jueves, 5 de junio de 2014

Consultorio teocrático: "¿Puedo donar mi dinero o colaborar con a una ONG mundana?"

Pili (la Oreja de Ajalvir)
La Atalaya, 1 de julio de 1961, página 394


La Atalaya, 15 de agosto de 1962, página 511
¡Despertad!, 8 de mayo de 1966, página 4

     Estimados camaradas abducidos por los de la esperanza celestial de pacotilla:

     La hermana Pili, más conocida en su entorno como la Oreja de Ajalvir, fiel a un apodo ganado a pulso en su infinita e incansable tarea de escuchar  --desde la centralita--   las conversaciones telefónicas de los betelitas irredentos, consciente de su grave pecado y ante la más que probable posibilidad de que pueda perder la vida eterna prometida, ha hecho un acto de contrición para mostrar urbi et orbi su dolor y pesar por tantísimas ofensas cometidas ante Dios y los hombres.  Consciente de que sus pecados se han amontonados hasta llegar a los cielos, ha decidido desandar el camino andado y apuesta por colaborar con la Honorable Resistencia Apóstata.  ¿De qué manera busca el perdón humano y celestial..., a tantos años de escuchas telefónicas?  Pues está pensado en donar su patrimonio a una organización no gubernamental (ONG) mundana, como: Cruz Roja, Médicos Sin Fronteras, Greenpeace, Amnistía Internacional, Save de Children, Cáritas o así por el estilo.

     Sin embargo, ella tiene una dilema teológico que le quita el sueño y nos pregunta:

"¿Puede un cristiano donar su patrimonio a una ONG mundana dedicada a hacer el bien al prójimo y no perder su opciones a una vacante en el paraíso prometido por el Cuerpo Gobernante?  ¿Es pecar contra Dios el donar dinero a Cáritas, la competencia?, por ejemplo.  ¿Está en juego mi salvación eterna?  ¿Debe todo el dinero y patrimonio de los Testigos ir a parar invariablemente a las manos del los pedigüeños sin fronteras que es lo que son los del Governing Body Bank?  ¿Se enfadarán los mandamases mundiales de nuestra confesión religiosa si tomo la decisión de donar todo mi patrimonio a otra entidad que no sean ellos mismos?  ¿Se puede despotricar del dinero  --de boquilla--  como "raíz de todo lo malo" y después desearlo  y pedírnoslo con vehemencia un día sí y otro también?".

     Querida hermana Pili:

     Desde el otra lado, el oscuro, nos anima el que personas fieles como tú se dirijan a nosotros  --los apóstatas--  en busca de consejo y guía.  Una cosa tienes asegurada: nuestro consejo puede ser bueno, malo o regular, pero..., ¡nunca te pedimos tu dinero!  Por lo menos tu patrimonio lo tienes a salvo.  Nosotros vivimos del fruto de nuestro trabajo, no tenemos miedo a doblar el lomo..., y sudar.  Muchos hemos preferido una vida dignificante, una en la que tú mismo te ganas el sustento con tus manos..., ¡sin dedicarte a mendigar en el nombre de Dios y prometiendo a cambio vidas eternas y parcelas en paraísos venideros!  Nosotros seguimos el consejo del Maestro: "Recibieron gratis, den gratis".
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/11/lo-quieren-todo-nos-dejan-en-cueros.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/10/el-fin-del-mundo-por-45-pesetas.html

     Una vez dada la advertencia debida, nos vemos obligados a remitirnos a la respuesta del B.O.E. de nuestra entrañable confesión religiosa.  Además, dentro de esta serie cronológica de citas, tal vez donde se despachan más a gusto y se quitan la careta con la que pretenden dulcificar su imagen pública en este aspecto de las labores humanitarias, es el artículo del año 1945 que viene a continuación:

La gestión prudente de la caridad

 19. Como una guía para la verdadera actividad cristiana actualmente, hacemos bien en tomar nota de cómo Pablo (el apóstol) no se envolvió en "organizaciones caritativas" de estilo moderno, tales como las que reparten gratuitamente una taza de café o "comedores sociales", alimentando a los muertos de hambre del mundo atrayéndoles con un cebo con el fin de ganarlos para la organización religiosa.  Las colectas de dinero que Pablo supervisó eran para miembros de la organización de Dios .   Fue para cristianos merecedores, para cristianos de los que se sabía personalmente que participaban regularmente en el servicio de Dios y para los que habían desempeñado su consagración con integridad para con Él. [...]

21. Este sistema empleado por Pablo, muestra que los genuinos cristianos actualmente están justificados de tomar la mayor de las precauciones en lo que respecta a donar dinero. [...]

25. Los estatutos legales de la Sociedad (Watch Tower Bible and Tract Society) no permiten que la Sociedad haga donaciones de dinero a las congregaciones o a los individuos en general con el fin de cubrirles sus necesidades materiales.  La Sociedad, según sus estatutos Teocráticos, está dedicada a satisfacer la mayor de las necesidades de todos los pueblos, a saber, las bendiciones espirituales en forma de información, instrucción, educación, con respecto a la manera de cómo pueden conseguir la salvación eterna por medio del reino de Jehová en manos de Cristo Jesús.  En armonía con esto, la Watch Tower Society no solo publica y distribuye literatura y grabaciones que explican la Santa Biblia, en muchos idiomas, también envía a sus representantes a todas las partes de la Tierra para impartir esta instrucción cristiana dadora de vida a los pueblos hambrientos espiritualmente.  Ya, desde la fundación de Watchtower Bible College of Gilead (Escuela Bíblica de Galaad de la Watchtower), en febrero de 1943, la Watch Tower Society ha enviado a más de cien de sus graduados a países extranjeros en el hemisferio occidental, aún en plena conflagración bélica mundial.  Además de esto, ha recolocado a otros centenares de graduados en centros estratégicos de educación bíblica a través de los EE.UU.  De modo que, la Sociedad Watch Tower está ocupada en la obra caritativa más grande y necesaria en todo el mundo; y se prevé una gran expansión de esta obra caritativa durante el período posbélico.

26.  Desde su constitución en el año 1884, en los registros de más de sesenta años de la Sociedad, aquellas personas que la han apoyado haciendo donaciones saben que es una administradora fiel y confiable de todas las donaciones confiadas a ella en representación de la obra del reino de Jehová.  Ellas saben que el dinero que voluntariosamente han donado a la Sociedad se usa tal y como ellas lo querían, en la obra de beneficiencia más importante de todas, con sabiduría celestial.  El Dios Todopoderoso ha bendecido con fondos limitados que han sido depositados al cuidado de la Sociedad con el fin de que se utilicen en Su (el de Dios) servicio para lograr tan gran resultado en la obra de predicación del Reino, al suministrar educación cristiana a millones por toda la Tierra.  Esta es una prueba irrefutable de la aprobación de Jehová Dios.  Es motivo de gozo y gratitud hacia Dios de parte de todos los que la apoyan financieramente.  Tenemos confianza de que este apoyo continuará hasta que la Sociedad termine su obra.  The Watchtower, 1 de diciembre de 1945, páginas 359-363.
http://wtarchive.svhelden.info/archive/en/Watchtower/w1945_E.pdf

El tipo de caridad que se gana el favor de Dios

La mayoría de la gente está predispuesta a recibir bienes temporales por parte de Dios, pero pocos, muy pocos, están deseosos de recibir bendiciones espirituales.  Esto fue verdad en los días de Jesús, y también lo es hoy.  La búsqueda frenética de seguridad económica y de la obtención de bienes de consumo tiene tan preocupada a la mayoría de la humanidad que aun la gente pobre está poco consciente de su necesidad espiritual.  Con tal énfasis desproporcionado por los bienes de consumo no es extraño que la palabra "caridad" se le relacione como la esencia del cristianismo.  Pero, ¿qué significa esa palabra hoy para la mayoría de la gente?  Normalmente se le limita con la mera limosna.  De manera que, las organizaciones caritativas a menudo hacen referencia al pasaje de la Biblia en 1 Corintios 13:13, en la versión King James Version (versión del Rey Jaime), donde se sitúa en un orden superior a la "caridad" por encima de la esperanza y la fe.  Esto estimula el dar de la caridad.  ¿Pero es la mera limosna que ofrece la caridad lo que más ayuda a los pobres y lo que les permitirá granjearse el favor de Dios? [...]

Así, el apóstol Pedro declaró en 2 Pedro 3:13 (Traducción del Nuevo Mundo) que los fieles cristianos tienen depositada su esperanza en la promesa de Dios de que traerá "unos nuevos cielos y una nueva tierra", en los cuales "la justicia habrá de morar".  El dar la noticia del nuevo mundo de Dios y cómo este vendrá durante esta generación después de la guerra de Armagedón y el mensaje más urgente que puede haber en el mundo.

El hambre espiritual hace que el mensaje sea urgente

El hambre de naturaleza física puede provocar la muerte, pero el hambre espiritual puede conducir a la destrucción eterna.  He aquí otra razón por la cual Jesús priorizó lo espiritual sobre lo material.  De hecho, el hijo de Dios no se ocupó en aquel tiempo en milagrosamente acuñar monedas de oro y plata para poder distribuirlas entre los mendigos.  Por el contrario, él dirigió y empleó todas sus energías en dispensar el mensaje dador de vida del Reino. Cuando Jesús envió un informe preguntando a Juan el Bautista, Jesús no le dijo que se ocupase en crear comedores sociales para los pobres.  No, sino que le dijo: "a los pobres se les declaran las buenas nuevas" (Mateo 11:5 Traducción del Nuevo Mundo).  Esta era la obra benéfica o caritativa más importante. [...]

La sociedad del Nuevo Mundo de los testigos de Jehová está interesada en ayudar a estas personas que están espiritualmente hambrientas.  Para hacer esto, los testigos de Jehová emplean sus recursos económicos y materiales en imprimir biblias y publicaciones de naturaleza bíblica dadoras de vida.  Los testigos de Jehová con frecuencia son criticados porque enfatizan el dar de naturaleza espiritual por encima de la ayuda material.  Pero, ¿qué es lo que ayudará más a la gente?  La Palabra de Dios dice que el dar espiritual.   Jesús no profetizó que sus seguidores crearían comedores sociales por todo el mundo, sino que él predijo que ellos darían a la gente las buenas nuevas de su reino.--Mateo 24:14. [...]

De modo que, sería algo estéril el que los testigos de Jehová se concentrasen en el dar de naturaleza material; y, además, sería antibíblico. que ellos darían a la gente las buenas nuevas de su reino.  Jesús dijo que aquellos que "estuvieran sedientos y hambrientos de justicia" serían saciados.  Es el privilegio para aquellos quienes practican la verdadera caridad alimentar a otros con conocimiento que no solo combate las tradición, superstición e ignorancia sino que resulta en vida eterna en el nuevo mundo de Jehová.  Así que aquellos quienes practican la verdadera caridad no donan fondos a dudosas organizaciones caritativas para que los utilicen de dudosa manera, más bien ellos emplean directamente sus bienes terrenales en el dar de naturaleza espiritual; ellos personalmente ven que el dinero que donan es usado, sí hasta el último céntimo, en la obra más valiosa que se está llevando a cabo en todo el mundo, en una obra que ayuda más a las personas.--  Mateo 5:6 Traducción del Nuevo Mundo
Awake!, 22 de agosto de 1955, páginas 4-7.
http://wtarchive.svhelden.info/archive/en/Awake/g1955.pdf


¿Por qué no tienen ustedes hospitales o clínicas misionales ni participan en servicios de auxilio ni otros servicios sociales como lo hacen otros muchos grupos religiosos?

Los testigos de Jehová frecuentemente responden a emergencias causadas por guerras o por desastres naturales.  Alimentos y, más a menudo, enormes cantidades de ropa se envían a nuestra oficina sucursal en la región (sede nacional en cada país) del desastre para socorro inmediato de las víctimas conocidas.  Sin embargo, no tenemos hospitales o clínicas así como no tenemos departamentos de bomberos o fuerzas policíacas, los cuales también preservan la vida y la salud.  Como ministros dedicados del evangelio nuestra obra salvavidas es la predicar y enseñar las buenas nuevas del reino de Jehová en toda la Tierra antes que llegue el fin de este sistema en el Armagedón. (Mateo 24:14; Apocalípsis 16:14, 16)  Como dijo Jesús, el trabajo es grande y los trabajadores son pocos.  Sería imperdonable que descuidáramos esta obra importantísima y emprendiéramos otras actividades, por meritorias que fueran.  Sucede que algunos testigos de Jehová son médicos, enfermeros y ayudantes de hospital, pero esto es una adición  a su vocación principal, el ministerio.
La Atalaya de 1 de julio de 1961, página 394.
https://ia601000.us.archive.org/12/i...aya%201961.pdf

¿Violaría principios cristianos el contribuir a una campaña del Fondo de Dadores Unidos que se efectúa anualmente en el lugar donde uno está empleado? --M.P., EE.UU.

El que un cristiano dedicado contribuya a esas campañas caritativas o no, es algo que cada uno tiene que decidir por sí mismo.  En justicia puede pensar que ya está usando todos sus recursos disponibles para una obra caritativa, la de predicar las buenas del reino de Dios, y que por lo tanto no está bajo la obligación de contribuir a otras formas de caridad.    Bien pudiera también razonar que hará mayor bien si se gasta de otra manera, en vista de los muchos gastos generales que tienen ciertas organizaciones caritativas, pues los oficiales de algunas reciben salarios extremadamente grandes.  De modo que cada cristiano tendría que llevar por sí mismo la carga de responsabilidad en cuanto a lo que sería lo mejor que él debería hacer según las circunstancias. Gálatas 6:5. La Atalaya de 15 de agosto de 1962, página 511.
https://ia601008.us.archive.org/34/i...aya%201962.pdf

Una de las obras filantrópicas más extensas del mundo hoy en día se lleva a cabo sin solicitación alguna y no obstante gasta muchos millones de dólares para financiar la predicación de las buenas nuevas del reino de Dios en obediencia al mandato profético que se encuentra en Mateo 24:14.  Los que se interesan en esta obra filantrópica, sin embargo, no limitan su apoyo al dinero sino que dan aquello que es aún más valioso, su tiempo, sus energías y su influencia personal.  Y puede decirse que ésta es es la más merecedora de todas las obras filantrópicas, porque trabaja con el propósito de santificar el nombre de Dios y hacia la vida eterna de los que están anuentes a escuchar y obedecer.  ¿Y qué es más importante que esto? --Mateo 6:9; Juan 17:3.  ¡Despertad!, 8 de mayo de 1966, página 4.
https://archive.org/download/Despertad1964/Despertad%201966.pdf

Y, por supuesto, los que son ministros cristianos están en posición de dar algo mucho mejor que la plata y el oro. Y, ¿qué es eso? La verdad de la Palabra de Dios, la cual trae consuelo, esperanza, paz mental y la que hasta puede resultar en vida eterna. Habiendo recibido gratis, también quieren dar gratis. (Mat. 10:8; compare Hechos 3:1-8.) Y, de hecho, es en relación a esta clase de dar, de cosas espirituales, que el apóstol Pablo citó las palabras de Jesús acerca de la mayor felicidad que viene de dar.—Hech. 20:35.
¡Despertad!, 22 de febrero de 1974, página 26.

Es importante reconocer, también, que, según la Biblia, las organizaciones caritativas nunca podrán eliminar o reducir perceptiblemente la pobreza y las otras aflicciones que agobian a la humanidad. Debido al pecado heredado y la gobernación invisible de Satanás y sus demonios, el actual sistema de cosas siempre ha sido maleado por las aflicciones. (Rom. 5:12; Efe. 6:12; Rev. 12:9) Por eso Jesús declaró: “Siempre tienen a los pobres con ustedes.” (Mat. 26:11) Estas cosas solo desaparecerán cuando el reino de Dios elimine este sistema y entienda sobre toda la Tierra un nuevo sistema de gobernación divina.—Dan. 2:34, 35, 44.


¿Significa esto que es enteramente incorrecto el que el cristiano dé a organizaciones caritativas? No. Hay algunas caridades que sí logran cierta cantidad de bien. De modo que queda con cada individuo tomar su decisión personal en cuanto a si ha de donar a una causa de esta clase o no. [...]


Las Escrituras requieren que los adoradores de Dios sean generosos. Pero puesto que las donaciones caritativas pueden originarse en motivos incorrectos, o ir a dar en las bolsas de personas codiciosas, esta clase de dar no se conforma en todo caso con los requisitos bíblicos. Más bien que limitar la generosidad a dar dinero o posesiones materiales, la Biblia insta a los cristianos a dar de sí mismos, especialmente a los de su propia casa.—1 Tim. 5:8. ¡Despertad!, 8 de mayo de 1977, páginas 27 y 28.


Dé a otros, sí, pero tenga cuidado. Nos vemos bombardeados constantemente por organizaciones benéficas y religiosas, y por campañas anuales de servicios comunitarios. La mayoría hace llamamientos apremiantes. Sin embargo, al valorarlos es bueno recordar el proverbio bíblico: “Cualquiera que es inexperto pone fe en toda palabra, pero el sagaz considera sus pasos”. (Proverbios 14:15.) En otras palabras, no se crea al pie de la letra las declaraciones o promesas de las organizaciones benéficas. ¿Cómo se utiliza en realidad el dinero recaudado? ¿Son organizaciones que un cristiano debería apoyar? ¿Son sus actividades de contenido político y nacionalista, o están relacionadas con la religión falsa? ¿Es práctico el objetivo que se aduce y no está en conflicto con los principios bíblicos? [...]


Tenga en cuenta también que a veces el dinero no es lo que consigue el mayor bien. Jesús dijo a sus seguidores: “Al ir, prediquen, diciendo: ‘El reino de los cielos se ha acercado’. [...] Recibieron gratis; den gratis”. (Mateo 10:7, 8.) Del mismo modo hoy día los cristianos reconocen que el tiempo, el dinero y la energía que inviertan en apoyar la predicación del Reino —que mejora la vida de la gente y da esperanza— es una forma benéfica de dar de la mejor calidad. ¡Despertad!, 8 de junio de 1993, páginas 26 y 27.


Con todo, usted tal vez se pregunte: “¿Debería continuar haciendo donativos a las organizaciones benéficas, o debería tratar de ayudar al prójimo mediante regalos personales?”. ¿Qué clase de dádivas espera Dios de nosotros? El siguiente artículo analizará estas preguntas. [...]

Hoy día, los testigos de Jehová también prestan asistencia con prontitud cuando azotan desastres. Por ejemplo, durante el verano de 2001, unas lluvias torrenciales causaron terribles inundaciones en Houston (Texas, EE.UU.).  Un total de 723 hogares de Testigos sufrieron daños, y muchos de ellos eran de gran envergadura. Se formó enseguida un comité de socorro compuesto de ancianos cristianos capacitados. Estos evaluaron las necesidades de los damnificados y destinaron los fondos de socorro para ayudar a los Testigos locales a afrontar la situación y reparar sus hogares. Voluntarios de congregaciones vecinas efectuaron todo el trabajo. Una Testigo estaba tan agradecida por la ayuda que se le dio, que cuando recibió el dinero de la compañía de seguros para sufragar los gastos de las reparaciones de su casa, inmediatamente lo donó al fondo de socorro a fin de asistir a otros necesitados.

Ahora bien, cuando se trata de organizaciones benéficas, debemos ser cautelosos al evaluar los muchos llamamientos que se hacen solicitando donaciones. Algunas instituciones tienen tantos gastos administrativos o publicitarios, que solo destinan una pequeña cantidad del dinero recogido a la causa para la que se donó. Proverbios 14:15 dice: “Cualquiera que es inexperto pone fe en toda palabra, pero el sagaz considera sus pasos”. De modo que el proceder sabio es examinar los hechos con cuidado.

                          Las dádivas que producen el mayor bien

Existe una clase de dar que es aún más importante que la de hacer donativos a organizaciones benéficas. Jesús aludió a ello cuando un gobernante joven y rico le preguntó qué tenía que hacer para recibir la vida eterna. Jesús le dijo: “Ve, vende tus bienes y da a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo, y ven, sé mi seguidor” (Mateo 19:16-22). Observe que él no dijo simplemente: ‘Da a los pobres y recibirás la vida’. Antes bien, añadió: “Sé mi seguidor”. En otras palabras, por más elogiables y provechosas que sean las obras caritativas, el discipulado cristiano implica más que eso.

El interés principal de Jesús era ayudar al prójimo en sentido espiritual. Poco antes de morir dijo a Pilato: “Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio acerca de la verdad” (Juan 18:37). Aunque llevó la delantera en ayudar a los pobres, curar a los enfermos y alimentar a los hambrientos, Jesús principalmente enseñó a sus discípulos a predicar (Mateo 10:7, 8). De hecho, entre las instrucciones finales que les dio estaba el mandato: “Vayan, por lo tanto, y hagan discípulos de gente de todas las naciones” (Mateo 28:19, 20).

Claro está, la predicación no resolverá todos los problemas mundiales. Sin embargo, llevar las buenas nuevas del Reino de Dios a personas de toda clase glorifica a Jehová porque esta obra cumple Su voluntad y hace posible que quienes aceptan el mensaje divino reciban beneficios eternos (Juan 17:3; 1 Timoteo 2:3, 4). ¿Por qué no escucha a los testigos de Jehová la próxima vez que lo visiten? Llevan consigo una dádiva espiritual. Y saben que este es el modo de dar que le producirá a usted el mayor bien.  La Atalaya, 1 de junio de 2003, páginas 4-7.

Fin de las citas.

     Hermana Pili, hemos hecho un repaso histórico con las citas textuales de publicaciones de nuestra entrañable confesión religiosa y el asunto de dar donativos o participar con nuestro trabajo voluntario en organizaciones benéficas o caritativas.  Sinceramente, creo que el lector podrá llegar a la conclusión verdadera  --sin trampa ni cartón ni eufemismos watchtowerianos varios--  de cuál es la posición de nuestra entidad religiosa y la consigna que se imparte a todos los miembros de la comunidad religiosa.  No nos hace falta ningún portavoz oficial de la confesión religiosa del notorio arraigo y olé para que venga a confundir a propios y a extraños con su característico "sí, pero no".  O, con sus eufemismos varios.  O con sus mentiras descaradas.  No precisamos de nadie que nos maree la perdiz.  Nos gusta aquello de: "al pan, pan y al vino, vino".

     Los gerifaltes mundiales  --el Cuerpo Gobernante--  de los testigos de Jehová, dejan bien clara su posición al respecto:

 1. "Los estatutos legales de la Sociedad (Watch Tower Bible and Tract Society) no permiten que la Sociedad haga donaciones de dinero a las congregaciones o a los individuos en general con el fin de cubrirles sus necesidades materiales".  

2. "Las colectas de dinero que Pablo supervisó eran para miembros de la organización de Dios" . 

3.  "La Sociedad, según sus estatutos Teocráticos, está dedicada a satisfacer la mayor de las necesidades de todos los pueblos, a saber, las bendiciones espirituales en forma de información, instrucción, educación, con respecto a la manera de cómo pueden conseguir la salvación eterna por medio del reino de Jehová en manos de Cristo Jesús".

4. "El hambre de naturaleza física puede provocar la muerte, pero el hambre espiritual puede conducir a la destrucción eterna". 

5.  " Jesús no profetizó que sus seguidores crearían comedores sociales por todo el mundo, sino que él predijo que ellos darían a la gente las buenas nuevas de su reino.--Mateo 24:14. [...]  De modo que, sería algo estéril el que los testigos de Jehová se concentrasen en el dar de naturaleza material; y, además, sería antibíblico".

6.  "Así que aquellos quienes practican la verdadera caridad no donan fondos a dudosas organizaciones caritativas para que los utilicen de dudosa manera, más bien ellos emplean directamente sus bienes terrenales en el dar de naturaleza espiritual; ellos personalmente ven que el dinero que donan es usado, sí hasta el último céntimo, en la obra más valiosa que se está llevando a cabo en todo el mundo, en una obra que ayuda más a las personas".
.
7.   "Sería imperdonable que descuidáramos esta obra importantísima y emprendiéramos otras actividades, por meritorias que fueran". 

8.   "En justicia puede pensar que ya está usando todos sus recursos disponibles para una obra caritativa, la de predicar las buenas del reino de Dios, y que por lo tanto no está bajo la obligación de contribuir a otras formas de caridad".

9.  "Es importante reconocer, también, que, según la Biblia, las organizaciones caritativas nunca podrán eliminar o reducir perceptiblemente la pobreza y las otras aflicciones que agobian a la humanidad".

     Por lo tanto, una vez resumidos los puntos esenciales  --además de añadir las décadas vividas dentro de la confesión religiosa, ¡por lo que podemos hablar y escribir con propiedad--  la consigna, una vez liberados de toda la paja y la demagogia watchtoweriana, es la siguiente: a las organizaciones caritativas..., ¡ni agua!   ¡Todo el dinero debe ir a parar a las manos del Cuerpo Gobernante!  Ellos, aunque opacos a más no poder financieramente, precisan más que nadie de nuestros donativos en metálico para su esotérica y etérea obra mundial.  No quieren repartir los dividendos de las donaciones que puedan aportar sus miembros..., con ninguna organización de la competencia y con ninguna causa por meritoria que pueda ser esta.

     Adicionalmente, si uno se remite al Índice de las publicaciones de la Watchtower, y echa un vistazo al apartado para la palabra "Caridad", podrá observar cómo y con cuanta frecuencia se hacen eco de cualquier noticia negativa con respecto a las organizaciones benéficas..., ¡sembrando la duda sobre la honestidad de todas ellas!  Por lo que el miembro de la confesión religiosa, que normalmente se "alimenta" casi en exclusiva de las muchísimas publicaciones que edita la entidad religiosa, se le crea una imagen totalmente negativa de estas entidades filantrópicas..., ¡no vaya a ser que se le ocurra donarles algún dinero!

     Así que, hermana Pili, tu dinero es tuyo y nadie debe limitar los deseos a los que te impulsa tu conciencia humana con la que Dios te ha dotado.  No permitas que los pedigüeños sin fronteras, le pongan puertas al campo de tu generosidad cristiana, humana y solidaria.

     Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y de las opacidades diversas en el nombre de Dios?

P.D.:

Quiero agradecer al camarada Beth Sarim la gran labor que hace recopilando enlaces con las publicaciones de nuestra amada confesión religiosa.  Gracias a su ayuda, he podido consultar las publicaciones.

Enlaces relacionados:
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/09/asistencia-mutua-de-salones-de-reino.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/05/el-cuerpo-gobernante-y-su-agujero-negro.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/06/donde-esta-tu-ayuda-cuerpo-gobernante.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/11/lo-quieren-todo-nos-dejan-en-cueros.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/12/los-comedores-sociales-para-cuando.html

1 comentario :

  1. Hola john como siempre muchas bendiciones y que sigas prosperando .
    Aunque ya no soy más parte del argot testiguil antes de ser siervo ministerial y precursor regular se me "sugirió" (ya sabemos que las sugerencias en general son ordenes ) que me fijara en mi peinado , es decir mi flequillo .
    Teniendo en cuenta que este es un asunto de vital importancia - en especial para los testigos jóvenes que se esmeran por poder dejar una buena primera impresión en las asambleas -primero por la apariencia- a su
    futur@ novi@
    La pregunta es :
    Importa el peinado que yo escoja para poder heredar la vida
    eterna ?
    Está pregunta me está quitando el sueño porque siempre pienso en mis hermanos que visitan este ilustre blog . Además hace un año que no tengo ninguna publicación para ver sí han corregido errores (perdón quiero decir "nuevo entendimiento o nueva luz") sobre el tema .
    Desde ya muchas gracias y muchos éxitos .

    ResponderEliminar

Si tienes conocimiento de un delito (como puede ser un caso de un abuso sexual infantil en una congregación), por favor, infórmalo a la guardia civil o policía nacional. Ellos tienen la legitimidad y los medios para investigarlos y localizar las pruebas.

https://alertcops.ses.mir.es/mialertcops/info/infor/info_6_es.xhtml?faces-redirect=true

Guardia Civil
http://www.guardiacivil.org/
Email: emume@guardiacivil.org
Teléfono: 062

Cuerpo Nacional de Policía
http://www.policia.es/
Email: webdgp@policia.es
Teléfono: 091

Los comentarios en los que se mencionen los nombres y apellidos de los autores de presuntos delitos se borrarán en cuanto me percate de ello.

Por otro lado, si deseas contrastar la información, puedes dirigirte a la Asociación de los Testigos Cristianos de Jehová en España, en los siguientes E-mail: tcjlegal@terra.es y ARCO@TCJ.ES

Por favor, se agradece que se eviten los insultos. ¡Gracias por vuestra comprensión!