martes, 3 de junio de 2008

Los testigos de Jehová y el canibalismo







Estimados camaradas víctimas de "la nueva luz" del Governing Body Bank:

"¿Quién dijo miedo...?". Con la Watch Tower, tienes que cantar aquello que cantábamos en la legión: "¡Soy el novio de la Muerte!". ¡No es para menos! Digamos que tiene más peligro seguir las "directrices/mandamientos" de la Organización... que meterte en los Tedax a desarticular bombas... con lo último, por lo menos ganas una pasta y haces un bien a la humanidad.

Es lo que pasa cuando tienes todo el tiempo del mundo porque no pegas un palo al agua y vives del trabajo de los demás y te da por creer que estás iluminado y que eres el vocero de Dios en la tierra; te da por interpretar la mente de Dios... ponerte en su lugar y... ¡ala, a jugar a ser Dios!

¡Hombre, ni sólo cometieras el sacrilegio de ponerte en el lugar de Dios... pero no hicieras daño... si no peligrara la vida de la gente!

Gracias a la inestimable colaboración de nuestro komando Ka 19, el Cid Campeador, hemos podido colgar un documento escrito (el artículo de La Atalaya del 15 de abril de 1968, páginas 254-256). Para que luego nadie diga que los "ultra apóstatas" entresacamos frases fuera de contexto... como la misma Watch Tower está acostumbrada a hacer. El Cid Campeador, nuestro topo, nos sirve el alimento al debido tiempo... con gran riesgo para su persona y, aunque es un experto en el arte del camuflaje... el Pascualín sospecha de él y le sigue de cerca. ¡Ten cuidado Cid... el inicuo anda al acecho!

Algunas de la perlas que entresacamos... aunque no fuera de contexto, pues para eso ponemos todo el artículo:

"El cuerpo usa el alimento ingerido para reparar o sanar el órgano, gradualmente reemplazando las células. Cuando los científicos concluyen que este proceso normal ya no surte efecto y sugieren que se remueva el órgano y se reemplace directamente con un órgano de otro humano, esto es implemente un atajo. Los que se someten a tales operaciones están viviendo así de la carne de otro humano. Eso es caníbal. Sin embargo, al permitirle Jehová Dios al hombre que comiera carne de animales no le concedió el permiso para que el hombre tratara de perpetuar su vida por medio de introducir en canibalismo en sus cuerpos carne humana, ya fuera masticada o en forma de órganos enteros o partes del cuerpo de otras personas".

"Sin embargo, ¿qué debe hacerse cuando a un cristiano se le pide que dé un órgano para usarlo en otra persona o que permita que una parte del cuerpo de una persona amada difunta sea usada así? Pudiéramos preguntar: Si un cristiano deecidiera personalmente que no sustentaría su propia vida con la carne de otro humano imperfecto, ¿podría permitir con buena conciencia que parte de su carne se usara ce esa manera para sutentar a otro?".

"Los cristianos bautizados han dedicado su vida, y también sus cuerpos, a hacer la voluntad e Jehová su Creador. En vista de esto, ¿puede tal persona donar su cuerpo o parte de él para que los doctores u otros lo usen como quieran? ¿Ha dado Dios a los humanos el derecho de dedicar los órganos de sus cuerpos a la experimentación científica? ¿Es correcto que el cristiano permita que tal cosa se haga con el cuerpo de una persona amada?".

"Nuestros cuerpos son creación de Jehová Dios (Sal. 100:3; 95:6; Job 10:8) Los cristianos podrían permitir que se efectuara cirugía aparentemente necesaria, como amputar un miembro enfermo del cuerpo, pero no mutilan innecesariamente sus cuerpos creados por Jehová. ¿Sería mostrar respeto y aprecio a la creación de Dios permitir que un cuerpo fuera mutilado después de la muerte?".

La cuestión estaba clarísima, para el Governing Body Bank, hasta 1980... llegó "la nueva luz"... y los muertos por no aceptar transplantes quedaron en la memoria de sus seres queridos. ¿Alguna disculpa de la Watch Tower por los daños causados por su doctrina que afectó a millones de personas? ¡Ellos no tiene la culpa de nada... al fin y al cabo sólo transmiten la verdad "según se les revela desde arriba"!

¿VAMOS A OLVIDAR A LOS MUERTOS POR NO ACEPTAR TRANSPLANTES? ¡NO... NUNCA... Y LO DENUNCIAREMOS A LOS CUATRO VIENTOS! ¡AMAMOS LA VERDAD... QUEREMOS LA VERDAD... ODIAMOS LA MENTIRA! ¿QUIÉN ES EL PADRE DE LA MENTIRA?

La dirección para mandar la carta pidiendo transparencia económica:

TESTIGOS CRISTIANOS DE JEHOVA
Sierra Salvada 46
28038 MADRID - Madrid

Para quien no lo sepa, la carta se encuentra más abajo, la podéis imprimir y mandar a las congregaciones... ¡transparencia económica ya!