lunes, 30 de junio de 2008

Culpable de paedofilia condenado a 45 años de cárcel



http://www.pe.com/localnews/murrieta/stories/PE_News_Local_N_witness28.471157c.html
http://www.extj.com/foro/view_topic.php?id=4310&forum_id=1

Estimados camaradas que lucháis por que se respeten los derechos humanos dentro de la Watch Tower:

Finalmente, la sentencia tuvo lugar... se logró encarcelar a un criminal que abusó de niñas inocentes. Sí, nosotros preferimos la "justicia mundana", a la justicia teocrática watchtoweriana que protege la identidad de los pederastas.

Este es un caso que hemos seguido desde el principio, sabíamos que debía haber una sentencia definitiva y la esperábamos para el mes pasado, finalmente y, gracias al compañero Guerrero --quien escribe en el foro del matrimonio Fuentes--, hemos conocido el final de una historia que nunca debió haber sucedido. Si se le hubiera denunciado en la primera ocasión que se le acusó de abusos de menores y no se le hubiera encubierto por el sistema judicial de la Watch Tower que impera en las congregaciones de los testigos de Jehová... ¿se habrían podido librar éstas niñas de los abusos de este hermano "testigo de Jehová"? ¡Recordemos! Si encubrimos a los pederastas... ¿no nos estamos conviertiendo en cómplices de sus crímenes? Que cada cual se autoexamine.

Pasamos a la traducción del artículo periodísto:

Viernes, 27 de junio de 2008 a las 22,52 horas

Por TAMMY J. McCOY
The Press-Enterprise

El hombre de Murrieta, utilizaba las fiestas de los pijamas (que su hija organizaba en el hogar del criminal) para satisfacer sus deseos pervertidos, declaró el juez el viernes, ignorando las súplicas y sentenciando a éste padre de 50 años a una pena de 45 años de prisión (virtualmente a cadena perpétua).

"El tribunal no tiene dudas de que, si le liberamos, no tardará en intentar abusar de otras niñas", dijo el juez F. Paul Dickerson III, "el tribunal presiente que hay otras muchas víctimas que no están aquí".

Dickerson declaró que se vió obligado a aplicarle la sentencia más dura, debido al dolor que causó, Gilbert Simental, a las niñas y el peligro que supondría para otras niñas su puesta en libertad.

En abril pasado, un jurado del jurado de la localidad de Southwest, en French Valley, halló culpable a Simental de abusar de dos hermanas, de 9 y 10 años, en diversas ocasiones en los años 2005 y 2006.

La empresa The Press-Enterprise, siguiendo su código deontológico, no publica los nombres de los menores que han sufrido abusos sexuales.

Antes de la sentencia, tanto el abogado defensor Miles Clark, como ocho personas entre familiares y amigos solicitaron al juez que fuese indulgente con Simental, describiéndole repetidamente como un buen hombre que cometió un error.

"No perder la capacidad de amar frente una atrocidad... eso es lo importante, que nos continuamos amando los unos a los otros", declaró Alex Simental, el hijo de 22 años del acusado. "Apelo a su misericordia".

Más tarde, el padre de las dos víctimas expresó su angustia y su rabia porque sus hijas fueron violadas sexualmente por un amigo de la familia.

Él aplaudió la entereza de sus hijas al haber tenido que aguantar tanto, incluyendo el tener que testificar ante un jurado de personas desconocidas sobre intimidades de las que no querían ni hablar ni recordar.

"Mis hijas... con el tiempo se recuperarán del calvario que han tenido que pasar", dijo él.

Durante el proceso judicial, Simental admitió haber abusado de la menor de las hermanas en dos ocasiones, negando haberlo hecho con la hermana mayor.

Los ancianos de la congregación de Simental contradijeron las declaraciones de éste, testificando que, durante el comité judicial en la congregación, él había admitido haber abusado de ambas niñas.

Con anterioridad al juicio, el caso modificó precedentes jurídicos en los que se reconocía que las confesiones a un ministro religioso las protegian la confidencialidad, declaró el fiscal Burke Strunsky.

"Este caso supondrá una advertencia para cualquier confesión religiosa de que no permitiremos que se abuse del derecho de confesión con el fin de suministrar cierto amparo al pederasta", dijo Strunsky. "Las consecuencias son de una magnitud inasumibles".

Los ancianos de congregación, John Vaughn y Andrew Sinay, intentaron obstaculizar el testificar contra Simental, cuando fueron llamados a declarar por parte de Strunsky. Ellos se acogieron al derecho de confesión con el que están aforados los ministros religiosos.

Dickerson les obligó a declarar al constatar que, el sistema judicial de los testigos de Jehová no está diseñado para guardar la confidencialidad.

Como resultado, el derecho que tienen los ministros religiosos de guardar en secreto las confesiones que alguien les hay podido hacer no les aplica a ellos (a los testigos de Jehová). El estado de (California) protege ese derecho de los ministros religiosos cuando las normas de su religión les obligan a no compartir con nadie esos secretos de confesión.

Mientras que Simental no quiso hacer ninguna declaración en su defensa el viernes, dijo que no se le había hecho un juicio imparcial y justo cuando fue entrevistado para presentarle el informe con la sentencia previa por la agente encargada de la libertad vigilada, Julia Meeks.

"El jurado estaba compuesto mayormente por mujeres, por lo que se jugó con los sentimientos", le dijo Simental a Meeks. "Estoy seguro de que, por mucho que el juez intente ser un buen juez, está afectado por los prejuicios y no puede ser imparcial".

Simental deberá presentarse ante el juzgado de nuevo, el día 28 de julio, en relación con otro juicio que tiene pendiente en el que está envuelto el abuso a una muchacha distinta.

Reach Tammy J. McCoy at 951-375-3729 or tmccoy@PE.com


Hasta aquí la traducción del artículo periodístico. Una vez más queda patente toda la colaboración que la Watch Tower piensa dar a las autoridades con el fin de localizar y enjuiciar a los pederastas... ¡ninguna! ¡Poniendo todas los obstáculos posibles para no declarar! ¡Es mejor que el pederasta quede libre... a que la Watch Tower quede implicada con alguna responsabilidad! ¡Las niñas indefensas pertenecen a un orden secundario... no son tan importantes! ¡La Organización de Dios... eso es lo importante... si para eso hay que hacer algunos sacrificios humanos... es el precio que se debe pagar!

Si estos padres no denuncian a éste pederasta, ¿hubiera habido más víctimas? ¿Qué se consiguió con el "comité judicial de la congregación", en el que unos ancianos analfabetos funcionales en estos temas se meten a jueces de fin de semana... muchos sin saber leer ni escribir bien? ¿Es así la justicia teocrática... tapar y amparar a los pederastas para que nadie se entere? ¿Cuál es superior... la justicia mundana o la teocrática de la Watch Tower?

A éste sujeto, de momento le han caído 45 años... en los que no podrá abusar de ninguna niña más, ¿ofrece estas garantías la Asociación de los Testigos de Jehová en España... con su comités judiciales de cuartito de Salón del Reino? No, no señores, un caso de pederastia no se puede resolver entre "amigos" de confesión religiosa... ¡esto lo deben tratar las autoridades judiciales españolas! ¡No, esto no puede quedar entre amigos... "tú me tapas hoy a mí esto... y mañana te tapo yo a ti aquello"! ¡"Si tú no tiras de la manta... yo tampoco"! No... éstos criminales deben de ser denunciados ante las autoridades. La Asociación de los Testigos Cristianos de Jehová debería mandar la directríz a los cuerpos de ancianos de todas las congregaciones de España exigiendo que TODOS LOS PEDERASTAS SEAN DENUNCIADOS ANTE LA POLICÍA... y después si los quieren expulsar de la congregación... ¡es su problema!

¡POR LA VERDAD! ¡CON LAS VÍCTIMAS! ¡CONTRA LOS QUE AMPARAN A LOS PEDERASTAS! ¡LUCHAD POR LA VERDAD Y LO CORRECTO!