domingo, 23 de marzo de 2014

Consultorio teocrático: "¿Es legítimo aprovechar el estado de inconsciencia para imponer nuestras creencias?"

    

     Estimadas víctimas de la pseudoteología del Cuerpo Gobernante:

     Desde la provincia de Teruel, Pepe, un esposo capacitado, nos formula la siguiente pregunta:

     "Mi mujer, testigo de Jehová, me dice que en caso de estar inconsciente por accidente o enfermedad, ella no puede permitir y se opondrá a que me transfundan sangre por que ella es miembro de dicha confesión religiosa.  Yo le digo que ella haga lo que quiera con su vida y los tratamientos médicos, pero que mi vida es demasiado preciosa para dejarla en manos de unos descerebrados como lo son los del Cuerpo Gobernante.  Además, lo considero una traición hacia mi persona al aprovecharse de mi estado de inconsciencia.  ¿Puede hacer esto ella con su conciencia tranquila?".

     Poder, se puede.  Ella misma te lo advierte.  Otra cosa distinta es que sea ético y legal hacerte una jugada como esa.  Tú piensa que a los testigos de Jehová se nos mentaliza desde pequeñitos a que las transfusiones sanguíneas las prohíbe Dios y que la persona que las acepta está cometiendo un pecado grave contra el Señor, afectándole de la siguiente manera: en el presente  --y de no haber arrepentimiento--  la expulsión de la comunidad religiosa, y en el futuro la pérdida de la vida eterna en el paraíso que nos promete el Cuerpo Gobernante. O sea, pierde el favor divino presente y futuro y le supone la condenación eterna.  

     Ella, pensando en tu bienestar eterno  --y extralimitándose--  puede creer que está haciendo un bien: a ti para que no pierdas la posibilidad de vivir en ese paraíso idílico, y con respecto a ella misma, porque no viola la ley de Dios en tanto en cuenta tenga que decidir ella si te ponen o no una transfusión sanguínea.  Para el miembro de la comunidad religiosa, la vida presente es transitoria, y la permanente es la futura.

     Llegado a este punto, te diré que como este asunto tiene unas claras implicaciones legales  --y un servidor no es abogado--, lo mejor será que consultes con un abogado especializado sobre los pasos que tienes que dar para garantizar que se respeta tu voluntad en caso de estar sumido en la inconsciencia o padecer una enfermedad como el Alzheimer o demencia senil.  De momento, se me ocurre que cumplimentes el Documento de Voluntades Anticipadas.  También, que hables con tu médico de cabecera del problema que tienes con tu esposa y que te gustaría que se incluyera en tu historia clínica tu deseo expreso de recibir transfusiones de sangre en caso de estar inconsciente por alguna causa..., ¡a ver si suena la flauta!

     Tu problema teocrático, me hace recordar algunas cosas que he leído en los últimos años y que están relacionadas que el problema que amablemente presentas aquí.  Por ejemplo, en Argentina, una madre intentó imponer sus creencias religiosas, negándose a que su hijo recibiese transfusiones sanguíneas.  Sin embargo, el hijo tuvo la suerte de estar consciente para poder hablar y decirle al personal facultativo que él sí quería salvar la vida..., con sangre o con lo que fuera.  Apareció la noticia el 12 de junio de 2012 en el diario electrónico El Tribuno, y decía así:

Un testigo de Jehová contradijo a su mamá y aceptó una transfusión

En un nuevo caso que implica a integrantes de los testigos de Jehová, ayer se conoció que un joven de 19 años autorizó a los médicos a que le aplicaran una transfusión de sangre en un hospital de la ciudad neuquina de Centenario, después de ser atropellado por dos vehículos en forma consecutiva, y de esa manera contradijo a su madre, quien se oponía a esa práctica por cuestiones religiosas, ya que es practicante de ese culto. [...]

En el centro médico se constató una fractura de peroné y una seria lesión en la columna vertebral que exigía una operación para la que se requería que recibiera una transfusión de sangre, a lo que la madre del chico se opuso al aducir razones religiosas.

Asselborn indicó que “la madre del chico se negó a que le hicieran una transfusión de sangre por sus creencias religiosas, pero como el joven estaba consciente autorizó que se la hicieran, al señalar que la vida era su prioridad”.

La operación se efectuó el domingo sin inconvenientes y el joven permanece internado fuera de peligro. [...]

http://www.eltribuno.info/salta/169175-Un-testigo-de-Jehova-contradijo-a-su-mama-y-acepto-una-transfusion-.note.aspx

     Sin duda, la pregunta que tú planteas, hace que surjan cuestiones de índole: ética, médica y legal..., ¡por lo menos!  Sobre este asunto, la revista Anaesthesia, publicaba en el año 2006 un interesantísimo artículo titulado: The Jehovah's Witness and dementia: who or what defines "best interests"? (Los testigos de Jehová y la demencia senil: ¿quién o qué determina cuáles son los "mejores intereses" (del paciente?).

     Se trataba del caso de una mujer de 85 años con demencia senil severa que precisaba cirugía por fractura del cuello del fémur.  Su hija afirmaba que su madre era una devota testigo de Jehová, por lo que vetó el uso de transfusiones de sangre o componentes sanguíneos.  Tras cuatro meses ingresada y tratándola con estas limitaciones, contrajo repetidas infecciones respiratorias y murió.  Ante la falta de un protocolo oficial para estos casos, hizo que surgieran las correspondientes implicaciones ético, médicas y legales.  ¿Qué hacer en estos casos?

     La hija  --testigo de Jehová--   se presentó ante el equipo médico con un poder notarial.  Aunque su madre no estaba bautizada como testigo de Jehová, ni había cumplimento un Documento de Voluntades Anticipadas, la hija afirmó que su madre tenía fuertes convicciones religiosas y que no hubiese aceptado ninguna transfusión sanguínea ni componentes sanguíneos.  El equipo médico interdisciplinar, después de considerar todas las posibilidades, llegaron a la conclusión de que, con el poder notarial de la hija, una resolución judicial del asunto se llevaría tanto tiempo que la madre moriría antes de tener una autorización judicial.

     Esto organizó una discusión médico-legal entre los médicos anestesistas en una reunión con 56 de ellos.  Se hizo una encuesta sobre qué posibilidades médicas había en un caso como este y los anestesiólogos expresaron su parecer y sus distintas opiniones.  Por este motivo, se hizo evidente la necesidad de la existencia de un protocolo médico para estos casos: pacientes con demencia senil o en estado de inconsciencia.

     Es cierto que existe una directiva que invita a los familiares del paciente con demencia senil a que "presenten evidencias sobre el estatus de éste como testigo de Jehová".  Sin embargo, no se especifica cuáles son estas "evidencias" o cómo se han de resolver las diferencias de opinión entre los familiares y el personal facultativo.

     Otro asunto a tener en cuenta, es que está demostrado que un paciente con demencia senil ya no es la misma persona con los mismos valores y creencias anteriores.   Si añadimos a esto que el paciente no se había bautizado como testigo de Jehová ni había de por medio un Documento de Voluntades Anticipadas, dejar el asunto  --la previsible muerte del paciente por carencia de componentes sanguíneos--  en manos de terceras personas es cuanto menos discutible.

     Os he hecho un resumen, pero os animo a leer el artículo íntegramente con ayuda de un traductor.
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1365-2044.2006.04716.x/pdf

     En este asunto de las transfusiones de sangre y los testigos de Jehová, hay gato encerrado.  ¿Hasta qué grado es una decisión individual y de conciencia cuando se expulsa de la comunidad religiosa a quien voluntariamente acepta transfusiones de sangre?  ¿Qué supone la "expulsión"?  Pues que tus familiares y amigos deberán hacerte el vacío, siguiendo las directrices de la entidad religiosa.  Serás un apestado.  Supone tu lapidación socilal y familiar.  ¿No es esto un caso de coerción de tomo y lomo?
https://picasaweb.google.com/formerwitness/CENTRODEDOCUMENTACIONPERMANENTESOBRELAEXPULSIONENLOSTESTIGOSDEJEHOVA

     Te damos todo.  Lo damos todo.  Documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y los disparates teocráticos varios?

2 comentarios :

  1. Para mi el caso y lo que le sucede al amigo que plantea la pregunta es simple intrusismo religioso. Aplicar las creencias de uno mismo a las de otro debido a su estado de inconsciencia.

    Si la persona inconsciente o senil no es bautizada ni ha dejado voluntades yo entiendo indudablemente que no es testigo de Jehová y que no es dogmática al respecto puesto que no ha escrito voluntades.

    No entiendo como se le puede dar la razón al familiar testigo en esta clase de disputas.

    Por otro lado nos encontramos con lo contrario. Familiares no-tj que desean pasar por encima de las creencias de sus parientes testigos.

    En este caso no me parece que sea dañino moralmente ni éticamente ni médicamente, por lo menos en gran mayoría de los casos.

    En primer lugar el testigo está obligado a creer en el tema de la sangre, so pena de expulsión (autodesasociación) por cuanto su propia voluntad sobre el asunto queda oscurecida.
    En segundo lugar la medida en este caso se presenta en defensa de la vida de la persona en vista de que ella misma desea ser sacrificada bajo sus creencias.

    En resumen: me parece mal que familiares religiosos quieran aplicar sus preceptos y leyes a familiares que no profesan su religión.

    Y no me parece mal que familiares que no profesan la religión quieran aplicar sus preceptos médicos a familiares religiosos, puesto que estos preceptos no se basan en dogmas, doctrinas y que además no se defienden bajo coacción ni inducción. Además se basan en el sentido común y la defensa de la vida bajo un tratamiento médico aceptable.

    ResponderEliminar
  2. Hola sr JHK.

    La santa palabra es muy clara cuando dice 'que cada uno llevara su propia carga de responsabilidad' . Dios nos ha regalado el hermoso don de la vida, nadie debería decidir que hacer con ella puesto que no le pertenece esa elección., ese derecho es únicamente de uno. nosotros si podemos decidir por anticipado que queremos que hagan, médicamente, en una situación como la que usted describe. Y para ello esta el documento medico de voluntades anticipadas, cada Jw puede tomar la decisión de llenarla o no. pero si un testigo de Jehová decide llenar dicho documento creo que espera que su familia y demás respeten la decisión que ha tomado, y eso estriba que lo hagan en el caso de que esta persona este inconsciente etc.
    Usted sabe sr JHK que es un derecho que legalmente tenemos. Podemos testamentar nuestra voluntad anticipada de algún asunto y quien lo incumpla esta violando nuestro derecho y estarían "echándole un polvo" a la ley. Si "don pepe" no desea que otros tomen una decisión por él en caso de algún incidente que lo deje inconsciente etc,etc, pues que se vaya apreviniendo. Tiene el derecho de decidir si desea que le administren sangre o no.

    Difiero un poco del argumento final de Rigth Ligth. Que los familiares no Jw hicieran lo mismo que recriminamos a los Jw seria lo mismo., no se estaría respetando los derechos de la persona ¡y eso no vale hombre!.


    ResponderEliminar

Si tienes conocimiento de un delito (como puede ser un caso de un abuso sexual infantil en una congregación), por favor, infórmalo a la guardia civil o policía nacional. Ellos tienen la legitimidad y los medios para investigarlos y localizar las pruebas.

https://alertcops.ses.mir.es/mialertcops/info/infor/info_6_es.xhtml?faces-redirect=true

Guardia Civil
http://www.guardiacivil.org/
Email: emume@guardiacivil.org
Teléfono: 062

Cuerpo Nacional de Policía
http://www.policia.es/
Email: webdgp@policia.es
Teléfono: 091

Los comentarios en los que se mencionen los nombres y apellidos de los autores de presuntos delitos se borrarán en cuanto me percate de ello.

Por otro lado, si deseas contrastar la información, puedes dirigirte a la Asociación de los Testigos Cristianos de Jehová en España, en los siguientes E-mail: tcjlegal@terra.es y ARCO@TCJ.ES

Por favor, se agradece que se eviten los insultos. ¡Gracias por vuestra comprensión!