sábado, 18 de enero de 2014

Consultorio teocrático: ¿Puedo jugarme el dinero en la bolsa de valores o comprar un décimo de lotería?

¡Despertad!, 8 de junio de 1962, página 25
     Estimados cofrades en nuestro Vía Crucis watchtoweriano:

     El hermano Jürgen, desde Selters-Taunus (Alemania), nos lee diariamente en este sitio preeminentemente apóstata hasta las trancas.  Dice encontrar aquí una paz interior y un recogimiento espiritual que no encuentra en su asistencia obligada a las reuniones en su Salón del Reino.  Aquí, todo es edificante y didáctico.  No hay trampa ni cartón watchtoweriano.  Tampoco pedimos dinero..., ¡punto importante este!  Normalmente, la fe y la salvación eterna  --no sabemos por qué--  se haya intrínsecamente unida a los donativos en metálico.

     Sin embargo, nuestro hermano teutón, tiene una inquietud espiritual y teocrática.  Nos explica:
"Si juego a la lotería, me expulsan de la confesión religiosa.  Si juego todo mi capital en la bolsa de valores, la entidad religiosa no toma ninguna acción judicial.  Tanto con la lotería, como en la bolsa, estoy haciendo lo mismo: me juego mi dinero.  Con una salvedad: un boleto de lotería me cuesta tres euros  --dinero que he ganado con mi sudor--  y si no me toca no repercute en mi economía..., ¡y con la bolsa de valores, si no tienes mucha suerte y precaución, puedes acabar arruinándote!  ¡Si no, que se lo digan a los de las acciones "preferentes" en España!
Esto por un lado, por el otro, me escama el mutismo y la falta de dirección por parte de nuestra confesión religiosa en cuanto al aspecto ético y moral de nuestras inversiones en bolsa.  ¿Por qué este silencio calculado?  ¿Por qué, puedo jugarme todo el dinero en la bolsa y no puedo comprar un boleto de lotería?  ¿Qué repercusión en mi salvación eterna puede tener, tanto si me juego el dinero en la bolsa como si juego a la lotería?".
     Querido hermano Jürgen:

     La dirección eclesiástica de nuestra confesión religiosa, aparte de tener menos papeles académicos que un conejo de monte..., tienen mucha cara dura.  Presumen de ser los únicos hijos de la luz, mientras sus finanzas están más oscuras que la boca de un lobo.  Sus verdades teológicas, duran menos que la leche fresca en verano.  Sus profecías nacen con la fecha de caducidad en la base del embase..., ¡son fallutas per se!  Teológicamente hablando; van a salto de mata, a campo través, obligados a improvisar sobre la marcha.  Esto suele pasar cuando te autoproclamas la Voz de Dios en la Tierra, cuando no conoces bien ni siquiera tu propio idioma y presumes de ser el único que entiende correctamente los idiomas originales en los que se escribió la Biblia.  Sin ponerse colorados, dicen ser el único canal de comunicación de Dios con la humanidad.  ¡Manda huevos!

     La tan denostada apostasía watchtoweriana, funciona con la precisión de un reloj suizo.  Informamos y documentamos a la casa de la fe y de la fa..., puntualmente.   ¿Y qué te pedimos?  ¿Te quitamos tu herencia, pidiéndole a tu abuela que nos deje su cartilla de ahorros, su piso y sus joyas en herencia...?   Somos malos, pero no tan desalmados como el Governing Body Bank.

     Tu ristra de preguntas oportunas, te las iré contestando una a una.  La primera aseveración que haces, es totalmente cierta: al testigo de Jehová que juega a la lotería, se le hace un comité judicial en las trastienda del Salón del Reino, y   --de no haber arrepentimiento--  es expulsado de la comunidad religiosa.  Podríamos citar de muchas publicaciones, pero, en esta ocasión echaremos mano del último manual para los ancianos de congregación (pastores religiosos), "Pastoreen el rebaño de Dios - 1 Pedro 5:2", en su página 69, párrafo 30:
http://www.vacunadefe.com/Documents/ks-10.pdf

     Sobre la equivalencia moral de jugar el dinero en bolsa o a la lotería, el cuerpo eclesiástico de los testigos de Jehová, hace una discriminación; autoriza el jugar en bolsa, pero no jugar a la lotería.  ¡A pesar de que muchos Testigos pensantes, declaran en su círculo íntimo que tan valida es una cosa como la otra!  No obstante, el Cuerpo Gobernante no lo ve así.  Si te fijas, me remito principalmente a una revista ¡Despertad! del año 1962, por ser esta la que trata más extensamente las razones teológicas para tal posición.  Aquí se tratan los aspectos éticos de las inversiones.  ¡Oído al parche!

Inversiones comerciales

"El hecho de que los fabricantes de los productos que un comerciante vende sean hombres mundanos que no apliquen los principios cristianos en sus actividades comerciales o en funcionamiento de sus fábricas no significa que el comerciante está haciendo lo que es moralmente incorrecto como cristiano al comprar y vender las mercancías de éstos.  Lo mismo es cierto de la persona que, en vez de comprar y vender las mercancías fabricadas de una compañía, compra y vende acciones de una compañía con la intención de obtener ganancia.  La falta de principios entre los líderes de la compañía no hace al inversionista un violador de los principios cristianos.

Asímismo, algunos banqueros son hombres sin conciencia que contribuyen a la reputación del banquero de ser un opresor de los pobres, pero lo que estos banqueros hacen no se refleja en la moral del hombre que deposita dinero en sus bancos y recibe pagos por intereses.  Lo mismo puede decirse del hombre que recibe dividendos de una corporación. [...]

Si invierte en acciones , nadie debería criticarlo.  Por supuesto, debería ser discreto en cuanto a las acciones o bonos que compre.  Cuando sabe que una corporación está dedicada enteramente a fabricar mercancía que se usa con un propósito moralmente incorrecto, sería incorrecto que él violara su conciencia invirtiendo dinero en acciones de esa compañía".  ¡Despertad!, 8 de junio de 1962, página 25 y 26.

     Los mandamases de nuestra entidad religiosa, nos dicen que no nos debe importar la ética de las empresas en las que invertimos nuestro dinero, ni "el funcionamiento de sus fábricas".  Entonces, ¿qué hay del trabajo infantil?  ¿De las condiciones de esclavitud en las que trabajan las personas en ciertas compañías del tercer mundo?  ¿Y las empresas que están acabando con los bosques primarios o contaminando impunemente nuestro planeta..., a veces ocasionando muertes entre los nativos que se oponen a esos proyectos?  Al inversor cristiano, no deben importarle los métodos empresariales carentes de ética, sino los beneficios económicos.

     Únicamente parecen encontrar una objeción moral: si la empresa está dedicada exclusivamente a fabricar " a fabricar mercancía que se usa con un propósito moralmente incorrecto".  Por ejemplo, si una empresa de aeronáutica fabrica aviones para uso civil y militar, sería legítimo invertir en ella ya que no está enteramente dedicada a fines militares.  Por lo tanto, la conciencia del Cuerpo Gobernante en materia de inversiones es bastante laxa.  En román paladino: ¡la conciencia importa un pimiento!

   Seguidamente, recojo unas citas textuales de las publicaciones de los del Voto de Pobreza y el Santo Pedir que, creo aclarará más el dilema: lotería versus bolsa de valores.
   
Lo nuevo en 1973 fue las fluctuaciones continuas y drásticas del mercado en el transcurso de muchos meses. Prescindiendo de lo que le suceda al mercado en los meses venideros, las acciones del año pasado ilustran el temor que sacude a los líderes mundiales. (Luc. 21:26) Los cristianos pueden recibir una advertencia de esto y no inquietarse demasiado, sabiendo lo fácilmente que las riquezas ‘hacen para sí alas y vuelan.’—Pro. 23:5. La Atalaya, 15 de abril de 1974, página 246.

De modo que hay buenas razones por las cuales las personas que desean vivir de acuerdo con el consejo de la Palabra de Dios no “prueben la suerte” en la lotería. No confían en la suerte. Se mantienen alerta contra la pereza y los actos faltos de amor. Reconocen que el amor al dinero es espiritualmente ruinoso y no quieren ser víctimas de la codicia que pueden producir los juegos de azar en el corazón de uno. En lugar de eso, adquieren fondos y cosas valiosas por medios rectos que son dignos de los que aman a Dios. ¡Despertad!, 22 de mayo de 1975, página 28.

¿Una lotería?

En vista de los riesgos que entraña el mercado de valores, ¿es la compra de acciones equiparable al juego de azar? Casi todas las inversiones financieras conllevan cierto riesgo. Algunas personas compran bienes inmuebles sin saber si el valor de la propiedad aumentará o disminuirá con el tiempo. Otros depositan el dinero en un banco con la confianza de que sus ahorros estén seguros. Aunque el mercado de valores es más complejo, dicho sencillamente, quien invierte en acciones de una compañía lo hace con la esperanza de que prospere y de que el valor de las acciones aumente.

Esa inversión es diferente del juego de azar, pues el accionista compra una parte de la compañía. Puede vender las acciones a otra persona o guardarlas con la esperanza de que valgan más en el futuro. No puede decirse lo mismo de quien se juega el dinero en un casino o en un juego de azar. Contando con poquísimas posibilidades de acertar, el jugador trata de predecir un resultado incierto y ganar lo que ha apostado el perdedor o los perdedores. ¡Despertad!, 8 de octubre de 2000, página 27.

     Cuando uno hace un repaso histórico por las publicaciones editadas por la entidad religiosa, parece asociar invariablemente el anticristiano  "amor al dinero" con quien juega a la lotería, porque esa persona no tiene dinero suficiente como para invertir en una compañía petrolífera, o en un banco.  Mientras que el que se juega grandes sumas de capital en la bolsa de valores..., carece de ese fatídico "amor al dinero".  ¡Vivir para ver!  Luego, hablan de la "Suerte", como si de Lucifer se tratara: quien juega a la lotería siempre confía en la diabólica suerte y quien juega en bolsa..., no.  ¡Como lo dicen ellos...!

     Hermano Jürgen, tras esta doble moral, subyace la opacidad financiera de nuestra confesión religiosa.  Sabemos que especula con bienes raíces y que invierte en: capital riesgo, cédulas hipotecarias y hedge funds..., ¡eso que sepamos por lo poco que trasciende y tras mucha búsqueda en Internet!  Tampoco sabemos en qué tipos de empresas, productos y proyectos invierte el dinero de nuestras donaciones la dirección de la confesión religiosa de los testigos de Jehová a nivel mundial.  ¡Estamos en absoluta oscuridad económica!

     Personalmente, desconfío de la opacidad financiera.  Me gustan las cuentas claras y el Cuerpo Gobernante no nos da cifras.  No sabemos ni cuánto se recauda en España, ni las cuantías y conceptos de los gastos.  Tampoco sabemos cuánto dinero se envía a la central mundial.  No sabemos nada de nada.  Y, llegados a este punto, sí que puedo decir que esto no es ético, ni estético ni cristiano.  ¡Esto es un timo!  ¡Infinitamente peor moralmente, que comprar un décimo de lotería!

     Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y la opacidad financiera a espuertas?

Bibliografía:

http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/03/el-mercado-de-valores-y-el-satanismo.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/09/hedge-fund-que-estas-en-los-cielos.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2010/09/los-hedge-fund-y-el-fin-del-mundo-de-la.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/04/que-viene-el-fin-del-mundo-coge-la.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/10/venture-capital-que-estas-en-los-cielos.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/09/con-la-mente-en-el-cielo-y-el-corazon.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2010/10/el-binomio-perfecto-la-watchtower-y-los.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2010/05/hermano-guy-pierce-donde-esta-el-dinero.html

http://www.peimedia.com/productimages/Media/000/408/114/EMWebBrochure.pdf
http://www.hedgefundintelligence.com/Product/12525/Forthcoming-Events/InvestHedge-Forum-2010.html?ElementId=9148
http://www.hedgefundintelligence.com/Product/13793/Forthcoming-Events/InvestHedge-Forum-2011.html?ElementId=9679
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2010/10/el-binomio-perfecto-la-watchtower-y-los.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/10/venture-capital-que-estas-en-los-cielos.html

2 comentarios :

  1. Cuando hablas de dinero, hay más info en la Watch que en la Biblioteca del Senado! Si te compras un billetito de loto, ¡eres el demonio! Pero si ganas y lo depositas en la 'santa cajita', has 'atesorado en el cielo'.... Has de creer....?!

    ResponderEliminar
  2. Cierto, la procedencia del dinero no es importante en este caso porque al llegar a sus manos..., lo "purifican y santifican".

    ResponderEliminar

Si tienes conocimiento de un delito (como puede ser un caso de un abuso sexual infantil en una congregación), por favor, infórmalo a la guardia civil o policía nacional. Ellos tienen la legitimidad y los medios para investigarlos y localizar las pruebas.

https://alertcops.ses.mir.es/mialertcops/info/infor/info_6_es.xhtml?faces-redirect=true

Guardia Civil
http://www.guardiacivil.org/
Email: emume@guardiacivil.org
Teléfono: 062

Cuerpo Nacional de Policía
http://www.policia.es/
Email: webdgp@policia.es
Teléfono: 091

Los comentarios en los que se mencionen los nombres y apellidos de los autores de presuntos delitos se borrarán en cuanto me percate de ello.

Por otro lado, si deseas contrastar la información, puedes dirigirte a la Asociación de los Testigos Cristianos de Jehová en España, en los siguientes E-mail: tcjlegal@terra.es y ARCO@TCJ.ES

Por favor, se agradece que se eviten los insultos. ¡Gracias por vuestra comprensión!