domingo, 27 de abril de 2014

Cancelación de datos personales con trampa



     Estimados camaradas ninguneados y lapidados por los teócratas de pacotilla:

    En estos días, en el foro del matrimonio Fuentes, se está debatiendo la posibilidad de cancelar los datos personales que están en posesión de nuestra confesión religiosa: los testigos de Jehová.  Fundamentalmente, hay tres hilos sobre esta materia que tanto nos inquieta.  Actualmente, ¿que tiene de particular cancelar tus datos en posesión de esta comunidad religiosa?  Pues que la confesión religiosa asocia la cancelación de tus datos con tu desasociación voluntaria de esta comunidad religiosa.  ¿Qué supone la desasociación?  ¡Pues lo mismo que la expulsión!  ¿Qué supone la expulsión?  La lapidación social y familiar: todo el mundo deberá renegar de ti y negarte hasta el saludo.  ¿Se puede considerar esto una tortura psicológica?
https://picasaweb.google.com/formerwitness/CENTRODEDOCUMENTACIONPERMANENTESOBRELAEXPULSIONENLOSTESTIGOSDEJEHOVA

     Pero, volviendo a la idea inicial de los tres hilos abiertos: el hermano celoso Replicante, nos habla de unos contactos mantenidos con un famoso despacho de abogados de Madrid, con el que se nos garantizaría la cancelación de datos sin desasociarnos de la confesión religiosa.  Después, tenemos al hermano Noeluagro, explicándonos la legislación en México, junto con una carta modelo donde pedimos la cancelación de nuestros datos y conjunta y expresamente pedimos la desasociación voluntaria de la comunidad religiosa.  Finalmente y a punto de acabar la carrera de Derecho, el hermano Lex, nos habla sobre los métodos y carencias que utiliza la confesión religiosa para pillar nuestros datos y su encaje con la legislación vigente en España.
http://www.extj.com/showthread.php?24770-Bufete-legal-para-los-temas-de-PROTECCI%C3%93N-DE-DATOS-en-ESPA%C3%91A
http://www.extj.com/showthread.php?24785-Solicitud-para-que-la-sucursal-de-mexico-borre-datos-de-testigos-o-extetigos
http://www.extj.com/showthread.php?24793-Espa%C3%B1a-y-ley-proteccion-de-datos

     En octubre de 2008, al poco de inaugurar este blog, el hermano Joswii, que por motivos de estudio había mantenido contactos con expertos internacionales antisectas,  se puso en contacto con un servidor hablándome sobre esta materia de la cancelación de datos.  También, nos adjuntó una carta modelo, basada en asesoramiento legal en que se solicitaba la cancelación de datos sin desasociación:
Carta modelo de Joswii, octubre 2008
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2008/10/joswii-httpswww.html
     Al poco tiempo (tengo que buscar en los archivos la fecha exacta), recibí la confirmación por parte del camarada Torres, de que la carta funcionaba: había recibido una carta de la sede nacional de los testigos de Jehová en Madrid, donde expresaban que sus datos habían sido cancelados.  No se mencionaba en ninguna parte de la carta que la cancelación equivalía a desasociación y tampoco se leyó un anuncio en su congregación de que: "Fulano de Tal ha dejado de ser testigo de Jehová".

     El 30 de mayo de 2011, el hermano Joswii, nos informaba que había cancelado sus datos con éxito: sin desasociación..., ¡sin que se mencionase su nombre públicamente en el Salón del Reino!: "Fulano de Tal, ha dejado de ser testigo de Jehová".  Él nos escribía lo siguiente:
Hola a todos. 
Soy (Joswii) Josué o Jos para los amigos. Hará unos 2 o 3 años hice la carta que John ha colgado. Para que tenga validez legal habéis de adjuntar la fotocopia de DNI y firmar. No os asustéis. En mi caso no tuve ningún problema. Envié burofax tanto en la congre como en Betel y me respondieron cordialmente que los datos habían sido cancelados sin más. 
Ahora bien, supongo que aunque hayamos cancelado nuestros datos, si según la disciplina interna de la organización hemos de ser excomulgados o autorenunciado (ya que dicen que hay actitudes y hechos que automáticamente entienden que la propia persona renuncia aunque no sea de forma explícita), van a ejecutar sentencia y anunciar públicamente que no formamos parte de la confesión. 
Legalmente cada grupo religioso tiene competencia de disciplina aunque eso no signifique que no vulneren derechos fundamentales. La correspondencia de datos cancelados estoy seguro que la pasarán debajo mano y un archivo top secret. Recordad amigos que la ley del César es secundaria y elástica cuando conviene.
Saludos.
30 de mayo de 2011 23:21  http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/05/te-han-expulsado-o-desasociado-vas.html

     El 11 de junio de 2011, un matrimonio cristiano ejemplar  --el comando Calatrava--  también enviaron su carta solicitando cancelar sus datos sin desasociación..., ¡y sonó la flauta!: no se mencionaron sus nombres desde la plataforma del Salón de Reino como que habían dejado de ser testigos de Jehová.
Burofax del comando Calatrava
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/12/cancelacion-de-datos-personales-sin.html
Respuesta de Betel al comando Calatrava
     El 29 de septiembre de 2011, Joswii, finalmente enviaba su burofax en la que renuncia a la condición de miembro de la confesión religiosa..., una desasociación en toda regla.  Pero la prepotente confesión religiosa, se pasa por el arco del triunfo la legislación vigente en materia de datos personales y desde la plataforma del Salón del Reino, públicamente, hace el anuncio de: "Fulano de Tal ha dejado de ser testigo de Jehová".

Burofax de desasociación
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/12/abandonar-oficialmente-de-la-confesion.html
     El 19 de noviembre de 2011, en un diario de Tarragona, aparecía la noticia de que el hermano Antonio Vega Rodríguez, se quejaba de que la confesión religiosa de los testigos de Jehová no cancelaba sus datos a pesar de enviar dos burofax con este propósito: uno el 27 de agosto de 2011 y otro el 19 de septiembre de 2011.  Finalmente, como consecuencia de relatar su calvario públicamente en un diario, el 28 de diciembre de 2011  --contra sus deseos--  se anuncia públicamente su nombre con el consabido anuncio: "Fulano de Tal ha dejado de ser testigo de Jehová".
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/02/se-respetan-los-derechos-humanos-por.html

     El 30 de marzo de 2012, la Agencia Española de Protección de Datos, contestaba a un miembro de nuestra comunidad religiosa mediante una resolución.  Para poneos en antecedentes, básicamente la persona pedía la cancelación de sus datos..., pero sin desasociación o renuncia a la confesión religiosa.  En esa resolución, la confesión religiosa de los testigos de Jehová argumentaba que la cancelación de datos estaba ligada inseparablemente a la renuncia como miembro de la confesión religiosa.  Añadía también que la fecha de bautismo tiene igual validez que la firma que estampamos en la Tarjeta de Publicador. (Aunque tengo la resolución, no la cuelgo para no complicar la vida de esa persona).

     Sin embargo, en este último caso, los dirigentes nacionales de la confesión religiosa de los testigos de Jehová mintieron como bellacos a la persona que pide su cancelación de datos y a la Agencia Española de Protección de Datos: no existía esa relación indisoluble entre el mantenimiento de los datos y la permanencia a la confesión religiosa.  ¿Por qué afirmo esto tan categóricamente?  Echad un vistazo a la carta del 3 de junio de 1999.  Esta carta intenta acomodar los datos personales que mantiene la confesión religiosa a la legislación española sobre protección de datos:

     Pero un menor no bautizado, también puede tener registrados sus datos personales a pesar de no ser oficialmente miembro de la confesión religiosa.  Y, el segundo punto y más importante, es que la carta considera la posibilidad de que un miembro de la confesión religiosa se niegue a autorizar el fichero con sus datos personales  --al no firmar la Tarjeta de Publicador--, ¡y seguir siendo miembro de la confesión religiosa!  Es cierto, con algunas limitaciones..., ¡pero siendo miembro oficialmente!

Tarjeta de Publicador con nuestra firma en la parte inferior derecha
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/03/registro-de-publicador-de-la.html
     Este asunto, pone de manifiesto que a las víctimas de la todopoderosa maquinaria legal watchtoweriana nos falta organizarnos en una asociación de afectados.  Con todos mis respetos: hemos de pasar de doctrinas y centrarnos en las posibles violaciones de nuestros derechos como ciudadanos.  Si estuviésemos organizados, con la ayuda de abogados, tal vez podríamos haber solucionado este asunto que tanto sufrimiento está trayendo a miles y miles de familias.  Nadie puede lapidar social y familiarmente a nadie..., ¡y menos una confesión religiosa a la que se ha "condecorado" con el estatus del notorio arraigo en España!

     Además, en este caso, como en otros: la confesión religiosa se salta a la torera sus propias normas, con tal de defender sus cacicadas ante los organismos públicos competentes.  Una vez más, queda claro que la mentira tiene las patas muy cortas.

     La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.  ¿Quién es el padre de la mentira y los diversos chanchullos teocráticos?