lunes, 14 de febrero de 2011

¿Educación universitaria? Con que sepas las cuatro reglas a nosotros ya nos vale

El Guindillas (oeste peninsular)




¡Despertad! 8 de enero de 1987, página 15

http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2007/11/gerrit-losch-miembro-del-cuerpo.html

Estimados camaradas que habéis sufrido la política educativa de los espabilados:

Nuestro compañero en el oeste peninsular el Guindillas, se ha sentido impulsado por su corazón cristiano a colaborar con la Honorable Resistencia Apóstata  --a este paso vamos a ser más que los buenos--  y nos envía este artículo apropiado y teocrático escrito por los de siempre: el Cuerpo Gobernante.  ¿Quién es el Guindillas?

Bueno, sirve como precursor en una amplia zona pero está desengañado de la Sociedad.  Cree que su futuro como precursor se acabará, es cuestión de tiempo.  Según él, la Organización está en un proceso de reducción de costes y de hacer caja y, los precursores especiales son una carga..., ¡y tienen los días contados!  Él y su esposa, han dado toda su vida a la obra; toda su juventud y pusieron su futuro en manos del Cuerpo Gobernante.  Se abstuvieron de tener hijos por servir a los intereses del Reino y, ahora, se ven mayores, sin hijos y sin el Reino que tenia que venir en el año 1975.  Y como puntilla, a última hora, la amenaza de que la Sociedad puede cerrar el chiringuito y cada oveja con su pareja, cada mochuelo a su olivo y cada uno en su casa y Dios en la de todos.  Tienen la sensación de haber tirado toda una vida por la borda en aras de una verdad caduca y profecías fallutas.  No cursaron estudios superiores, confiando en la promesa de la Sociedad de que nunca los abandonaría.  La Biblia dice que Dios no abandona a sus leales, ¡pero la Sociedad ha resultado que no es Dios!

En fin, que ha tenido la gentileza a compartir este artículo de una de las dos revistas oficiales de la confesión religiosa.  Ahora, como de costumbre, vamos a diseccionarla..., ¡ese es el trabajo apóstata!  ¡Va por ustedes!

La primera pedrada en la frente, con el tema del artículo:
Una educación universitaria, ¿qué preparación provee?  ¿Es lógica esta pregunta? Una pregunta capciosa, ¿con qué objetivo?  ¿Qué perseguía el Cuerpo Gobernante con esto?  Para poder entenderla en su justa dimensión, debemos leer con detenimiento lo que dice el artículo y lo que pretende comunicar  --sin decirlo abiertamente--  al lector testigo de Jehová que lo leerá.  ¿Qué conclusión saca sobre la educación universitaria después de leer el artículo?  ¿A qué tipo de persona le gustaría que le clasificasen los de su entorno social y familiar, con las personas que desean cursar estudios universitarios?  Después de leer este artículo  --especialmente una persona que pertenece a este colectivo religioso--, ¿qué conclusión sacaría sobre los motivos y objetivos de aquellas personas que están estudiando en la universidad?
Hace unos años el periodista Bill Reel escribió un artículo que apareció en el periódico Daily News... ¿Qué clase de cita es esta donde no figura la fecha exacta del artículo periodístico en cuestión, donde pudiera dirigirse uno para leerlo íntegramente y comprobar todo lo que dijo el escritor sobre el tema?  En otras citas y ocasiones, la Watchtower omite el autor y la obra.  ¿Por qué será?  ¿Quizá para que el lector no pueda remitirse y consultar dicha obra y leer la cita en su contexto?  El Cuerpo Gobernante es muy listo  --para no tener estudios universitarios ninguno--  pero los demás no nos chupamos el dedo.
¿Cuánto conocimiento tienes después de cursar cuatro años de estudios superiores? No te ofendas pero no es mucho...  Pero no hay nadie de 22 años que sepa mucho.  La persona no ha vivido lo suficiente.  La sabiduría solo viene con el paso de los años.  Por lo tanto sé humilde.  Esto es una perogrullada.  No obstante, ¿cuál es el objetivo de estudiar una carrera universitaria..., saberlo todo, incluido en el pack la experiencia que dan los años?  ¿Sería mejor entonces que el cirujano no estudiase en la universidad, sino que esperase a que los años por sí solos le aportasen el conocimiento y la pericia para realizar las intervenciones quirúrgicas?  ¿Tiene esto algún sentido?  Visto lo visto, ¿es inútil lo que uno aprende en la universidad?  No he podido leer el artículo íntegro por razones evidentes, pero, tal vez, el escritor lo que quiso comunicar al escribir esto es que uno, a pesar de que esté licenciado en una carrera, todavía le queda una vida por delante para aprender mucho más.  ¡Imagínate si uno  no tuviese esos estudios!  Pero a nosotros, los ultra apóstatas, lo que nos interesa no es la intención del escritor, sino la intención o lo que pretende comunicar el Cuerpo Gobernante echando mano de esta cita..., ¿están animando a los jóvenes de su formación religiosa a que se formen académicamente para enfrentarse con un mínimo de éxito al mercado laboral, o más bien, pretenden desanimarlos?  ¡Esa es la cuestión!
Después de la graduación: Cuando adquieres las posesiones que anhelas, si las adquieres, y cuando obtienes el éxito que buscabas, si lo encuentras, no hallas satisfacción.  La única y verdadera satisfacción que pueda hallar un ser humano es servir a la Watchtower: dedicarle uno su vida y su futuro, dedicarte en tus años de formación académica a distribuir sus publicaciones por las calles sin olvidarte de pedir un donativo en metálico para la confesión religiosa.  ¿Y del trabajo qué?  ¿De qué vivirás en el futuro?  De un trabajo limpiando cristales, en una empresa de limpieza y --la inmensa mayoría--  parado de larga duración.  Si les haces caso a ellos, lo más probable, es que acabes haciendo trabajos penosos y insuficientemente pagados con los que difícilmente podrás formar una familia..., ¡y eso cuando tengas suerte!  Cuenta con grandes períodos de estar desempleado y pasándolas canutas.  ¿Mi consejo?  ¡Al Cuerpo Gobernante ni caso!  Tú eres el dueño de tu vida y eres tú quien tiene que decidir qué hace con ella.  Por supuesto que el que uno curse una carrera universitaria no es garantía de que siempre tendrá un buen trabajo y que estará dignamente remunerado económicamente, pero, ¿lo tendrá mejor en el mercado laboral sin la preparación universitaria?
En cuanto a las tentaciones de índole materialista (consumista) que tienen que afrontar los graduados universitarios...  ¡Cualquiera diría que los del Cuerpo Gobernante viven como cartujos!  Resulta que tienen: calefacción y aire acondicionado sin restricciones, piscina climatizada, baños turcos, jacuzzi, sauna, gimnasio, etc., etc., etc.  Un buen vestir, un buen comer y un mejor beber.  Viajes por todo el mundo en primera clase..., ¡si les apetece viajar!  Y no mencionamos el que son objeto de "adoración" por parte los pardillos creyentes por todo el mundo, con todos las prebendas inherentes al cargo.   Luego  --con toda la cara dura que se pueda tener--  nos vienen con la cantinela de que el resto de los testiguines debemos llevar una vida ascética, una vida sencilla: vivir y trabajar para la Watchtower..., ¡renunciando a la normalidad de una vida digna donde nos podamos sostener económicamente sin tener que mendigar ni pasar mil y una calamidades, nosotros y nuestras familias!
Pero, ¿cuál es uno de los objetivos principales para que se opongan con tanta virulencia a la educación universitaria?  El Cuerpo Gobernante no tienen estudios universitarios y, por lo tanto, no desean tener en las congregaciones personas que sepan más que ellos y que no se dejen engañar..., ¡y que, además, puedan abrirles los ojos al resto de la tropa indocta!  Éstos dirigentes, añoran la edad del oscurantismo.  Desean controlar la información.  Pueden ser incultos, pero no tontos y sabe que quien controla la información tiene el poder.  Al final todo se resume en querer permanecer eternamente en el poder, para controlar al personal a su voluntad y poder exprimirlos económicamente.

Unos muchos malviven y se sacrifican para que unos pocos vivan como reyes sobre la tierra: esa es la realpolitik del Cuerpo Gobernante.

Y, para finalizar, sólo hay que escuchar el discurso que dio el miembro del Cuerpo Gobernante, Gerrit Lösch, sobre la educación universitaria y los testigos de Jehová:



Nuestro camarada Tejota ha compuesto un poema:
Un tonto del populacho
quiso meterse a profeta;
mas, por no saber ni zeta,
quedó como un mamarracho.
          16 de febrero de 2011 20:25