jueves, 13 de diciembre de 2012

"No luchar por nuestros derechos", ¿por qué?

http://www.jw.org/es/publicaciones/revistas/?contentLanguageFilter=es&pubFilter=w&yearFilter=2012
   
     Estimados camaradas ocultos en las catacumbas ibéricas y allende los mares:

     Estos días, es la comidilla en los ambientes congregacionales, el despotrique del Cuerpo Gobernante a todo aquél miembro de la confesión que se le ocurra reclamar: "sus derechos" o "exigir que se le haga justicia", dentro del ámbito de la entidad religiosa.

     Los presuntuosos y autoproclamados hijos de la luz, no quieren luz sobre sus turbios asuntos.  Pero antes de entrar a diseccionar teocráticamente estas consignas watchtowerianas, quisiera mencionar que el camarada Jayce&theWheeledWarriors, ha abierto un tema sobre este asunto en le extraordinario foro de David y Mary Fuentes.  http://www.extj.com/showthread.php?22090-Estudio-de-La-Atalaya-del-3-9-Dic-2012-una-breve-alucion-al-Caso-Mary-y-David-Fuentes

     Intentaré, desde mi experiencia, analizar el contenido y la esencia de este artículo que aparece en el B.O.E. (de nuestra entidad religiosa): La Atalaya 15 de octubre de 2012, página 13.  Allí, pretenden adoctrinar a la tropa apoquinante con respecto a la actitud que debe manifestar el cristiano ejemplar ante las injusticias que pueda sufrir dentro del ámbito de la confesión religiosa..., especialmente con los caciques locales: los ancianos de congregación, ¡que son los cargos más inmediatos con los que nos toca lidiar!  ¡Va por ustedes!

     Bajo el subtema: RECHACE EL ESPÍRITU DEL MUNDO, en el párrafo 4, enseña que este "espíritu del mundo" tiene su origen en Satanás el Diablo y representa la actitud del individuo.  ¿Qué actitud manifiestan los "hijos de la desobediencia"?:
Se traduce en lemas tan comunes hoy día como “A mí nadie me dice lo que tengo que hacer” o “Lucha por tus derechos”.
     Luego, en el párrafo 7, nos previenen sobre los errores que puedan cometer los ancianos de congregación contra nosotros.  Éstos del Cuerpo Gobernante son muy cucos y no ponen ejemplos de estos hipotéticos errores contra nuestras personas.  Pero sí que escriben lo siguiente:
Pueden cometer errores que nos afecten personalmente.  Si esto ocurriera, jamás debemos adoptar el espíritu del mundo, exigiendo que se haga "justicia" o que el hermano reciba su "merecido".
     Con estas directrices, el cuerpo eclesiástico de los testigos de Jehová, está dando una patente de corso a los caciques locales..., ¡y el cristiano que quiera gozar de cierta reputación dentro del ámbito de la confesión religiosa  --que lo impregna todo: vida social y familiar, y a veces también laboral--  tiene que dejar que se vulneren sus derechos como ciudadanos..., llegado el momento!

     Pero, ¿por qué este recordatorio ahora?  "Piensa mal y acertarás", yo pienso que todo esto tiene que ver el caso de Candace Conti contra los testigos de Jehová, en el Tribunal Superior de Justicia de California.  La entidad religiosa ha sido condenada en primera instancia y ha tenido que depositar una fianza de más de 17.000.000 de dólares para poder apelar esta sentencia.  En dicha resolución judicial, la víctima de abusos sexuales, demandó a los ancianos de su congregación y la dirección nacional de la entidad religiosa en los EE.UU.  http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/09/el-anciano-gary-abrahamson-declara-en.html  http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/06/caso-candace-conti-y-el-jurado-emitio.html

     Además, si pensamos que en el año 2002, en la sede mundial de la confesión religiosa de los testigos de Jehová, había una base secreta de datos con 23.720 casos de pederastia  --según el reportaje de la periodista de la B.B.C., Betsan Powys--, ¡podemos imaginarnos el por qué de estas consignas ahora de: guardar silencio, acatar y cerrar filas!  http://news.bbc.co.uk/2/hi/programmes/panorama/2119903.stm  http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/08/documental-de-la-bbc-suffer-little.html

     Pero, ¿cuál es el remedio milagroso que nos recomienda el Cuerpo Gobernante, para sobrevellar nuestro sufrimiento en silencio..., como las hemorroides?: "Confiar en Jehová".  No obstante, ¿qué significa concretamente eso?  ¡Pues echaremos mano del Diccionario Etimológico Watchtoweriense-Español, páginas 162 y 164 para su definición!
Confiar en Jehová: 
Véase “Esperar en Jehová”. Frase hecha que representa un eufemismo: Veas lo que veas. Te hagan la injusticia que te hagan dentro de la comunidad religiosa --sin importar la gravedad-- nunca debes abandonar la confesión religiosa por ninguna circunstancia ni bajo ningún concepto. Debes esperar sentado a que Dios arregle los asuntos sin tu intervención ni la de nadie. Tienes que sufrir el silencio de los corderos. Es una especie de patente de corso por la que la dirección de la comunidad religiosa puede hacer y deshacer a su antojo sin que el creyente pueda pedirles explicaciones. 
Esperar en Jehová: 
Véase “Confiar en Jehová”. Nunca debes llegar a tus propias conclusiones, dejarte llevar por el sentido común o por los dictados de tu conciencia en un momento determinado cuando no comprendes o compartes: una doctrina o procedimiento organizativo del Cuerpo Gobernante. Al revés; tienes el deber de seguir apoyando los dictados del Cuerpo Gobernante por palabra y por acción. Debes confiar en que –si tú tienes razón-- Dios lo solventará a su debido tiempo…, sin tu intervención.  http://es.scribd.com/doc/100676509/El-lado-comico-de-la-Watchtower-Edicion-21-de-julio-de-2012
     Un servidor, desde este púlpito virtual, siempre aconsejará a las víctimas de la pederastia, o fraude económico; a que acudan a la justicia ordinaria (la justicia mundana) para que la víctima pueda ser resarcida y el criminal sufrir la pena que indica el Código Penal de España para estos delitos y otros supuestos.  No nos vale, en pleno siglo XXI, las consignas: "Todo queda en casa", o,  "la ropa sucia se lava en casa".  Hay algo mucho más importante que la proyección de la imagen publica de nuestra entidad religiosa o su patrimonio económico..., ¡la derechos de las personas y la justicia!

     Ya sabéis nuestra consigna: Lo documentamos todo, todo y todo.