falluto: El Sr. Franz contestó: "El padre resistiría el mandato judicial que pone la ley del hombre por encima de la ley de Dios, y trataría de impedir la administración de tal transfusión". ¡Je, je, je! ¡Ahora sí que os dejáis ver, teócratas talibanescos! Eso es hablar clarito, sin la demagogia típica watchtoweriana que ahora os caracteriza. ¿Qué? ¿Este comentario por parte de la Organización que representa a todos los testigos de Jehová, a qué motiva a los padres? ¿Esto respeta la leyes españolas, o se las pasa por el arco del triunfo? Aquí se puede apreciar la implicación directa de la "agencia administrativa legal" de los testigos de Jehová en su adoctrinación en este tema de salud. ¡Los testigos de Jehová no han llegado a la conclusión de no aceptar las transfusiones de sangre por ellos mismos, sino, inducidos por toda la literatura publicada por esta confesión religiosa a la que se considera la "Voz" de Dios en la Tierra!

Nosotros, los apóstatas, hablamos y documentamos la verdad. Otros, se pierden con argumentos sin peso y sin la documentación pertinente..., ¡eso nos distingue!

Nuestros argumentos no matan a nadie, ¿pueden decir ellos eso?

ACCIÓN PARA EL POST:

Mandar un email con la fotocopia escaneada a las siguientes direcciones:

* Defensor del Pueblo - registro@defensordelpueblo.es

* José Mª. Contreras Mazarío. Director General de Relaciones con las Confesiones, email:registro.religiosas@mjusticia.es

* Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España -- webmaster@cgcom.es

* Asociación Española de Bioética - natalialm@unav.es

* Asociación Española de Derecho Sanitario - aeds@aeds.org

* Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente - sepypna@sepypna.com

* Asociación Española de Pediatría - aep@aeped.es

Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos, email: secop@cop.es

Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental: email: fepsm@fepsm.org

Ministerio de Sanidad de España, email: oiac@msps.es

Consejo General de Colegios Oficiales Médicos de España, email: webmaster@cgcom.es