domingo, 12 de junio de 2011

Escuela del Ministerio del Reino: "Hagamos todas las cosas para la gloria de Dios"

Nízam (el Ojo que todo lo ve)

Carta a los Cuerpos de Ancianos, 21 de agosto de 2010

http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2010/09/una-vuelta-de-tuerca-mas-para-con-los.html

http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2011/02/programa-para-la-escuela-del-ministerio.html

Estimados camaradas y cofrades víctimas de la política de extremo rechazo por parte de la confesión religiosa:

El compañero Nízam (el Ojo que todo lo ve), de hecho, ve más de lo que le gustaría a la Watchtower, nos mantiene puntualmente informados a la casa de la fe.  La carta que aparece arriba fue debidamente diseccionada en un post, el 23 de septiembre de 2010.  El enlace lo tenéis debajo de la carta.

¿Porqué traemos a colación, otra vez, este tema tan escabroso para la entidad religiosa con el estatus del notorio arraigo y olé?

En la Escuela del Ministerio del Reino que se está celebrando durante 2011 (seminario impartido por la confesión religiosa en España, y dirigido a todos los caciques locales: ancianos y siervos ministeriales), tiene un apartado para tratar este tema: "Hagamos todas las cosas para la gloria de Dios".  Nízam, escribe:
Este tema preocupa y mucho a la Watchtower.  Cada vez, con más frecuencia, los publicadores  --miembros de la confesión--  están traspasando esta norma.  Así, pretenden cerrar filas: citan Hebreos 13:17, que dice: "que los hermanos imiten nuestra fe"..., ¡sobran las palabras!
Con este repaso, se pretende meter en el miedo en el cuerpo de quienes son los "ejemplos" del rebaño..., la omertá no falla.  Quien no trate, a un familiar expulsado o desasociado de la confesión religiosa, como un apestado y le retire el saludo..., ¡se le quita el cargo como escarmiento para los demás!  La lapidación social y familiar es una constante para todo aquel que desea abandonar libremente la confesión religiosa.

El concepto sobre el respeto a los derechos humanos, por parte de la confesión religiosa en España, es distinto a como lo entendemos el resto de los ciudadanos.  Y con estas directrices, lo deja bien claro y manifiesto.

Esto es lo que denunciamos desde esta tribuna, y lo que seguiremos denunciando.