domingo, 21 de septiembre de 2008

"¡Es una pena que no vivamos en un Estado teocrático..., si no, lo matábamos!"



http://www.extj.com/foro/view_topic.php?id=5004&forum_id=1&page=2

Estimados compañeros de fatigas que lucháis por los derechos humanos:

El post de hoy, sin duda es básico para poder entender la "intención" tras la expulsión de personas en los testigos de Jehová. Nuestro camarada Guerrero --¡qué nombre más adecuado!--, nos indicó este artículo en el foro del enlace de arriba. ¡Gracias, colega! Muchas son las fatigas de los que luchamos por los derechos humanos dentro de los testigos de Jehová. No nos podemos olvidar de todo el sufrimiento humano que causa el sistema judicial de la Watch Tower. Aquí no hablamos de creencias religiosas, aquí hablamos de violaciones sistemáticas de los derechos humanos de miles de personas en España y, de millones por todo el mundo.

¿Cómo podíamos conseguir una copia escaneada del original? Ese era nuestro reto. Pero, tenemos muchos colaboradores. El topo ajalvireño, el traductor nocturno, nos lo ha proporcionado..., ¡gracias camarada ajalvireño! ¡Mucho es el riesgo que corres y muy valiente eres! ¡Tu labor no es en vano en lo relacionado con la sanación de los quebrantados de corazón! Algún día podremos conocer tu identidad.

El artículo en cuestión es el de The Watchtower de 1952, páginas 703 y 704. Es una pregunta de un lector, un tal P.C., de Ontario (Canadá). La pregunta que formuló fue esta: "En en caso de que: un padre, una madre, un hijo o una hija sean expulsados, ¿cómo debería ser tratada ésa persona por los miembros de su familia en sus relaciones familiares?

Entresacamos algunas de las perlas de la revista oficial por excelencia de los testigos de Jehová:

"Hoy, no vivímos en medio de naciones teocráticas, donde tales miembros de una familia carnal serían exterminados por apostatar de Dios y de su organización teocrática, como era posible y se ordenaba en la nación de Israel cuando estaba en el desierto del Sinaí y en la tierra de Palestina: "Debes matarlo sin falta, tu mano debe ser la primera de todas en venir sobre él para darle muerte, y la mano de todo el pueblo después. Y tienes que apedrearlo con piedras, y tiene que morir, porque ha tratado de apartarte de Jehová tu Dios,... Entonces todo Israel oirá y tendrá miedo, y no volverán a hacer nada semejante a esta cosa mala en medio de ti". Deuteronomio 13:6-11 (TNM)

"Estando como estamos, limitados por las leyes de las naciones mundanas en las que vivímos y también por las leyes de Dios dadas a través de Cristo, sólo podemos tomar acción contra los apóstatas hasta cierto grado, que, harmoniza con ambos códigos de leyes. Las leyes de los países donde vivímos y la ley de Dios dada por medio de Cristo nos prohíben matar a los apóstatas, aun a pesar de que ellos sean miembros de nuestra propia familia carnal. Sin embargo, la ley de Dios nos exige reconocer que éstos han sido expulsados de la congregación y, a pesar de hecho de que las leyes de país en el que vivímos nos exigen atender ciertas obligaciones naturales, como vivir y tener tratos, con éstos apóstatas con los que vivímos bajo el mismo techo".

"Un padre no puede legalmente echar de casa a su hijo si éste es menor de edad porque éste sea un apóstata o esté expulsado...". "Desde luego, si los hijos son mayores de edad, entonces se le puede echar y así romper los lazos familiares de una manera física, porque los lazos espirituales ya han sido rotos".

"El hecho de que continuemos recibiendo la protección económica y alimentacia(de los padres) no nos debe ablandar hasta el punto de olvidar el estado de "expulsado" en el que está nuestro padre".

"La influencia de Satanás a través del miembro de nuestra familia expulsado causará que los otros miembros de la familia que están en la verdad estén mezclados con el miembro expulsado en su trayectoria o en su relación con la organización de Dios".

Hasta aquí las perlas. En realidad todo el artículo merece la pena..., ¡a cuál barbaridad más grande! ¿Qué os parece? ¿Cuál es la intención del artículo? ¿Cómo deberíamos ver a nuestros propio: padre, madre, hija o hijo expulsado? ¿Nos estimula el artículo a trartarlos con cariño, a pesar de nuestras diferencias ideológicas? ¿Se lee alguna palabra de compasión en todos estos renglones? ¿Dónde queda el mensaje del Maestro de, incluso: "¡Amad a vuestros enemigos!"? ¿Hemos de echar a nuestra hija de casa porque, llegada ésta a la mayoría de edad, desea dejar de ser testigo de Jehová? ¿Os parece esa una directríz que respete los derechos humanos de las personas? O, ¿se podría calificar el propio de un república teocrática e islámica?

¿Qué intención deja entrever la siguiente declaración: "Un padre no puede legalmente echar de casa a su hijo si éste es menor de edad porque éste sea un apóstata o esté expulsado..."?

"Hoy, no vivímos en medio de naciones teocráticas, donde tales miembros de una familia carnal serían exterminados por apostatar de Dios y de su organización teocrática..", qué sentimientos de nostalgia, ¿eh? ¡Qué tiempos aquellos a los que los disidentes los apedreábamos! ¡Aquello sí que era justicia divina! Aunque, si tanta nostalgia sentís por las naciones "teocráticas", podéis trasladar la Central Mundial en vez de a Patterson a: Irán, o Afganistán..., junto con los talibanes, que también son teocráticos.

"Estando como estamos, limitados por las leyes de las naciones mundanas en las que vivímos..." ¡Ay, ay, ay, qué peligro tenéis! ¿Estáis "limitados" por las leyes de los países? ¿Y si no os limitasen las leyes..., qué les haríais a los apóstatas? ¿Apredearlos, no? ¡Vaya, vaya, con el integrismo watchtoweriano! Desprendéis un cierto tufillo a talibán solapado en Occidente.

"Las leyes de los países donde vivímos y la ley de Dios dada por medio de Cristo nos prohíben matar a los apóstatas, aun a pesar de que ellos sean miembros de nuestra propia familia carnal". ¡Bueno, bueno, bueno..., vaya con la nostalgia de querer matar a pedradas..., hasta miembros de nuestra propia familia! Lo de la lapidación os pone, ¿eh? Así, como no podéis lapidar literalmente a la persona, la lapidáis social y familiarmente, ¿no? ¡Qué sufra! ¡Nunca sufrirá bastante..., debería de estar muerto!

"Desde luego, si los hijos son mayores de edad, entonces se le puede echar y así romper los lazos familiares de una manera física, porque los lazos espirituales ya han sido rotos". ¿Qué..., echamos a nuestros hijos de casa porque no quieren seguir siendo testigos de Jehová, no? ¿Ese consejo proviene de una confesión religiosa con el estatus del "notorio arraigo" en España?

"La influencia de Satanás a través del miembro de nuestra familia expulsado causará que los otros miembros de la familia...", ¡pero, pero, qué barbaridad es esta! ¿A qué estáis estimulando a los padres? ¿A que cercenen al miembro expulsado..., para que la levadura no fermente a los otros miembros? ¿Estamos hablando de familiares: padre, hijos, etc? ¿Debemos "eliminarlos" de nuestra vida, para que Satanás no pueda ejercer influencia? ¿No causará un dolor indescriptible a las familias el seguir este consejo?

¡ESTO NO PUEDE PASAR INADVERTIDO PARA LAS AUTORIDADES ESPAÑOLAS!

¿Podrá nuestro camarada, Formerwitness, incluir estas copias escaneadas en el Centro de Documentación Permante? ¿Podrá, Formerwitness, incluir estas declaraciones en el dosier que se envían a las autoridades españolas? ¿Tendrá acceso a este documento la Fiscalía General del Estado?

ACCIÓN PARA HOY:

Enviar esta información a las siguientes direcciones:

Fiscalía General del Estado
Calle Fortuny, 4
28071 Madrid
Web: www.fiscal.es
Nota: en el caso de la Fiscalía, añadir esta referencia en nuestro escrito: N/Ref.:CC/EG-my-485/08

http://www.defensordelpueblo.es/index.asp


Por email:
integrity1@unicef.org

Por correo:
Office of Internal Audit - Investigation Section
United Nations Children's Fund
Three United Nations Plaza
New York, New York
10017 USA

Es preciso escribir en todas las cartas la frase "Privado y Confidencial"