viernes, 28 de marzo de 2008

El juez ordena que los ancianos de congregación testifiquen en el caso de abusos sexuales a menores en Murrieta


http://www.pe.com/localnews/rivcounty/stories/PE_News_Local_H_faith26.4193557.html

Estimados camaradas objeto de ostracismo en la Watch Tower:

Nuestros camaradas en, http://www.watchtowernews.org nos han puesto sobre aviso del caso del pederasta de la localidad de Murrieta. Como se os indicó en un artículo hace unos días, los ancianos de congregación que hicieron un comité judicial a éste elemento que abusó de dos niñas de 9 y 10 años... se negaron a testificar en el tribunal, alegando que les amparaba el "secreto de confesión" que ampara a los ministros de las diferentes religiones, en el Estado de California, EE.UU.

El fiscal no estaba conforme con esta actitud de "no colaboración con la justicia" por parte de los ancianos Andrew Synai y John Vaughn y, solicitó al juez que les obligara a declarar bajo la premisa de que, el sistema judicial de la Watch Tower en las congregaciones no respeta en absoluto el "secreto de confesión". Primero, para poder esgrimir ese derecho, el acusado debería haberse confesado a UNA SOLA PERSONA y, está única persona no debería compartir esa información con nadie más de este mundo. ¿Qué pasa en el sistema judicial watchtoweriano? Primero, el Comité Judicial de la congregación... lo forman tres personas. Deben mandar un estracto de esa decisión judicial a Betel, en forma de un impreso con los datos personales del pederasta y con un texto bíblico clave que indica que ésa persona ha cometido pederastía... que ha abusado sexualmente de un menor. Así, si descontamos a las mujeres de los ancianos que normalmente se enteran de todo lo que pasa en esos comités judiciales, nos encontramos que: Los tres ancianos del Comité Judicial, el Superintendente de Circuito cuando visita la congregación y los hermanos encargados de este asunto en Betel, además de todos aquellos que pueden tener acceso al fichero nacional de pederastas que hay en Brooklyn o Patterson (en España este fichero nacional estaría en Betel de Ajalvir (Madrid)... resultaría que lo del "secreto de confesión" que esgrimían éstos ancianos, si no fuera por la tragedia de lo sucedido, sonaría a risa.

Así lo ha visto el juez, y ha decidido que TIENEN EL DEBER de declarar en el juicio por los abusos de estas dos niñas. El juez dice que: "el deber de los ancianos de congregación era el de proteger al rebaño advirtiéndoles del peligro, no mantener este asunto tapado". "El Comité Judicial debería haberse formado con el fin de proteger a la congregación"... que evidentemente no se hizo.

Los ancianos, después del comité judicial, hablaron con los padres de las niñas, admitiendo que el pederasta había confesado, pero que no sería expulsado... porque no había hecho nada parecido anteriormente y por lo tanto, no suponía un peligro para la congregación o comunidad... ¡qué buena decisión por parte de los ancianos!

Sin embargo, Simental, que es el nombre del pederasta, ya tenía una causa por abusos sexuales pendiente de juicio. Ahora, Simental, se enfrenta a una pena de 45 años... criminal al abusar de dos niñas indefensas.

¡Qué afortunados pueden estar los padres cristianos de que estos casos lleguen a los tribunales mundanos... por que si fuera por la Watch Tower... aquí no se enteraba nadie! ¡Qué pena y qué tragedia el que se tenga que OBLIGAR a declarar a éstos ancianos... cuando su deber moral sería que se hubiesen ofrecido voluntariamente! ¡Qué hipocresía el argumentar lo del "secreto de confesión"! ¡Qué buen testimonio estamos dando en este tema...a la gente del mundo! ¡Qué buenas instrucciones envías a los ancianos de congregación... Sociedad Watch Tower! ¿No tienen los ancianos de congregación, la instrucción explícita por parte de la SWT, de avisar y consultar con el Departamento de Asuntos Legales... cuando hay un caso de abuso sexual a menores dentro de la congregación... para recibir las oportunas instrucciones por parte de la Central?

¡Qué hipocresía! ¡Cuánto daño estáis causando a niños indefensos por vuestra política de ocultación y protección a pederastas dentro de las congregaciones!
¡Lucharemos legalmente contra esta conducta criminal... que no os quepa duda!

Con los niños, por los niños, por la verdad, con la verdad... ¡seguiremos luchando!