jueves, 27 de septiembre de 2007

Entrevista con JHK... en el más allá.



Nuestro enviado especial al más allá, ha logrado entrevistarse con el mismísimo JHK. En la entrevista, JHK, hace unas declaraciones reveladoras y demoledoras sobre... quién estuvo detrás de su caída... porqué... qué objetivos perseguían... etc., etc., etc.





Enviado Especial: ¿Qué tal en tu nueva asignación de servicio... mejor que Pattersson, N.Y.?

JHK: Infinitamente mejor... mis últimos días en la Tierra el Cuerpo Gobernante me los arruinó... me separó de mi amada España y de lo aquello significaba para mí. Además, me llevaron a N.Y. para 'curarme'... ¡cómo si yo estuviera intoxicado de beber mal güisqui... no te fastidia! Aquí, en el más allá, estoy de película... no hay espías ni traidores --como en la Sucursal de España en Ajalvir--, además, en vista de mi currículum me han puesto a cargo de la bodega que tienen aquí... Así, nada de informes escritos al Cuerpo Gobernante... ni el estudio de la familia los lunes por la noche... teniendo que escuchar (reconozco que a veces me pude dormir... pero de no haber sido por los ronquidos... no se hubieran enterado) a mi ex Mr. Champán conduciendo La Atalaya... ni adoración matutina ni vespertina... ¡aquello era lo que me mataba! Además, me libré de aquella pandilla de ineptos y pedigüeños del Komité de Ajalvir.

E.E.: Juan, ¿sabes que contigo pasa como con el Cid Campeador... Don Rodrigo Díaz de Vivar... que ganas batallas una vez muerto?

JHK: Para ser sincero, ha sido algo inesperado pero agradable. En un principio, cuando esta pandilla de traidores, que vendieron su alma al Diablo para conquistar el poder y darme la patada allí donde la espalda pierde su casto nombre... pensé que ya nunca tendría influencia en mi amada piel de toro... que todos mis esfuerzos habían sido en vano. Ahora, cuando veo que todo lo que digo se publica al instante en internet... que tengo un montón de lectores y admiradores... se me llenan de lágrimas los ojos. Sí, estoy satisfecho... aunque que sorprendido.

E.E.: ¿Cómo calificarías el trato que de dieron tus compañeros del Komité ajalvireño... cuando vino el del Imperio Austrohúngaro, el del Cuerpo Gobernante, a afeitarte los pitones... cual toro antes de cruzar por el chiquero?

JHK: ¡Bueno! Primero una aclaración... ¡para cuernos los del Choan V... jua, jua, jua! Sí, a mí me afeitaron los pitones como a Sansón le cortaron el pelo y, ambos tenemos algo en común... fuimos traicionados por nuestros seres queridos... allegados... por personas en quienes confiábamos. En un principio no esperaba el desenlace fatal... me engañaron --como al toro-- diciéndome que sería una reprimenda moderada. Falso, aquello fue un golpe de estado en toda regla... orquestado por Albert Snake... aunque la cara más visible de esa conspiración en la sombra fuese la del "Isleño" Cabeza de Ajos. Luego, cuando quise recabar el apoyo del Tejano... se negó a hablar conmigo... me dejó tirado en la cuneta. El "Teleñeco" Oscarín... se ocupaba de espiarme, interrogaba a todos los que pasaban por mi módulo y le pasaba el informe al Snake. Eché en falta... el apoyo de todos los demás... fueron una pandilla de maricomplejines que al callar... otorgaron y participaron en mi decapitación. Todos fueron unos vendidos... como el Iscariote... se vendieron y me vendieron por un puñado de 'monedas'. No se librarán del justo castigo que se ganaron a pulso... pienso denunciar trapos sucios de ellos en el blog: komiteajalvir-wtspain.blogspot.com

E.E.: ¿Es verdad que el Koordinador del Komité de la Sucursal dispone de una cantidad de dinero para usar discrecionalmente?

JHK: Es algo que muy pocos saben... incluso en la Casa Betel. Pero, ahora que estoy en el más allá y la SWT no puede hacerme nada, puedo hablar con franqueza. Sí, es verdad... son como los Fondos Reservados del gobierno de España... nunca se dice en qué se emplean.

E.E.: Sin embargo, hay quien afirma que utilizastes esos Fondos Reservados para 'ayudar' a algunos que posteriormente te traicionarían. Por ejemplo, te venían pidiendo ayuda económica para reparar sus vehículos particulares.

JHK: Sí, es verdad. La compasión y el afecto que sentía por ellos me impulsó a ayudar a algún mal nacido que pensaba que era mi amigo... en ese momento pensé que suponía un buen uso de esos Fondos Reservados... ¡maldita la hora!

E.E.: ¿Por qué crees que te traicionan... los del Komité?

JHK: Básicamente... por el poder y el prestigio... por las prebendas inherentes al cargo... son individuos de naturaleza sobornable... quieren vivir en la Tierra a todo tren... no confían en el paraíso de la Watch Tower.

E.E.: Qué alegas en tu defensa con respecto a la acusación principal... que empinabas el codo?

JHK: ¡Es el colmo! ¡Son unos hipócritas! Yo no puedo ser coordinador de la sucursal en España... porque tengo un buen comer y un "mejor beber", sin embargo, el 2º presidente de la Sociedad Watch Tower, J.F. Rutherford que bebía diez veces más que yo... nadie le cuestiona en el puesto... je, je, je. No lo quería mencionar pero, la necesidad me obliga. Recuerdo una conversación con Albert Snake --el traidor por excelencia-- en la que él me 'aconsejaba' ser más discreto con el tema del Johnny Walker... y le respondí: "¡Mira! Yo no bebo ni la mitad de lo que bebéis tú y tu esposa, además, las botellas que me bebo... las tiro a la basura yo mismo y no utilizo como tú, un pelota recalcitrante para que tire mis botellas a la basura... para que nadie me vea con el cuerpo del delito... ¡menos peluquería de 300 euros para tu maruja... y más vergüenza para llamar la atención a alguien, cuando vosotros dos sois peores". Posteriormente, me enteré, que el traidor, por la espalda, despotricaba contra mí... predisponiendo al personal y abonando el terreno para que la visita del austrohúngaro del Governing Body fuera decisiva para mí y para él. Me acusaba de que "corrompía y pervertía" a la juventud ajalvireña... iniciándoles en al mal hábito de la bebida... de beber la champagne en porrón obrero... ¡el muy hipócrita!".

E.E.: ¡Parece que le tienes ganas al Snake!

JHK: ¡Como para no tenerle... no te jorobas!

E.E.: Tú, ¿cuándo te percataste de que lo de la Watch Tower era un timo?

JHK: Ya a mediados de los 80, y con el fiasco del 75 de lastre, me desengañé completamente... ví que la SWT era una monstruosa máquina de hacer dinero... sólo les interesaban los bienes raíces... ser los propietarios de los inmuebles. La gente arriba, los de Brooklyn, ésos no están interesados en la doctrina... si mañana dice el Cuerpo Gobernante que el Libro de Mormón es la última revelación dada por Dios y que la Biblia queda en un segundo plano... éstos lo aceptan sin ningún conflicto de conciencia... no se ponen ni coloraos... únicamente les interesa su status quo... con la influencia y prebendas inherentes al cargo.

E.E.: Los lectores nos preguntan que, ¿cómo un tio sano como tú... permanece en la Sucursal de oligarca... en el Komité?

JHK: Después de más de 40 años en España... lo que corría por mis venas era sangre española mezclada con etílico al 50%... todas mis amistades estaban aquí. Por otro lado, tenía la intención de acabar mis días en la península ibérica... sino hubiera sido por la conspiración... y el posterior destierro.

E.E.: Has querido que insertemos esa foto del toro en este artículo, ¿por qué? ¿Por qué no un sombrero cordobés --como Montilla--... una botella de Tio Pepe...o a Manolete toreando... o un cantaor como Manolo Caracol... o la Feria de Abril de Sevilla?
JHK: Yo soy un aficionado a los toros... al flamenco... al Tio Pepe o al Fino y a la Feria... ¡Ay, si algo echo de menos en el más allá... es esto! Son estas cosas y no el C.A.P. o el Centro Educativo de la Watch Tower en Pattersson. Pero, el toro, amigo... ¡el toro representa todo! Simboliza mi España a quien tanto y con quién tanto amé. El toro es antagonista, por natualeza, de los traidores... como el Snake y el resto de maricomplejines del Komité. Tú, al toro, cuando le entras a matar con la muleta y el estoque... tienes que mirarle a los ojos... ambos se miran, el matador y el animal... ahí no hay lugar a engaño, no hay hipocresía... es la lucha entre seres nobles... no hay sitio para pusilánimes o traidores en el ruedo.
E.E.: ¿Qué opinión te merecen las ínfulas que se dan estos altos ejecutivos "religiosos"... su porte, su prepotencia, su equidistancia en asambleas concurridas... su manera afectada de discursar... cual de Cicerones se tratara?
JHK: Son unos catetos integrales, no tienen ni el Graduado Escolar e intentan aparentar que son catedráticos en derecho constitucional. Por no tener, no tienen ni pajorera idea de lo que es un buen vino... aprecian los vinos por el precio... como todo lo demás. Sólo hago una merecida exepción... dandi El Germánico, es el único que entiende de caldos así como de otras muchas cosas... y el tio no se las da como los otros analfabetos funcionales... el único que merece ser nombrado como 'persona'... el único que no encaja entre ese atajo de ineptos. Estaba el Inspector Braguetas I, ése intentaba imitar al Germánico, pero a pesar de la altura no daba la talla... le faltaba la distinción con la que se nace... que no se conquista... por eso el Snake lo envío portes pagados a la República Helénica... ¡a ver si asimila algo de uno de los pilares de la civilización occidental... la cultura griega!

E.E.: ¿Qué opinas de que para discursar en una asamblea de distrito se deba pagar un cánon --extraoficialmente y bajo mano--, que halla una tarifa estipulada y no escrita que todos los interesados conocen... por ejemplo, un billete de 500 euros? ¿Hay algún principio bíblico que sustente esta extendida práctica?

JHK: ¡Bueno! Viene a confirmar lo dicho... éstos son unos pedigüeños aprovechados que en lo único que piensan es... "¿cuánto dinero voy a sacar en esta asamblea-romería? ¿Con qué regalos me agasajarán los pringaos de los pelotas de turno en esta ocasión?". Hay que acabar con tanto depotismo y despotismo... con tanta prebenda. Tiene que formarse un tribunal anónimo de selección de oradores, cuyos miembros roten y sean ajenos a Betel.

E.E.: ¿Qué opinión te merece la recién creada C.I.A. (Central de Inteligencia Ajalvireña), capitaneada por el Álamo Blanco, Choan V --alias Inspector Braguetas II--, especialmente el Álamo, captado por tus excompañeros del Komité en los arrabales ajalvireños y especializado en piratería diversa y su posterior distribución... el hombre más buscado por las SGAES en la península ibérica?

JHK: ¿Servicio de... qué? ¡Jua, jua, jua! ¡Mira si son incapaces de encontrar algo... que no se encuentran ni siquiera a sí mismos! Los infiltrados en Ajalvir tienen una una tapadera, son personas de confianza del Komité... de su entorno más inmediato... tienen acceso a información privilegiada y clasificada... ¡y éstos de la C.I.A. barriendo frecuencias por el exterior de las viviendas... ja ja ja ja! ¡Como si no hubiera manera de burlarles... como de hecho lo están haciendo... colgando correspondencia entre la sucursal y el Cuerpo Gobernante! Yo les recomendaría que siguiesen con su especialidad histórica... el pirateo variopinto.

E.E.: ¿Qué les recomendarías a todos estos betelitas ajalvireños preocupados por su futuro inmediato... ante la más que probable venta del C.A.P. y el despido masivo de currantes apelotas, una vez tenga lugar la visita del Ed M. Caribe-Mix?

JHK: Que no les domine el miedo... hay que ser como un torero... con miedo no se puede realizar una buena faena en el ruedo. Que se imaginen que están en la plaza de Las Ventas... vestidos con el traje de luces... con su capote al hombro y su montera por sombrero... que crucen el trance con el paso digno y solemne del torero al toque del paso doble... no hay que amedrentarse... como el Tortuga. Hay que reclamar en la Inspección de Trabajo del Madrid de los Austrias --¡cada vez que menciono lo de los Austrias... se me eriza el pelo!--. Tienen que colaborar con las directrices que reciben periódicamente en ambos blog cañeros, hay que correr la voz de la existencia de dichos blog... cuantos más feligreses ibéricos se enteren... mejor. Tenemos que enseñarles dientes a esa pandilla de corrupos pedigüeños. ¡Tenemos que atizarles con la Tizona!

E.E.: Juan, para terminar, no voy a hacerte una pregunta más. ¡Mira! He traido una botella de Fino La Ína... bien frío... ¿hace una copa?

JHK: ¿Una sola...?