lunes, 20 de diciembre de 2010

Manolo "El Tijeras": intento de homicidio en el Betel de España

Nave 4 (la de la imprenta) exteriormente, a finales de 1980 ó principios de 1981

Nave 4 (la de la imprenta) interiormente, a principios de 1981.
http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2008/03/ajalvir-news-edicin-semana-santa.html

Estimados camaradas víctimas de las opacidades informativas de los pedigüeños sin fronteras:

El envío de una fotografía por parte del Topo Ajalvireño, nos obliga a volver a nuestro ilustre pasado.

Se acababa de comprar por unos 200 millones de pesetas de la época, este complejo en el municipio de Ajalvir, (Madrid), España, a finales de 1980.  Nuestro hermano Botella se encargó de las negociaciones..., ¡todo un caballero!

Con el dinero que pusimos los testigos de Jehová españoles y con el trabajo que hicimos de gratis, después de 30 años se construyó lo que ha venido a ser conocido como la Casa Betel de España, o la Sede Nacional de los Testigos de Jehová.  Hoy, el complejo fabril y residencial  -con unos 250 apartamentos a todo comfort--  tiene un precio incalculable para nosotros los simples mortales con la esperanza terrenal.

No obstante, no todo fueron buenas comidas y mejores bebidas en el paraíso espiritual madrileño, también en esos comienzos se empezó a escribir su crónica negra.  Manolo El Tijeras (el judoka pelirrojo), en un acto premeditado, asestó 13 puñaladas a su esposa Esperanza  (mujer buenísima).  Pero, para quien de vosotros esté interesado en esta historia real como la vida misma  --el que tenga dudas puede telefonear a Betel y preguntar si esto es cierto o no--, os dejo el enlace de arriba donde podréis encontrar un resumen del trágico suceso en el paraíso espiritual y..., su final.

No creo que en Betel se atrevan a desmentir esto: deben haber como unos 200 testigos presenciales todavía vivos que puede certificar lo sucedido.  Recordad una cosa: los apóstatas no hablamos por hablar.

El motivo de que volvamos a recordar esta historia, es que hemos recibido estas fotos.  En la de abajo, que muestra el interior de la nave, a mano izquierda y derecha, se construyeron unas habitaciones sin baño para alojar a los matrimonios de trabajadores, debajo (en la planta baja) estarían las habitaciones para los solteros, con un lavabo comunitario para cada altillo.

En el altillo de la izquierda, vivían Manolo y Esperanza, que además, tenían un piso de su propiedad en Madrid donde pasaban los fines de semana.  Fue en ese altillo, en esa habitación, que Esperanza recibió 13 puñaladas..., ¡el resto de la historia la tenéis en el enlace!

¡Va por ustedes!