lunes, 25 de agosto de 2008

Los bienes inmuebles...y el fin del mundo


http://www.noticiascristianas.net/archives/1423

Estimados cofrades que consideráis las cosas materiales... un montón de basura:

Nuestro informante y camarada, el comando Ka 19, el Cid Campedaor Ibérico, ha tenido a bien compartir esta noticia que procede de México... "¡Méjico lindo y querido...!".

Como el fin de todos los fines mundiales está a la vuelta de la esquina, ¿por qué os empeñáis en trabajar tanto... hombres de poca fe? ¿No tenéis el ejemplo de vuestra Madre, la Organizción... que considera todas las cosas materiales un montón de basura? ¿Dónde habéis aprendido tanto afán por conseguir una vivienda en la que pueda vivir vuestra familia? ¿No podría vuestra familia tener fe en que estamos en el tiempo del fin y, como el Señor, no tener un lugar donde recostar la cabeza... viviendo debajo de un puente y dedicándose a predicar las publicaciones caducas del Esclavo Fiel y Discreto... recogiendo las contribuciones voluntarias que son raíz de toda suerte de cosa perudicial? ¡Imitad el ejemplo del Governing Body Bank! ¡Ellos han renunciado a todas las cosas materiales y el dinero lo ven como un instrumento que utiliza Satán para entrampar a los siervos verdaderos! ¿Hasta cuándo os resiteréis a escuchar los consejos del Esclavo sobre el materialismo y sus efectos perniciosos... hombres de poca fe?

La noticia del link demuestra el binomio "religión-bien inmuebles"... con el agravante en nuestro caso del inminente fin de todas las cosas. En el caso de los testigos de Jehová en México, durante breve período que va desde septiembre de 2007 hasta abril de 2008 el Goberning Body Bank ha escriturado a su nombre la friolera cantidad de 290 Salones del Reino. Digo que a escriturado a su nombre por que, aunque estos Salones los hayan edificado y financiado los testigos de Jehová de México... no son de ellos. ¿Por qué estos locales no les pertencen... si ellos lo han pagado todo? ¡Bueno! ¡Ese es el cuarto secreto de Fátima! ¡Una pregunta que debéis hacer a: Betel, el Superintendente de Circuito y los ancianos de vuestra congregación!

Exite algo paradójico entre lo que enseña el Cuerpo Gobernante (sin papeles... académicamente hablando) con tesón: "renunciad a las cosas materiales, porque el moho las echa a perder", o, "el fin está a las puertas" y; "todos los Salones del Reino los quiero a mi nombre... pero, pagándolos vosotros".

Si el fin es tan inminente y no debemos perder el tiempo en adquirir posesiones materiales, ¿por qué tenéis ese afán de acumular tantos Salones del Reino alrededor del mundo... como propiedades vuestras? El fin llega ya... pero yo sigo acumulando bienes inmuebles. En el Har-Magedón todo será destruido, pero, yo quiero todos los bienes inmuebles posibles a mi nombre.

Si lo pensamos bien... ¡a ver! ¿Cuántos años lleváis con la cantinela de que el fin está a las puertas... 125 años? ¿Y cuántos bienes inmuebles habéis acumulado desde entonces... gratis... pagándolos nosotros? Desde ese punto de vista podríamos decir que el binomio: tiempo del fin inminente-bienes inmuebles... no ha ido mal del todo, ¿no?

Mientras tanto, al pardillo integral del testiguín de a pie, le soltamos el rollo de que él deje de acumular tesoros en la Tierra... para él. Que trabaje él, para que los acumulemos nosotros, que nosotros sí tenemos fe en la Organización.

Cualquier persona normal, si lee este post, creerá que lo que cuento es una broma... algo gracioso, un chiste... que esto no está sucediendo en pleno siglo XXI. ¡Pues no, no es una broma! ¡Es la pura y dura realidad! Y, a los que decimos estas verdades del barquero, nos estigmatizan con que somos unos bichos muy malos, requetemalos, somos... APÓSTATAS. ¿Qué le viene al pensamiento al testigo de Jehová medio, cuando escucha esta palabra maldita de: "apóstata"? Para que lo entienda el común de los mortales, algo así como: un asesino en serie. ¡Alguien tan malo que se podría comparar a éste criminal... por el daño que hace!

Pero, nosotros, nos llamamos con honor... apóstatas, sí, pero de la mentira, el fraude y el engaño permanente.

Desde esta página, hacemos un llamamiento a nuestros compañeros mexicanos a que denuncien este desmán y la situación de opacidad financiera ante las autoridades gubernamentales mejicanas. ¡No dejéis que os tomen en pelo más tiempo! A los que no somos mexicanos... podemos dejar nuestro comentario en la noticia... ¡que sepan la verdad de la buena!

Nosotros, por nuestra parte, exigiremos transparencia económica aquí, en la Madre Patria. El que lo desee y se sienta motivado por su corazón teocrático, puede escribir a la dirección siguiente, hay una carta modelo en el link de abajo:

TESTIGOS CRISTIANOS DE JEHOVA
Elcano 6
37004 Salamanca

http://picasaweb.google.com/johnhenry.kurtz/TransparenciaEconMicaEnLaAsociaciNDeLosTestigosCristianosDeJehov