domingo, 2 de febrero de 2014

Los ungidos de pacotilla y el traslape perpetuo

El Bereano acosado

La Atalaya, enero de 2014, página 31
http://www.jw.org/es/publicaciones/revistas/w20140115/
   
     Estimados camaradas víctimas de los ungidos de pacotilla:

     Nuestro hermano anónimo que ha escogido "el Bereano acosado" como apodo, se remite a este humilde blog en busca de guía y dirección teocrática y apropiada.  Más que eso, él también nos da argumentos bíblicos sobre el tema que nos ocupa.  Me ha pedido que comente mi parecer sobre esos dos párrafos señalados con color rojo en el B.O.E. de nuestra entidad religiosa La Atalaya que tenéis colgada arriba.  El Bereano acosado, nos explica la etimología de su apodo y el motivo de su consulta:
¿Cuál es su opinión sobre el cambio de entendimiento de esta Atalaya? Ahora lo que se traslapa no son las vidas sino los ungimientos. Sorpréndame... yo tengo mi propia tesis sobre esto pero me gusta considerar otras opiniones. 
Pero es un detalle que invita a creer que el Nuevo Mundo puede venir mañana cuando con el traslape de vidas podía dilatarse hasta el año 2140 sin tener que sacar una "nueva luz". 
Supongo que habrán recibido miles de cartas explicando esto mismo y habrán revisado su interpretación. Yo tengo mi propia explicación bíblica de por qué el "ungimiento traslapado" no es bíblico y lo he comentado con algún anciano. Lógicamente no ha podido dar respuesta. [...] 
Aunque tengo mi criterio para asumir que esa Atalaya yerra, me gustaría saber la base bíblica que encontráis algunos para rechazarlo [...].
Respuesta del Bereano acosadoY sobre todo, en lo que tiene que ver con La Atalaya de enero, es evidente que la generación a la que se refería Cristo era la de su propio tiempo. Y el fin, el del sistema judío. Pero como ellos lo trasladan a un sentido profético, hay que usar eso mismo para razonar con ellos. 
Ellos entienden que la generación se refería a los propios apóstoles que creían que se refería Cristo a ellos, según explica el CG.  Ahora, dicen que la generación tiene que ser de ungidos, ya ungidos y traslapados, no con vida de otros, sino con la vida de otros desde que son ungidos. Con lo cual se "acorta el tiempo del fin". 
Pues bien, cuando Cristo hablaba a sus apóstoles y ellos  "se reconocían como la generación"(según WT) no estaban ungidos aún. Por lo tanto, la generación actual nunca puede ser un "ungimiento traslapado" porque los apóstoles YA FORMABAN PARTE DE AQUELLA GENERACIÓN y aún no estaban ungidos, sino que quedaban varios años para ese suceso. Por lo tanto: generación nunca puede involucrar 'vida desde ungimiento', de acuerdo con las propias palabras de Jesús. Puedes hacer referencia a esto si quieres. Un saludo.   
     Primero, te doy las gracias por la confianza depositada en nosotros, apóstatas y hermanos fieles hasta el tuétano.  Segundo, si la policía teocrática local ya te está marcando de cerca..., ¡yo de ti no compartiría nada con los hermanos de tu congregación!  Seguramente, preguntarán a tus amigos íntimos con el fin de sonsacarles si tú les mencionas algo contrario a las enseñanzas del Cuerpo Gobernante o si cuestionas la autoridad de los mandamases mundiales de la Orden del Voto de Pobreza y el Santo Pedir.  Recuerda que Judas vendió a Jesús.  ¡Ándate con pies de plomo!

     Permíteme que, como muchos de nuestros lectores no son miembros de nuestra confesión religiosa, puedan entender algunos de los términos utilizados en nuestra jerga watchtoweriana.  Por este motivo, como de costumbre, echo mano del Diccionario Etimológico Watchtoweriano-Español, para aclarar el entendimiento de algunas palabras clave en el asunto que mencionas.  ¡Va por ustedes!

Los 144.000: La entidad religiosa ofrece dos tipos de destinos: la generalidad de creyentes –gran muchedumbre-- sobrevivirá al fin del mundo y vivirá eternamente en la tierra convertida en un paraíso; y el otro destino está dirigido a éstos 144.000 que vivirán y gobernarán con Cristo en los cielos. Los miembros del elitista Cuerpo Gobernante deben pertenecer a ésta última clase. A éstos 144.000, también se les conoce como: el resto ungido, el resto, los ungidos, el esclavo fiel y discreto, la clase del esclavo.

Ungido: Véase “Los 144.000”. En teoría, es un desterrado nostálgico de la patria celestial. Se esperaría que manifestara un desdén hacia las cosas terrenales, el ansia de huida del mundo y la añoranza del Sábado Perpétuo, como San Agustín calificó a la “vida eterna”. En la práctica, los miembros más sobresalientes de este selecto grupo de paniaguados  --el Cuerpo Gobernante-- se sienten irresistiblemente atraídos por las comodidades y bienes terrenales. Les caracteriza un buen comer y un mejor beber.

Generación de 1914: Originalmente, las personas con una edad suficiente como para comprender la trascendencia de los acontecimientos mundiales que empezaron ese año con la Primera Guerra Mundial y su relación con la profecía bíblica. Teóricamente, esa generación de personas debería haber visto el fin del mundo durante su vida. Ante la evidencia concluyente de que esa generación de personas ha muerto, la confesión religiosa ha ido adaptando el significado y la duración de esa generación a sus propios intereses teológicos. Ahora, habla de un traslapamiento generacional, donde diferentes generaciones de personas conviven durante un tiempo y, por consiguiente siguen siendo la misma generación a la que se refirió Jesucristo como la que viviría el fin del mundo. En definitiva, es una generación elástica que se puede extender hasta donde le convenga a la clase dirigente.

La confesión religiosa, escribe en su libro Paz y Seguridad (tp73) editado en 1973, capítulo 7 y página 86:

En cuanto a “aquel día y hora,” dijo Jesús “nadie sabe, ni los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino solo el Padre.” (Mateo 24:36) Pero Jesús sí dio una útil indicación de tiempo cuando dijo: “De ningún modo pasará esta generación hasta que sucedan todas estas cosas.” (Mateo 24:34) Todas ¿qué cosas? Todos los varios rasgos de “la señal” acerca de la cual estaba hablando, así como la “tribulación grande,” que también había mencionado. El que estas cosas sucedieran dentro de una generación significaría que personas que estuvieron presentes para observar lo que sucedió en 1914 E.C., al principio de la “conclusión del sistema de cosas,” todavía tendrían que estar vivas al fin de este período, cuando azota la “tribulación grande.” Los que recuerdan los acontecimientos de 1914 están envejeciendo ahora. Muchos de los que existían entonces ya han muerto. Pero, según nos asegura Jesús, dentro de “esta generación,” antes que todos ellos hayan muerto, vendrá la destrucción de este sistema de cosas inicuo.

Traslapar: El Cuerpo Gobernante, superado --como de costumbre-- por el factor tiempo, se ve obligado a realizar su enésimo cambio con respecto a la duración de la profética generación de 1914, echando mano por primera vez del verbo traslapar, con la sana intención de incorporar a la palabra generación las propiedades del caucho: la elasticidad. Con el traslape, la generación de 1914 se podrá alargar tanto en el tiempo como le pueda interesar al Cuerpo Gobernante.

Este entendimiento novedoso, apareció en el buque insignia de las publicaciones de la confesión religiosa: La Atalaya, 15 de abril de 2010, página 10, párrafo 14:

 “¿Qué implica lo anterior? Aunque no se puede calcular cuánto dura “esta generación”, hay que tener presente un hecho: la palabra generación suele referirse a personas de distintas edades cuyas vidas se traslapan durante un período que no es demasiado largo y que tiene fin (Éxodo 1:6). Entonces, ¿cómo debemos entender el comentario de Jesús sobre “esta generación”? Todo indica que la vida de los ungidos que estaban en la Tierra en 1914 —cuando comenzó a manifestarse la señal de la presencia— se traslaparía con la de otros ungidos que verían el inicio de la gran tribulación. Esta generación tuvo principio y también tendrá fin. El cumplimiento de los rasgos de la señal muestra que la tribulación tiene que estar cerca”. 

Como el Cuerpo Gobernante se sacó de la chistera lo del traslape para explicar lo inexplicable, los testigos de Jehová de a pie, utilizan jocosamente las diferentes conjugaciones del verbo traslapar en cualquier situación, ¡cosa que no agrada a la casta dirigente! Por ejemplo, si se vende una Salón del Reino, un Salón de Asambleas o una Casa Betel, y se desconoce la cantidad por la que se vendió la propiedad o el destino del dinero de la venta, ellos dicen con cachondeo: “El dinero de la venta se ha traslapado”. Si algo inexplicablemente se pierde o desaparece: “Se ha traslapado”. Si el número de ungidos crece imparablemente, cuando supuestamente se cerró la puerta para tan insigne privilegio en el año 1935, se dice: “El número de las traslapados aumenta sin parar”, etc. En definitiva, la conjugación del verbo en todas sus formas es motivo de mofa entre los Testigos de a pie…, ¡para desesperación de los caciques de turno que notan que no se les toma en serio!
http://es.scribd.com/doc/100676509/El-lado-comico-de-la-Watchtower-Edicion-21-de-julio-de-2012

Fin de las citas

   Remitiéndonos al articulo que hoy nos ocupa, La Atalaya de enero de 2014 y página 31, intentan perfilar algo más lo del tan cacareado "traslape" generacional.  Y, como de costumbre, de la chistera se sacan que hay dos grupos de ungido, ¡de momento!  Lo escriben así:
Entendemos que "esta generación" a la que se refirió Jesús está compuesta de dos grupos de cristianos ungidos.  Los ungidos del primer grupo presenciaron lo que ocurrió en 1914 y comprendieron que Cristo había comenzado a reinar ese año.  No es solo que estuvieran vivos entonces, sino que durante ese año o antes ya habían sido ungidos con espíritu como hijos de Dios.
El segundo grupo de "esta generación" está compuesto contemporáneos del primer grupo.  No se trata simplemente de que estuvieran vivos al mismo tiempo que los miembros del primer grupo, sino que fueron ungidos con espíritu santo cuando aún quedaban en la Tierra miembros del primer grupo.  Así pues, no todos los ungidos de la actualidad forman parte de "esta generación" de la que Jesús habló.   
Hoy en día, los miembros del segundo grupo ya tienen una edad considerable.  Sin embargo las palabras de Jesús registradas en Mateo 24:34 nos garantizan que "de ningún modo pasará esta generación" antes que comience la gran tribulación, así que por lo menos algunos miembros de dicha generación estarán vivos en la Tierra cuando llegue ese momento.  Este hecho refuerza nuestra convicción de que ya falta poco para que Jesucristo, el Rey del Reino de Dios, destruya a los malvados y dé paso a un nuevo mundo justo. [...]
Sabemos que vivimos en los últimos días.  Si se examinan las profecías y lo que Jehová y Jesús están haciendo, es imposible no ver las pruebas de que el fin de este sistema ya está cerca. 
Fin de la cita
     Manos o menos vienen a decir  --en su típico lenguaje enrevesado y tarzanesco--  que un bisabuelo y su bisnieto pertenecen a una misma generación de personas.  El Cuerpo Gobernante, le da otra dimensión a las palabras y pasa olímpicamente de la definición académica que asigna a las palabras el Diccionario de la Real Academia Española.

     Ahora, llegados a este punto y sin dármelas de teólogo de fin de semana, podemos remitirnos a la interpretación bíblica de la palabra "generación".  El Cuerpo Gobernante cita de la palabra "generación" tal y como aparece en el libro de Mateo 24:34.  Sin embargo, se olvidan que el mismo escritor, Mateo, en su capítulo 1: 2-6, 17, indica el alcance de la palabra "generación": que no es otra cosa que la distancia en el tiempo entre un padre y su hijo..., ¡como no podía ser de otra manera!
Abrahán llegó a ser padre de Isaac;
Isaac llegó a ser padre de Jacob;
Jacob llegó a ser padre de Judá y de sus hermanos;
Judá llegó a ser padre de Pérez y de Zérah mediante Tamar;
Pérez llegó a ser padre de Hezrón;
Hezrón llegó a ser padre de Ram;
Ram llegó a ser padre de Aminadab;
Aminadab llegó a ser padre de Nahsón;
Nahsón llegó a ser padre de Salmón;
Salmón llegó a ser padre de Boaz mediante Rahab;
Boaz llegó a ser padre de Obed mediante Rut;
Obed llegó a ser padre de Jesé;
Jesé llegó a ser padre de David el rey [...]
Todas las generaciones, pues, desde Abrahán hasta David fueron catorce generaciones, y desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce generaciones, y desde la deportación a Babilonia hasta el Cristo, catorce generaciones.  http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/12/la-generacion-de-1914-ya-ha-pasado-y.html
     Por lo tanto, hermano Bereano acosado, creo que queda claro una cosa: el Cuerpo Gobernante es una casta de vividores que nos meten el miedo en el cuerpo con el siempre inminente "fin del mundo", ¡y todo para que trabajemos para fomentar sus intereses económicos!  Desconozco cuánto tiempo llevas en nuestra confesión religiosa del notorio arraigo y olé, así que te recomiendo a que le eches un vistazo a los siguientes enlaces donde podrás encontrar mucha documentación original que certifica los timos que nos han endilgado estos ungidos de pegote.

     Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y los diversos timos teocráticos?

http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/01/el-elastico-y-eterno-tiempo-del-fin-se.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/06/profecias-fallutas-y-verdades-caducas.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/11/1975-la-generacion-que-no-pasaria-y-se.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/07/la-generacion-de-1914-otro-timo.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/03/cuanto-tenia-que-durar-la-generacion.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2010/12/la-generacion-de-1914-se-traslapa.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2010/06/la-generacion-antes-de-que-se.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2010/02/la-generacion-cuando-no-se-traslapaba.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2010/02/yo-traslapo-tu-traslapas-la-watchtower.html