miércoles, 11 de enero de 2017

Abusos sexuales infantiles: fogonazo teocrático



     Estimados camaradas ibéricos y allende los mares:

     El Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová --los máximos gerifaltes teocráticos-- mueve ficha por enésima vez. Y aquí entramos de lleno en el gatopardismo teocrático: "Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie". ¡En esas está el único canal de comunicación de Dios con la humanidad! El hermano Juan Garrulo ha tenido la gentileza de compartir esta misiva teocrática con todos nosotros, los apóstatas irredentos.

     Los escándalos por los abusos sexuales infantiles en el ámbito de la confesión religiosa han estallado por todo el mundo. Especialmente, han quedado retratados ante la Real Comisión Australina, que accediendo a los archivos de la entidad religiosa, ha encontrado que desde 1950 hasta la actualidad, 1006 depredadores sexuales de menores han campado por el oasis teocrático, con 1800 casos documentados de abusos sexuales infantiles. Para actualizar más los datos, el hermano Toole, jefe del departamento de Asuntos Legales de la confesión religiosa en Australia reconoció ante la comisión:
El Sr. Toole [jefe del Departamento de Asuntos Legales en la sede nacional] dijo ante la Real Comisión que aproximadamente durante los dos últimos años él había sido el encargado de recibir --en representación del Departamento de Asuntos Legales-- las llamadas telefónicas realizadas por los ancianos de congregación informado sobre presuntos casos de abusos sexuales infantiles. En ese período, él calculó que había recibido y continuaba recibiendo "tres, y algunas veces cuatro" llamadas telefónicas mensuales. Las estimaciones del Sr. Toole sobre la frecuencia de las llamadas telefónicas con respecto a los abusos sexuales infantiles es consistente con la cantidad y frecuencia de los presuntos abusos sexuales a menores contenidos en los archivos remitidos a la Real Comisión.  
https://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2016/09/comision-real-australiana-resumen-sobre.html  
https://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2016/10/comision-real-australiana-resumen-sobre.html
     Como han quedado como Cagancho en Almagro además de mentirosos ante la Real Comisión, pues ahora los caciques que representan a Dios sobre la tierra, quieren hacer mucho ruido con una campaña mundial de información pública para dar a conocer que ellos son muy buenos cristianos --de hecho son los únicos cristianos verdaderos-- y que aborrecen y abominan los abusos sexuales infantiles y tal y tal. Que tienen un protocolo, que por fin lo publican y así de paso también se entera el testigo de Jehová de a pie, de seis páginas para explicar cómo gestiona estos delitos la confesión religiosa del notorio arraigo y olé...

     No obstante, antes de entrar en el protocolo, examinaremos la carta fechada el 1 de enero de 2017 que, aunque en principio está remitida para el Reino Unido y la República de Irlanda, siguiendo el modus operandi se supone que esta normativa se distribuirá urbi et orbi. Como está en inglés, el Topo Ajalvireño se pone en marcha para traducirla a los lectores de lengua española. ¡Va por ustedes!

  Remitido a: todos los cuerpos de ancianos en el Reino Unido y la República de Irlanda

  Asunto: Gestión de los asuntos relacionados con los abusos sexuales infantiles

Queridos hermanos:

     Esta carta reemplaza la carta fechada el 1 de febrero de 2011 dirigida a todos los cuerpos de ancianos respecto a cómo gestionar los presuntos casos de abusos sexuales infantiles y que fue añadida a la lista de cartas con las normativas en el Índice de cartas para los cuerpos de ancianos (S-22).
https://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/10/indice-de-cartas-para-los-cuerpos-de.html

     De tanto en tanto, organizaciones y otros preguntan por nuestra política para gestionar los abusos sexuales infantiles. Naturalmente, nuestra política completa durante mucho tiempo ha sido expuesta en diferentes publicaciones a lo largo de los años. Sin embargo, con el fin de ayudar a responder a estas preguntas, tenemos un Protocolo de protección a la infancia. El protocolo ha sido actualizado recientemente.

     El Protocolo de protección a la infancia resume los pasajes bíblicos y los principios teocráticos para la protección a la infancia. En el protocolo están incluidos los artículos que aparecen en la bibliografía de la página 6. Una vez se hayan escrito los números de teléfono en la pagina 6 del documento Protocolo de protección a la infancia, se debe imprimir. Los artículos que aparecen enumerados en la sección de "Notas" son parte de esta documentación y se deben imprimir. Coloque el protocolo y los artículos en una carpeta, y entonces la coloca en el archivo de la congregación. Como se indica en la página 5: "Este protocolo estará disponible a petición de los miembros de la congregación".

     La protección a la infancia es de la mayor importancia para nosotros (Salmos 127:3; Mateo 18:4-6). Los testigos de Jehová aborrecen el abuso sexual infantil y no protegemos a los autores de delitos de esa naturaleza. (Romanos 12:9) El abuso infantil puede implicar abuso físico, sexual o emocional, o negligencia. Este protocolo sirve de guía y, como indica el punto 10 del protocolo, incluye la dirección para que los ancianos contacten con la sede nacional lo antes posible en caso de que tengan conocimiento de un presunto caso de abuso sexual infantil. Si tal es el caso, dos ancianos deberán contactar con el departamento de Asuntos Legales de la sede nacional. Esto debe hacerse aún el supuesto de que el informe carezca de carga probatoria e independientemente de la edad de la presunta víctima o que haya sucedido el supuesto abuso ahora o en el pasado. El asesoramiento espiritual y jurídico por parte de la sede nacional es específico para esa situación. Por lo tanto, en cada uno de los casos es importante que contactéis inmediatamente con la sede nacional. No confiéis en anteriores normativas que se hayan dado anteriormente respecto a otros casos. Revisad cuidadosamente el actualizado Protocolo de protección a la infancia.

     Los padres son los responsables del bienestar y la seguridad de sus hijos. Pero los ancianos hacen cuanto razonablemente pueden en el plano espiritual y confidencial como consejeros para salvaguardar la limpieza de la congregación y la protección a la infancia y a otras personas vulnerables. (1 Corintios 16:13) Confiamos que la información de esta carta y el Protocolo de protección a la infancia os ayude a sobrellevar esta carga. La sede nacional está aquí para ayudar. Recordad de contactar con la sede nacional tan pronto tengáis conocimiento de los hechos que se han mencionado.

     Por favor, estad seguros de nuestro amor y oraciones. Que Jehová continúe bendiciéndoos mientras pastoreáis su rebaño.--1 Pedro 5:1-3. 

                        Vuestros hermanos,
Christian Congregation of Jehovah's Witnesses

     Fin de la traducción apóstata.

     Ahora toca diseccionar la misiva teocrática. Traducirla a otro "idioma", al román paladino. Ante todo y para no variar, lo más importante de esta carta no es lo que dice, sino lo que calla. Una vez puntualizado esto, que es esencial, ya entramos en materia. ¡Va por ustedes!
Naturalmente, nuestra política completa durante mucho tiempo ha sido expuesta en diferentes publicaciones a lo largo de los años. 
     ¿Expuesta? ¿Ante quiénes? ¿Cuándo? ¿Dónde? Haremos un experimento, amable lector. La próxima vez que te encuentres a un testigo de Jehová por la calle, o que éste visite tu domicilio; le preguntas cuál es el protocolo  de los testigos de Jehová con respecto a los abusos sexuales infantiles. La mayoría te dirá que ese tipo de delito no se da en su confesión religiosa. Unos pocos, tal vez, te explicarán que esos asuntos los gestionan los cuerpos de ancianos. ¡Ya está! Realmente, el testigo de Jehová de a pie, no conoce dicho protocolo: qué es lo que hacen --qué pasos siguen-- los ancianos de congregación una vez se enfrentan a un presunto caso de abuso sexual infantil. Y para terminar, ¿sería tan amable, el portavoz de los testigos de Jehová en España, de indicarnos dónde o en qué lugar puede consultar la opinión pública el protocolo que sigue la entidad religiosa?
El asesoramiento espiritual y jurídico por parte de la sede nacional es específico para esa situación. Por lo tanto, en cada uno de los casos es importante que contactéis inmediatamente con la sede nacional. No confiéis en anteriores normativas que se hayan dado anteriormente respecto a otros casos.
     Según entiendo, cada presunto caso de abuso sexual infantil es un caso único y no tiene porqué tener relación alguna con otros casos semejantes. Por ese motivo, hay que informar inmediatamente a la sede nacional... para recibir asoramiento espiritual y jurídico. Se ve que los preceptos bíblicos cambian según sea el caso del presunto abuso sexual infantil. Y en el plano jurídico ídem. Ni siquiera se puede confiar en la normativa precedente de la confesión religiosa. Siempre se parte de cero. Esto no tiene ningún sentido.
Los padres son los responsables del bienestar y la seguridad de sus hijos.
     Lo que se diría en lengua coloquial: despejar balones fuera. Se sabe que la patria potestad descansa en los padres. No obstante, estamos hablando de los abusos sexuales infantiles en el ámbito de la confesión religiosa. Supongo, que la entidad religiosa también tendrá alguna responsabilidad, ¿no? Además, se sabe que la mayoría de casos se dan precisamente en el ámbito familiar, ¿cómo puede el padre que comete incesto tener la responsabilidad del bienestar y seguridad de sus hijos?

     ¿Cuál es la ausencia más notable en esta carta? En ningún lugar se les dice a los ancianos de la congregación que tienen la obligación de denunciar ante la autoridad secular todo presunto caso de abuso sexual infantil. O sea, si es un delito, ¿no debería ser la policía con quien contactaran en primera instancia los ancianos de la congregación? Y después, una vez denunciados los hechos ante la policía, la sede nacional se puede dedicar a dar asesoramiento espiritual y jurídico o deportivo. ¡Tan proclive a ello!

     Como en la próxima entrada, Dios mediante, tendré el protocolo, será el momento de entrar en más detalle. De momento, que esto os sirva de aperitivo.

     Acabo con nuestro lema: lo documentamos todo, todo y todo. ¿Quién es el padre de la mentira y los estrambóticos chanchullos teocráticos?