sábado, 22 de marzo de 2014

Cargar con el muerto...

Jesús B. (betelita de pro)











Carta dirigida a los ancianos, 26 de febrero de 2014


     Estimados, escaldados y escamados camaradas ibéricos y allende los mares:

     Los de la esperanza celestial, rociera y trianera, son maestros en lo de liberarse de responsabilidades y de cargarlas sobre los hombros del apoquinante neto.   En otras palabras, son cofrades de la Orden Religiosa de San Escaqueo Mártir.   Tienen dinero a espuertas con los que contratan a los mejores bufetes de abogados cuando les interesa, por ejemplo en los casos de pederastia.  Además, en la central mundial tiene su propio equipo de abogados y en cada país en la respectiva sede nacional tienen otro equipo propio que se denomina Departamento de Asuntos Legales.  La hermana Barbara Anderson, menciona por nombre al menos dieciocho abogados trabajando para la central mundial en Nueva York en el año 2003.  Desde ese año, sin duda, se han tenido que incorporar muchos otros.  Como todo es tan opaco, es difícil decir la cantidad exacta actualmente.  

     Uno podría pensar que con tal poderío económico y legal, el miembro tendría las espaldas bien cubiertas y que solo tendría que ocuparse de su actividad de distribuir las publicaciones que edita la confesión religiosa y de pedir el donativo en metálico correspondiente y de descuidarse de todo el papeleo.  Sin embargo, no hay que precipitarse ni presuponer nada, cuando se trata del Cuerpo Gobernante y sus estratagemas teocráticas.

     Por ejemplo, la carta que aparece hoy en el blog, es un ilustre ejemplo de esto último...,algo para el recuerdo.  Un exbetelita ajalvireño, con el pseudónimo  --en honor al "filósofo del pueblo"--   de Jesús B., ha decidido apostar fuerte apoyando de todo corazón a la honorable hermandad apóstata enviándonos esta carta apropiada y teocrática hasta las trancas.   ¿Qué te podemos decir hermano en la fe y en la fa?  ¡Que estás acumulando tesoros en los cielos..., que no es poco!

    También, Nízam  --el Ojo que todo lo ve--  desde las catacumbas alcarreñas, sirve puntualmente el alimento espiritual a la casa de la fe, ¡con la precisión de un reloj suizo!  Por este motivo, cada noche antes de acostarme le pongo una vela delante de su retrato y rezo dos padre nuestros y un avemaría a San Miguel Arcángel.  ¡Muchas gracias, Nízam!

     ¡A lo que íbamos!  La carta dirigida a los cuerpos de ancianos en España, merece ser diseccionada oportunamente y traducida al román paladino.  Empezaremos con el resumen que nos hace el mismo Nízam: 
Si te he visto.....no me acuerdo 
El Cuerpo Gobernante desea que la predicación pública con expositores en la vía pública sea solicitada en ayuntamientos e instituciones a título personal, sin que aparezcan (como antes sucedía) LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ en ningún trámite legal. Los testigos no estarán amparados por la Watch ante ninguna multa, denuncia o sanción, y por supuesto, no correrá con ningún gasto de representación. Adjunto carta. 
Saludos 
http://www.extj.com/showthread.php?24662-Si-te-he-visto-no-me-acuerdo 
     Creo que él lo ha resumido a la perfección: "Tú haz esto, pero recuerda, yo no te he dicho nada, ¡no me conoces!  Si te trincan con el muerto, yo no sé nada de nada".   En mi pueblo a esto se le llama "dejarte con el culo al aire".  Pero, para gustos están los colores.

      El hermano Kunta, en el mismo foro, deja este comentario:
Sé que en una gran ciudad española han puesto ya tres multas por exponer sin permiso, alrededor de trescientos euros cada una, a cargo de los precursores que estuviesen en ese momento... No tengo pruebas, pero es cierto. En otras ciudades, sencillamente, han dejado de exponerlo... o ya no se ve, que es lo mismo... 
kunta

     Por esta razón, tenemos que ser avispados para que los ungidos de pacotilla no nos encalomen el muerto, ¡que son muy tunantes!  ¡Veamos la carta de marras!

"Según instrucciones del Cuerpo Gobernante, os informamos sobre ciertos cambios en el protocolo a seguir cuando se solicite autorización del Ayuntamiento para colocar un expositor fijo en la vía pública".  Queda claro de quién es la mano que mueve los hilos tras bastidores..., ¡los de siempre!  Están en el plato y en las tajadas.  ¡Son únicos en el campo etéreo del escaqueo!

"Las pautas establecen que todos los permisos, seguros y solicitudes deben tramitarse a nombre de quienes intervengan en el programa como parte de su ministerio personal.  Por lo tanto, cuando una congregación solicite autorización al Ayuntamiento para colocar un expositor en lugar público, no deberá utilizar el nombre de nuestra entidad legal como patrocinadora o auspiciadora del programa".  Aquí está el quid del asunto: la entidad religiosa no quiere ni que se le mienta.  No quiere que su nombre aparezca por ninguno de los lados.  No existe.  No está ni se le espera.  O, traducido al román paladino: que el apoquinante neto y pardillo integral se haga cargo de la "venta" con su capital, resposabilidad civil y por su cuenta y riesgo.  Los jerarcas del Cuerpo Gobernante, únicamente están interesados en el dinero en forma de donativos voluntarios que puedan recaudar de los transeúntes con estos expositores en la vía pública..., ¡el marrón queda para los cándidos!

"No todos los ayuntamientos solicitan un seguro que cubra el uso de expositores en la vía pública".  Quiere decir que si no se exige la contratación de un seguro, no hay que hacerlo.  ¡Y se ocurre un accidente con el expositor, que te pillen confesado!  No soy abogado, pero mucho me temo que el juez querrá indemnizar a la víctima con o sin seguro.

"No obstante, si lo solicitan, debe ser contratado a título personal, sin involucrar a nuestra entidad legal".  Se puede decir más alto, pero no más claro: "Tú pide donativos para mí, pero ni me mientas.  Yo no te conozco".  ¿Se puede tener más cara dura y no morir en el intento?

"La sucursal (sede nacional de los testigos de Jehová) no podrá seguir proveyendo del certificado de la póliza que solía poner a disposición de las congregaciones.  Las congregaciones que tuvieran una copia deben destruirla".  En definitiva, se les ve que no quieren tener ninguna responsabilidad civil sobre los expositores en la vía pública, aunque son ellos lo que organizan todo el tinglado y, en última instancia, los beneficiados del dinero que los transeúntes puedan donar en estos puestos públicos.  Pudíéramos decir que quiere todos los beneficios y ninguna responsabilidad.  Con el muerto tiene que cargar el pardillo integral ibérico que ha nacido para sufrir por causa del Reino y demás intereses esotéricos y económicos del Cuerpo Gobernante.

"Es un placer colaborar con vosotros en la magnífica obra final de buscar a los merecedores por todo medio disponible".  ¿Encajan dentro de "todo medio disponible" los expositores públicos?  Por supuesto que sí.  Pero, ¿cómo "colabora" la sede nacional con nosotros?  Pidiéndonos que a ellos ni los mencionemos.  Formamos un equipo divino de la muerte: ellos se llevan la publicidad y el dinero donado, y nosotros la posible responsabilidad civil o cualesquier sanción administrativa.  ¡Es una manera de colaborar y repartir el trabajo!  ¿Algo de cara dura?  ¡Pues sí!  Pero lo teócratas de pacotilla están en otra dimensión.

      Seguidamente un hermano nacido para que le carguen con el muerto, nos pregunta con su ingenuidad congénita lo siguiente:

Pregunta: ¿Y si surge un problema, por ejemplo y Dios no lo quiera, una persona tropieza con un expositor y se ensarta un ojo?

Respuesta: Pues, hermano pardillo, ¡que te pillen confesado y que el seguro que contrates tenga una póliza lo suficientemente generosa como para cubrir la totalidad de la indemnización al tuerto!

P: ¿Y si no la cubre totalmente la póliza?

R: Bueno, no te preocupes, siempre podrás responder con tu patrimonio personal.

P: ¿Me puedes explicar lo que significa lo del "patrimonio personal"?

R: Resumiéndolo y para que lo entiendas, es el conjunto de tus bienes: posesiones y dinero presente o futuro..., ¡vamos que el tuerto tiene que cobrar sí o sí!

P: ¿Puedo telefonear a Betel, al Departamento de Asuntos Legales, para que se haga cargo del asunto o asuma la responsabilidad civil ya que estoy "trabajando" para ellos en la vía pública?  Ellos tienen multitud de abogados...

R:  ¡Pues va a ser que no!  De ninguna manera.  El Governing Body Bank tiene una máxima que rige en sus finanzas: solo aceptamos donativos, nunca los damos.  O, "entradas en nuestra cuenta bancaria sí, salidas no".

P: Si se presentan los municipales y piden que me identifique, ¿puedo decir que soy testigo de Jehová?

R: ¡Ni se te ocurra!  Puedes decirles que eres un particular que tiene en su domicilio una colección de libros y revistas de una determinada confesión religiosa y que los quiere regalar a los transeúntes y que aceptas donativos en metálicos que no son para ti, sino para terceras personas a las que no puedes mencionar.

P: ¿Los municipales se lo van a tragar?

R: Creo que no.  De ninguna de las maneras.

P: Y si por una de las casualidades  --que me falte un tasa, etc.--  recibo una sanción administrativa por parte de los municipales, ¿puedo remitir la multa a la sede nacional, para que el Departamento de Asuntos Legales la recurra?

R:  ¡Dios no lo quiera, hermano, Dios no lo quiera!  ¡Toquemos madera, hermano!  Parece que no lo pillas: la sede nacional no quiere saber nada de la vida que vives junto a los expositores en la vía pública.  Ellos no te conocen.  No puedes remitirles la multa.  Te han dicho en la carta que su cometido es hacerse el sueco.  No quiere saber nada de tus problemas personales.  Ellos no existen para ti..., ¡salvo a la hora de remitirles los donativos captados en la vía pública!  Recibir el dinero, ¡esa es su manera de "colaborar" contigo.  ¿Captas la idea?

P: Creo que sí.  Se me han abierto las entendederas como a Saulo en el camino a Damasco.  En caso de problemas,  me dejan tirado como una colilla.  Es una especie de: "Si te he visto no me acuerdo".  Me parece a mí que este "negocio" no me trae cuenta.  ¿Y a esto le llaman "colaborar con nosotros"?

R: Son así de espléndidos...

P: Cuando se lo explique a mi maruja va a alucinar...  Gracias.

R: Vaya usted con Dios.

     Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y los múltiples chanchullos teocráticos?