sábado, 14 de febrero de 2009

Directrices de la Watch Tower..., ¡sobre cuáles deben ser nuestras decisiones de conciencia!

Monty Mole (reportero infiltrado)







Coacción documentada

http://www.extj.com/foro/view_topic.php?id=6611&forum_id=1

Estimados camaradas coaccionados por la Konfesión Ajalvireña:

Nuestro camarada, compañero y comando Ka o40, Monty Mole, ha colgado en el foro de David y Mary Fuentes, la última carta (con fecha de 17 de diciembre de 2008) que ha mandado el indocumentado Governing Body Bank sobre: qué decisiones DEBEN tomar los testigos de Jehová colectivamente sobre un tratamiento médico como lo es una transfusión de sangre. No debe haber confusión. No deben haber diferentes puntos de vista sobre este tema. Todos los testigos de Jehová deben pensar lo mismo y deben expresarse de la misma manera cuando les pregunten cuál es su posición "personal y de conciencia" sobre este escabroso asunto. ¿No es extraño que 6.000.000 de testigos de Jehová mantegan el mismo punto de vista sobre las transfusiones de sangre? ¿No sorprende tantísima coincidencia? ¿Tanta coincidencia..., puede ser el resultado de la casualidad ciega? ¿Hay alguna mano negra detrás de esta postura teocrática-talibanesca-watchtoweriana?

Os recomiendo que visitéis el enlace de arriba, para consultar el documento original. No obstante, no dejaremos de expresar nuestra libre opinión ante las directrices anuales sobre cuál debe ser la posición unánime de los testigos de Jehová..., escritas por el Cuerpo Gobernante.

Una carta enviada a todas las congregaciones y que consta de dos páginas. Pasamos a nuestro examen. Dice así la carta:

Lo primero, han quitado el anagrama de La Organización que aparecía en todas las cartas..., "la torre" que por más de un siglo ha identificado a la Sociedad Watch Tower y los testigos de Jehová. ¿Por qué intentan borrar la torre de su historia? ¿Es un intento deliberado de provocar una amnesia colectiva? ¿Quieren borrar todo el pasado, todo lo escrito, todo lo dicho? ¿Desean volver al año cero..., comenzar de nuevo? ¿Nada de mencionar a Russell, ni a Rutherford, ni a Franz, ni a ningún presidente de La Sociedad..., nada de hacer referencia a lo que escribieron sobre las: vacunas, transplántes de órganos, transfusiones de sangre, etc? ¡Nada se dijo, nada existió..., todo fue fruto de nuestra imaginación, todo fue un sueño, una pesadilla!

Pero, nuestro trabajo es hacer crítica constructiva, dice la carta:

"No deben entregarse copias de estos documentos a los publicadores ni colocarlos en el tablero de anuncios o leerlos en la congregación". Siguen con su habitual modus operandi: nada de información a los pardillos integrales en las congregaciones, ellos están sólo para obedecer las directrices de La Organización (vía ancianil-borreguil) y para echar las contribuciones "voluntarias" en la alcancía. ¿Y vosotros podéis poner vuestra confianza y las vidas de vuestros hijos..., en esta pandilla selecta de "ocultistas"? En quien deliberada y sistemáticamente esconde la información vital de vosotros, ¿podéis poner fe en ellos?

"En la mayoría de los casos, los ancianos deben comunicarse con el CEH (Comité de Enlace con los Hospitales) en nombre de los publicadores bautizados o no bautizados cuando se necesite que dicho comité ayude en la búsqueda de un médico dispuesto a respetar nuestra postura o ante la amenaza de que se administre una transfusión en contra de nuestra". ¿Y porqué no hacemos todo más sencillo y quitamos intermediarios y hombres de paja del medio? ¿Porqué no hacer una llamada teléfonica a Betel (Sede Nacional) y solicitar la dirección de un médico conchabado..., dispuestos a decirnos --que no garantizarnos por escrito-- que nos operará sin sangre a cambio de dinero? En este tema de médicos dispuestos a operarnos sin sangre, con dinero por delante, ¿pilla alguna comisión el intermediario, o sea, el miembro del CEH de turno? ¿Cuál es el referente primordial a la hora de seleccionar el médico que nos operará? ¿Escogerán al más experimentado y cualificado para operarnos, o, se escogerá al más "atrevido" y dispuesto a acometer la operación quirúrgica..., por una suculante cantidad de dinero? En una decisión que se presume que es personal y de conciencia, ¿cómo es que existen tantas directrices anuales y tantos intermediarios? ¿Están las directrices de la Asociación de los Testigos de Jehová condicionando y conduciendo de la mano, la soberana voluntad de sus feligreses ibéricos?

"El secretario de la congregación debe asegurarse de entregar a los publicadores recién bautizados los siguientes documentos y reimpresiones de suplementos de Nuestro Ministerio del Reino:

1. Tarjeta "Instrucciones Previas" (md-AB-S)

2. "¿Qué opino de las fracciones sanguíneas y de los procedimientos que impliquen el uso de mi sangre?" (Nuestro Ministerio del Reino de noviembre de 2006).

3. "¿Estás preparado para una situación de médica que presente un desafío a tu fe?" (Nuestro Ministerio del Reino de marzo de 1991).

4. "Proteged a vuestros hijos del uso indebido de la sangre" (Nuestro Ministerio del Reino de septiembre de 1992)".

Reparad en los temas de las publicaciones que "nos": aleccionan, adoctrinan, seleccionan y se aseguran de que tengamos, para formarnos una opinión personal y de conciencia que armonice al 100% con la posición oficial de los testigos de Jehová a nivel mundial. ¿Es fruto de la casualidad ciega que todos los testigos de Jehová mantengan una postura idéntica en cuanto a un tratamiento médico como lo es una transfusión sanguínea, o cualquier procedimiento médico que envuelva el uso de la sangre o sus diferentes componentes sanguíneos? O, ¿mas bien hay una mano negra detrás de todo este tinglado?

La carta, se reserva muy bien, de mencionar la SANCIÓN o CASTIGO que se le administrará al testigo de Jehová que decida voluntariamente desobecer estas directrices y acepte una transfusión sanguínea para recuperar su salud o la de sus hijos menores de edad. Sí, la expulsión (en este caso concreto les gusta denominarla..., autoexclusión) de la congregación. Ello significa que, ninguna amistad podrá dirigirte la palabra nunca más, ni siquiera un civilizado y escueto "¡hola!" en un encuentro fortuíto en un ascensor. Tu familia de sangre, deberá restringir al máximo posible cualquier trato contigo..., deberán tratarte como una apestado. O sea, si decides voluntariamente aceptar una transfusión sanguíea, las órdenes de La Sociedad es que los ancianos de tu congregación te expulsen y lapiden social y familiarmente..., ¡no hay que darte ni agua!

¿Se está violando la Declaración Universal de los Derechos Humanos en estos casos?

¡Los tribunales lo decidirán próximamente!

¡Con vosotros, con vuestros hijos, con la verdad y contra la mentira! ¿Quién es el padre de la mentira y el engaño?