domingo, 18 de noviembre de 2007

"La letra con sangre entra".






Estimados amigos anónimos perseguidos por la Watch Timo:
La humanidad ha ido avanzando poco a poco en progreso social... gracias a la lucha de muchos de nuestros congéneres --y a pesar de unos pocos y poderosos-- tenemos un sistema de libertades y derechos que, aunque dista mucho de ser perfecto... los hay peores.
En la última página de la ¡Despertad! con fecha de octubre de 2007, en el recuadro inferior derecho, encontramos una nota en la letra más pequeña posible... como la de las hipotecas... aquello que nos decían que "antes de firmar, hay que leer la letra pequeña", en la que nos dice por primera vez una publicación "cristiana": De conformidad con la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos), se le informa que sus datos personales pasarán a formar parte de un fichero, cuyo responsable es "Testigos Cristianos de Jehová", con la finalidad exclusiva de remitirle la información solicitada. Puede ejerecer sus derechos de acceso, rectificación y cancelación en la siguiente dirección: Crta. Torrejón-Ajalvir, km. 5, C.P. 28864 Ajalvir (Madrid).
Lo hemos resaltado en color rojo, para que aquellas personas que padecen de la vista y no pueden leer una letra tan pequeña... se puedan beneficiar del párrafo más importante de esta revista... desde que se empezó a publicar... por el significado y trancendencia de esas palabras "pequeñas y casi ocultas".
Komando Ka 007, se percató del cambio y lo mencionó en la reunión del miércoles del komiteajalvir. Hemos creído que es muy importante... como para ponerlo en letras pequeñísimas... ¡podría pasar inadvertido para el publicador ibérico!
La nota reconoce, para los más excépticos de nuestros lectores, que el ciudadano español tiene unos derechos con respecto a sus datos, en virtud de la Ley Orgánica de Protección de Datos, derechos como: acceso... rectificación... o... CANCELACIÓN.
Llegados a este punto, la pregunta pertinente es... ¿respetando qué leyes españolas... tiene la Sucursal de los Testigos Cristianos de Jehová un archivo con los datos personales de las personas expulsadas? ¿Respetando qué leyes... tienen los ancianos (pastores) de la congregación archivos con los datos personales de las personas expulsadas? ¿Con la autorización de quién se lee el nombre del expulsado desde la plataforma... para informar a la congregación? ¿No se están conculcando derechos básicos de los ciudadanos ibéricos?
Y si se están conculcando nuestros derechos constitucionales, ¿podemos denunciarlo y reclamar daños y perjuicios por utilizar y almacenar nuestros datos sin nuestro consentimiento?
Tio Don Botijos... Emperador Albert I de la Boquería y V de la Güevería... ¿teneís hechos los deberes? Os iremos marcando el ritmo... no os preocupéis... España tiene leyes que nos protegen... ¿las obedecéis? ¡Bien... bien! Una pregunta para terminar, ¿por qué La Atalaya... no tiene esa leyenda... la misma que la ¡Despertad!?
De momento, os dejamos "alimento al debido tiempo" para que tengáis ocupada la tarde del domingo... ¡no va a ser todo futbol y toros!