sábado, 20 de diciembre de 2008

¡A la puta calle...! Los sin techo en Madrid


http://www.guardianweekly.co.uk/?page=editorial&id=868&catID=9

Estimados camaradas entregados a la causa de las buenas nuevas de la verdad verdadera:

La noticia nos llega desde el Reino Unido, pero habla de Madrid (España). Ahora, tendremos la oportunidad de ver, con los ojos del entendimiento, el resultado de la política doctrinal del Governing Body Bank..., con referencia al trato que debemos dar a nuestros familiares que no se dejan aborregar por la Watch Tower Money and Bank..., la consigna watchoweriana: "¡Al enemigo ni agua..., aunque sea nuestro hijo!".

Esta es la lucha por la libertades de la Watch Tower, esta es la otra cara de su resistencia al nazismo..., esta es la cara oculta de una confesión religiosa que atenta contra los derechos humanos de ciudadanos españoles..., ¡este es el drama humano de una teocrácia talibanesca afincada en Occidente! ¿Dónde está tu respeto a los derechos humanos..., testigos de Jehová?

La noticia habla de la problemática de las personas sin hogar, que viven en Madrid. El periodista de The Guardian, cuenta la historia de una de éstas desafortunadas personas --para las que la Watchtower no tiene ningún programa de ayuda..., ni si gasta un euro en dar una comida a éstos indigentes--.

Cuenta él: "La primera noche es una que nunca olvidarás, es un trauma ver que todo el dinero que tienes no es suficiente como para pagarte una cama. Me preguntaba, ¿dónde voy a dormir? ¿Voy a un parque? (¿Puedo ir a Betel y pedir que me dejen pectonar una sola noche en los más de 400 apartamentos vacíos que tienen en Ajalvir?). Cogí unos cartones de un contenedor y en ellos me refugié. Me quedé a dormir allí, sólo, como un perro, como una rata. Totalmente avergonzado.

LLevo tres años y medio viviendo en la calle. He acabado por afincarme en Madrid, pues he tratado de mejorar las condiciones en las que vivo. Antes estaba en Sevilla, pero las cosas no me iban bien allí; tenía problemas con mi familia, así que decidí poner tierra por medio.

Tenía siete años cuando mis padres se divorciaron. Mi madre tuvo problemas psicológicos durante toda su vida. Ella era una beata testigo de Jehová que no veía posible convivir con nadie que no fuera de su religión. No podía tener un marido que no fuese testigo de Jehová, ni amigos que no fuesen testigos de Jehová, y sus hijos lo eran siempre y cuando fuesen testigos de Jehová. Ella abandonó a todos aquellos que no lo eran; a mí me echó a la calle. Ella me dijo que me echaba de casa por no aceptar la "verdad". Para ella estoy muerto.

Quiero que la gente sepa cómo vivimos. Vivimos en la más absoluta de las pobrezas. La gente tiene que entender que, en invierno, no podemos vivir en la calle. No deseo que me den un palacio, ni siquiera un apartamento. Quiero una habitación con una cama. Una ducha. Por la mañana saldría a trabajar. No voy a robar ni hacer estupideces. Sólo quiero que alguien me proporcione un techo con el cobijarme.

El trabajo me lo puedo buscar yo sin ningún problema. Soy una persona capaz. Unicamente necesito un empujón: una cama, una ducha y un lugar donde dormir. ¿Dónde están esas cosas? En ningún sitio, porque no existen para mi. Cuando estoy acostado, todo lo que veo son los zapatos de la gente pasar por mi lado y la basura que deján atrás".

Fermín, ha sido entrevistado por Jake Rollnick, quien está tratando de introducirlo en un programa de reinserción social.

Fermín, no te conozco, pero, en el Betel de Ajalvir tienen cientos de apartamentos vacíos..., tienen ducha con agua caliente y camas desocupadas a cientos, ¿has pensado en pedirles que te dejen pasar unos días de este crudo invierno con el fin de que puedas iniciar una nueva vida? ¿Será cristiano permitir que Fermín pueda dormir y ducharse en Betel? Él no está pidiendo utilizar la piscina climatizada, ni la sauna ni el jacuzzi..., sólo una ducha y poder dormir hasta que encuentre un trabajo y pueda pagarse un alquiler. ¿Le podemos ayudar los testigos de Jehová..., o la Biblia lo prohíbe? ¿Se puede utilizar parte de dinero que donamos a Betel..., en ayudar a algunos que no tienen techo en Madrid? ¿O el dinero que damos..., cuyo fin desconocemos..., es demasiado sagrado como para emplearlo en ayudar a éstas personas?

Éste hombre está en la calle, por culpa del fundamentalismo religioso de su madre: "Si no aceptas la VERDAD --la religión de los testigos de Jehová-- no eres mi hijo y te vás a la calle". Cuando ostentas la verdad religiosa, no hay mucho espacio para la tolerancia ni para los sentimientos y cariño naturales. El cariño de la madre hacia su hijo y la "verdad", andan inseparablemente de la mano: sin lo uno no puede haber lo otro..., ¡así es la verdad watchtoweriana del Governing Body Bank! ¿Dónde está la caridad cristiana, la solidaridad con los menos favorecidos..., en esta confesión del notorio arraigo y olé?

Un drama humano que, gracias a la prensa 'mundana'..., hemos llegado a conocer. ¡Qué triste dejar que sea en exclusiva el inicuo sistema de Satanás quien se ocupe de todas éstas personas sin techo! ¡Qué pena que la religión falsa de Babilonia la Grande..., como Cáritas..., se ocupen de hacer el bien sin preguntar en qué crees! Y, mientras, los testigos de Jehová..., se aferran al dinero con uñas y dientes que, por no compartir..., ¡ni nos dan un informe financiero de cuánto se aporta en España en contribuciones y donaciones varias! ¿Dónde va al dinero? ¡DESDE LUEGO NO PARA AYUDAR A LOS NECESITADOS!