lunes, 7 de febrero de 2011

md-AB-S Tarjeta de Instrucciones Previas, ¿quién la edita, imprime y distribuye?

Manolo (el buitre de Navarra)








http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2011/01/que-nadie-se-escaquee-el-que-se-mueva.html

La documentación para el post de hoy, nos la ha suministrado Manolo (el buitre de Navarra), es de la localidad de Tudela.  Dice que no aportemos ningún detalle más sobre la capacidad en la que sirve en su congregación.  Nosotros, respetamos la identidad de nuestras fuentes y Manolo puede campar a sus anchas para desánimo y desesperación de TH y su escudero (un tal Luro).

La confesión religiosa, anualmente y en el mes de enero, imprime y distribuye estas tarjetas para que todo testigo de Jehová que se precie las lleve siempre consigo  --como un ángel de la guardia--.  En esta tarjeta, el Departamento de Asuntos Legales de la confesión religiosa orienta sobre lo que se debe poner y quitar en vista de la legislación vigente en España.  Una constante es: presentar la cumplimentación de esta tarjeta como un acto espontáneo y voluntario del individuo..., sin coerción de ninguna clase.  ¡Otra cosa es que nosotros nos lo creamos!

Como se presentan diversas tarjetas, los estudiosos podrán ver la evolución histórica de este documento.

Como siempre, el testigo de Jehová que ose aceptar el tratamiento médico de una transfusión sanguínea sin arrepentimiento, según la confesión religiosa  --actualmente--  se auto desasocia el mismo individuo.  Unos pocos años atrás, con esta posición te ganabas un expulsión directa de la confesión religiosa.  ¿Porqué han cambiado de terminología?  Para evitar problemas legales en España.  No quieren que se les acuse de coaccionar a sus miembros y pretenden vender esto como una decisión individual y de conciencia.  Lo que el portavoz de la confesión religiosa nunca dice es que, el castigo que recibirá un expulsado o un desasociado es el mismo: repudio familiar y tu entorno social  --todas tus amistades en la confesión religiosa--  no podrán ni saludarte ni con un lacónico ¡hola!  No hay ninguna diferencia entre el castigo que recibe un expulsado y un desasociado.  Sólo se juega con los vocablos para evitar que nada les salpique.  ¿Hipocresía?  Bueno, ¡júzgalo tú mismo!

El que se quiera documentar sobre lo que envuelve la expulsión o desasociación de la confesión religiosa y comprobar si estas medidas disciplinarias se ajustan a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, puede dirigirse al archivo que tiene Formerwitness en la red:

https://picasaweb.google.com/formerwitness/CENTRODEDOCUMENTACIONPERMANENTESOBRELAEXPULSIONENLOSTESTIGOSDEJEHOVA#