domingo, 17 de noviembre de 2013

Crónica desde Manila (Filipinas)

El "Capitán" Enrique


     Estimados camaradas ibéricos y allende los mares:

     Un amigo y hermano nuestro, el "Capitán" Enrique, desde Manila nos manda la noticia de hoy.  Él está allí circunstancialmente, por motivos laborales.  Y, como era de esperar, nos lee habitualmente, ¡desea estar informado teocrática y puntualmente!

     Es una noticia "vieja", pero que vuelve a estar de actualidad.  He dudado en colgarla, porque creo que no encaja con el estilo de este blog.  Sin embargo, si no la expongo, creo que no hago bien.  De modo que, al final, me he decidido por comentar la noticia ya que está en inglés y muchos de los lectores no tendrán acceso a ella.  Os pondré en antecedentes, pero, no puede faltar el... ¡va por ustedes!

     El 22 de agosto de 2002, la edición digital del periódico inglés The Guardian, relataba como la organización terrorista islámica Abu Sayyaf --parte de Al Qaeda--, había secuestrado a seis testigos de Jehová, dos hombres y cuatro mujeres, desgraciadamente, decapitando a los dos hombres.

     Fueron secuestrados en las afueras de la ciudad de Jolo, en el distrito de Patikul, en la provincia filipina de Sulú.  Junto a las cabezas decapitadas, se encontró una nota indicando que habían sido decapitados por "infieles", por no creer en Alá.

     En el momento del secuestro, los seis secuestrados iban de casa en casa, vendiendo productos cosméticos de Avón, diferentes tipos de té y otros medicamentos. Aunque, también hay algunos medios periodísticos que relacionan la venta de estos productos con una tapadera para poder predicar en este feudo mahometano.   http://www.theguardian.com/world/2002/aug/22/alqaida.terrorism

     Felizmente, en abril de 2003, las cuatro mujeres fueron rescatadas por el ejército filipino.

     Sin embargo, el 7 de febrero de 2013, la justicia filipina tuvo que dejar en libertad a 13 de los 18 detenidos y presuntos miembros de Abu Sayyaf.  ¿Por qué?  Parece que los secuestrados tenían dudas y no fueron capaces de ponerse de acuerdo para identificarles  --con toda certeza--   como sus secuestradores.  Sin embargo, dos de los secuestrados sí que identificaron a ocho de los acusados, como las personas que los custodiaban y les daban el alimento durante el secuestro, así como también los acusaron de transportar munición para el grupo armado.  http://www.gmanetwork.com/news/story/293880/news/nation/doj-orders-release-of-18-men-in-2002-abduction-of-jehovah-s-witnesses-members

     Anteayer, el 15 de noviembre de 2013, las fuerzas armadas filipinas pudieron detener a otro presunto miembro del grupo terrorista Abu Sayyaf, a Ustadz Nidhal Pajiran (con los alias Abu Rahman y Abu Kudama), acusándole de ser uno de los secuestradores de los seis testigos de Jehová.  En este caso, parece que el detenido tenia por oficio lo de secuestrar.  http://www.interaksyon.com/article/74886/sayyaf-member-nabbed-for-2002-abduction-beheading-of-jehovah-witnesses

     No recuerdo si nuestra confesión religiosa dio en su día la noticia del secuestro y las decapitaciones, sin embargo, desde este púlpito apóstata sí que hemos querido darla.  Y, deseamos que al final, todos los culpables de este execrable crimen puedan comparecer ante la justicia.  ¡En el nombre de la religión, no vale todo!

     Nuestro lema es: lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y reniega de la luz informativa?