viernes, 14 de junio de 2013

El RESPONDENT’S BRIEF del abogado de Candace Conti..., ¡caña al mono!





http://jwleaks.files.wordpress.com/2012/06/june-3-2013-conti-v-watchtower-opening-briefR-for-respondent-prepared-by-richard-simons-a136641.pdf
     Estimados y esquilmados camaradas ibéricos y allende los mares:

     El pasado 30 de marzo de 2013, la confesión religiosa de los testigos de Jehová, presentaban ante el Tribunal Superior de Justicia de California, la documentación pertinente para apelar la sentencia desfavorable del juicio de Jane Doe (Candace Conti) contra la Watchtower Bible and Tract Society of new York, Inc., y la  Congregación Fremont de los Testigos de Jehová.  En ese día presentaron el RESPONDENT’S BRIEF: un escrito de fundamentación donde la persona que ha apelado la sentencia en primera instancia, presenta ahora los argumentos en los que se basa para dicha apelación.  http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/03/la-confesion-religiosa-apela-la.html

     El pasado 3 de junio de 2013, le llegó el turno al abogado de la demandante para presentar también la documentación apoyando la legitimidad de la primera sentencia condenatoria para la entidad religiosa.  El abogado Richard J. Simons, presentó su correspondiente RESPONDENT’S BRIEF ante el Tribunal Superior de Justicia de California y el magistrado encargado del caso el Sr. Juez: Robert McGuiness.  Seguidamente, os colgamos algunas páginas de dicho documento y también el enlace para que podáis acceder íntegramente a la documentación original..., sin trampa ni cartón watchtoweriano.

     Este caso tiene una importancia capital para las víctimas de abusos sexuales a niños cometidos en la ámbito de nuestra confesión religiosa en los EE.UU.  De confirmarse la sentencia condenatoria, podría tener unas consecuencias económicas  --y no sabemos si penales--  inimaginables para la entidad religiosa.  Además, pudiera tener un efecto dominó, afectando esta sentencia a cómo otros países están tratando actualmente los casos de pederastia dentro de esta comunidad religiosa.  Por ejemplo, en España, no se denuncian automáticamente a la Policía Nacional o Guardia Civil los casos de abusos sexuales a niños que se dan en sus comunidades locales..., ¡se trata el asunto a nivel interno!

     Por mi parte, desde este humilde blog, denuncio ese protocolo que ampara al pederasta y deja a potenciales víctimas en manos de éstos depredadores sexuales.  Todo lo que no sea denunciar automáticamente todo caso de abusos sexuales a menores, para que sean investigados por la policía..., supone en la práctica arropar al criminal y darle amparo en el anonimato.

     Este RESPONDENT’S BRIEF presentado por el abogado Simons, consta de 90 páginas, por lo que no tenemos medios materiales ni humanos para poder traducir el contenido íntegro.  Os ponemos el enlace para que podáis leerlo íntegramente todos aquellos que tenéis la suerte de leer en inglés. http://jwleaks.files.wordpress.com/2012/06/june-3-2013-conti-v-watchtower-opening-brief-for-respondent-prepared-by-richard-simons-a136641.pdf  Para los lectores de lengua española nos centraremos en traducir la Introducción, y en algunas partes del escrito.  Como siempre: ¡Va por ustedes!
INTRODUCCIÓN
La demandante Jane Doe (Candace Conti) tenía nueve años de edad cuando los ancianos de la demandada congregación de los Testigos de Jehová North Fremont ("comunidad en esa localidad") repetidamente asignaron a ella para que participara con Jonathan Kendrick  --un hombre del cual sabían ellos que era pederasta--  a participar en la actividad de la congregación del ministerio de casa en casa, conocida como "ministerio del campo".  Por casi dos años, se aprovechó de esta oportunidad, llevando a Candace al domicilio de él donde repetidamente abusó sexualmente de ella.

Anteriormente a que Candace sufriera de los abusos, los ancianos de la congregación y la sede nacional de los testigos de Jehová  --la demandada: Watchtower of New York; "Watchtower"--  tenían conocimiento de que Kendrick al menos había abusado sexualmente de una niña.  En el año 1993, la esposa de Kendrick, Evelyn, y la hijastra de 13 años de Kendrick, Andrea, informaron a los ancianos que Kendrick había abusado sexualmente de Andrea, manoseándola por debajo de la ropa mientras ella dormía.  Los ancianos culparon a Evelyn por lo sucedido, diciéndole que ella no estaba cumpliendo con sus "obligaciones como esposa".

A pesar de estar al tanto del riesgo que suponía Kendrick para el resto de los niños en la congregación, la Watchtower, siguiendo la política que aplica a nivel nacional en estos casos [tal como se puede ver en la documentación aportada a este tribunal y referenciada en las paginas 83-88 de este documento como: Exhibit 1 (8 AA 1973)] instruyó a los ancianos de la congregación a que mantuviesen en secreto los abusos cometidos por Kendrick.  Aún así, los ancianos continuaron permitiendo que Kendrick participara con niños en todas las actividades propias de la congregación, incluyendo el servicio del campo.

Ignorando toda la evidencia en contra, los demandados minimizan su falta de ética.  Argumentan que no tenían una relación especial con Candace, y por lo tanto no tenían el deber de protegerla.  Sin embargo, independientemente de si los demandados tenían la obligación o no de proteger a la demandante, su conducta demuestra que participaron activamente asignando a ella para que participase en el servicio del campo junto a un hombre del que se sabía que había cometido abusos sexuales a niños, constituyendo esto un abuso de autoridad que adicionalmente apoya la sentencia.  Además, el juicio ante este tribunal constató la existencia de una relación especial (y por lo tanto la existencia del deber de protegerla), apoyado esto por la evidencia de que los demandados (1) ejercieron la custodia y control sobre Candace y (2) se comprometieron a controlar a Kendrick.

Los demandados también argumentan que la obligación de velar por la protección impuesta por el tribunal del primera instancia infringe su libertad religiosa.  Sin embargo, está bien establecido que una organización religiosa no puede desentenderse de su responsabilidad mediante designar como "creencia religiosa" una conducta jurídicamente proscrita.  Más aún, las obligaciones impuestas a los demandados se aplican igualmente a demandados seglares en situación similares y, por lo tanto, no se viola la Primera Enmienda. [...]

Finalmente, la Watchtower ataca la indemnización por daños y perjuicios.  Primero, afirma que la evidencia fue insuficiente como concluir que hubo malicia (o mala intención).  Sin embargo, cuantiosa evidencia demostró que la Watchtower conscientemente ignoró el riesgo que suponía Kendrick   --un conocido pederasta--  para los niños de la congregación, incluyendo a la demandante.  A pesar de que la Watchtower sabía que los pederastas son difíciles de identificar (descubrírseles) y a menudo reinciden (vuelven a delinquir), prefirieron mantenerlo en secreto sin advertir del peligro a los miembros de la congregación de que Kendrick había abusado de un niño, con el fin de protegerse ella misma de la responsabilidad civil.  Es más, de hecho, asignaron a la demandante para que trabajase con Kendrick en el servicio del campo.

Segundo, afirma que la indemnización por daños y perjuicios es inconstitucionalmente excesiva.  El jurado acordó una indemnización de 7.000.000 de dólares estadounidenses por daños compensatorios y 21.000.001 por daños y perjuicios.  Esta última cantidad reducida por el juez a 8.610.000 dólares.  Los daños y perjuicios estuvieron muy fundamentados por el comportamiento reprochable en la conducta de la Watchtower.  Ellos no se basaron sobre la evidencia por daño a otros porque tal evidencia no se admitió; es más, el jurado fue apercibido para que no tuviese en cuenta tal tipo de daño al valorar la indemnización por daños y perjuicios.  Finalmente, la cantidad acordada sólo superaba en tres veces el "baremo inferior" por daños compensatorios, tal como indicó el juez  --en la documentación aportada a este tribunal y referenciada como (7 AA 1938)--  estando dentro de los límites constitucionales.

Los demandados no logran probar ningún error, y mucho menos un error discriminatorio o de prejuicio.  En toda su extensión el informe es selectivo y muy inexacto, con su incapacidad para citar fuentes normativas y relevantes, son admisiones tácitas de que su recurso carece de fundamento.  La sentencia debe ser confirmada.  http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/03/la-confesion-religiosa-apela-la.html
DECLARACIÓN DE LOS HECHOS
A. Los demandados están al tanto de que los niños participan en las actividades de la congregación sin los padres.

La Watchtower es una organización de ámbito estatal que: impone, supervisa y pone en marcha las políticas y procedimientos administrativos y legales para todas las entidades que componen a los Testigos de Jehová en los EE.UU. ----en la documentación aportada a este tribunal y referenciada como (WNY AOB 4-5.)  Los hombres que crean y aprueban todas estas políticas para todo el conglomerado mundial de organizaciones de los testigos de Jehová, incluyendo a la misma Watchtower, son un grupo de ancianos domiciliados en Nueva York, llamados "el Cuerpo Gobernante". (5 RT 531. (WNY AOB 4-5.)

Las congregaciones locales, tales como la North Fremont Congregation, son entidades separadas de la Watchtower; sin embargo, las congregaciones locales no tienen ningún margen de autonomía para apartarse de los mandatos normativos de la Watchtower. (3 RT 141- 142, 229-230.)  Los ancianos de las congregaciones no pueden interpretar estas políticas de ninguna otra manera, salvo como lo prescribe la Watchtower. (3 RT 230-231.)  La Watchtower designa a los administradores y supervisores de estas organizaciones locales como son las congregaciones individuales. (2 RT 139, 141.)  La congregación  (North Fremont Congregation) tuvo de 8 a 12 ancianos. (3 RT 139; 4 RT 405-406.)  La Watchtower admitió que los ancianos de la congregación, incluyendo a los ancianos: Gary Abrahamson, Michael Clark y Larry Lamerdin, actuaron como agentes de la Watchtower con respecto a todos los asuntos relacionados con sus actividades y ocupaciones. (3 RT 205-206.)  

Únicamente a los hombres se les permite ejercer cargos dentro de los testigos de Jehová, ni las madres ni las esposas pueden servir como ancianos o siervos ministeriales (título otorgado a los ayudantes de los ancianos). (3 RT 147, 149.)

En los años noventa (siglo XX) la congregación North Fremont Congregation tenía un promedio de unos 120 miembros; aproximadamente el 25% estaban por debajo de los 12 años de edad. (3 RT 139-140, 189.)  La congregación supervisaba y patrocinaba las numerosas actividades, incluyendo el servicio del campo; participaban juntos adultos con niños tan jóvenes como de seis años de edad. (3 RT 139-140; 5 RT 548-550.)  Los ancianos estaban al tanto de que en algunas ocasiones los niños participarían en estas actividades  --incluyendo el servicio del campo--  sin sus padres. (3 RT 140-143.)   Ellos también sabrían que "indudablemente" surgirían ocasiones en que otros padres tendrían que transportar a los hijos de otros para que participasen en las actividades de la confesión religiosa. (3 RT 145-146; 4 RT 437-438.)  

Candace y sus padres eran miembros activos de la congregación; Candace había sido miembro "desde que era un bebé". (6 RT 660-661.)  Cuando ella tenía nueve y diez años, empleaba de 15 a 20 horas semanales en el servicio del campo (5 RT 549; 6 RT 665), tratando de ser "el mejor testigo de Jehová que yo podía ser" (6 RT 726).

El servicio del campo es el ministerio de casa en casa de los testigos de Jehová.  Le precede una breve reunión en el Salón del Reino, después de la cual los miembros se reparten por el vecindario "publicando" las "buenas nuevas". (3 RT 139-140, 142- 143, 183-184, 184-185.)  El anciano Abrahamson, el superintendente de servicio de la congregación, supervisa la selección de parejas para el servicio del campo. (3 RT 184-186; 6 RT 666, 727.)  Los miembros son asignados en parejas para llamar en las puertas de las casas en los vecindarios. (3 RT 184-185; 6 RT 665.)

B. Los demandados están al tanto de que los pederastas son difíciles de descubrir, con frecuencia reinciden, y medran con el secretismo.

La Watchtower publica unas revistas llamadas ¡Despertad! y La Atalaya que son distribuidas por los miembros de los testigos de Jehová, ofreciéndoselas al público en general. (8 AA 2015; 3 RT 160-161; 5 RT 544-545.)  Los artículos publicados en las revistas son aprobados por el Cuerpo Gobernante. (RT 555- 556.)  Los ancianos de congregación leen y estudian estas publicaciones. (3 RT 160-161, 188, 238-239; 4 RT 439.)

Empezando tan temprano como en el año 1985, se publicaron una serie de artículos sobre los abusos sexuales a niños en ¡Despertad! y La Atalaya. (8 AA 2014 [1985], 2024 [1991], 2034 [1993], 2047 [1997].)  Estos artículos publicados demuestran que: la Watchtower, su Cuerpo Gobernante y los ancianos de congregación, todos sabían que el abuso sexual a niños era un problema generalizado hasta el grado de que un 27% de las niñas y un 16% de los niños sufrían abusos sexuales. (8 AA 2014, 2016, 2025, 2036; 3 RT 258.)  Ellos estaban al tanto de que causa un "daño insoportable", incluyendo "depresión"..., sentimientos de culpabilidad, vergüenza, y cólera", así como abuso de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes y trastorno de estrés postraumático.  (8 AA 2026- 2027, 2030.)

Ellos también estaban conscientes que los pederastas actúan con sigilo y aprovechándose de las relaciones de confianza  (8 AA 2036, 2045; 3 RT 168; 4 RT 436)  y por esta razón el pederasta típico no es un "completo desconocido", sino una persona de confianza y muy conocida que puede esconderse (integrándose) en el grupo que forma la comunidad religiosa y es probable que utilice "tácticas sofisticadas e ingeniosas". (8 AA 2017, 2019, 2038; 3 RT 161-162, 168, 258-259; 4 RT 436) Ellos advirtieron a los padres que, al principio, es frecuente que el abuso se disfrace de "conducta lúdica y afectuosa". (8 AA 2018; 3 RT 162.)  Ellos también advirtieron a los padres a "evitar situaciones que pudieran dejar a sus hijos en una posición vulnerable" (8 AA 2019)  pero reconociendo que a "los padres no siempre les es posible... mantener un estrecha vigilancia sobre sus hijos" y "no pueden estar con ellos en toda ocasión" (8 AA 2020).

Los demandados tenían conocimiento que los pederastas reinciden  --y que es imposible predecir cuándo harán eso--. (8 AA 2052.)

Los demandados también sabían que los adultos inconscientemente colaboran con los pederastas "fomentando una actitud de secretismo sobre esta problemática" (8 AA 2037; 3 RT 165; 4 RT 439.)  Ellos reconocieron que el silencio proporciona un  "refugio seguro para los pederastas, pero no para sus víctimas".(8 AA 2037; 3 RT 165; 4 RT 439.) Estaban al tanto de que "la conspiración del silencio", permitió que los repugnantes abusos sexuales a menores se enquistaran en la Iglesia Católica. (8 AA 2037; 3 RT 167, 169; 4 RT 439.) [...]

D. A pesar de tener conocimientos de estos hechos, los demandados permitieron que Kendrick continuara participando en las actividades de la congregación sin tomar medidas para proteger a los niños del pederasta.
1. De conformidad con la política de la Watchtower, los demandados no informaron a los miembros de la congregación de que Kendrick era un pederasta.
Según las directivas escritas por la Watchtower, la congregación no compartiría con los miembros de esa comunidad local el hecho de que Kendrick había abusado de una niña. (3 RT 222, 230.)  La política se plasmó en una carta de la Watchtower y dirigida a todos los ancianos en todos los cuerpos de ancianos, con fecha de julio de 1989. (8 AA 1973-1978 [Exhibit 1]; 3 RT 223-225.)1 (3 RT 223- 225.)  Las cartas dirigidas "al cuerpo de ancianos" era un método de los utilizados por el Cuerpo Gobernante para comunicar las directrices administrativas a los ancianos de las congregaciones locales. (5 RT 542, 543.)  Eran incuestionables estas directivas de la Watchtower a nivel nacional sobre el protocolo a seguir en los casos de abusos sexuales a menores, tal como se muestra en la prueba documental Exhibit 1 (4 RT 423, 424.)

Según estas directivas, los casos de abusos sexuales a menores dentro del colectivo de los testigos de Jehová, se exigía que se mantuviesen en secreto. (3 RT 222, 230.)  Según esto, los ancianos nunca advirtieron a ningún miembro de la congregación  --ni siquiera a los que tenían hijos--  que Kendrick había abusado sexualmente de un niño. (3 RT 222.) [...]

A pesar de que los ancianos anunciaron a la congregación de que Kendrick había cesado en el cargo de siervo ministerial, ellos no anunciaron la razón de dicho cese. (3 RT 244.)  El cese en el cargo de siervo ministerial había ocurrido muchas veces antes en la congregación. (4 RT 281, 282.)  Este tipo de siervos pueden cesar en el cargo por muchos motivos que no tienen por qué estar relacionados con el abuso sexual a menores. (3 RT 148.)  [Nota del traductor: el "cese" o la "remoción" de un cargo de siervo ministerial o de anciano, puede ser algo voluntario y personal, o impuesto como un castigo por parte de los ancianos.  Hay gente que decide dejar el cargo para atender mejor sus asuntos personales.]   El que Kendrick fuese cesado, no comunicaría a los miembros de la congregación el hecho de que había abusado sexualmente de un niño o el riesgo de que pudiera volverlo hacer. (3 RT 147, 148; 4 RT 281, 282, 409.)

La Dra. Anna Salter, una psicóloga que ha llevado a cabo una investigación y proporciona formación para la prevención de abusos sexuales a menores en el ámbito de las organizaciones en los 50 estados de EE.UU., testificó que el fallo de los demandados de no advertir a los padres (de la comunidad religiosa local) violó las normas aplicables de vigilancia en el ámbito de las organizaciones "que auspician o promueven actividades que realizan niños y adultos juntos". (6 RT 671-672, 678, 684, 685, 687, 707.) [...]
3. De hecho, los demandados emparejaron a Candace con Kendrick para que participasen en el servicio del campo; él utilizó esas ocasiones para abusar sexualmente de ella.
Los ancianos Clarke y Abrahamson, negaron que Candace o cualquier otro niño fuese jamás asignado a trabajar en el servicio del campo con Kendrick. (3 RT 171, 248.)  El anciano Alan Shuster, ayudante del superintendente del Departamento de Servicio de la Watchtower, dijo que él "cree" que la Watchtower tiene  una directiva escrita prohibiendo a los pederastas que trabajen en el servicio del campo con los niños; tal directiva, sin embargo, jamás se ha emitido. (5 RT 526, 527; 7 RT 933-935.)  El anciano Abrahamson dijo que él nunca asignaría a un niño para que trabaje junto a un adulto del sexo opuesto en el servicio del campo porque tal cosa no sería "apropiada". (3 RT 186.) El anciano Clarke reconoció que hubiese sido "suicida" asignar a Kendrick para trabajar en el servicio del campo con un niño, sabiendo que ya había abusado sexualmente de Andrea; él aseguró que tal cosa jamás lo habría permitido la congregación. (3 RT 248.)  De hecho, él aseguró que a Kendrick no se le permitió trabajar en el servicio del campo sin estar un anciano presente. (3 RT 248.)  Existen un montón de evidencias de que de hecho Kendrick fue asignado a trabajar con Candace en el servicio del campo. (6 RT 726-728.)  El testimonio de ella fue corroborado por la miembro de la congregación Carolyn Martínez, quien vio a Kendrick y a Candace trabajando juntos en el servicio del campo. (6 RT 662, 663, 666.)
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/08/allen-shuster-del-departamento-de.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/08/allen-shuster-del-departamento-de_20.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/03/allen-eugene-shuster-del-departamento.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/02/el-anciano-michael-clerk-testifica-caso.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/08/peticion-para-que-declare-el-anciano.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/09/el-anciano-gary-abrahamson-declara-en.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/09/el-anciano-gary-abrahamson-declara-en_10.html

Kendrick aprovechó estas ocasiones para abusar sexualmente de Candace.  Cuando llegaba el momento en  el que el grupo de predicación se dividía en parejas, Kendrick decía: "Vamos a jugar", y él se llevaba a Candace en su vehículo hasta su domicilio (el de Kendrick). (6 RT 727-730.)  Él abusaba sexualmente de ella; los abusos incluían desnudarse, sexo oral, manoseos, y la introducción de objetos en su vulva. (6 RT 729-731.)  Esta rutina se repitió en muchas ocasiones. (6 RT 730, 731.)  Después, Kendrick cogía a Candace y se juntaban de nuevo con el grupo de predicación y conducían de regreso el vehículo hasta el Salón del Reino. (6 RT 731.)

E. Los demandados dan razones improbables y conflictivas para defender su política de mantener en secreto los casos de abusos sexuales a menores.

Los demandados presentaron una serie de justificaciones en apoyo de su política de no revelar al resto de miembros de la congregación (comunidad local) el hecho de que había un conocido pederasta en medio de ellos.  Si bien, los demandados vieron a los padres como los principales responsables de la protección de sus hijos contra los abusos sexuales (3 RT 167),  y aunque ellos sabían que los pederastas actúan con sigilo  y puede ser muy difícil el identificarlos (3 RT 168, 258, 259; 4 RT 436), sin embargo, ellos adoptaron la incomprensible postura de que el revelar la identidad del pederasta a los padres, esto no colocaría a los padres en mejor posición para poder proteger a sus hijos. (3 RT 165, 168,169; 4 RT 438).  El anciano Lamerdin, testificó lo siguiente:

Pregunta: ¿No estarían los padres en mejor posición sobre a quién confiar sus hijos, si ellos supiesen que un miembro de la congregación es un pederasta reconocido?

Lamerdin: Yo le diría que no. (4 RT 438.)

El anciano Abrahamson mantuvo su postura de que el suministrar a los padres las indicaciones de cómo son los pederastas era tan efectivo como revelar a los padres la identidad del actual pederasta (en la congregación):

Pregunta: Y la mejor manera de permitir a los padres proteger a su hijos en la congregación, es revelarles a ellos la identidad de los individuos que realmente ya han abusado sexualmente a niños.  ¿Concuerda con esto?

Abrahamson: ¿Qué hay si identificamos las características de éstos individuos?  Si usted mira una persona, y muestra algunas de estas características, entonces usted sospechará y no permitirá que su hija vaya con él. Si usted sospecha, usted no tiene la obligación de permitir que su hijo vaya con tal persona.

Pregunta: Bien, por el último número de la revista ¡Despertad! que hemos visto, ¿sabemos que una de las características (del pederasta) puede ser el de ser una persona agradable, un líder religioso bien valorado (por la comunidad)?

Abrahamson: Eso es cierto. Es algo que ha sucedido.

Pregunta: ¿No hubiese sido mucho más valioso para los padres en la comunidad religiosa local conocer las características de Jonathan Kendrick, sabiendo que él había abusado sexualmente de una niña y así poder proteger a sus propios hijos?

Abrahamson: Pienso que esta información les da a ellos (padres) buena munición para buscar e identificar a éstos individuos viendo cómo se comportan los pederastas en estas situaciones, y si los padres desean confiar sus hijos a ellos.  Y ellos pueden hacer una llamada sobre eso. (3 RT 168-169.)

Los demandados también argumentan que el mantener esta información secreta era necesario para proteger la privacidad y la confidencialidad de sus miembros.  El anciano Clarke testificó que la privacidad que ellos trataban de proteger era la de las víctimas, no la del pederasta; ellos argumentan que fueron Andrea y Evelyn   --no Jonathan--  quienes solicitaron que los abusos sexuales de Jonathan se mantuviesen confidenciales. (3 RT 226, 227.)  Si embargo, tanto Andrea como Evelyn niegan esto.  Andrea dijo que ella no quiso silenciar el asunto; ella quiso "darlo a conocer" y se lo dijo a otros tan pronto como tuvo lugar el abuso. (4 RT 344, 345, 347.) Evelyn testificó ante el tribunal que en la reunión que mantuvieron en su día con los ancianos, ni ella ni Andrea les pidieron a los ancianos que mantuviesen el asunto en secreto, diciendo: "Quise que ellos hicieran algo al respecto, así que no les dije que silenciaran el asunto...". (4 RT 296.)

El ayudante del superintendente del Departamento de Servicio de la Watchtower, por otro lado, testificó que la política de la Watchtower era la de mantener confidenciales los informes de abusos sexuales a menores, aunque las víctimas no deseasen mantenerlos confidenciales (sino hacerlos públicos). (7 RT 938.)

Además, el informe del abuso sexual cometido por Kendrick sobre Andrea, no se mantuvo en secreto de todo el mundo.  Por lo menos a otros ancianos de la congregación se le informó, como administradores que eran de la Watchtower, una corporación separada. (8 AA 1992, 1993; 3 RT 223, 224, 241.)  Y si el pederasta se trasladaba a otra congregación (en otra localidad) los ancianos tenían la directiva de notificar a los ancianos de la nueva congregación los abusos sexuales cometidos por el recién venido. (8 AA 1995.)

Finalmente, en cuanto a que la principal razón de los demandados para mantener esta política era la de preservar la privacidad de los implicados, era inconsistente con el hecho de que bajo ciertas circunstancias ellos revelarían esa información a los padres.  El anciano Abrahamson, testificó:

Pregunta: ¿Y le dijo usted a alguien en la congregación, a los padres que tenían hijos en la congregación y que tenían la obligación de proteger a sus hijos; que Jonathan Kendrick había abusado sexualmente de un niño?

Abrahamson: No había necesidad.  Si nosotros, al observar a Jonathan Kendrick, lo hubiésemos visto a solas con un niño o acercarse a un niño, entonces hubiésemos informado a los padres (del niño). (3 RT 165, el abogado cita textualmente de la declaración, pero pone en cursiva esas últimas palabras.)

F. La demandante presenta evidencia substancial de que la verdadera razón para tal protocolo de secretismo es con el fin de que los demandados puedan evitar responsabilidad judicial y demandas judiciales.

La prueba documental Exhibit 1, desmiente las afirmaciones de los acusados de que el propósito de mantener en secreto los informes de los casos de pederastia era para preservar la privacidad de las personas envueltas.  En ninguna parte se declara que el propósito sea proteger a las víctimas o a los pederastas.  En ninguna parte se declara que tales informes se mantuvieron secretos a pesar de los deseos de la víctima. (8 AA 1973-1978.)

De hecho, se establece que la verdadera razón para tal política fue la de beneficiar a los demandados, ayudándoles a evitar demandas judiciales y responsabilidades judiciales.  Este tema se repite a través de todo el documento.  La prueba judicial Exhibit 1, advierte que aquellos que se oponen a la Obra del Reino pueden aprovecharse del sistema jurídico con el fin de "interferir o impedir el progreso" de esta obra. (8 AA 1973.)  Advierte: "En años recientes, este asunto ha llegado a ser un motivo de preocupación cada vez mayor.  El espíritu del mundo ha sensibilizado a la gente respecto a sus 'derechos' legales y los medios jurídicos por los cuales puede exigir el castigo cuando tales 'derechos' son violados"(8 AA 1974.) Y advierte:
"Si los ancianos fallan en seguir escrupulosamente las directivas de la Sociedad en el manejo que se da a los asuntos confidenciales, tales errores podrían resultar en exitosos pleitos judiciales para las personas ofendidas.  La congregación o los ancianos podrían enfrentarse a pagar sustanciales indemnizaciones económicas".  (8 AA 1974.)
En la sección final de la prueba documental Exhibit 1, titulada "Puntos para recordar", reitera este tema.  Y declara: "La divulgación no autorizada de información confidencial puede dar lugar a costosas demandas judiciales". (8 AA 1977.)  Se avisa a los ancianos de tener mucho cuidado a lo que ponen por escrito y a no hacer declaraciones ante autoridades seglares (policía y jueces) sin consultar previamente con el Departamento de Asuntos Legales. (8 AA 1977.)2  {Nota a pie de página: De hecho, en el documento Exhibit 1 incluso sugiere que la política de confidencialidad puede ser importante para evitar procesos penales.}

La Watchtower argumenta que el no declarar al que se hace referencia en el Exhibit 1 constituya una política de secretismo. (WNY AOB 54.) Pero, de hecho, el anciano Clarke lo expresó claramente. (3 RT 224.)  Él testificó:
Simons: ¿Pero no cogieron a los padres (de la congregación) aparte para advertirles que [Kendrick] había abusado sexualmente de un niño?
Anciano Clarke: No. No hicimos eso.
Simons: ¿Y ustedes no hicieron esto porque se les ha suministrado una directiva desde la Watchtower de Nueva York para que esta información no sea divulgada a los miembros de la congregación?
Anciano Clarke: Sí...  (3 RT 222.)
Además, los ancianos fueron instruidos de que la política de secretismo mostrada en el Exhibit 1 también debería mantenerse secreta.  Fue marcada como "CONFIDENCIAL" (8 AA 1973, el énfasis es original.) En la posdata se indicaba que dicha carta no debía ser copiada o leída por otros y que debía mantenerse guardada entre los archivos confidenciales de la congregación. (8 AA 1978.)

El documento Exhibit 1 (una directiva en forma de carta) por sí mismo apoya la conclusión de que el verdadero propósito tras esta política de secretismo con respecto a los casos de abusos sexuales a menores, era el propio interés de los demandados en evitar la responsabilidad legal por daños y perjuicios, y no lo era el proteger la privacidad de las víctimas  o de aquellas personas envueltas en el abuso tal como afirman los demandados.

G.  Como resultado de los abusos sexuales padecidos, Candace sufre daños graves permanentes tanto psicológica como emocionalmente.

Un alto porcentaje de niños que han sufrido abusos sexuales, a menudo no lo denuncian hasta que han pasado muchos años.  (6 RT 688-690.) [...]

Candace cumple con estos parámetros.  Ella durante muchos años no denunció los abusos sufridos; su primer instinto fue comportarse como si nada hubiese sucedido. (6 RT 731.)  Ella ocultó los abusos mientras estaban ocurriendo porque tenía miedo de Kendrick. (6 RT 718-719.)  Después de la separación de sus padres en 1996, ella acudió a una consejera familiar, Laura Fraser, con su título de Trabajador Social Clínico Autorizado, durante dieciocho meses. (5 RT 589-591, 593.)  Aunque la Sra. Fraser pensó que Candace "se sentía como una niña que ha sufrido abusos sexuales", ella no se sorprendió "en absoluto" de que Candace no revelara los abusos sufridos.  (5 RT 607, 608, 632, 633.)   

No fue sino hasta agosto de 2002, cuando Candace tenía 16 años de edad, cuando se lo mencionó los abusos a su médico (el Dr. Afruma).  En la historia clínica escrita sobre esa fecha por el Dr. Afruma, menciona: "abuso sexual desde los 9 años hasta los ¿13?". (8 AA 2009.)  Él solicitó acelerar el asesoramiento psicológico porque el psiquiatra "no podía visitarla hasta el mes de octubre". (8 AA 2009.)

Aunque Candace no estaba medicándose en esa época (8 AA 2012), ella empezó a automedicarse al poco tiempo. (6 RT 715.) Durante muchos de esos años perdidos, ella se medicaba y descontinuaba la medicación, sin tener ni verdaderas relaciones afectivas ni empleo estable. (6 RT 715, 716.)

Todos los expertos en salud mental concuerdan en que ella padece de un trastorno de estrés post traumático crónico (PTSD) como consecuencia de los abusos sexuales padecidos. (8 AA 2010 [Dr. Afruma]; 5 RT 563 [Dr. Harmatz]; 5 RT 578, 581, 585, 586, 588 [Dr. Walton]; 7 RT 802-806, 810, 811 [Dr. Ponton].) El Dr. Ponton, le diagnosticó a Candace un trastorno depresivo grave, y concluyó que los años de automedicación se debió en mayor medida a los abusos sufridos por parte de Kendrick. (7 RT 811-813, 816.)

El trastorno de estrés post traumático crónico (PTSD) es permanente, y le irá apareciendo periódicamente a lo largo de su vida. (5 RT 585, 586; 7 RT 815, 816.)

PROCESO JUDICIAL DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA

[...]  El jurado, por unanimidad, declaró a Kendrick culpable por los abusos y los daños causados a la demandante. (5 AA 1285; 10 RT 1216.)  El jurado también halló culpables a los ancianos de la congregación y a los ancianos del Departamento de Servicio de la Watchtower, por negligencia que causó daños a la demandante. (5 AA 1285-1286.)  También se declaró a la Watchtower culpable de voluntad maliciosa (de engañar a alguien o de incumplir una obligación contraída). (5 AA 1286.)  El jurado estimó una indemnización por daños y perjuicios de 7.000.000 de dólares en los siguientes porcentajes: el 60% a Kendrick, el 27% a la Watchtower y el 13% a la congregación (local). (5 AA 1286.)  El jurado estimó una indemnización de 21.000.001 de dólares por daños y perjuicios, a pagar por la Watchtower. (5 AA 1299.)

Los demandados presentaron un moción para un nuevo tribunal y un nuevo juicio a pesar de esta sentencia.  La moción para el nuevo juicio fue concedida condicionalmente a menos que la demandante aceptase una reducción en la indemnización por daños y perjuicios a 8.610.000 dólares: de otra manera las mociones serían rechazadas.  (AA 1936-1939.)  La reducción fue aceptada. (7 AA 1941.) Esta apelación siguió su curso. [...]
http://jwleaks.files.wordpress.com/2012/06/june-3-2013-conti-v-watchtower-opening-brief-for-respondent-prepared-by-richard-simons-a136641.pdf

Fin de la traducción apóstata.

     Como hemos dicho en infinidad de ocasiones, este es un caso trascendental que esperamos que suponga el punto de inflexión que obligue al Cuerpo Gobernante a cambiar su política de no denunciar ante las autoridades competentes los casos de abusos sexuales que se dan en sus comunidades religiosas.  No se puede seguir con la "ley del silencio", o con la máxima: "Los trapos sucios se lavan en casa".  Hay que abrir puertas y ventanas para que entre aire limpio en la sala donde se reúne semanalmente el Cuerpo Gobernante.  Ellos deben orar a Dios y preguntarle: "¿Qué es más cristiano: denunciar a los pederastas ante la policía o cobijarlos en el anonimato dentro de nuestras congregaciones?".

     Es hora de pensar en la seguridad de los niños  --tanto dentro como fuera de la comunidad religiosa--  y menos en la cuestionable "buena" imagen pública de la entidad religiosa y las posibles indemnizaciones a la vista.  Este es un proceso imparable: las víctimas ahora están más informadas que nunca, e indudablemente exigirán sus derechos vía judicial.  Los depredadores sexuales que son los pederastas, deben ser denunciados por la confesión religiosa y ser juzgados por la justicia ordinaria o seglar: enfrentándose a las penas de cárcel tipificadas en el Código Penal de los respectivos países.

     La política actual de la confesión religiosa de los testigos de Jehová respecto a los casos de abusos sexuales a menores, es inasumible, es anticristiana, es amoral, es inhumana, indecente y... un delito.

     Es mi deseo que, con la publicidad que está recibiendo este sobresaliente caso de Candace Conti, las cosas cambien para una efectiva y no demagógica protección a la infancia.  No se puede decir que "amamos al prójimo", cuando dejamos a los niños indefensos a los pies de los caballos de éstos depredadores sexuales.

     Desde este púlpito virtual, os seguiremos informando puntual y gratuitamente.  ¡Nos os pido donativos!  Ya sabéis nuestro lema: Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y de los diversos chanchullos teocráticos?


http://www.jehovahs-witness.net/watchtower/child-abuse/253934/1/Candace-Conti-v-Watchtower-Society-June-3-2013-Respondents-Brief-prepared-by-Rick-Simons-A136641

http://appellatecases.courtinfo.ca.gov/search/case/dockets.cfm?dist=1&doc_id=2025979&doc_no=A136641

P.D.:
Las referencias en negrita y entre paréntesis, corresponden a la documentación aceptada como pruebas en el juicio y a las propias declaraciones efectuadas por los testigos llamados a declarar en este caso por el Tribunal Superior de Justicia de California.  Cuelgo dos páginas donde aparecen indexadas diferentes Exhibit.


Archivos judiciales en imágenes: http://apps.alameda.courts.ca.gov/domainweb/service?ServiceName=DomainWebService&PageName=itree&Action=27224945