sábado, 6 de octubre de 2007

¿Quién les engañó?




Sí, la revista ¡Despertad! del 22 de mayo de 1994 nos presenta a una serie de niños que fueron 'héroes' para la Sociedad Watch Tower. ¿En qué consistió su heroicidad...? Muy sencillo, siguiendo las directrices de carácter obligatorio, para ser testigos de Jehová y no ser expulsados de la congregación y de la Organización, estos niños estaban "convencidos" de que Dios no quería que se pusieran una transfusión de sangre... muchos murieron. Si a estos niños se les hubiera enseñado que beber zumo de naranja... era contrario a la ley de Dios... igualmente, hubieran preferido morir... a beber zumo de naranja... ¡así de sencillo!
El asunto es que estos niños, por sí solos, nunca hubieran llegado a esa conclusión leyendo la Biblia por si mismos. ¿Por qué, de los más de 1.000 millones de personas que se consideran cristianas --pudiéramos incluir a las personas de religión judía... que creen en la validez y vigencia del Antiguo Testamento--, ya sean católicos, o las diferentes ramas protestantes... nadie, leyendo la Biblia y sin importar cuánto, los únicos que llegan a la conclusión de que... "Dios exige que no nos pongamos transfusiones de sangre"... son exclusivamente los testigos de Jehová? ¿Cómo pudieron llegar esos niños a esa conclusión por si mismos? ¿Les adoctrinó alguien... enseñándoles que era un requisito de Dios? Más importante aun, ¿les exigia su Organización religiosa... que adoptaran tal postura... porque era un requisito de Dios, bajo pena de excomunión si no obedecian?
Algo está meridianamente claro, alguien es responsable de enseñar esta doctrina como 'Palabra de Dios', y también es responsable de exigir obediencia... Sin embargo, la Sociedad Watch Tower y su representante en España... La Asociación de los testigos de Jehová, tienen la costumbre de "tirar la piedra y esconder la mano"... dicen que lo de no aceptar transfusiones de sangre es un asunto personal... de conciencia. Si es o era un asunto personal, ¿por qué han estado imprimiendo y distribuyendo --asegurándose por medio de los ancianos en las congregaciones que todo el mundo rellena la tarjeta: ¡No acepto transfusiones de sangre!"-- las tarjetas con la Advertencia Médica... "¡No acepto transfusiones de sangre!"? ¿Por qué, la directríz a los hermanos que debían recibir tratamiento hospitalario, era la de avisar primero a los ancianos? ¿Por qué los ancianos de congregación y, más tarde, los de Comité de la Sangre, visitaban a los médicos para explicar la posición del testigo de Jehová enfermo y necesitado del tratamiento con sangre?
Ahora resulta que lo que antes era inaceptable... es aceptable... dependiendo del porcentaje o de qué componentes sanguíneos se trate --el colmo de los colmos de lo inexplicable... ¿dónde dice la Biblia qué componentes sanguíneos puede ponerse el cristiano y cuáles no?-- Estamos esperando con anhelo, las nuevas directrices sobre el uso de la sangre, que aparecerán en el mes de enero próximo... lo malo es que... poco valor tendrán para los que ya han muerto por seguir una doctrina Made by Men.
¿Comparecerán ante la justicia... los responsables de estas muertes 'heróicas' de los muchachos que aparecen en la portada de ¡Despertad!? ¿Tiene alguna resposabilidad los dirigentes de la Asociación de los testigos de Jehová en Ajalvir, España? ¿Vamos ha estar siempre viviendo de la política de: "Donde dije digo... digo Diego"? Desde aquí, los componentes de Komiteajalvir, estaremos denunciando estos despropósitos seudoreligiosos fundamentalistas que atentan contra la integridad física y mental de los feligreses ibéricos de esta religión con su 'notable arraigo'.