martes, 2 de febrero de 2016

Geoffrey Jackson, jura decir toda la verdad y nada más que la verdad...





     Estimados camaradas ibéricos y allende los mares:

     El Altísimo quiso que nuestro hermano del Cuerpo Gobernante, Geoffrey Jackson, testificase ante la Real Comisión Australiana que está investigando los abusos sexuales a menores cometidos en el ámbito de nuestra confesión religiosa del notorio arraigo y olé. La operación cortafuegos teocrático falló estrepitosamente. Todos los esfuerzos de los abogados que representaban a la entidad religiosa en Australia, así como la testificación de los peces gordos de la entidad religiosa en dicho país: Terrence O´Brien, Rodney Spinks y Vincent Toole, no pudieron impedir que el ungido de pegote tuviera que dar la cara ante los tribunales humanos. Estos hijos de la luz, quisieron restarle relevancia e importancia al papel de Geoffrey Jackson, testificando que la labor del sujeto era la de la simple traducción. Pero el abogado del Estado, Stewart, había hecho los deberes y no se chupaba el dedo y dejó con el culo al aire a quienes querían salvar a toda costa al "rey" de la partida.

     Os pongo un poco en antecedentes, con algunas de la declaraciones de Stewart y el Presidente de la dicha comisión de investigación --el pasado 5 de agosto de 2015-- cuando estaban interrogando a Terrence O´Brien:

Stewart: De modo que, ¿podría explicarnos, Sr. O`Brien, cómo es que al abogado principal que representa a la organización se le dieron instrucciones para que dijera que el el papel del Sr. Jackson se limitaba al de la traducción, cuando está claro que no lo es?

Presidente: Se me indujo a creer que el Sr. Jackson poco podía aportar en esta investigación, y sin duda eso es lo que esperaban, ¿es así? 

Presidente: Bien, tengo que decirle que estoy empezando a formarme una impresión totalmente diferente [de usted, ustedes].

Presidente: Entiendo que él tiene un papel en la traducción. Pero ahora estoy empezando a comprender que tiene una papel significativo en lo relativo a la enseñanza y también en los asuntos generales de los testigos de Jehová.

Stewart: Sr. O´Brien, usted ha dado prueba de que dio consignas a su representante [ante esta comisión] para que dijera que al Sr. Jackson no le era posible personarse y que sus actividades estaban relacionadas con la traducción. Yo, es de justicia, debo señalar que las instrucciones que usted le dio fueron falsas, ¿no es así?

Stewart: Y al dar este tipo de instrucciones, ¿pretendía engañar a la Real Comisión, buscando proteger al Sr. Jackson de una posible citación para que compareciese?
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2016/01/terrrence-j-obrien-desde-australia.html

     Finalmente, Geoffrey Jackson tuvo que dar la cara, cumpliendo a regañadientes la consigna bíblica: «Pero vosotros mirad por vosotros mismos; os entregarán a los tribunales, seréis azotados en las sinagogas y compareceréis ante gobernadores y reyes por mi causa, para que deis testimonio ante ellos".  Compareció por vídeoconferencia el pasado 14 de agosto de 2015. Ahora, el departamento de traducción apóstata intentará traducir lo más significativo de la transcripción de este interrogatorio nada teocrático. ¡Va por ustedes!

Presidente: Sr. Jackson, tiene que hacer el juramento. ¿Tiene una Biblia a mano?

Jackson: Desde luego. [Jura con la Biblia en la mano empleando la siguiente fórmula: "Juro por el Dios Todopoderoso, que lo que yo diga ante esta Real Comisión, será la verdad, toda la verdad, y nada más que la verdad"].

Stewart: Sr. Jackson, ¿puede usted decirnos su nombre completo y la dirección del lugar donde trabaja, por favor?

Jackson: Sí, mi nombre es Geoffrey William Jackson, trabajo en el 25 de Columbia Heights, pero mi dirección postal es 124 Columbia Heights, Brooklyn, Nueva York.

Stewart: Tengo entendido que usted nació en el año 1955, en Queensland, Australia, ¿es correcto?

Jackson: Es correcto.

Stewart: ¿Se bautizó usted por el rito de los testigos de Jehová en Queensland, en el año 1968?

Jackson: Correcto.

Stewart: Abandonó la escuela a la edad de 15 años y comenzó la obra de evangelizar como precursor en Tasmania, ¿es correcto?

Jackson: Es correcto.

Stewart: Desde entonces, usted realizó diferentes funciones como traductor y fue miembro del comité de la sucursal, primero en Fiyi y después en Samoa.

Jackson: Si puedo corregirle Sr. Stewart; primero en Samoa y después en Fiyi.

Stewart: Gracias. Tengo entendido que, en el año 2003, usted fue trasladado a los servicios de traducción en Nueva York, ¿es correcto?

Jackson: Sí, en el Estado de Nueva York, pero en las instalaciones educativas de los testigos de Jehová en el norte del estado, en Patterson.

Stewart: En septiembre de 2005, usted fue nombrado en el cargo como miembro del Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová.

Jackson: Correcto.

Stewart: Y según tengo entendido, usted ha ejercido ese cargo desde entonces.

Jackson: También es correcto.

Stewart: Y dentro del Cuerpo Gobernante, tengo entendido que usted es miembro de los comités de Redacción y Enseñanza.

Jackson: Si me permite una aclaración, cada miembro del Cuerpo Gobernante tiene un comité donde su oficina está ubicada. Así, en mi caso trabajo en el Departamento de Redacción bajo la dirección del comité de Redacción; pero, adicionalmente, ejerzo de asesor en el comité de Enseñanza, así como en el comité de Personal. De modo que, colaboro como miembro de los comités de Enseñanza y Personal. 

Stewart: Según entiendo, usted trabaja en los comités de: Redacción, Enseñanza y Personal. ¿Es correcto?

Jackson: Es correcto.

Stewart: ¿Podría usted explicarnos brevemente en qué consiste su papel de asesor de cualquiera de los comités?

Jackson: Sí. Con respecto a mi papel, cada miembro del Cuerpo Gobernante --somos siete en la actualidad-- aporta algo de sus conocimientos al comité. Mi campo es el de la traducción, como usted comprende y ha mencionado, lo ha sido durante bastante tiempo. Pero, también obviamente, fui seleccionado para el cargo en el Cuerpo Gobernante por mis cualificaciones espirituales. Por eso, mi papel como asesor en el comité de Enseñanza y en el comité de Personal envuelve evaluar las recomendaciones que se me formulan para, primero de todo, si son bíblicamente exactas y correctas, segundo, si son traducibles.

Stewart: ¿Así que esa sería su función en todos los negocios y decisiones que toman los comités donde usted trabaja, la función que acaba de describir?

Jackson: Esa es la función que cumplo.

Stewart: De modo que, en otras palabras, ¿dar dirección y asegurarse de que las decisiones y tareas que realizan estos comités son bíblicamente exactas y correctas?

Jackson: Así como traducibles.

Stewart: ¿Y por "traducibles", quiere decir traducir a varios idiomas del mundo?

Jackson: Sí. Probablemente estará usted al tanto que los testigos de Jehová traducen sus publicaciones a casi 900 idiomas. Creo que tenemos unos 893 equipos de traducción y, nuestra revista La Atalaya, se traduce a casi 250 idiomas. Así que algunas veces estos comités necesitan mi aportación con respecto a cómo traducir a otros idiomas. 

Stewart: Según tengo entendido, su aportación en estos comités no está limitada al aspecto de la traducción; abarcaría todos los asuntos que tratan estos comités, ¿no es así?

Jackson: Abarco todos los asuntos en el sentido de analizar el fundamento biblico de tales decisiones.

Stewart: ¿Podría explicarnos, Sr. Jackson, la estructura de estos comités y la relación de estos con el Cuerpo Gobernante, queriendo decir, estos comités globalmente deben remitir los informes y son responsables ante el Cuerpo Gobernante? ¿Cómo funcionan?

Jackson: Gracias, Sr. Stewart. Sí, el Cuerpo Gobernante, como ya he mencionado, está compuesto de siete miembros. Como usted podrá imaginarse, con 8,2 millones de testigos de Jehová activos, con unos 20 millones más de personas que se asocian con nosotros, no existe manera alguna de que los siete miembros del Cuerpo Gobernante puedan estar al día con todos los aspectos de cada parte de nuestra obra. De modo que, el Cuerpo Gobernante está dividido en diversos comités. Dichos comités, disfrutan de un grado de confianza, obviamente, porque los hombres que son seleccionados para formar dichos comités entienden algo sobre el funcionamiento de los diversos aspectos.

Pero, si se me permite decir algo, creo que esta comisión no tiene conocimiento de que hay unos 30 ayudantes, pero estos ayudantes no forman parte de los comités del Cuerpo Gobernante, sino que forman varios subcomités, ayudándonos por medio de hacernos recomendaciones e implementando políticas.

Stewart: Gracias, Sr. Jackson. ¿Es el caso que estos ayudantes también asisten a las reuniones semanales del Cuerpo Gobernante, pero no tienen voto de decisión allí?

Jackson: No, normalmente ellos no asisten a la reunión de los miércoles del Cuerpo Gobernante, a menos, naturalmente, que necesitemos la aportación especial de alguno de ellos o de varios, entonces ellos pueden ser invitados según se necesite. Pero usted está en lo cierto al decir que no tienen voto de decisión.

Stewart: Así, ¿sería correcto afirmar que los comités son responsables ante el Cuerpo Gobernante?

Jackson: Hay un... sí, en última instancia, el Cuerpo Gobernante supervisa el trabajo de los comités, pero se les da un grado de confianza, obviamente, que consiste, principalmente --si puedo utilizar un ejemplo--: Yo sería la última persona sobre la tierra en preguntar por detalles sobre construcción, pero el comité de Publicación se encarga de la obra mundial de construcción, y aquellas personas más familiarizadas con este tipo de destrezas, nosotros confiamos en ellas para que tomen la mayoría de las decisiones.

Stewart: Usted ha dicho que actualmente el Cuerpo Gobernante se compone de siete miembros. ¿Cómo se determina cuántos miembros tiene que haber en una época determinada?

Jackson: El Cuerpo Gobernante puede tener cualquier cantidad de miembros. En las pasadas décadas... por ejemplo, cuando yo fui elegido para ser miembro del Cuerpo Gobernante, éramos 12. Creo que una vez alcanzó la cifra de 18. Pero en cuanto a las cualificaciones para ser miembro del Cuerpo Gobernante, debe ser alguien considerado como testigo [de Jehová] ungido. Alguien que ha trabajado con las Escrituras, con unos antecedentes bíblicos, ya sea como misionero o como un ministro a tiempo completo, y que sea capaz de desempeñar un papel en el Cuerpo Gobernante, que son --puedo declarar-- un grupo, un grupo de hombres espirituales que son guardianes de la doctrina, y como guardianes de la doctrina vigilan que las decisiones que se tomen estén fundamentadas en nuestras doctrinas, las cuales están basadas en la constitución de la Biblia.

Stewart: Asumo que si aumenta el tamaño del Cuerpo Gobernante, será por una decisión del Cuerpo Gobernante.

Jackson: Es correcto. Pero obviamente, nosotros obtendríamos información de otras áreas.

Stewart: ¿Es el caso entonces que el Cuerpo Gobernante selecciona a nuevos miembros para el Cuerpo Gobernante?

Jackson: Es correcto.

Stewart: ¿Hay alguien que sea seleccionado para el cargo de coordinador, moderador o presidente?

Jackson: ¿Se refiere al Cuerpo Gobernante?

Stewart: Sí.

Jackson: ¿O se refiere usted a los subcomités?

Stewart: No. Me refiero al Cuerpo Gobernante.

Jackson: Sí. Nosotros rotamos cada año. Hay un presidente del Cuerpo Gobernante, pero el papel de presidente se circunscribe a meramente presidir tales reuniones.

Stewart: Así que no hay nadie que ostente el cargo permanente de coordinador o la designación de presidente.

Jackson: Es correcto. Solo los comités, bajo la dirección del Cuerpo Gobernante, tiene un coordinador para cada comité. 

Stewart: Con respecto a las decisiones que toma el mismo Cuerpo Gobernante, ¿cómo se alcanzan? ¿Se toman solo por consenso, por mayoría, o adoptan ustedes otro sistema?

Jackson: Si es un asunto que trata de una norma o con respecto a una doctrina, o algo que implica una postura bíblica, permitimos que alguien delante de nosotros presente todos los hechos relacionados con el asunto. Obviamente los siete no podemos estar familiarizados con todo aspecto sobre el que tenemos que decidir. De manera que, una vez se ha hecho la propuesta ante el Cuerpo Gobernante, se coloca en la agenda. De antemano, cada miembro del Cuerpo Gobernante, orando, por medio de la oración y leyendo la Biblia, entonces intenta vislumbrar qué dice la Biblia respecto a esa decisión. Entonces, en nuestro debate, generalmente, desde mi experiencia, que consta de solo 10 años, en la mayoría de los casos las decisiones son unánimes.

Stewart: Si no se alcanza el consenso, entonces se decide por mayoría, ¿es así?

Jackson: Así sería, pero como he dicho, sería algo raro, porque si alguien --puede ser que su conciencia no esté tranquila con tal decisión-- entonces con mayor frecuencia, entonces dejaríamos el asunto en manos del Espíritu Santo posponiendo la decisión hasta que se realice más investigación sobre el tema, y posteriormente nos volveríamos a reunirnos.

Stewart: ¿Por medio de qué mecanismos ustedes se percatan que el Espíritu de Dios les guía en tal decisión?

Jackson: Bueno, lo que quiero decir es que, por medio de la oración y usando nuestra constitución, la Palabra de Dios, examinaríamos las Santas Escrituras para determinar si existe algún principio bíblico que influya en nuestra decisión. Pudiera darse el caso que en nuestras reuniones iniciales pasásemos por alto algo y entonces en reuniones posteriores nos percatáramos. De modo que, nosotros lo interpretaríamos como que el Espíritu de Dios nos guía porque creemos que la Biblia es la Palabra de Dios y fue inspirada por el Espíritu Santo.

Stewart: Sobre la referencia a la constitución de ustedes, entiendo por la manera en que usted ha hablado de la Biblia que usted se refiere a la Biblia.

Jackson: La Biblia es nuestra constitución, sí.

Stewart: En sus publicaciones, el Cuerpo Gobernante se refiere a él mismo como "el esclavo fiel y discreto". Brevemente, ¿podría explicarnos qué significa? [...] (Página 2-7).

Stewart: ¿Se ven, los miembros del Cuerpo Gobernante, como que han sido nombrados [seleccionados para el cargo] por Jehová Dios, a título personal de o autoridad de Jehová Dios?

Jackson: Nosotros nos vemos a nosotros mismos como compañeros de trabajo de nuestros hermanos y hermanas. Se nos ha dado la responsabilidad de ser los guardianes de la doctrina.  Los mismo pasa con los ancianos, se dice de ellos que han sido escogidos para el cargo por el Espíritu Santo, como usted probablemente sabrá, nosotros creemos que esto significa que cuando un anciano está en armonía con lo que la Biblia exige que debe ser un anciano, entonces él ha sido nombrado por el Espíritu Santo. Lo mismo es verdad con respecto al Cuerpo Gobernante. [...]

Stewart: El Cuerpo Gobernante, o los miembros del Cuerpo Gobernante, ¿se ven ustedes a sí mismos como los discípulos de la actualidad, como el equivalente moderno a los discípulos de Jesús?

Jackson: Desde luego esperamos estar siguiendo a Jesús y sus discípulos.

Stewart: ¿Se ven ustedes a sí mismos como el portavoz de Jehová Dios sobre la tierra?

Jackson: Lo que pienso podría sonar algo presuntuoso decir que somos el portavoz exclusivo que Dios utiliza. Las Santas Escrituras muestran claramente que alguien actúa en armonía con el Espíritu de Dios al dar consuelo y ayuda en las congregaciones. Pero si puedo aclararlo un poco, volviendo al capítulo 24 de Mateo, claramente, Jesús predijo que en los últimos días --y los testigos de Jehová creemos en los últimos días-- habría un esclavo, un grupo de personas que tendrían las responsabilidad de suministrar el alimento espiritual. Así que, nos vemos a nosotros mismos tratando de cumplir con ese papel. [...] (Páginas 8-9).

Stewart: Gracias, Sr. Jackson. Más adelante volveremos a incidir en el tema de los ajustes, en un momento. Pero de lo que usted ha dicho, ¿entiendo que el Cuerpo Gobernante busca obedecer a Jehová?

Jackson: Absolutamente. 

Stewart: ¿Y las sedes nacionales buscan obedecer al Cuerpo Gobernante?

Jackson: Primero de todo, las sedes nacionales buscan obedecer a Jehová. Estamos todos bajo esta misma estructura. Pero porque ellas (las sedes nacionales) reconocen que un cuerpo central de hombres espirituales dan dirección espiritual, entonces ellas asumen que seguirán tal dirección, y si aprecian algo inadecuado, ellas identificarían eso.

Stewart: A su vez, ¿se espera que las congregaciones obedezcan a las sedes nacionales?

Jackson: De nuevo, primero de todo, ellas obedecen a Jehová. Esta es la primera cosa que ellas necesitan hacer. Pero, como la dirección que reciben está basada en la Biblia, nosotros esperamos que ellas sigan [las directrices] porque ellas respetan la Biblia.

Stewart: Y la interpretación de la Biblia pertenece al Cuerpo Gobernante, ¿no es así?

Jackson: Básicamente, como guardianes de nuestras doctrinas y creencias, sí. Se necesita que un grupo central tome las decisiones, pero esto no significa que nosotros tomamos unilateralmente sin investigación y sin las aportaciones de otros. 

Stewart: ¿Puede echar un vistazo al párrafo 4 de dicha página? Donde dice: 
"El Cuerpo Gobernante da su aprobación final a las nuevas publicaciones así como a los nuevos audios y vídeo programas".--Branch Organization Manual, January 2015, capítulo 1.  
  [Para consultar el Branch Organization 2015, tiene la referencia judicial 29-0028. En el siguiente enlace: http://www.childabuseroyalcommission.gov.au/exhibits/636f01a5-50db-4b59-a35e-a24ae07fb0ad/case-study-29,-july-2015,-sydney].

Entiendo que la mayor responsabilidad debe recaer sobre el comité de Redacción, ¿es correcto?

Jackson: Es correcto.

Stewart: Y en el párrafo 5:
"El Cuerpo Gobernante se encarga del nombramiento en el cargo y el cese de los miembros de los comités de las sedes nacionales y designa al hermano que ejercerá el cargo de coordinador del comité [junta directiva nacional]".
Entiendo que esta es la manera como funcionan las cosas.

Jackson: Es correcto. 

Stewart: Volviendo al asunto de las publicaciones, donde el párrafo 4 dice que el Cuerpo Gobernante es quien aprueba las publicaciones, ¿esto incluye las publicaciones La Atalaya y ¡Despertad!?

Jackson: Sí, efectivamente. Pero puedo explicarlo. Vea, tenemos un departamento de corrección de pruebas que obviamente lee todo antes de ser impreso y ellos son los responsables de asegurarse de que todo está gramaticalmente correcto. Tenemos componedores de imprenta que crean las revistas. Tenemos muchísima gente empleada en diversas tareas. El papel del Cuerpo Gobernante, y mi papel como miembro del Cuerpo Gobernante, es leer cada una de estas publicaciones, para comprobar si están o no en armonía con las Santas Escrituras. No tengo idea sobre la revista ¡Depertad!, puede tratar un tema técnico de asuntos que desconozco, pero lo principal para mí cuando la leo es: ¿se puede traducir y es compatible con la Biblia dice? 

Stewart: Entre esas publicaciones que requieren de la aprobación del Cuerpo Gobernante estarían incluidos los manuales también, como "Pastoreen el rebaño de Dios" (1 Pedro 5:2)Organizados para hacer la voluntad de Jehová, y este Branch Organization Manual que estamos considerando.

Jackson: Sí, de nuevo, pero con la salvedad de que nosotros no escribimos estos manuales. Aquellos que están involucrados con ese aspecto específico de nuestra obra son los que lo escriben. Ellos hacen la investigación necesaria. Entonces, el Cuerpo Gobernante lo lee finalmente y se asegura no que la política funcione en cada aspecto, porque obviamente no estamos familiarizados con todos los aspectos de la cuestión, pero nos aseguramos que bíblicamente no hay nada incorrecto.

Stewart: Entiendo que el Cuerpo Gobernante asume la responsabilidad por estas publicaciones.

Jackson: Nosotros asumimos la responsabilidad espiritual por ello, sí. ¿Puedo hacer una observación? Si hay un error de impresión y decimos que se han encontrado pingüinos en medio de Australia, entonces sí, es verdad, asumimos la responsabilidad. pero son temas en los que no somos expertos. Pero averiguaríamos quién ha dado esa información errónea.

Stewart: ¿Y entre las publicaciones que se mencionan en el párrafo 4 estarían incluidas las cartas a los ancianos, o las cartas dirigidas a los cuerpos de ancianos por todo el mundo?

Jackson: Si está firmada por el Cuerpo Gobernante, sí. Pero hay centenares de cartas enviadas por los departamentos de Servicio que no necesariamente proceden del Cuerpo Gobernante. 

Stewart: Bien, debí ser más específico, Sr. Jackson. Me estoy refiriendo a las cartas estándar dirigidas a los cuerpos de ancianos relacionadas con asuntos de carácter normativo; no a cartas de índole particular, quizá, con asuntos específicos que han surgido aquí o allá.

Jackson: Cierto, Sr. Stewart. Pero, es muy raro que una congregación reciba una carta del Cuerpo Gobernante firmada por el Cuerpo Gobernante. Lo que sucederá es que se apruebe una carta modelo con los principios básicos, y así por el estilo, pero a las sedes nacionales se les permite en muchas ocasiones que hagan ajustes para adaptarlas a las circunstancias locales. Pero, no cambios en el tema doctrinal, para ese menester necesitan remitirse a nosotros, tales ajustes se hacen para adaptarse a las circunstancias locales.

Stewart: Dichos ajustes, sin embargo, son ajustes que exigen el plácet del Betel de Nueva York, ¿no es así?

Jackson: Dudaría de esto, con todo el respeto. Lo siento, Sr. Stewart, ¿necesita que pare? 

Stewart: No, no, siga.

Jackson:: De acuerdo. ¿Puede usted oírme?

Stewart: Sí, gracias.

Jackson: De acuerdo. Gracias. De nuevo, estamos hablando de diferentes tipos de cartas. Cartas que están firmadas por el Cuerpo Gobernante, sí, definitivamente; pero las cartas con protocolos pueden sufrir modificaciones para ajustarse a las circunstancias locales. ¿Podría servir de ayude que le dé un ejemplo?

Stewart: Sí, Sr. Jackson.

Jackson: En muchos países del mundo, los testigos de Jehová, en su obra de predicación, si ellos encuentran a alguien quien esté interesado en escuchar su mensaje, pueden tomar apuntes sobre los datos [personales] y entonces más tarde volver a visitar a dicha persona. Pero en otros países es algo ilegal, y se considera una invasión de la privacidad. De modo que, si en una carta se tratase este tema, nosotros esperamos que la sede nacional haga los cambios necesarios para adaptarse a la legislación de ese país. 

Stewart: Tal vez pueda ponerle un ejemplo, Sr. Jackson. El documento número 94.

Jackson: Lo tengo delante de mí.

Stewart: Sr. Jackson, ¿ha tenido usted la oportunidad de leer esta correspondencia con anterioridad?

Jackson: No, no la he tenido. Creo que está fechada en el año 1998, es de antes que yo formase parte del Cuerpo Gobernante. 

Stewart: Me refiero a la semana pasada, Sr. Jackson. ¿Ha tenido usted la oportunidad de leer esta correspondencia...?

Jackson: He estado cuidando de mi padre. Hubiese deseado haber tenido tiempo para prepararme adecuadamente, pero no me ha sido posible, y presumo que la comisión quería saber si yo podía contribuir algo desde mi experiencia personal. De modo que, no, no he tenido la ocasión de leer todos estos documentos.

Stewart: Bueno, yo se lo enseñaré Sr. Jackson.

Jackson: Gracias.

Stewart: Usted podrá verlo en la carta fechada en abril de 1998 remitida desde la sede nacional australiana al comité de Servicio del Cuerpo Gobernante. Doy por sentado, naturalmente, que usted no está en el comité de Servicio, pero usted verá lo que la sede nacional australiana dice:
"Concerniente a poner algo por escrito en el tema de confidencialidad y legislación en relación con los abusos sexuales a menores. Nosotros apreciamos la opinión de los comités de Servicio y Redacción y les agradecemos la oportunidad de hacer más comentarios. Sentimos habernos dilatado tanto en responder"...
Y etcétera. Entonces el siguiente párrafo dice: 
"Hasta el presente los hermanos se figuran que los ancianos tratarán todo confidencialmente, ya que esto ha sido enfatizado en diversas ocasiones. En Australia ha sucedido que algunos ancianos han estado dispuestos a aceptar la pena por desacato antes que revelar información confidencial. Sin embargo, nosotros estamos ahora diciendo a los ancianos que tienen que cumplir con la ley donde exista la obligación de denunciar los hechos si no existe una exención para ellos".

Document ID: WAT.0012.001.0009
Document Date: 28-Apr-98
Entonces, en el siguiente párrafo dice:
"Se ha sugerido que lo siguiente aparezca impreso en la sección Caja de Preguntas, de Nuestro Ministerio del Reino [boletín mensual interno]. Sería necesario programarlo como parte del programa de la Reunión de Servicio, a no ser que simplemente el superintendente presidente lea la pregunta y la respuesta en la sección de Anuncios de dicha reunión".
Entonces se expone la propuesta. ¿La ve usted?

Jackson: Sí, la veo.

Stewart: Entonces usted puede ver la respuesta a esta carta en el documento 96.

Jackson: La 96.

Stewart: Con fecha de 24 de julio de 1998.

Jackson: Muy bien, ¡mmm-hmm! La veo.

Stewart: Usted verá a pie de página, que se remite desde el comité de Servicio de la Watchtower Bible and Tract Society of Pennsylvania, y hace referencia a la carta fechada el 28 de abril de 1998 donde se sugiere la inclusión en la Caja de Preguntas en la edición [mensual del boletín interno] de Nuestro Ministerio del Reino. Entonces, dice lo siguiente:
"Después de analizar meticulosamente el asunto se ha decidido que si el comité de Sucursal [directiva nacional de la entidad religiosa] en Australia continúa recomendando publicar la mencionada información, entonces sería conveniente que la sede nacional presente la pregunta y la respuesta bosquejada en la carta que nos remitieron... No sería necesario incluir en la Reunión de Servicio la información que ha de tratarse... Dejamos al criterio de los hermanos leer la información presentada...".
Document ID: WAT.0004.001.0026
Document Date: 24-Jul-98
Ahora, lo que esto sugiere --y les estoy ofreciendo la oportunidad de comentar esto de responder, Sr. Jackson-- es que incluso los detalles del asunto se deben exponer previamente para su aprobación, como algo sistemático, con el Betel de Brooklyn, y segundo, se requiere su aprobación o consentimiento.

Jackson: En este asunto en particular, obviamente, los hermanos en Australia escribieron al comité de Servicio. Pero si puedo hacer un precisión, lo importante de esto para nosotros es que el Cuerpo Gobernante suministra las directrices sobre los servicios religiosos de la confesión religiosa o para las reuniones de congregación para los testigos de Jehová. Y en esto, supongo, es la primera vez que he visto este documento, ellos están preguntando si pueden incluirlo en la actual programación en los Salones del Reino. Y supongo que de lo que se ha dicho aquí que el Cuerpo Gobernante, o el comité de Servicio del Cuerpo Gobernante, ha dado directrices respecto a esto. Pero si pudiera destacar, la razón de esto es que están involucrados nuestros programas espirituales.

Stewart: Cuando deciden sobre las publicaciones [que editan y distribuyen], entiendo que ustedes alegan que lo hacen guiados por las Santas Escrituras.

Jackson: Eso es correcto.

Stewart: Y esto implica, obviamente, interpretar las Santas Escrituras de tanto en tanto.

Jackson: Ese es el papel del Cuerpo Gobernante.

Stewart: ¿Estoy en lo cierto si concluyo que la interpretación de la Santas Escrituras que hace el Cuerpo Gobernante sobre cierto asunto en particular puede cambiar o evolucionar de tanto en tanto?

Jackson: Eso también es correcto.

Stewart: Pienso en algunos asuntos, por ejemplo, primeramente, la cuestión de las fracciones sanguíneas y si estas se ven afectadas o no por la prohibición a recibir transfusiones sanguíneas.

Jackson: Esto también es correcto, pero si se me permite precisar algo, cuando se empezó a utilizar [en medicina] las transfusiones sanguíneas, no existían muchas opciones en lo que respecta a los componentes sanguíneos.

Stewart: Ya, pero lo que quiero resaltar, o lo que deseo entender es, existía una interpretación sobre un asunto en el que se decía a los miembros de los testigos de Jehová que ellos no deberían aceptar fracciones sanguíneas, sin embargo, en tiempos más recientes se ha aceptado su utilización, y según mi entendimiento, la Biblia no da una consigna específica con respecto a esto --sobre las fracciones sanguíneas-- así, ¿es este un asunto que se deja a la libre conciencia individual de los testigos de Jehová? 

Jackson: Es cierto. Y Sr. Stewart, si me permite, este es un ejemplo del deseo del Cuerpo Gobernante de no ir más allá de lo que indican las Santas Escrituras. Claramente, nosotros tenemos la directriz en contra de la sangre, en el libro de los Hechos de los Apóstoles capítulo 15 y versículos 28 y 29. Pero si también pudiera mencionar, usted ve, con respecto a cualquier asunto en la comunidad, cuántos avances en el ocurren en el campo de la medicina, y es difícil estar al día con lo último en la investigación médica, etcétera. Pero el Cuerpo Gobernante trata de asegurarse de no ir más allá de lo que está escrito [en las Santas Escrituras]. Si nos percatamos que una directriz bíblica tal vez se ha interpretado de una manera muy abarcadora, entonces somos los primeros en tratar de corregirlo.

Stewart: También tengo entendido que, el grado de entendimiento con respecto a las Santas Escrituras, particularmente, el conocimiento histórico sobre las Sagradas Escrituras, mejora o se incrementa de tanto en tanto.

Jackson: Es correcto. Pero hay ciertas cosas básicas contenidas en la Biblia que no hemos cambiado desde los orígenes de la religión de los testigos de Jehová, pero obviamente no tenemos tiempo para mencionarlos, sin embargo, es importante comprender que hay ciertas cosas [doctrinas] básicas en la Biblia. Por ejemplo, ¿se origina la Biblia de Dios? No existe ninguna posibilidad de que nosotros cambiemos de punto de vista con referencia a esto.

Presidente: Sr. Jackson, usted probablemente sepa que hemos debatido anteriormente con algunos de sus cargos [Rodney Spinks, Terrence O´Brien, Vincent Toole] en sus comparecencias con respecto a la Biblia; escrita en una determinada época con una estructura social y política determinada, y su aplicación literal en el contexto social y político actual. ¿Está usted al tanto de este debate?

Jackson: Lo estoy. Escuché su pregunta, Su Señoría, y me he sentido frustrado porque no se me dio la oportunidad de explicarme, parece que ahora ha llegado esa oportunidad. 

Presidente: Le voy a dar a usted una oportunidad. Ahora, está claro con respecto a los asuntos de relevancia para esta comisión; nuestra compresión tanto en el campo médico, como político y social, han cambiado [el contexto histórico], ¿está usted al tanto de esto?

Jackson: Estoy al tanto de eso, Su Señoría.

Presidente: Ahora, una de las características que hemos identificado, y de la que hemos hablado, y de la que estoy seguro que usted está al tanto, es en lo que respecta a los abusos sexuales a menores en el ámbito de las instituciones y la incapacidad del niño de decir a los adultos qué le ha sucedido. ¿Está usted familiarizado con este problema?

Jackson: Es correcto. Estoy familiarizado con el problema, sí.

Presidente: Me he referido a la admonición que existía cuando yo era niño: a los niños se le ve pero no se les escucha, ¿entiende usted esto?

Jackson: Mmm... hmm... Lo entiendo.

Presidente: ¿Está usted familiarizado con el concepto?

Jackson: Sí. Sí.

Presidente: ¿Es algo importante para los testigos de Jehová?

Jackson: Su Señoría, en nuestras publicaciones --obviamente no puede darle ejemplos ahora, pero estaría encantado de hacerlo-- uno de los aspectos clave que utilizamos para ayudar a los padres es animarles a que se comuniquen con sus hijos. Como misionero que he sido en el sur del Pacífico, las culturas allí efectivamente hacen lo que Su Señoría ha mencionado. Si los niños han de ser disciplinados y aconsejados, se supone que los padres no deben ser los únicos que hablen. Vez tras vez, animamos a los padres: "No, los niños necesitan expresarse, necesitan sentirse amados para que puedan hacer esto [expresarse]".

Presidente: Usted tiene una Biblia ahí. Si se remite a 1 Timoteo capítulo 3...

Jackson: Sí.

Presidente: ... Versísulo 4, se habla de un hombre que preside su propia casa teniendo a los hijos en sujeción. ¿Qué significa esto?

Jackson: Es una muy buena pregunta, Su Señoría. Bíblicamente hablando, la palabra "sujeción" infiere respeto y voluntariedad a cumplir con la dirección. No que...

Presidente: Su traducción de la Biblia, suministra una referencia aquí que te remite a Efesios capítulo 6 y versículo 4.

Jackson: Eso es correcto.

Presidente: Donde se impone a los padres la obligación de criar a su hijos en la disciplina y las admoniciones de Jehová. ¿Qué es "la disciplina de Jehová"?

Jackson: Su Señoría, en el idioma original, disciplina: indica un proceso de enseñanza, educación, hacer un discípulo.

Presidente: Bien, de esta referencia en Efesios, su traducción de la Biblia nos remite a Proverbios capítulo 13 y versículo 24.

Jackson: Sí.

Presidente: Donde literalmente dice: "El que retiene su vara odia a su hijo". ¿Qué significa?

Jackson: Su Señoría, notará que aparece un asterisco en la palabra "vara", que le remite a pie de página.

Presidente: Sí.

Jackson: "Disciplina o castigo". En su aplicación, el vocablo "raíz" se utiliza como un símbolo o metáfora que indica la autoridad que se tiene para infligir algún castigo. Por ejemplo, en un entorno como el actual, mi padre podría decirme que no fuera al cine porque he incumplido con alguna de las normas que rigen el hogar.

Presidente: Entonces, ¿no implica infligir castigos corporales?

Jackson: En absoluto se trata de infligir castigos corporales.

[Nota del traductor:

Añado algunas citas literales entresacadas de las publicaciones de la entidad religiosa:

" Los padres cristianos reconocen la necesidad de ser firmes, pero a la vez tienen presentes estas palabras cuando disciplinan a sus hijos. Ahora bien, en ocasiones el razonamiento no es suficiente y puede necesitarse algún tipo de castigo. (Proverbios 22:15.)

22 Los hijos son diferentes, por lo que necesitan diferentes clases de disciplina. Algunos no se dejan “corregir por meras palabras”. En estos casos, el castigo ocasional por la desobediencia puede salvarles la vida. (Proverbios 17:10; 23:13, 14; 29:19.) Pero el niño tiene que entender por qué se le castiga. “La vara y la censura son lo que da sabiduría.” (Proverbios 29:15; Job 6:24.) Además, el castigo tiene límites. “Tendré que castigarte hasta el grado debido”, dijo Jehová a su pueblo. (Jeremías 46:28b.) La Biblia no aprueba de ningún modo las palizas o azotainas furiosas, que pueden magullar o hasta herir al niño. (Proverbios 16:32.)".--Felicidad familiar (1996), página 60, párrafos 21 y 22.

Autoridad de los padres. La “vara” a veces simboliza la autoridad de los padres sobre sus hijos. El libro de Proverbios hace muchas referencias a esta autoridad y utiliza el término “vara” como símbolo de todas las formas de disciplina empleadas para castigar, entre ellas, la vara literal. Los padres son responsables ante Dios de utilizar esta vara con el fin de controlar al niño, y si no cumplen con esta responsabilidad, ocasionarán la ruina y la muerte de sus hijos y se acarrearán vergüenza y la desaprobación de Dios. (Pr 10:1; 15:20; 17:25; 19:13.) “La tontedad está atada al corazón del muchacho; la vara de la disciplina es lo que la alejará de él.” “No retengas del simple muchacho la disciplina. En caso de que le pegues con la vara, no morirá. Con la vara tú mismo debes pegarle, para que libres su mismísima alma del Seol mismo.” (Pr 22:15; 23:13, 14.) De hecho, “el que retiene su vara odia a su hijo, pero el que lo ama es el que de veras lo busca con disciplina”. (Pr 13:24; 19:18; 29:15; 1Sa 2:27-36.)


Jehová Dios, como ‘Padre de las vidas espirituales’ de los cristianos, no prescinde de la “vara” con sus hijos, por lo que el escritor cristiano inspirado de la carta a los Hebreos dijo: “Dios está tratando con ustedes como con hijos. Pues, ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? [...] Pero él lo hace para provecho nuestro de modo que participemos de su santidad”. (Heb 12:7, 9, 10.) Jehová dejó en manos de los hombres fieles, en particular de los apóstoles, la autoridad para administrar disciplina en la congregación cristiana. Tal autoridad tenía como propósito ‘edificar a los hermanos y no demolerlos’ (2Co 10:1-11), lo que incluía el derecho de disciplinar a los que habían errado. Cuando la congregación de Corinto se desvió del camino recto y comenzó a seguir a los hombres más bien que a Cristo, Pablo les escribió para corregirlos y les dijo: “¿Qué quieren ustedes? ¿Iré a ustedes con vara, o con amor y apacibilidad de espíritu?”. (1Co 4:21.)--Perspicacia para comprender las Escrituras (1991), volumen 2, página 1183.


6  A veces la disciplina envuelve el dar nalgadas o dar zurras, pero muchas veces no. Proverbios 8:33 no dice: “sientan” la disciplina, sino: “escuchen la disciplina y háganse sabios”. Muchas veces la disciplina viene en forma de palabras, no de zurras: “Las censuras de la disciplina son el camino de la vida”. “Ásete de la disciplina; no la sueltes. Salvaguárdala, pues ella misma es tu vida.” (Proverbios 4:13; 6:23.)--La Atalaya 1 de octubre de 1987, página 17, párrafo 6


"Es posible que a niños diferentes se les tenga que disciplinar de modo diferente. Hay que considerar el temperamento y disposición de la criatura individual. Un niño puede ser muy sensitivo, y tal vez por eso no siempre sea necesario el castigo físico, como el dar nalgadas. En el caso de otro, puede que una zurra no tenga efecto alguno. O pudiera ser que un niño fuera como el siervo que se describe en Proverbios 29:19, uno que ‘no se deja corregir por meras palabras, porque entiende pero no está haciendo caso.’ En tal caso el niño necesitaría castigo corporal".--Felicidad familiar ( 1978) página 143, párrafo 26.

"3 Por supuesto, hay ocasiones en que todos los niños necesitan que se les discipline, aun con la vara literal, pero esto debe hacerse —sin llevarse al exceso— de manera firme y con amor, sin enfurecerse. Los hijos llegarán a aceptar el castigo cuando lo merecen, y esto no los ‘exasperará.’".--Buenas nuevas... que le harán feliz (1976), página 160, párrafo 3].


La Atalaya 1 de enero de 1964, página 17

http://www.pepe-rodriguez.com/Tesis/Tesis_conclusiones.htm


Presidente: Pero este debe ser el sentido de las palabras cuando fueron escritas, ¿no es así?

Jackson: Cómo aplicaron estas palabras en aquella época, desde luego es una pregunta que está ahí.

Presidente: Bien, lo que usted trata de decirme, según yo lo entiendo; es que su religión, su confesión religiosa, está preparada para interpretar la Biblia [acomodándola] a los valores y actitudes de la sociedad contemporánea, ¿es correcto?

Jackson: Obviamente, Su Señoría, tenemos que tomar eso en consideración, pero la principal responsabilidad que tenemos es saber a qué se quiso referir Jehová con esto, y por este motivo nos remitimos a otros textos bíblicos [en busca de ayuda para comprender]. Uno de los problemas que mucha gente tiene al leer la Biblia es el seleccionar un versículo y concluir que el significado está fuera de contexto o no relacionarlo con otros versículos. De modo que, nosotros hemos concluido que los niños deben crecer en un ambiente amoroso. Jesús creció en un ambiente así.

Presidente: Bien,he notado que su confesión religiosa construye su propio sistema de referencias bíblicas que, como hemos notado, nos remite al libro de Proverbios, ¿es correcto?

Jackson: Es correcto.

Presidente: Sin embargo, el entendimiento que usted nos ha dado y que es el que tiene su confesión religiosa actualmente es el que ustedes aplican en nuestra sociedad contemporánea,¿es así?

Jackson: Esa es una buena pregunta. Obviamente, solo puedo hablar sobre el entendimiento que tenemos de este asunto actualmente, pero discreparía que aún retrotrayéndonos a los tiempos antiguos Dios no tuviera en cuenta el que los niños fueran golpeados de mala manera.

Presidente: ¿Acepta su confesión religiosa el aplicar castigos corporales en los niños?

Jackson: Nuestra confesión religiosa acepta la institución familiar y espera que los padres asuman la responsabilidad de disciplinar cuando crían a sus hijos.

Presidente: Eso no responde a mi pregunta. ¿Aceptan ustedes el castigo corporal?

Jackson: Ya veo. En nuestras publicaciones, creo que usted verá que de tanto en tanto nosotros explicamos que aquí la palabra "disciplina" se refiere más a un punto de vista mental y no a castigo corporal.

Presidente: Se lo voy a decir a usted; sigue sin contestar mi pregunta.

Jackson: ¡Oh! Lo lamento.

Presidente: ¿Aceptan ustedes el castigo corporal?

Jackson: No.

Presidente: ¿Usted, no?

Jackson: No, personalmente, y no como organización. No animamos a ello.

Presidente: Pero,¿lo prohíben?

Jackson: Nuestras publicaciones han hecho hincapié que el verdadero camino para diciplinar a los niños es educándoles, no aplicándoles castigos corporales. Su Señoría, solo puedo decirle el espíritu que hay tras nuestros escritos.

Presidente: Ahora, estoy seguro que usted está al tanto de que uno de los problemas para las víctimas [de abusos sexuales de menores], pruebas que se han mostrado en esta misma audiencia, es que ellas se ven obligadas a acudir a hombres para relatar su historia, y que son varones los únicos que evalúan [la verosimilitud de la denuncia] y juzgan. ¿Usted entiende esto?

Jackson: Lo entiendo, Su Señoría.

Presidente: Entonces, en la sociedad en la que usted vive, y en la que yo vivo, hemos visto cambios significativos, aunque todavía no completos, en el papel que la mujer desempeña en la toma de decisiones y en el gobierno de nuestras sociedades,¿no es así?


Jackson: Ciertamente, lo hemos visto.

Presidente: Esta es una reflexión de la compresión contemporánea del papel y la contribución de cada uno puede hacer para el bien común en nuestra sociedad, ¿no es así?

Jackson: Sí. 

Presidente: Luego, estoy seguro de que usted está al tanto de la preocupación expresada por las mujeres que han testificado en esta vista con referencia al careo y la dificultad con ese careo cuando ellas se ven obligadas a aproximarse a estructuras dominadas por el macho, ¿lo entiende usted?

Jackson: Lo entiendo, Su Señoría.

Presidente: ¿Existe alguna posibilidad de que su confesión religiosa cambie esto?

Jackson: Es una muy buena pregunta, y estoy contento que me la haga. ¿Existe alguna posibilidad de que las mujeres ejerzan de ancianos? No. No existe margen de maniobra. Sin embargo, Su Señoría...

Presidente: ¿Por qué? ¿Puede decirme por qué es esto así?

Jackson: Ciertamente, sí. Si nos remitimos a...

Presidente: ¿Se debe a una aplicación literal de la Biblia?

Jackson: Su Señoría, es un tema de las Santas Escrituras que se remonta a la creación de Adán, a través de los tiempos de Israel, hasta la era cristiana. Pero, para ser justos, ¿puedo decir algo con respecto a esto?

Presidente: Por supuesto.

Jackson: Vea usted, el papel que desempeña la mujer en la religión de los testigos de Jehová es uno muy digno. Nosotros no hacemos de la mujer, bien, nosotros no queremos que las mujeres se sientan como ciudadanos de segunda clase. A los ojos de Dios, los hombres y las mujeres son iguales. Pero, aún cuando la gente vuela en avión, usted comprenderá que la aeronave no puede estar gobernada por un comité; tiene que haber un piloto y un copiloto. Así es la disposición bíblica. Y no es porque la mujer carezca de inteligencia o capacidad; se trata de una disposición que ha resistido la prueba del tiempo.

Ahora, dentro de esta disposición, la Biblia claramente delinea que el hombre no tiene una autoridad absoluta sobre la mujer, sino que la mujer es una compañera de trabajo, un complemento, la Biblia se refiere a ella como tal. Pienso en el contexto del entendimiento de cómo son tratadas las mujeres entre los testigos de Jehová, creo que si usted investigara más,vería que hay muchas mujeres felices en la institución familiar. 

Presidente: Como era el caso de que todos nuestros pilotos eran mujeres [sic] --que no lo era-- nosotros cambiamos eso.

Jackson: ¿Todos nuestros pilotos lo eran?

Presidente: Eran hombres.

Jackson: ¿Todos hombres?

Presidente: Sí, ¿correcto?

Jackson: ¡Oh! Eran hombres, sí.

Presidente: Eran hombres y nosotros cambiamos eso y ahora tenemos mujeres quienes son pilotos.

Jackson: Muy bien. Y esto fue debido a...

Presidente: ¿Por qué no podría aceptar la confesión religiosa que la mujer participe en la toma de decisiones, especialmente en relación con las alegaciones de abusos sexuales, que sean presentadas ante mujeres?

Jackson: La respuesta, Su Señoría, es que nosotros esperamos que estén envueltas en esto. Pero el actual papel de los ancianos en la congregación cristiana está sólidamente fundamentado. No hay margen alguno para esto en el sistema de creencias de los testigos de Jehová. Pero si pudiese precisar algo, algunos de los informes que usted ha evaluado aquí son de hace 25 años, y si estoy en lo cierto, de lo poco que he oído en esta comisión durante los últimos días, el Sr. Spinks con mucha precisión ha descrito que en más de una ocasión hemos apercibido a los testigos de Jehová para asegurarnos que cualquier víctima de este horrible crimen actualmente no se le exija que comparezca ante tres hombres [los componentes de un comité judicial típico de los testigos de Jehová]. Hemos hecho cambios, Su Señoría, porque dichos cambios en los tecnicismos de nuestra actual política no modifican... no se ven afectados por los actuales principios bíblicos, excepto el principio fundamental de mostrar amor, empatía e interés en intentar evitar cualquier forma de daño. Y ese es nuestro deseo. Si no fue perfecto antes, que no lo era, hemos tratado de cambiarlo, y haremos más cambios cuando evaluemos las recomendaciones de esta comisión.

Presidente: Bien, volveremos con los protocolos de ustedes más adelante. Ahora le dejaré con el Sr. Stewart.

Jackson: Gracias, Su Señoría.

Stewart: Sobre el último punto Sr. Jackson, con respecto a que la víctima de los abusos sexuales tenga que declarar delante de su agresor, usted concordará conmigo que, con esta premisa, ¿Una víctima tiene que verse obligada a declarar en presencia de su agresor?

Jackson: Concuerdo que sería mejor para ellas el no hacerlo, a menos que la víctima lo deseé.

Stewart: Ya. Por eso construí mi pregunta de la manera que lo hice. De modo que se la repetiré. ¿Concuerda usted que en tales circunstancias la víctima tenga que hacer su acusación en presencia del agresor?

Jackson: Lo siento. No entiendo su pregunta. ¿Podría expresarla de otro modo?

Stewart: ¿Concuerda usted en que no existe ninguna circunstancia por la cual una víctima de una agresión sexual se vea obligada a declarar en presencia de la persona a la que ella acusa de haberla agredido?

Jackson: Estoy de acuerdo en que ese es el caso. 

Stewart: Según le entiendo, usted está diciendo que las normas de ustedes no exigen eso. En otras palabras, sus directrices no exigen que la víctima de la agresión sexual sea vea obligada a denunciar los hechos ante la presencia de su agresor sexual.

Jackson: Si entiendo su pregunta correctamente, de lo que podido oír de la testificación del Sr. Spinks, esto es algo que no exigimos actualmente. Puntualizo que este no es un campo en el que esté trabajando cada día. El Sr. Spinks y los que trabajan en el departamento de Servicio trabajan con estos asuntos, pero es así como yo lo entiendo.

Stewart: ¿Así que acepta usted entonces, que debería estar claramente reflejado en sus documentos, manuales y directrices --en otras palabras-- que debería quedar claro que una víctima de una agresión sexual no tendría que comparecer ante su agresor sexual para poder hacer la acusación?

Jackson: Absolutamente.

Stewart: Sr. Jackson, ¿puede un comité de la sucursal [junta directiva nacional] publicar sus propios manuales y directrices con respecto a los procedimientos de los comités judiciales en los casos de abusos sexuales a menores?

Jackson: Pensaría que sería algo inusual que sucediera algo así. Contando que esta no es mi especialidad per se, no podría dar una respuesta completa con respecto a este asunto, pero según la norma general, yo esperaría que esto se remitiese al comité de Servicio.

Stewart: Lo que nosotros apreciamos en los documentos que tenemos, lo que actualmente rige este asunto, es que estos documentos se originan bajo el auspicio o con la aprobación del Cuerpo Gobernante. De modo que me estoy refiriendo...

Jackson: Que...

Stewart: ¿Perdone, Sr. Jackson?

Jackson: Lo siento. Discúlpeme.

Stewart: Me estoy refiriendo a publicaciones como Organizados para hacer la voluntad de Jehová, Pastoreen el rebaño de Dios (1 Pedro 5:2), y el manual que rige a los comités de sucursal [Branch Organization Manual].

Jackson: Gracias. Es una pregunta bastante larga, pero si le he entendido correctamente, nosotros esperaríamos que el marco general de lo que nosotros publicamos sea aprobado por el Cuerpo Gobernante. Pero, tenga en cuenta que, cuando nosotros decimos "publicado", las cartas son publicadas por la respectivas sedes nacionales con cualquier variación necesaria en aquellas políticas. Por eso soy reacio a decir que todo está incluido.

Stewart: Bien, si la sede nacional australiana, por ejemplo, decidiese que en los pasos previos a la formación de un comité judicial no fuese necesario que esto se hiciese por dos ancianos, sino que en Australia esto lo hiciese una mujer en representación de las víctimas, ¿podría decidirlo y adoptarlo libremente la junta directiva de Australia?

Jackson: Sr. Stewart, yo ciertamente esperaría que el comité de la sucursal australiana [junta directiva nacional] remitiese al comité de Servicio [del Cuerpo Gobernante] las razones del por qué eso se necesita y entonces, finalmente, esperaría que ellos remitiesen esas propuestas al Cuerpo Gobernante para que pudiésemos aprobar cualesquier cambios necesarios a nivel mundial.

Stewart: Pero pudiera ser que la junta directiva australiana tuviese un punto de vista diferente al de otras juntas nacionales sobre estos asuntos. Por ejemplo, tomaremos un ejemplo cercano, Nueva Zelanda. O permítame remitirme a uno más lejano, si es de su gusto, por ejemplo Filipinas puede tener un punto de vista diferente. ¿Tienen potestad las juntas directivas nacionales para adoptar diferentes protocolos de investigación en los distintos países del mundo?

Jackson: Para responder a su pregunta, la respuesta es sí, eso es posible, si la razón que subyace es evitar un trauma [a la victima], entonces el Cuerpo Gobernante estaría interesado en esto. Queremos ver cómo incentivar en todos los países medidas para evitar esto. Pero si es un asunto de tecnicismos en el que ellos necesitan hacer las cosas de cierta manera, entonces sí, nosotros esperaríamos que al menos esos cambios nos fuesen notificados y puede haber diferencias.

Presidente: Sr. Jackson, ¿existe algún impedimento bíblico para que una mujer participe en la investigación de una acusación?

Jackson: No hay ningún impedimento bíblico para que una mujer participe en la investigación. De hecho, pienso.. Lo siento. Lo siento, Su Señoría.

Presidente: No, continúe. 

Jackson: Pienso que este es uno de los beneficios derivados de esta Real Comisión, lo que ha salido a colación es que ciertamente es bueno el que la mujer participe particularmente en algunas de las áreas sensibles. Pero si se me permite hacer una precisión, muchas de nuestras publicaciones tratan ampliamente los aspectos. Nosotros no hablamos solamente de un aspecto de los abusos sexuales a menores, el cual es un delito horrible, sino que los mismos principios abarcan otros pecados, tales como la borrachera y otras cosas que la Biblia menciona. Pero en esta área sensible, sí, pienso que la Real Comisión ha demostrado que sería bueno el que la mujer participe. 

Presidente: ¿Existe algún impedimento bíblico para una determinación, determinación judicial [de los hechos], que sea realizada por un órgano donde haya mujeres, aunque después los ancianos puedan tomar la decisión en relación con lo que le ha sucedido a alguien después que se haya llegado a la conclusión de si la acusación ha sido verdadera o falsa?

Jackson: Esa es una buena pregunta. ¿Podría, Su Señoría, primero mencionar algo? Por favor, tenga paciencia conmigo. El sistema judicial que los testigos de Jehová usan no compite con el sistema judicial penal. Nosotros lo respetamos y sentimos que es algo que la comunidad necesita. Pero también, si se me permite hacer una matización, cualquier víctima no es considerada como alguien que necesita estar enfrente de un comité judicial. No han hecho nada malo. Ellas son las víctimas. Necesitan ayuda. 

Dicho esto, la respuesta a su pregunta directa, las mujeres pueden participar en esta área tan sensible, pero bíblicamente hablando, el papel de jueces en la congregación corresponde a los hombres. Esto es lo que indica la Biblia y lo que nosotros nos esforzamos por aplicar.

Presidente: ¿Puede usted darme la referencia [bíblica] para esto?

Jackson: Sí, en las Santas Escrituras...

Presidente: Me refiero, a que los jueces deben ser hombres --no hablo de ancianos--, sino que los jueces deben ser hombres.

Jackson: De acuerdo. Tendría que comprobar... Creo en Deuteronomio tenemos uno de ellos, pero con respecto a esto en 1 Timoteo, capítulo 3, y estoy seguro, Su Señoría, que usted está bien familiarizado con esto, en el versículo 1:
"Esa declaración es fiel.

Si algún hombre está procurando alcanzar un puesto de superintendente, desea una obra excelente. El superintendente, por lo tanto, debe ser irreprensible, esposo de una sola mujer, moderado en los hábitos, de juicio sano, ordenado, hospitalario, capacitado para enseñar, no un borracho pendenciero, no un golpeador, sino razonable, no belicoso, no amador del dinero, hombre que presida su propia casa excelentemente, que tenga hijos en sujeción con toda seriedad".
En tiempos bíblicos, la misma expresión que se utilizaba para "anciano" se usaba para "hombre de mayor edad". Y cuando nosotros estamos traduciendo --desde luego, este es mi campo-- algunas veces es difícil decidir si significa "anciano" como un cargo u "hombre de mayor edad". Pero, definitivamente, cuando se habla de los jueces en la puerta de las ciudades de Israel, estamos hablando acerca de hombres de mayor edad. Pero, le pido disculpas, Su Señoría, viendo que usted ha formulado esta pregunta, no le puedo dar una referencia bíblica exacta pero estaré feliz de hacerlo.

Presidente: Se lo agradecería. Porque una posible modificación en la cuestión de la ausencia de mujeres en el papel de jueces durante las acusaciones provoca que las mujeres se retraigan y no comparezcan ante hombres podría ser una modificación del protocolo de ustedes el incluir a mujeres en la determinación judicial [de los hechos]. ¿Me entiende?

Jackson: Le entiendo, Su Señoría, y nos aseguraremos que tenga usted esas referencias biblicas.

Presidente: ¿Puede usted entender cómo una mujer, una mujer joven --cualquier mujer-- se puede sentir cuando denuncia que ha sido ultrajada sexualmente por un varón y son hombres quienes tienen que determinar [lo falso o verdadero de sus declaraciones]?

Jackson: En el contexto de una comisaría, puedo entenderlo, Su Señoría. Pero, por favor, ¿puedo mencionar algo? El papel de estos ancianos, son amigos de los miembros de la congregación. Su comisión es pastorear, ayudar, cuidarles, y así, aunque una persona joven pudiese sentirse así y nosotros hiciésemos cuanto pudiéramos lo hacemos dentro los parámetros bíblicos para asegurarse de que se facilita así que a la persona no se le pone en esa mismísima situación difícil. Pero aún así, en última instancia la decisión puede tomarse sin que esa persona estuviese, y tal decisión [tomada por el comité judicial de la congregación] no tiene que ver con la delincuencia, ya que eso es competencia de la justicia penal. La decisión tiene que ver con la limpieza espiritual de nuestra congregación y la rehabilitación de aquellos que cometen pecados.

Presidente: Estas medidas se dirigen hacia el agresor, pero yo me estoy refiriendo a la posición en la que queda la persona que ha sufrido la agresión. ¿Me entiende?

Jackson: Lo entiendo, Su Señoría, y las mujeres...

Presidente: En todo lo que usted ha dicho únicamente está hablando desde una perspectiva, ¿lo ve?

Jackson: Mmm... hmm... De modo que, desde otra perspectiva, la de la víctima, lo principal para nosotros es ayudar, apoyo y guía, y las mujeres estarán implicadas en eso. Verá usted, el comité judicial no juzga a la víctima. Los ancianos en la congregación y las mujeres en la congregación tienen la obligación de dar pleno apoyo a cuaquier víctima.

Presidente: Puede que sea así, pero el punto al que quiero que usted dirija la atención era, ¿puede entender usted cómo puede sentirse una mujer cuando las acusaciones que tiene formular contra un hombre en la congregación son completamente tratadas y juzgadas por hombres?

Jackson: Obviamente no soy una mujer, así que no me gustaría hablar en el nombre de ellas, pero nosotros dos, estoy seguro, podríamos entender de lo que se ha expresado y entendido que tal vez podría haber habido cierta vacilación.

Presidente: ¿Puedo añadir esto a la pregunta?, porque es uno de los objetivos perseguidos en esta audiencia: ¿puede usted entender la tesitura en la que se haya una mujer que tiene que presentar una acusación contra un anciano, quien es amigo de los otros ancianos, quienes tienen que juzgar la veracidad o falsedad de esa acusación? ¿Puede entender cómo se tiene que sentir ella?

Jackson: Puedo tratar de entenderlo, Su Señoria, sí. Pero, de nuevo, podría solicitar... y de nuevo... no es la especialidad en la que trabajo, pero tal y como yo lo entiendo, tenemos un protocolo en el que participa una persona neutral, como el superintendente de circuito, que estaría involucrado en un caso como este.

Presidente: Sería el caso, ¿no es así, que incluso el superintendente de circuito conoce bien al anciano?

Jackson: Deben estar familiarizados entre ellos, pero también deben estar familiarizados con la víctima. Como ve, no se toma en consideración la responsabilidad espiritual... hay que tener en cuenta que a estos ancianos no reciben una paga por su labor. Ellos lo hacen por amor e interés y con el deseo de pastorear al rebaño. De modo que, creo que lo estamos pasando por alto es el elemento espiritual en todo este asunto, donde la gente haya consuelo hablando unos con otros.

Presidente: No sé si usted ha podido escuchar aquí el testimonio de las víctimas, ¿ha podido escuchar esos testimonios?

Jackson: No, desafortunadamente ha sido un mal momento para mí, he tenido que cuidar de mi padre. Lo siento, pero más adelante leeré el resumen.

Presidente: Sí, Sr. Stewart.

Stewart: Sr. Jackson, por ejemplo, los ancianos que escuchan estas acusaciones, uno de sus objetivos es valorar la credibilidad de la persona que dice haber sufrido abusos sexuales, ¿es así?

Jackson: Sí, como fiscal valoraría la credibilidad de las pruebas en su poder antes de seguir adelante con un caso.

Stewart: Bueno, no corresponde tanto al fiscal, tal vez usted se refiera al juez.

Jackson: Lo siento, no. Si he entendido bien... bueno, no es mi campo porque no soy abogado, pero creo cualquier caso que se remita a la policía y para ser llevado a juicio, usted debería al menos valorar si tiene alguna credibilidad. Puede que no sea esto el caso en Australia.

Stewart: Bien, el punto es este, Sr. Jackson, ¿cierto?: usted ha comprendido, creo, que un hombre entrado en años puede estar en una posición difícil para comprender cómo se puede sentir una mujer joven --por ejemplo-- al presentar una acusación o una alegación de abusos sexuales de menores.

Jackson: Es verdad, pero a la misma vez, quizá alguien que nunca ha sufrido el trauma de las víctimas, incluso a una mujer le puede resultar difícil a causa de la naturaleza personal de la experiencia.

Stewart: Pero usted aceptará, estoy seguro, que en muchas ocasiones donde una mujer o una adolescente hace tales denuncias, ella se sentiría muchísimo más cómoda teniendo que hacer la denuncia y explicar los detalles a otra mujer.

Jackson: No puedo decirle que yo haría un comentario como ese, Sr. Stewart, puedes como usted ve, de nuevo, no se tiene en cuenta el respeto que impera en la relaciones que hay en nuestras congregaciones. No es como en las iglesias de ustedes donde la gente se presenta en los servicios religiosos y no dirige la palabra a nadie. En las congregaciones impera un ambiente familiar y allí se encuentra amistad. Así que estoy de acuerdo con el punto que usted está tratando de señalar. Tenemos que conocer cómo la víctima se siente cómoda con respecto a quienes ellas deben hablar.

Stewart: Usted nos ha remitido a una cita bíblica, 1 Timoteo 3:1, donde, según entiendo, está el fundamento para el principio contenido allí, un superintendente --creo en un idioma moderno sería "anciano"-- debe ser un varón; ¿es correcto?

Jackson: Eso es correcto.

Stewart: ¿Existe alguna referencia bíblica --posiblemente esta referencia bíblica es la que usted nos dijo que debíamos remitirnos-- donde se indique que las investigaciones sobre graves acusaciones deben ser hechas ante un anciano?

Jackson: Si solo pudiera esclarecer un poco su pregunta, Sr. Stewart, verá, lo que creo que usted ha podido escuchar en la Comisión es que nosotros hemos dicho que las mujeres pueden participar en todos y variados aspectos que conducen a la actual toma de decisiones donde se determina si alguien está o no cualificado espiritualmente para permanecer en la congregación. Solo en este aspecto concreto, el mismo actual comité judicial, es donde nosotros creemos que debe estar compuesto por hombres.

Presidente: Sr. Jackson, esta la cuestión que estaba señalándole, como verá. Estaba preguntándome si pueden tener un órgano que tome la decisión judicial para determinar la credibilidad o no de una acusación, si eso lo puede decidir un órgano donde la mujer esté presente, y este órgano de decisión en todo caso derivaría a los ancianos le decisión sobre si la persona es expulsada [de la comunidad religiosa], ¿me entiende?

Jackson: Le entiendo, Su Señoría.

Presidente: Bien, ¿es posible hacer ese cambio?

Jackson: Es posible garantizar que los ancianos están completamente atentos a todo el proceso. Pero, el que las mujeres puedan ser ancianos en la congregación, eso no es posible.

Presidente: Sr. Jackson, no le estaba preguntado eso. Le preguntaba...

Jackson: Vale, lo siento...

Presidente: ... pueden valorar si el proceso puede envolver una resolución --que nosotros las personas ajenas a la confesión religiosa llamamos decisión judicial-- que sería, ¿es la acusación verdadera o falsa?, y entonces, sobre la resolución que se ha tomado, los ancianos tomarían una decisión sobre si la persona debe ser expulsada o cualquier otra medida. ¿Me entiende?

Jackson: Le entiendo.

Presidente: ¿Pueden las mujeres participar en la decisión sobre si una acusación es verdadera o falsa?

Jackson: Bueno, Su Señoría, si se me permite, pienso que ellas ya participan, en el sentido...

Presidente: No en la toma de decisiones, Sr. Jackson. Por favor, remítase a mi pregunta.

Jackson: Está bien. Pero si, en... Bueno, por favor, ¿puedo utilizar un ejemplo? Si un menor de edad afirma que la ha sucedido algo y dos mujeres son las encargadas en ayudar a tal persona, ciertamente ellas tendrán que valorar la certeza o falsedad de la acusación. Entonces ellas remiten los hechos a los ancianos. De otra manera, ¿cómo pueden valorar tales hechos los ancianos?

Presidente: Sr. Jackson, no está respondiendo mi pregunta.

Jackson: Lo siento. Humildemente pido disculpas, Su Señoría.

Presidente: ¿Quiere que se la repita?

Jackson: Si pudiera, por favor.

Presidente: En la actualidad, en el protocolo de ustedes la resolución judicial la toman los ancianos, es el momento cuando se valora si una acusación es verdadera o falsa, ¿me entiende?

Jackson: Mmm...Hmm.

Presidente: ¿Lo entiende?

Jackson: Lo entiendo, Su Señoría.

Presidente: ¿Es posible modificar el proceso de modo que la resolución la pueda tomar un órgano donde estén incluidas las mujeres? O sea que, la valoración y resolución sobre si una acusación es verdadera o falsa la tome un órgano donde estén incluidas las mujeres, y que posteriormente esa decisión sea tomada en cuenta por los ancianos en cuanto a si se debe expulsar [al agresor]. ¿Lo entiende?

Jackson: Lo entiendo y le pido disculpas, Su Señoría, por no responderle directamente. No entendí bien lo que me estaban preguntando. La respuesta, Su Señoría, es que tal posibilidad será digna de que nosotros la consideremos, haciendo investigación y comprobando las Santas Escrituras, sí. La posibilidad de que reflexionemos cuidadosamente en el asunto está ahí.

Presidente: Gracias.

Jackson: Gracias, y de nuevo, lo siento.

Stewart: Sr. Jackson, me gustaría remitirle al manual "Pastoreen el rebaño de Dios" (1 Pedro 5:2), --que está la pestaña 120-- página 71, renglón 72. Este es el manual para los ancianos, y ha estado vigente desde entonces, según tengo entendido desde el año 2010; ¿es correcto?

Jackson: Esto es... sí. Tal parece ser el caso.

Stewart: ¿Podría ser que este manual sea el resultado del trabajo del comité de Redacción?

Jackson: Este manual habría sido redactado con la ayuda de los departamentos de Servicio y Redacción, habrían preparado el contenido y, sí, el comité de Redacción [del Cuerpo Gobernante] tendría que haber leído todo el contenido y asegurarse si es bíblicamente viable.

Stewart: Le estoy mostrando la página 71, pero pertenece al capítulo 5, que está titulado "Cuándo formar un comité judicial", y empieza enumerando una serie de ofensas, graves como: homicidio sin premeditación, intento de suicidio, porneia, y así por el estilo. De modo que, este es el contexto. Pero usted verá que en el párrafo 37 dice:
"Aunque se acuse a un cristiano de un pecado suficientemente grave, no se formará un comité judicial a menos que se haya establecido la comisión del mal".
La palabra "establecido" está en cursiva. Así que, mi pregunta es, ¿quién decide cuándo una ofensa queda establecida?
"Pastoreen el rebaño de Dios" (1 Pedro 5:2), página 71
Jackson: Entiendo que dos ancianos normalmente investigarían el asunto para ver si hay alguna base donde se fundamente la acusación, teniendo presente --como usted mencionó-- que esto podría variar desde el que se emborracha a quien comete inmoralidad [sexual], etcétera. De modo que, estos dos ancianos, intentarían valorar si existe algún fundamento para la acusación, remitiendo el asunto al cuerpo de ancianos que a su vez encargarían la formación de un comité judicial.

Stewart: Entonces mi pregunta es la siguiente, ¿es bíblicamente necesario que este papel lo desempeñen dos ancianos, en lugar de, por ejemplo, una mujer seleccionada por ellos?

Jackson: ¿Puedo preguntar, Sr. Stewart, si es la misma pregunta que me hizo Su Señoría, o es diferente? ¿Está usted enfatizando el asunto?

Stewart: Bueno, trato de entender su respuesta, Sr. Jackson. Si usted tiene la bondad de remitirse a lo que le he preguntado, lo que intento hacer es identificar la toma de la mismísima decisión en el protocolo. Cuándo se determina que la ofensa ha quedado establecida. Usted ha dicho que esto lo hacen dos ancianos quienes a su vez lo remiten al cuerpo de ancianos, y que entonces se nombra un comité judicial. Le estoy preguntando si bíblicamente hay posibilidad de que quien valore si una acusación tiene credibilidad o no, sea cualquier otra persona que no sea anciano.

Jackson: Bueno, entiendo su pregunta, Sr. Stewart. vamos a suponer el caso donde dos ancianos no pueden hablar con la víctima, quizá debido a que no quieren traumatizar a la víctima, y que dos mujeres próximas a la víctima puedan hablar con ella. En una situación como esa, todo lo que los ancianos tendrían sería el testimonio de esas dos mujeres con respecto al testimonio de la víctima. En este sentido, las mujeres estarían diciendo si el testimonio de la víctima tiene validez o no. Así que, la respuesta a su pregunta es sí, las mujeres bíblicamente pueden participar en el proceso.

Stewart: Pero usted sabe, Sr. Jackson, mi pregunta no tiene nada que ver con la participación. Tiene que ver con quiénes toman la decisión [de si una acusación tiene fundamento]. La persona que prepara el té participa, en cierto sentido, si ella sirve el té cuando se está tratando de tomar la decisión. No me estoy refiriendo a esa clase de participación. Estoy refiriéndome acerca de quién toma tal decisión. ¿Debo entender --por lo que usted ha dicho-- que tal resolución la tienen que tomar dos ancianos?

Jackson: Así es como yo lo entiendo.

Stewart: ¿Es usted capaz de proporcionarme una referencia bíblica que sustente eso? En otras palabras, ¿en qué lugar de las Santas Escrituras se indica que esto debe ser así?

Jackson: El principio que estábamos tratando antes es el principio de jefatura que se encuentra en 1 Corintios capítulo 11, y del que estoy seguro, Sr. Stewart, usted ha hecho referencia en esta comisión, pero acompáñeme por favor y lea. 1 Corintios, capítulo 11 y versículo 3, ¿lo tiene ya localizado?

Stewart: En esta ocasión le agradecería que me indicase la página.

Jackson: De acuerdo. La 1536.

Stewart: La tengo.

Jackson: El versículo 3 del capítulo 11, dice:
" Pero quiero que sepan que la cabeza de todo varón es el Cristo; a su vez, la cabeza de la mujer es el varón; a su vez, la cabeza del Cristo es Dios". 
En la confesión religiosa la toma de decisiones, está basada en el principio de jefatura que tenemos en la familia y en la comunidad de los testigos de Jehová en su conjunto por el  que bíblicamente las decisiones finales las toman los hombres. Pero con esto no quiero decir que la mujer no participa.

Stewart: Gracias, Sr. Jackson. Ya que está en 1 Corintios, tal vez quiera echar un vistazo al capítulo 14, versículos 33 al 35:

Jackson: Lo tengo localizado.

Stewart: Dice lo siguiente:
"Porque Dios no es [Dios] de desorden, sino de paz.

Como en todas las congregaciones de los santos, las mujeres guarden silencio en las congregaciones, porque no se permite que hablen, sino que estén en sujeción, tal como dice la Ley. Pues, si quieren aprender algo, interroguen a sus propios esposos en casa, porque es vergonzoso que una mujer hable en la congregación".
Ahora, según tengo entendido, esto no se aplica en la organización de los testigos de Jehová. En otras palabras, ¿permiten a las mujeres hablar en la congregación?

Jackson: Perdone, comprende dos preguntas. ¿Puedo responderlas una a una? Los testigos de Jehová hacen lo que se ha declarado aquí. Me explico. En cuanto a la segunda, sí, a las mujeres se les permite hablar en la congregación. ¿Puedo explicarle la razón por la que pienso que nosotros sí cumplimos con esto?

Stewart: Sí, naturalmente.

Jackson: Si se fija en el versículo 34, donde dice "guarden silencio", pero si repara en el versículo 28, allí dice: 
"Pero si no hay traductor, que guarde silencio en la congregación".
Así que, la expresión "guarde silencio" se refiere a un varón, y entonces en el versículo 30, se está hablando de los profetas, donde dice:
"Pero si hay una revelación a otro mientras está sentado allí, que el primero calle".
De modo que, en este capítulo se está hablando de mantener una conducta ordenada en las reuniones de la confesión religiosa o reuniones de congregación. Así que, el versículo 28, indica que si alguien empieza hablar en otro idioma pero no hay traductor, la Escritura dice que "él guarde silencio". Luego, parece que en la congregación había un problema porque algunas mujeres estaban realmente desafiando, discutiendo, debatiendo con los hombres encargados en impartir la enseñanza. Ahora, puede que usted crea que este no es el caso, pero este es el contexto de lo que se ha dicho aquí, y en el capítulo 11, se hace referencia a que una mujer puede hablar cubriéndose la cabeza. Así que, creo que una interpretación muy literal de los versículos 34 y 35 no es correcta en este contexto.

Stewart: ¿Es usted capaz de dar una explicación global con respecto a cuándo hay que tomar literalmente las palabras de la Biblia y cuándo se debe dar una interpretación extensa, como con este asunto?

Jackson: Muy bien, La respuesta es que los testigos de Jehová, como usted ve, este no es un asunto de que los siete hombres que componen el Cuerpo Gobernante seleccionen un versículo de la Biblia y digan, "¿Qué crees que esto significa? ¿Qué crees que esto significa?". Los testigos de Jehová tratan de que la Biblia se interprete a sí misma. Así que aquí, en 1 Corintios capítulo 4, si fuésemos a tomar literalmente el punto de vista de que la mujer no puede hablar, entonces no estaríamos en armonía con el contexto. Así que, la respuesta a su pregunta es que usted tiene que ver el cuadro completo, y esto es algo que, usted --y esto obviamente lo digo con todo el respeto-- alguien que ha estado leyendo la Biblia durante toda su vida debería entender el cuadro completo. Y quizá para ayudarle con respecto a este asunto, hay dos citas bíblicas más. Una en 1 Timoteo capítulo 2, al que creo que hizo referencia Su Señoría en esta comisión, en la página 1 588, donde dice en los versículos 11 y 12:
"Que la mujer aprenda en silencio, con plena sumisión. No permito que la mujer enseñe, ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que esté en silencio". 
Ahora, usted verá un asterisco donde tiene una lectura alternativa "mantener la calma, permanecer en silencio". Así que, obviamente, está hablando del papel de la mujer, que no debe estar sobre excitada discutiendo con otros.  Algo parecido encontramos en 1 Pedro, por favor, lea conmigo. En el capítulo 3 dice con respecto a la mujer que está casada con un no cristiano. En 1 Pedro, capítulo 3, está en la página 1 623, Sr. Stewart, ¿lo tiene usted?

Stewart: No, no lo tengo, pero estoy seguro que usted lo leerá para mí, Sr. Jackson.

Jackson: De acuerdo. 1 Pedro, capítulo 3 y versículo 1.

De igual manera, ustedes, esposas, estén en sujeción a sus propios esposos, a fin de que, si algunos no son obedientes a la palabra, sean ganados sin una palabra por la conducta de [sus] esposas...
Ahora, si asumimos que la expresión "sin una palabra" significa que ellas nunca, nunca, nunca dirigirán la palabra a sus maridos sería una malaintepretación de las Santas Escrituras. Así que, el Cuerpo Gobernante, cuando trata estos asuntos, tiene muy en cuenta el contexto completo de los asuntos. De otra manera sería como si le preguntamos a dos personas sobre su opinión sobre algo y obtuviéramos tres opiniones diferentes. Si alguien escoge un versículo de la Biblia, podría especular casi cualquier cosa sobre el asunto, pero la tarea de los testigos de Jehová es intentar entender la Biblia completa como un mensaje procedente de Dios. Ahora, no espero que usted tenga mi punto de vista, pero le agradezco de que al menos me permitiese expresar nuestro punto de vista.

Stewart: Sr. Jackson, permítame ser más concreto, entonces, con un ejemplo más específico. Usted sabrá que uno de los asuntos que han surgido estas dos últimas semanas es que al menos en Australia, en la organización de los testigos de Jehová, existe la práctica de no denunciar ante la autoridad competente las acusaciones sobre el abuso sexual de menores a menos que así lo exija la legislación. ¿Acepta usted esto?

Jackson: No estoy familiarizado con las estadísticas o con la práctica habitual, pero le puedo explicar que hay un dilema espiritual a causa de este asunto.

Stewart: Bueno, es lo que intento aclarar. Tal vez usted puede abordar esta cuestión específicamente, así: ¿existe un fundamento bíblico para esa política o práctica, la de no denunciar ante la autoridad competente los presuntos casos de abusos sexuales a menores a menos que lo exija la legislación [del país]?

Jackson: Gracias por la oportunidad de poder explicar esto. Pienso que el Sr. Toole fue muy claro cuando señaló que si el gobierno de Australia, en todos los Estados, exigiese la obligatoriedad de informar a las autoridades, esto nos facilitaría mucho las cosas a nosotros. Pero, permítaseme decir, el dilema espiritual al que un anciano se enfrenta es valorar, ¿cómo obtuvo él la información? Ahora, existe un principio bíblico en el libro de Proverbios, capítulo 25, --y no estoy diciendo, Sr. Stewart, que cualquiera de estos principios tiene prioridad, pero es algo en lo que el anciano necesitaría reflexionar--. Así, en Proverbios 25:8-10, está en la página 905:

"No salgas a conducir una causa judicial apresuradamente, para que no sea cuestión de lo que harás en la culminación de ella, cuando tu semejante ahora te humille. Defiende tu propia causa con tu semejante, y no reveles el habla confidencial de otro; para que no te avergüence el que escuche, y el mal informe por ti no pueda revocarse".
Ahora, Sr. Stewart, no estoy diciendo que este sea el único factor, pero es uno que todos los ministros religiosos han tratado de resolver cuando surge una cuestión como esta.

La segunda cuestión es que a los ancianos se les dice, como se menciona en 1 Pedro 5:2, 3 --está en la página 1625-- ¿lo tiene localizado, Sr. Stewart?

Stewart: ¿Yo?

Jackson: Sí:

"Pastoreen el rebaño de Dios bajo su custodia, no como obligados, sino de buena gana, tampoco por amor a ganancia falta de honradez, sino con empeño...
y en lo siguiente está la clave:
... tampoco como enseñoreándose de los que son la herencia de Dios, sino haciéndose ejemplos del rebaño". 
Aquí se señala otro aspecto que necesita ponderar el anciano, y es que él no tiene autoridad para enseñorearse o tomar el control de la institución familiar, donde una persona --pongamos que es una víctima de 24 o 25 años de edad-- tiene el derecho a decidir si quieren o no denunciar tal incidente.

Ellos también respetan el tutor designado en el núcleo familiar, quien no es el agresor, que tiene ciertos derechos, también. De modo que, este es el dilema espiritual al que nos enfrentamos, porque a la misma vez, queremos asegurarnos que los niños reciben los cuidados que necesitan.

Así que, si el gobierno exige por ley la obligatoriedad de denunciar estos casos, hará que la solución a este dilema sea mucho más fácil para nosotros, porque todos tenemos el mismo objetivo, que los niños sean atendidos adecuadamente. 

Stewart: Vamos a imaginar una familia donde una de las hijas, supongamos que la mayor, denuncia que ha sufrido abusos sexuales a manos de su padre.

Jackson: Sí, perdone, señor, ¿es una pregunta?

Stewart: Sí. Si tal denuncia se considera que tiene credibilidad, usted aceptará que existe un peligro potencial para otros hijos de la familia.

Jackson: Eso es correcto.

Stewart: Y si esto no se denuncia ante la autoridad competente, ¿no resulta que la confidencialidad del que informó [a los ancianos de lo sucedido] se trata como algo más importante que la protección a los que todavía están en riesgo [de sufrir estos abusos sexuales]?

Jackson: No, Sr. Stewart, si se me permite puntualizar, lo que pretendo enfatizar es que hay varios factores que dificultan al ministro religioso tomar una decisión clara y rápidamente sobre este asunto. Obviamente, pienso, de nuevo, que ha sido iluminadora esta Comisión, los ancianos deben animar a quien tiene la patria potestad del niño, o a cualquier otro miembro de la familia que no sea el agresor sexual, a que lo denuncie ante la autoridad competente [seglar o secular].

Stewart:  Dejando de lado el asunto de que haya una obligatoriedad legal por parte de la autoridad civil, ¿ve usted que existe la posibilidad en las Santas Escrituras para un cambio en la práctica de los testigos de Jehová?  En otras palabras, ¿hay algo en la Santas Escrituras que pueda justificar el que la organización de los testigos de Jehová adopte una política que diga que en el caso de que terceras personas estén en riesgo [de sufrir abusos sexuales], se deben denunciar los hechos ante la autoridad competente?

Jackson: Este es un asunto en el que podemos reflexionar, y pienso, de hecho, la hipótesis está ahí, de que si un anciano viera que existe un riesgo real, su conciencia le motivaría a hacer eso.

Pero el punto que intento enfatizar, Sr. Stewart, es que existen otros factores bíblicos que pueden complicar esto, y verdaderamente sería muchísimo más fácil si nosotros tuviésemos un imperativo legal para hacer eso.

Stewart: Volviendo a otros de los aspectos que hemos tratado, que es la norma de los dos testigos, usted estará al tanto que si no hay una confesión [por parte del agresor], entonces se necesitan dos testigos de un delito grave, o de sucesos similares donde hay ofensas graves, de manera que haya suficiente carga probatoria que justifique la formación de un comité judicial. ¿Entiende usted esto?

Jackson: Lo entiendo.

Stewart: ¿Existe un fundamento bíblico para esto?

Jackson: ¿Sobre el testimonio de dos testigos? ¿Es esto lo que usted está preguntándome, Sr. Stewart?

Stewart: Correcto.

Jackson: Absolutamente. Si puede acompañarme al libro de Mateo, capítulo 18 --está en la página 1 330-- aquí hay unas palabras de nuestro Señor, en el versículo 16, las palabras de nuestro Señor Jesucristo. Está hablando en el sentido de cómo proceder judicialmente:

"Pero si no escucha, toma contigo a uno o dos más, para que por boca de dos o tres testigos se establezca todo asunto".
Así que esta es la base, podría darle una lista con otros versículos bíblicos, pero no deseo poner a prueba su paciencia leyéndole todos estos textos bíblicos, pero básicamente, este es un tema aceptado en las Escrituras Griegas Cristianas --el Nuevo Testamento-- que indica que la carga probatoria que justifica una audiencia judicial debe contar con dos testigos.

Pero, permítame decirle algo más: estamos hablando únicamente de la formación de un comité judicial. No significa que se puede decir que los testigos de Jehová  consideran que alguien está completamente, al 100 % absolutamente limpio, solo porque hay un único testigo del delito.

Stewart: No estoy seguro de lo que usted quiere decir con lo de "100 % absolutamente limpio". Quiero decir que, la realidad es que si hay un único testigo, en el caso de el abuso sexual de un menor, entonces los ancianos no pueden hacer nada, y tal como indican en sus publicaciones, el asunto se debe dejar en las manos de Jehová.

Jackson: Sí, pero, por favor, permítame que le corrija ese comentario, con el debido respeto. Es que, por "absolutamente limpio", quiero decir que no es como alguien que ha sido absuelto en una audiencia judicial, por lo cual existe un doble riesgo y no pueden ser llamados de nuevo ante una audiencia judicial.

En nuestras publicaciones se ha dicho, y nosotros estamos de acuerdo, que en la mayoría de casos con niños, con niños que ha sufrido abusos sexuales, ellos están diciendo la verdad. Ellos no se están inventado historias. De manera que, inmediatamente, los ancianos implementan medidas de protección para ayudarles, asegurándose que las familias cuidan de los niños y que toman medidas para proteger al niño.

Stewart: Así que entiendo que usted dice que esto es lo que los ancianos por todo el mundo deben hacer.

Jackson: Ellos deben hacerlo, porque los principios bíblicos indican que si ellos comprenden que un niño está en una situación peligrosa, se debe tomar acción.

La audiencia judicial sirve simplemente para que nosotros determinemos si una persona, el agresor, ha cometido un pecado que lo hace merecedor de ser expulsado de la congregación. Pero no significa que se pueda decir que somos estúpidos y que pensamos que ese alguien no ha hecho nada.

Stewart: Quiero que regresemos entonces al fundamento bíblico para esto. Usted se ha referido a Mateo, capítulo 18 y versículo 16. Tal como lo entiendo --y corríjame si me equivoco-- la referencia bíblica [que aparece en la Biblia de los testigos de Jehová] le remite a Deuteronomio 19:15. En otras palabras, lo que Jesús estaba haciendo era remitirse a un aspecto de Ley mosaica que trata sobre la carga probatoria.

Jackson: El citó, a menudo lo hacía, de la Ley mosaica, pero le dio una aplicación cristiana.

Stewart: Pero este es un elemento que se encuentra en la Ley mosaica, en Deuteronomio 19:15, ¿no es verdad?

Jackson: Es un elemento que se encuentra tanto en el Viejo como en el Nuevo Testamento.

Stewart: En lo que estoy interesado --y quizá pueda ayudarme en esto-- es por qué esto aplica en un caso de agresión sexual, cuando claramente lo que se estaba tratando en la referencia de Mateo a la que usted nos remitió no era un asunto relacionado con agresiones sexuales.

Jackson: Sí, si se me permite aclarar esto un poco más, entonces, hay principios bíblicos que la Biblia enfatiza, puedo mencionarle 2 Corintios, capítulo 13 y versículo 1. Perdone, Sr. Stewart, ¿ahora puede oírme bien?

Stewart: Sí, ¿continúa?

Jackson: 1 Timoteo, capítulo 5 y versículo 19 no es solo un versículo aislado. Es un principio básico que regula la carga probatoria tal y como se define en la Biblia. Pero, si se me permite enfatizarlo de nuevo, únicamente se está refiriendo a la formación de un comité dentro del ámbito de la confesión religiosa para determinar si una persona debe permanecer o no en la congregación.

El sistema judicial --si puedo ahorrar tiempo a la Comisión-- estoy seguro de que usted va a querer remitirme de nuevo a Deuteronomio donde se menciona el castigo de la lapidación. Pero lo que necesitamos recordar es que las leyes fueron dadas en la nación de Israel, tenía el poder judicial, el código penal, todo combinado junto.

Cuando aparece la administración cristiana, con nuestro Señor Jesucristo dándonos dirección, la comunidad religiosa cristiana no tiene autoridad para encarcelar a la gente, ejecutarla o hacerles cualesquier otra cosa a ellas. De modo que, el sistema judicial en la administración cristiana vela por la limpieza espiritual de la congregación, y las normas que regulan la carga probatoria permanecen inalterables a través del tiempo.

Stewart: Sr. Jackson, ese es exactamente el punto al que quería llegar. Usted estará familiarizado --tal vez podamos remitirnos a él-- con Deuteronomio 22:22-27.

Jackson: Deuteronomio 22:22-27.

Stewart: Está en la página 304, donde dice:
"En caso de que se halle a un hombre acostado con una mujer poseída por un dueño, ambos entonces tienen que morir juntos...".
Ahora, permítame hacer un inciso: no intento focalizar mi pregunta en la lapidación, estoy centrando mi pregunta en la carga probatoria.
 "el hombre que estaba acostado con la mujer y la mujer. Así tienes que eliminar de Israel lo que es malo...".
Entonces, continúa diciendo:
"En caso de que hubiera una muchacha virgen comprometida con un hombre, y un hombre realmente la hallara en la ciudad y se acostara con ella, entonces ustedes tienen que sacar a ambos a la puerta de aquella ciudad y lapidarlos, y ellos tienen que morir, la muchacha por razón de que no gritó en la ciudad, y el hombre por razón de que humilló a la esposa de su semejante. Así tienes que eliminar de en medio de ti lo que es malo".
Y el siguiente caso es en el que estoy particularmente interesado:
"Sin embargo, si es en el campo donde el hombre halló a la muchacha que estaba comprometida, y el hombre la agarró y se acostó con ella, entonces el hombre que se acostó con ella tiene que morir solo, y a la muchacha no le debes hacer nada. La muchacha no tiene pecado merecedor de muerte, porque tal como cuando un hombre se levanta contra su semejante y verdaderamente lo asesina, sí, a un alma, así es en este caso. Porque fue en el campo donde la halló. La muchacha que estaba comprometida gritó, pero no hubo quien la socorriera".
Lo que quiero resaltar de este último caso es que no había un segundo testigo, está ahí, porque la mujer está en el campo, ella gritó, pero no hubo nadie que la rescatara, ¿lo acepta usted?

Jackson: ¿Podría explicar Sr. Stewart, que... verá, creo que bajo juramento algunos testigos de Jehová han explicado que [la norma de] los dos testigos puede ser necesaria, en algunos casos, las circunstancias. Pienso que fue un ejemplo dado...

Stewart: Iré al grano, Sr. Jackson. Vamos a salir de esto mucho más rápido y mucho más fácil si nos limitamos a ir paso a paso.

Jackson: De acuerdo. La respuesta a su pregunta...

Stewart: El paso presente es este: en el ejemplo, ¿acepta usted que este es un caso donde no hay otro testigo que la mujer misma?

Jackson: No había nadie más excepto la mujer misma, pero añadiría que había unas circunstancias.

Stewart: Sí. Bien, las circunstancias eran que ella fue violada en el campo.

Jackson: Mmm...hmm... Sí, las circunstancias eran esas.

Stewart: Solo había un único testigo, y sin embargo fue suficiente para llegar a la conclusión de que tal hombre debía ser apedreado hasta morir

Jackson: Mmm... hmm... Sí.

Stewart: Ahora, ¿es el...

Jackson: Creo que estamos de acuerdo en esta cuestión.

Stewart: ¿No es este el caso sobre el que Jesús había preguntado sobre un caso de abuso sexual, él podría haberse remitido a esta parte de Deuteronomio y decir que no se requería dos testigos?

Jackson: Me gustaría preguntarle eso, pero no es posible en este momento, espero hacerlo en el futuro. Pero es una pregunta hipotética que, si tuviésemos una respuesta, entonces podría apoyar lo que ha dicho.

Stewart: Bueno, es hipotética en un sentido, pero en realidad lo que estoy tratando de llegar, es al fundamento bíblico --usted es el erudito, no yo-- ¿la norma de los dos testigos es realmente tan sólida que no permite margen al Cuerpo Gobernante para reconocer que en los casos de abusos sexuales no aplica?

Jackson: De nuevo, si solo puedo mencionar el hecho de que ya hemos reconocido que las circunstancias pueden hacer válido un único testigo.

Stewart: Bueno, volveremos a ese punto, pero mi pregunta es una diferente. Se trata de si la base bíblica para la norma de los dos testigos en relación con los abusos sexuales está bien fundamentada.

Jackson: Nosotros creemos que lo está por el número de veces que ese principio es enfatizado en las Santas Escrituras.

Stewart: Usted estará al tanto, naturalmente, en el caso de adulterio, siempre que hay dos testigos de las circunstancias que brindan la oportunidad. ¿sería suficiente?

Jackson: Sí.

Stewart: Así que, en otras palabras, no hay necesidad de los dos testigos del acto de adulterio mismo, sino solo de las circunstancias que brindan la oportunidad.

Jackson: Lo siento, necesitará orientarme algo más. No estoy muy seguro.

Stewart: Trataba de hacerlo directamente, pero le remitiré al documento. Está en el mismo libro "Pastoreen el rebaño de Dios" (1 Pedro 5:2), está en la lengüeta 120, en la página 61. Ahí lo verá, ¿puede ver el párrafo 11?

Jackson: Párrafo 11, sí, lo tengo.

Stewart: Esto también está en el capítulo donde se determina si hay que formar un comité judicial:
"Prueba (fundada en la declaración de al menos dos testigos) de que el acusado pasó toda la noche en la misma casa con una persona del sexo opuesto (o con un conocido homosexual) en circunstancias impropias". 
Este es el encabezamiento. Entonces continúa:
"Los ancianos deben evaluar equilibradamente la situación antes de formar un comité judicial".
Y en el segundo punto del apartado dice:
"Si no hay circunstancias atenuantes, se formará un comité judicial sobre la base de que existen claras pruebas circunstanciales de pornéia".
Jackson: Mmm... hmm.

Stewart: Verá que a pie de página hay una nota con el ejemplo de un hermano casado empleando una cantidad de tiempo injustificada con su secretaria, dos renglones en la parte inferior dice:
"Posteriormente, él dice que va a pasar fuera debido a un viaje de negocios. Su esposa sospecha y lo sigue con un pariente hasta la casa de la secretaria".
Ellos observan que la oportunidad para cometer adulterio ha tenido lugar. Entonces estos dos testigos serían suficientes para establecer el caso. ¿Ve eso?

Jackson:  Lo veo.



"Pastoreen el rebaño de Dios" (1 Pedro 5:2), páginas 61 y 62.
http://www.vacunadefe.com/documents/ks-10.pdf

Stewart: Y ahora, en el caso del abuso sexual de un menor, ¿debería, o no debería ser, que una oportunidad para que un abuso sexual infantil haya tenido lugar sería suficiente como segundo testigo?

Jackson: Sí, si es... si no hay... ¿Qué dice aquí?

Stewart: "Circunstancias atenuantes".

Jackson: En circunstancias impropias.

Stewart: ¿Un segundo testigo en la forma de evidencia circunstancial o corroborativa sería suficiente para cumplir el requisito de un segundo testigo?

Jackson: Esta es una pregunta muy larga y creo que es algo en lo que necesitaremos reflexionar cuidadosamente.

Stewart: Bien, es importante saber si el segundo testigo tiene que ser un testigo del abuso sexual mismo, ¿o hasta qué grado él o ella puede ser un testigo en vista de las pruebas circunstanciales o corroborativas? Permítame poner un ejemplo. ¿Qué hay en cuanto al trauma? El trauma evidente en la víctima, ¿podría este ser tomado en cuenta como una prueba circunstancial?

Jackson: Sí, sería necesario tenerlo en cuenta, y si pudiera mencionar algo, Sr. Stewart, estos son asuntos en los que estamos interesados en hacer un seguimiento después de esta Real Comisión, solo para asegurarnos que cada pieza está en su lugar, porque verdaderamente estos son asuntos en los que estamos interesados.

Stewart: Pero usted comprenderá, Sr. Jackson, que nosotros estamos interesados en conocer la capacidad e maniobra que ustedes tienen, por así decirlo, ¿hasta qué grado están ustedes limitados por las Santas Escrituras y hasta qué grado tienen autonomía para cambiar sus propios protocolos?

Jackson: Está bien. Bueno, ¿puedo mencionar?... Lo siento.

Stewart: Yo iba a decir a Su Señoría, si sería este un buen momento para hacer un receso y almorzar.

Presidente: Sr. Jackson, ¿qué quería usted decir? 

Jackson: Únicamente iba a decir, que pensé que ya se había aclarado todo en las audicencias, pero si no ha sido así, ciertamente necesitamos continuar.

Presidente: Muy bien. Sr. Jackson, es apropiado que hagamos un receso para el almuerzo. Nos veremos de nuevo a las 14:00 horas según el horario de Sydney.

RECESO PARA EL ALMORZAR

Stewart: Sr. Jackson, brevemente quiero tratar un par de principios, o creencias guiadoras, de la organización de los testigos de Jehová. Primeramente, ¿cree usted que Jehová Dios es un Dios amoroso?

Jackson: Absolutamente, además 1 de Juan 4:8 lo dice.

Stewart: ¿Cree usted que Jehová Dios es un Dios compasivo?

Jackson: Sí, lo creo.

Stewart: ¿Reconoce Jehová Dios la estima y la dignidad de todo ser humano?

Jackson: Absolutamente. 

Stewart: Así, en otras palabras, ¿no solo se limita a quienes son miembros de los testigos de Jehová?

Jackson: No. Ese fue el motivo por el que Jesús fue enviado al mundo, por toda la humanidad.

Stewart: Y obviamente están incluidos las mujeres y los niños.

Jackson: Las mujeres y los niños también.

Stewart: ¿Reconoce la organización de los testigos de Jehová la libertad individual para cambiar de religión?

Jackson: Sí, la reconocemos.

Stewart: Según tengo entendido, su organización reconoce la libertad del individuo a denunciar los delitos ante la autoridad competente.

Jackson: Absolutamente.

Stewart: Según lo entiendo, la persona que no desea más ser reconocido como testigo de Jehová, pero que lo ha sido, debe desasociarse, ¿es esto correcto?

Jackson: No, no necesariamente. En mis viajes me he encontrado con muchas personas que una vez quizás fueron testigos de Jehová pero decidieron no estar activos. Así que, no tiene que pasar por un proceso formal.

Stewart: Bien, he seleccionado mis palabras deliberadamente, Sr. Jackson.

Jackson: De acuerdo.

Stewart: Si alguien no quiere que se le identifique más como testigo de Jehová, debe desasociarse, ¿es correcto?

Jackson: De nuevo, por favor, si quieren tomar la determinación de hacer eso. Pero, desde luego, ellos tienen libertad total. Si ellos no quieren solicitar oficialmente ser removidos como testigos de Jehová, ellos pueden decir a cualquiera que ya no quieren ser testigos de Jehová.

Stewart: Volveremos a ese asunto más tarde, pero quizás podemos remitirnos a la lengüeta 109, página 155. Este es el manual Organizados para hacer la voluntad de Jehová.

Jackson: ¿Es esta la sección que trata de la desasociación?

Stewart: Sí, eso es. Este es un manual dirigido a todo testigo de Jehová bautizado, ¿no es así?

Jackson: Es correcto, o... no, permítame aclarar algo. Lo siento, permítame ser más preciso: aquellos que han recibido el plácet para ir de casa en casa. Así que alguien que se está preparando para el bautismo y es un publicador no bautizado se le permitiría tener una copia.

Stewart: Así que todo testigo de Jehová debe guiarse por él, pero, adicionalmente, usted dice que algunos que todavía no están bautizados pueden tener una copia.

Jackson: Es correcto.

Stewart: Gracias. Y esta es la presente edición, del año 2005. No hay una edición más reciente, ¿verdad?

Jackson: No, no la hay.

Stewart: Si echamos un vistazo, en la primera oración, dice:
"El término desasociación se aplica a la acción que toma un miembro bautizado de la congregación que renuncia deliberadamente a ser cristiano y rechaza a la congregación por sus acciones o afirmando que ya no desea que se le reconozca como testigo de Jehová".--Organizados para hacer la voluntad de Jehová, página 155.
Organizados para hacer la voluntad de Jehová, página 155
https://ia801404.us.archive.org/33/items/177784240OdS/177784240-Od-s.pdf
Así, ¿es el caso, entonces, de que alguien que no desea más ser reconocido o conocido como un testigo de Jehová debe ser desasociado?

Jackson: No, ahí no dice que ellos deben hacer algo. Si usted lo lee, verá que hay un proceso. Este otorga a la persona el derecho a que se haga un anuncio oficial indicando que ya no desea ser testigo de Jehová. Pero, como ya dije, si ellos lo desean no tienen por qué ejercer ese derecho, no se les aplica automáticamente.

Stewart: Pero, las personas que no quieren ejercer ese derecho entonces --en otras palabras-- son, tal como ustedes los califican, "inactivos" --todavía sujetos a las normas y a la disciplina de la organización, ¿no es así?

Jackson: Tendría que comprobarlo, porque no es mi especialidad. Pero según lo entiendo, si una persona durante años por sus acciones en la comunidad no se le reconoce como testigo de Jehová, nosotros conservaríamos informes [de la persona] en espera de si desea volver.

Stewart: Sr. Jackson, tengo que decirle que según lo entiendo, si alguien en esa posición [inactivo] es pillado transgrediendo una de las normas, él todavía estaría sujeto a los procedimientos disciplinarios, incluido el ser expulsado, ¿no es así?

Jackson: Esa es una posibilidad, pero haciendo toda justicia a su pregunta, creo que hay circunstancias, pero no podría hacer un comentario dogmático sobre este asunto.

Stewart: Si, por ejemplo, estos que llegan a ser inactivos sin estar oficialmente desasociados, los ancianos les hacen un visita y los encuentran celebrando la Navidad o un cumpleaños, serían considerados culpables de transgredir las normas, ¿no es así?

Jackson: No es así como yo lo entiendo. Pero, de nuevo, como he dicho, no es mi especialidad, la política con respecto a este tipo de asuntos, no obstante, por mi experiencia personal, ese no es el caso.

Stewart: Sr. Jackson, usted dice que esa no es su especialidad, pero usted es un miembro del Cuerpo Gobernante por lo que es responsable, como usted ha dicho, de todos los campos, y usted es miembro ya por 10 años, y todos los comités son responsables y deben rendir cuenta al Cuerpo Gobernante.

Jackson: Eso es así.

Stewart: De modo que, ese es su campo, ¿no es así?

Jackson: Solo hasta el grado de aprobar los fundamentales principios bíblicos. De modo que, si hay algún principio bíblico sobre el que desee usted preguntarme, ¿o está usted refiriéndose a protocolos e implementación de políticas? Existe una diferencia.

Stewart: Sí. Y los protocolos están regidos por los principios bíblicos, ¿no es así?

Jackson: Estoy muy contento de tratar de explicárselo.

Stewart: Y por esta razón, las políticas las tiene que aprobar el Cuerpo Gobernante para asegurase que están en armonía con los principios bíblicos.

Jackson: Eso es correcto. Pero el hecho de que las políticas a veces necesitan cambiarse demuestra que hay un margen de maniobra.

Stewart: Y si este no es el caso, parece que usted sugiere que existe la posibilidad, a pesar de que ha dicho que lo desconoce, que alguien que no ha sido oficialmente desasociado sino que meramente está desaparecido o inactivo no está sujeto a las normas, entonces, ¿dónde está la línea de demarcación entre aquellos que están sujetos a las normas de los que no lo están?

Jackson: Esa es una buena pregunta, y aquí es donde el juicio entra en juego. Por "juicio", me refiero al sentido común a si alguien todavía es percibido como testigo de Jehová en la comunidad [vecindario].

Stewart: Ese no es el punto, el si alguien es percibido como testigo de Jehová por la comunidad, porque no ha sido desasociado o expulsado.

Jackson: Bueno, tiene que ver con lo que esa persona está diciendo a otras personas.

Stewart: Bien, no existe una posición intermedia, ¿no? Quiero decir, o eres un miembro y estás sujeto a la organización o no lo eres, ¿no es este el caso?

Jackson: Sí, pero creo que usted me está preguntando sobre la desasociación.

Stewart: Bueno, de hecho, lo estoy haciendo. Así que, si alguien no está desasociado sino que meramente está inactivo o en la sombra, entonces está todavía sujeto a la disciplina y normas de la organización.

Jackson: Si él reconoce ser un testigo de Jehová.

Stewart: Y si hace lo contrario --decir que ya no es un testigo de Jehová-- ¿el efecto de eso sería la desasociación?

Jackson: Será si él decide tomar esa decisión.

Stewart: ¿Y si él activamente no se desasocia, entonces sería expulsado como apóstata?

Jackson: No, un apóstata es alguien que activamente va en contra de lo que la Biblia enseña.

Stewart: Bien, si los ancianos llaman a la puerta del domicilio de un miembro inactivo o que está en la sombra y le preguntan: "Bueno, ¿todavía te consideras testigo de Jehová o no?". Y la persona responde: "Bueno, no, no quiero ser testigo de Jehová", la consecuencia sería o que será expulsado o desasociado, ¿no es así?

Jackson: No, no concuerdo con eso, no es lo que yo he visto. ¿Puedo decir algo? Es una situación hipotética, que probablemente le haya sucedido a alguien: dos ancianos llaman a la puerta de alguien, él no va a salir y decir "¡Hola! Estoy celebrando la Navidad". Eso presupone que los testigos de Jehová tiene una especie de red de espionaje para monitorizar a la gente, y no la tenemos. Pero si la persona dice: "¡Mira! Soy un testigo de Jehová bautizado y ya no voy a estar activo", sin duda los ancianos le responderán: "Bueno, te animamos a que regreses. ¿Hay algo en lo que te podamos ayudar?". Ahora, en ese proceso de retorno, si él se siente impulsado a decir que ha estado llevando un estilo de vida contrario al de los testigos de Jehová, entonces ellos [los ancianos] tratarían ese asunto.

Stewart: Aceptemos esa hipótesis. Ellos visitan ese domicilio. Sr. Jackson, ¿puede oírme?

Jackson: Puedo, sí. Perdone, ha dicho... No escuché la pregunta.

Stewart: Sí, me rebotaba la voz, parece que ha sido resuelto. Sr. Jackson, aceptamos la hipótesis de que dos ancianos visitan el domicilio de alguien que ha permanecido inactivo por algún tiempo, y se proponen explorar la posibilidad de que tal persona vuelva a ser activa en el rebaño y le animan a hacerlo, y en ese proceso --al visitar tal domicilio-- descubren que tal persona está a los ojos de los testigos de Jehová viviendo en pecado. Tal persona, entonces, estaría sujeta a la disciplina de la organización, ¿no es así?

Jackson: En un caso como ese, sí.

Stewart: Y la única manera de evitarlo sería estar desasociado.

Jackson: Si ellos no querían pasar por el proceso. Pero puedo mencionar sobre su situación hipotética, la persona ha expresado que no quiere regresar, y muchas, pero muchas personas en esa situación quieren volver.

Stewart: No, Sr. Jackson, mi hipótesis no tiene nada que ver con el que alguien quiera regresar. Mi hipótesis se basa en la premisa de alguien que quiere abandonar y no estar vinculado, estoy explorando la posibilidad que usted pone ante ellos la de solo optar por ser inactivos y no realmente salir de la organización o desasociarse. ¿Me entiende?

Jackson: Lo entiendo, perdone. Le malinterpreté pensando que ellos habían expresado su deseo de volver. Lo siento.

Stewart: De modo que el punto que tenemos, entonces, es, según lo entiendo; una persona que llega a estar inactiva y desea meramente permanecer inactiva está todavía sujeta a las normas y disciplina de la organización, ¿no es así?

Jackson: Si ellos quieren regresar. Pero no tenemos, no tenemos un estado policial donde vamos y forzamos a la gente a obedecer nuestras creencias.

Stewart: Dejando esto a un lado, el punto es, por ejemplo, si los ancianos visitan y encuentran a la persona viviendo en pecado a los ojos de la testigos de Jehová, entonces los ancianos deberían, siguiendo el protocolo y los procedimientos, disciplinar a esa persona siguiendo las normas de la organización, ¿no?

Jackson: Sí, en una situación donde se encuentra viviendo en pecado alguien quien dice ser testigo de Jehová, entonces los ancianos tratarían de cerciorarse, bien, ¿qué se necesita? Obviamente nosotros queremos ayudar a tal persona, así que, el primer paso sería asegurarse, ¿quiere regresar y está dispuesto a cambiar y dejar de vivir así? Y si, en última instancia, la persona desea hablar con nosotros, entonces, sí, esto involucraría la formación de un comité judicial.

Stewart: Pero si no lo desea, entonces debe ser expulsado o desasociado.

Jackson: Así sería en ese caso particular, pero puedo pensar en muchos escenarios donde no sería así.

Stewart: Correcto, ¿no resulta que en una situación como esta, tanto con la desasociación como con la expulsión, los restantes miembros de los testigos de Jehová no puede tener relación con la persona desasociada o expulsada?

Jackson: Sí, en armonía con los principios bíblicos, los que estoy seguro que usted ha leído.

Stewart: ¿Y esto incluiría también a los miembros de la familia que viven en el mismo domicilio?

Jackson: Eso es correcto.

Stewart: De modo que quien desea abandonar la organización tiene que escoger, usted lo admite, entre dejar la organización por un lado, y las amistades, familiares y red social por el otro.

Jackson: Pensé que había dejando bastante claro que no estoy de acuerdo con tal suposición. ¿Está usted refiriéndose a un pecado grave que se ha cometido o alguien que solo quiere abandonar a los testigos de Jehová? Permítame aclararlo. Si alguien ya no desea ser un miembro activo de los testigos de Jehová y no desea que le identifique la comunidad como testigo de Jehová, no tenemos una fuerza policial espiritual para ir y tratar esto.

Stewart: Sr. Jackson, la realidad de la situación es que la persona bautizada como testigo de Jehová está o dentro de la organización o fuera de ella, ¿no es así?

Jackson: Creo que tal vez usted tiene unos hechos un poco erróneos.

Stewart: No lo creo, porque usted ya ha aceptado, Sr. Jackson, que una persona en la situación que usted sugirió de meramente permanecer como inactivo supone todavía estar sujeto a las normas de la organización.

Jackson: Sí, pero si puedo añadir, Sr. Stewart, el primer supuesto que usted presentó, de alguien que está celebrando la Navidad --usted sabe, que esta persona no está relacionándose con los testigos de Jehová, no trata activamente cambiar a otras personas, y así por el estilo-- esa persona no se va haber afectada judicialmente, según yo lo entiendo. Así que, lo siento, pero estoy en desacuerdo con usted, pero espero que usted pueda ver...

Stewart: Sr. Jackson, usted concuerda en que el supuesto estaban haciendo algo incorrecto. Ese no es mi objetivo. Yo señalo que ellos puede que no hagan nada incorrecto, pero ellos siguen estando sometidos a las normas de la organización aún en el supuesto de que no hagan nada incorrecto.

Jackson: Concuerdo con eso. Pero no estoy de acuerdo con la declaración categórica de que únicamente hay dos opciones. En eso estoy en desacuerdo.

Stewart: Bien, está bien, luego, no es así, si ellos no quieren estar sometidos a la disciplina y normas de la organización, entonces deben abandonarla por medio de desasociarse de manera expresa, ¿no es así?

Jackson: Si ellos definitivamente no quieren ser [miembros de la confesión religiosa], sí.

Stewart: Sí.

Jackson: Pero hay algunos que no desean tomar esa iniciativa.

Stewart: Bien, el resultado, entonces, ellos se enfrentan a tener que escoger entre abandonar la organización por un lado teniendo que perder a su familia, amistades y entorno social por el otro.

Jackson: Es como a usted le gusta interpretarlo, Sr. Stewart, pero creo que he tratado de decir que existen aquellos, he oído de algunos, que se esfuman y no son testigos de Jehová activos.

Stewart: Y, Sr. Jackson, usted ha señalado que ellos se enfrentan al dilema de abandonarla [la confesión religiosa] o no abandonarla. Para quienes desean abandonarla, tal vez porque han sufrido abusos a manos de alguien en la organización y sienten que no han sido tratados debida o adecuadamente, es difícil escoger, ¿no?, porque ellos tienen que escoger...

Jackson: Concuerdo, sí.

Stewart: Y puede ser una selección muy cruel, ¿no?

Jackson: Concuerdo, es una decisión difícil.

Stewart: Y puede ser personalmente devastador, porque ellos pueden perder todo su entorno social y familiar.

Jackson: Puede ser ese el caso, sí.

Stewart: Entonces, ¿acepta usted, que poner a la gente frente a ese dilema, a través de este sistema de desasociación u ostracismo religioso, como algunas veces se define, es contrario a la creencia de los testigos de Jehová de la libertad de cambiar [o abandonar] de religión?

Jackson: No, no acepto eso. Yo creo que usted se lanza a aceptar una conclusión, entiendo que usted tenga esa opinión.

Stewart: Bien, ¿sobre que base no lo acepta?

Jackson: Porque existe el derecho a través de toda la estructura de los testigos de Jehová, la gente tiene que tomar decisiones basadas en su propia voluntad. Por ejemplo, para bautizarse --si alguien se remite a nosotros y nos dice: "Quiero bautizarme"-- no vamos a permitir que se bauticen. Ellos primero tienen que entender lo que significa vivir cristianamente. Normalmente, les toma de uno a dos años estudiando nuestras publicaciones, para que ellos decidan aceptar ese compromiso. Así que, es una decisión que ellos toman. Ahora, no les forzamos de ninguna de las maneras para que permanezcan en nuestra organización. Pero el punto a recordar es que la norma suprema en la que creemos es la Biblia, y creemos que es bueno para la gente vivir según los principios bíblicos. El hecho de que muchos de los que fueron expulsados regresen por su propia voluntad es una indicación de que ellos, de la misma manera, aún creen que ese es un buen estilo de vida.

Stewart: Sr. Jackson, usted se bautizó a la edad de 13 años, ¿estoy en lo cierto?

Jackson: Ciertamente, sí.

Stewart: De hecho muchos testigos de Jehová son bautizados a una edad más temprana.

Jackson: Yo me he encontrado con alguno que se ha bautizado con menos edad.

Stewart: ¿Usted cree que a esa edad alguien es tiene la edad suficienciente y la madurez suficiente para tomar una decisión que le afectará el resto de su vida?

Jackson: Sí, conozco algunos casos. Obviamente habrá ciertos niños que no están capacitados para tomar tal decisión, y quizá haya quien se pregunte cómo pude yo tomar esa decisión a los 13 años de edad, pero yo trabajo con gente que se bautizó con 11 años de edad y se han aferrado con determinación durante toda su vida.

Stewart: Eso puede deberse a que ellos no pueden abandonar la organización sin dejar atrás a todas las personas que conocen.

Jackson: Cualquier cosa es posible.

Stewart: Mire, tomemos a alguien que se bautizó siendo jovencito y entonces, al llegar a ser un adulto joven, y se da cuenta de que sus creencias han cambiado y decide escoger otro sistema de creencias. Entonces ellos tendrán que enfrentarse al cruel dilema de tener que escoger lo que antes ya hemos hablado, ¿no es así?

Jackson: Es verdad.

Stewart: Y sobre esta base, le recomiendo a usted, que esa política y práctica de la organización está en conflicto con la creencia de los testigos de Jehová, como ya lo expresó usted: libertad para elegir la religión.

Jackson: No, nosotros no lo vemos de esa manera, pero usted tiene derecho a tener su opinión.

Stewart: Sugiero que también está en conflicto con la idea de un Dios compasivo y amoroso.

Jackson: Verdaderamente esto no estaría en armonía con lo que la Biblia dice, porque en ocasiones Jehová disciplina a su pueblo enviándolo al exilio y haciéndolo regresar. De modo que, Jehová es alguien que cree en el beneficio general y último para el bien de las personas, y esto algunas veces incluye alguna forma de disciplina.

Stewart: ¿Acepta usted que poner a la gente ante tal disyuntiva hace a su organización en muchos aspectos una organización de cautivos [prisioneros, presos]?

Jackson: No lo acepto de ninguna de las maneras.

Stewart: ¿Existe un fundamento bíblico para esta política de ostracismo religioso?

Jackson: Sí. Muchas gracias por ofrecerme la oportunidad de expresarme. En 1 Corintios está el versículo --sin duda usted ya lo sabrá-- 1 Corintios, página 1 530...

Stewart: ¿Puede usted identificarlo...?

Jackson: 1 Corintios, capítulo 5, empezando en el versículo 1, habla sobre un caso de inmoralidad sexual en la congregación de Corinto...

Stewart: Perdone, Sr. Jackson, solo le estoy preguntando si existe fundamento bíblico, y usted lo ha identificado, porque mi próxima pregunta es: ¿pueden cambiarlo? En otras palabras, ¿existe una base sobre la cual usted prevé que su organización podría ser capaz de cambiar esa política?

Jackson: No. 

Stewart: ¿Reconoce, Sr. Jackson --le estoy formulando esta pregunta y le ruego que me sea claro, no estoy sugiriendo que sea algo peculiar de la organización de los testigos de Jehová, hay muchas, muchas organizaciones en la misma posición-- pero acepta usted que la organización de los testigos de Jehová tiene un problema con los abusos sexuales a menores entre sus miembros?

Jackson: Acepto que el abuso sexual de menores es un problema a corregir por toda la comunidad y es algo a lo que nosotros también le hemos tenido que hacer frente.

Stewart: ¿Acepta usted que la manera con la que su organización ha tratado los presuntos abusos sexuales a menores ha ocasionado problemas?

Jackson: Ha habido cambios en nuestras políticas en los pasados 20 o 30 años, donde nosotros hemos intentado hacer frente a estas áreas problemáticas, y por el hecho de que hemos tenido que hacer cambios en nuestras políticas indicaría que las políticas origianales no eran perfectas.

Stewart: ¿Y usted acepta, naturalmente, que su organización, incluyendo a las personas en cargos de responsabilidad --como los ancianos-- no son inmunes al problema de los abusos sexuales a menores?

Jackson: Tal parece ser el caso.

Stewart: ¿Acepta usted, Sr. Jackson, que los diferentes esfuerzos que están realizando personas y organizaciones dando publicidad a la cuestion de los abusos sexuales a menores y tratando de encontrar soluciones son esfuerzos genuinos para mejorar la situación?

Jackson: Lo acepto, y por este motivo estoy feliz de testificar.

Stewart: ¿Y que tales esfuerzos no son necesariamente un ataque a su organización o su sistema de creencias?

Jackson: Lo entendemos eso, también.

Stewart: Usted mencionó al comienzo de testificar que el trabajo de esta Real Comisión es provechoso. ¿Acepta usted, entonces, que los esfuerzos de la Real Comisión son genuinos y bienintencionados?

Jackson: Desde luego. Y este es el motivo por el que hemos comparecido ante la Real Comisión con la esperanza de que colectivamente  podamos avanzar en algo que nos ayude a nosotros así como a todos los demás.

Stewart: ¿Estará usted en desacuerdo, entonces, con cualquiera que diga que los esfuerzos por sacar a la luz y lograr un acuerdo en el tema de los abusos sexuales a menores en el ámbito de la confesión religiosa de los testigos de Jehová está participando de las mentiras apóstatas?

Jackson: Supongo que es una pregunta general, porque algunas veces algunos de los que hacen estas acusaciones también hacen otras muchas. Pero permítame asegurarle, que la persona que formula la acusación no es lo más importante. Lo importante es: si hay base para la acusación. Y si hay algo en lo que podamos mejorar, el Cuerpo Gobernante siempre está interesado en valorar cómo puede refinar sus políticas.

Verá, Sr. Stewart, solo enfatizar que, como confesión religiosa, tenemos dos sentimientos muy fuertes. Uno es que tratamos de mantener una norma moral elevada. Segundo, hay amor en la organización. Así que, queremos tratar a las víctimas de una manera amorosa.

Stewart: Justo en ese punto, Sr. Jackson, ¿el Cuerpo Gobernante ha considerado la posibilidad de pedir disculpas a las víctimas de los abusos sexuales a menores a manos de ancianos [pastores religiosos] en el ámbito de la organización?

Jackson: No he estado en ninguna reunión donde se haya tratado eso.

Stewart: ¿Es algo que usted prevé que pueda suceder --en otras palabras-- que por lo menos una disculpa sea contemplada?

Jackson: El Cuerpo Gobernante se ha disculpado de otras maneras, puedo decirle, que no puedo hablar colectivamente por todo el mundo, pero en el pasado hemos pedido disculpas por cosas, en otras áreas, por lo que es perceptible.

Stewart: ¿Ha contemplado el Cuerpo Gobernante la posibilidad de participar en un fondo de compensación para personas que dentro de la organización han sufrido abusos sexuales a menores a manos de los ancianos?

Jackson: Bien, permítame decir, tenemos muchas clases de fondos relacionados con áreas humanitarias, como víctimas de inundaciones, y así por el estilo. Sé que esto no está relacionado, solo estoy explicándolo. El Cuerpo Gobernante está feliz de que nuestra organización emplee dinero ayudando a personas, ¡cuánto más a alguien que ha quedado traumatizado o afectado adversamente!

Stewart: Estas han sido mis preguntas para el Sr. Jackson, Su Señoría.

Presidente: Supongo que usted está al tanto, Sr. Jackson, de que la comisión está valorando la creación de un fondo de compensación a las víctimas. ¿Está usted al tanto?

Jackson: He escuchado algo, Su Señoría, pero no tengo ni idea de los detalles.

Presidente: Una de las sugerencias es que debe ser un fondo, nacional o por estilo, en el que todas las instituciones donde las personas hayan sufrido abusos acudan juntas y se determine en un proceso independiente cómo se hará posible una justa distribución de las indemnizaciones a aquellos que ha sido las víctimas de los abusos. ¿Lo entiende?

Jackson: Lo entiendo, Su Señoría.

Presidente: ¿Estarían predispuestos los testigos de Jehová a participar en un fondo de compensación junto a otras instituciones donde personas han sufrido los abusos?

Jackson: Su Señoría, la respuesta es que necesitaríamos conocer los detalles. Pero la posibilidad de que nosotros garanticemos ayuda se les da a aquellos que han sido víctimas, ciertamente, es una posibilidad. 

Presidente: ¿Eso significa que los testigos de Jehová no declinarían --como una cuestión de principios-- participar junto a otras instituciones coordinadamente en un fondo de compensación?

Jackson: Su Señoría, necesitaríamos ver que no hubiese nada objetable bíblicamente para participar en eso. Pero en muchas ocasiones cuando hemos tenido que alcanzar con otros acuerdos financieros, de modo que per se, no es algo que esté totalmente descartado como una opción más.

Presidente: Quiero hacerle una pregunta sobre un asunto diferente.

Jackson: Sí.

Presidente: El Sr. Stewart le planteó la dificultad que supone su adherencia a las referencias bíblicas que exigen dos testigos como condición para que una acusación sea aceptada. ¿Lo entiende usted?

Jackson: Entiendo eso.

Presidente: Tenemos pruebas --y, de hecho, estoy seguro de que será su experiencia-- que usted ha escuchado el testimonio de una persona que afirma haber sufrido algo malo, y usted, usted mismo, está completamente convencido de lo que está diciéndole y está satisfecho sobre la exactitud. ¿Lo entiende?

Jackson: Lo entiendo.

Presidente: Y usted puede estar en esa tesitura donde no hay otro testigo de lo sucedido.

Jackson: Eso es correcto.

Presidente: ¿Qué hace la confesión religiosa cuando se da la circunstancia de que la acusación se formula contra el padre o alguien estrechamente relacionado con la familia, pero solo se cuenta con el testimonio del niño, tal vez una niña, una adolescente, de modo que la acusación carece de carga probatoria? ¿Qué hace la confesión religiosa para ayudar a tal niño o familia?

Jackson: Esa es una pregunta muy buena. Antes que nada, los ancianos deberían hacer saber al adulto a cargo del niño o a la víctima, si es posible, que ellos tienen el derecho de denunciar los hechos ante la autoridad competente penal, al sistema judicial. Pero este un asunto de notificarles a ellos esto. Pero, porque nosotros estamos interesados en el bienestar actual de alguien que esté atravesando una situación como esa, nos aseguraríamos que se tomaran medidas --naturalmente, si ocurre en el seno familiar, nosotros no podemos apartar físicamente al niño de la familia-- pero al menos nos aseguraríamos que los asuntos se arreglan de modo que la persona tenga los mejores cuidados y protección.

Presidente: ¿Qué medidas tomarían ustedes?

Jackson: Entonces, primeramente, le notificaríamos o permitiríamos a la persona que tiene la patria potestad de la víctima, qué es lo que necesita hacer. Naturalmente, si esto llega a conocimiento de la policía, entonces pasa a la jurisdicción de las instituciones del Estado, y el gobierno tiene la autoridad para apartar al niño de la familia, etcétera.

Presidente: Pero, Sr. Jackson, mucha de esta gente no quiere denunciar los hechos ante la policía porque esto conlleva probablemente un proceso judicial público, un juicio, etcétera. Es muy frecuente que la gente no quiera acudir a la policía. Sin embargo, en los supuestos que le he planteado, la persona joven ha reconocido la obligación impuesta por la confesión religiosa de denunciar esta mala conducta ante la entidad religiosa, ¿lo entiende?

Jackson: Eso es correcto.

Presidente: Y llegados a este punto, ellos se encuentran que la confesión religiosa no acepta la acusación como veraz ni tampoco actúa en consecuencia, porque únicamente se cuenta con un testigo [de los hechos], que es, la persona joven. ¿Qué hace la confesión religiosa para ayudar a esta persona joven o a su familia en estas circunstancias?

Jackson: Bueno, como mencioné, primero que todo, les haríamos saber que ellos deben acudir a la policía y tratar... porque esto está más allá de los límites de...

Presidente: Sr. Jackon, ya hemos hablado de eso. Esta es una persona, y hay muchas de ellas, que no quieren acudir a la policía, pero acuden a la organización de usted porque se les exige, deben informar de la mala conducta. Implícito a mi proposición, naturalmente, ellos esperarían que su organización les ayudara.

Jackson: Sí.

Presidente: ¿Qué hacen ustedes?

Jackson: Y la ayuda consiste... bien, ¿puedo mencionar primeramente un asunto, Su Señoría? Nuestra organización, la gente acude a nuestros servicios religiosos dos veces a la semana y participan en la obra de evangelizar, pero lo que sucede en sus casas está más allá de la actual jurisdicción de los ancianos el decirles a los padres cómo deben ellos organizar estos asuntos con sus hijos. Y el punto que me gustaría resaltar es, como ve, poner sobre aviso a todos. Una vez que la acusación se formula, entonces nosotros permanecemos alerta. Podría ser que el padre, en una situación impropia, en otra ocasión, es visto por la madre y entonces ella acude... y es entonces cuando tenemos los dos testigos.

Presidente: Ya, pero yo le estoy proponiendo el supuesto de que ustedes tienen un único testigo quien es absolutamente creíble.

Jackson: Sí.

Presidente: ¿Qué hacen ustedes?

Jackson: Pues bien, para la máxima protección del niño, yo podría... si ellos [los ancianos] intuyen que ese niño, u otros niños, corren peligro, yo puedo... bien... esperaría que la conciencia de los ancianos los impulsara a denunciarlo a la policía si los padres no quieren hacerlo.

Presidente: ¿De modo que usted esperaría que los ancianos actuarían de esa manera? ¿Existe alguna...

Jackson: Sí.

Presidente: ... directriz para que ellos actúen de esa manera? 

Jackson: Como usted sabe, Su Señoría, ese no es mi campo. No puedo relatarle todas las secciones donde nosotros hemos dicho eso, pero es así como yo lo entiendo, pero si esa directriz no ha sido dada, entonces tal vez sea algo que tengamos que valorar.

Presidente: Y si la muchacha dice: "No, no quiero denunciar los hechos en la policía. No quiero enfrentarme a un proceso judicial penal, pero, por favor, ¿puede la confesión religiosa ayudarme?". ¿Qué hace?

Jackson: Entonces, le daríamos ayuda bíblica. Pero no podemos tomar a un niño aparte sin sus padres.

Presidente: ¿Qué quiere usted decir por ayuda bíblica? ¿En qué consistiría?

Jackson: Bueno, tal vez una de las cosas bíblicas que nosotros podemos mostrar, como ya sabe, sería el libro “Manténganse en el amor de Dios” [2008] al que creo que ha hecho referencia esta comisión. No creo que tenga usted las dos últimas páginas de este libro para que pueda citarlo. Pero tiene una nota al pie de página que hace referencia a la acción secular con respecto a otros testigos, es una nota clarísima que dice: "Si alguien comete algo como una violación o delito grave, definitivamente no se le impediría a un testigo el que lo denunciase a las autoridades". [Nota del traductor: La referencia dice literalmente lo siguiente: "En el raro caso de que un cristiano cometiera un delito grave contra otro —como violación, agresión, asesinato o hurto mayor—, no sería improcedente denunciarlo ante las autoridades, aunque dicha acción diera origen a un juicio civil o penal"]. Así que trataríamos de ayudarles espiritualmente poniéndoles al tanto de sus derechos y la necesidad, porque principalmente es una decisión de ellos, pero si esto afectase a otros niños, vecinos y así, seguramente ellos necesitan pensar un poco más allá de una sola persona.


"Manténganse en el amor de Dios" [2008], página 223.
https://www.jw.org/es/publicaciones/libros/amor-de-dios/
Entonces la ayuda espiritual que nosotros daríamos es similar a la de otras situaciones donde la gente experimenta tragedias horribles en sus vidas y su esperanza y confianza está en que la Biblia le proporcionará algún consuelo. Nos encontramos el 11 de septiembre cuando las Torres Gemelas fueron derribadas, los testigos de Jehová fueron invitados realmente a ir y ayudar a la gente compartiendo pensamientos bíblicos con ellos.

Presidente: Ahora, si la circunstancia es que un joven alega que ha sufrido abusos por parte de un miembro de la congregación pero no por un miembro de su propia familia, y de nuevo usted, como anciano, está convencido, completamente convencido de que esa persona está diciendo la verdad, ¿qué hace usted entonces?

Jackson: Sí...

Presidente: Lo que subyace tras este supuesto, desde luego, es que el presunto agresor supone una amenaza para otros. ¿Qué hace usted?

Jackson: Esto es correcto, sí. Existe un protocolo... y pienso que en estos instantes estamos inmersos en un proceso de ajuste de nuestras políticas, por eso es oportuna esta Real Comisión. Pero definitivamente es obvio que necesitamos advertir a algunos, necesitamos poner restricciones en esa persona para que no mantenga ningún tipo de asociación con menores, y si esa persona es verdaderamente inocente, no lo hará, no les debe importar el hecho de que ellos pueden limpiar su reputación evitando todo contacto con los niños.

Su Señoría, ¿puedo mencionar un recordatorio?, como usted ve, los testigos de Jehová, porque respetamos la unidad familiar, no tenemos a los niños separados en escuelas dominicales ni gestionamos campamentos juveniles, nosotros creemos que estas cosas se deben hacer dentro del ámbito familiar. Pero la ayuda espiritual que nosotros podemos dar, y el tratar de protegerlos, evitando el contacto con alguien que ha sido acusado de abusar de menores, es un poco más fácil para nosotros porque no tenemos este tipo de grupo de jóvenes, separados en reuniones distintas.

Presidente: ¿Alguien más tiene alguna pregunta?


Srta. David: Sí, Su Señoría.

[INTERROGATORIO A CARGO DE LA SEÑORITA PAULINE DAVID]
http://www.samuelgriffithchambers.com.au/pages/barrister-david.html


David: Gracias, Sr. Jackson. Soy la señorita David y represento a la víctima [BGC]. ¿Está usted familliarizado con el caso de [BGC]?

Jackson: Lo siento, no lo estoy. No he vivido en Australia en los últimos 36 años, y ciertamente no he tenido la oportunidad de echar un vistazo a la documentación judicial.

David: [BGC] fue una de los testigos que compareció, aportó purebas ante esta comisión. ¿Ha tenido usted la oportunidad de leer o echar un vistazo a su declaración?

Jackson: No la he tenido, lo siento. La razón es que vine para cuidar de mi padre enfermo, lo que ha consumido mucho de mi tiempo. Además, no estaba al tanto de que sería llamado a declarar ante la comisión.

David: Lo entiendo, Sr. Jackson, ¿pero no cree que es importante?, y tengo en cuenta sus circunstancias personales, y no es una crítica. ¿Considera usted que esto es importantísimo para personas en altos cargos directivos como usted, el realmente tener un buen entendimiento de la perspectiva de la víctima que sufre abusos sexuales como es el caso?

Jackson: Estoy de acuerdo con ese comentario, y déjeme decirle, yo siento empatía. Desconozco los detalles de lo sucedido a la persona que representa, pero verdaderamente empatizo con cualquier tragedia al que él o ella haya tenido que enfrentarse.

David: Pero usted está de acuerdo en que a menos que su organización ordene algún tipo de investigación o estudio en la difícil situación de estas personas como [BGC], ustedes nunca entenderían realmente cómo el protocolo que ustedes aplican puede afectarlas [a las víctimas].

Jackson: Este es un comentario válido.

David: En esta etapa, ¿está de acuerdo en que ustedes realmente no ha realizado, organizado o acometido algún tipo de estudio o análisis sobre la experiencia de las personas, jóvenes o de cualquier edad, que han sido objeto de abusos sexuales en el ámbito de la confesión religiosa?

Jackson: Eso es un poco difícil para mi, el dar una respuesta definitiva. Dentro de los parámetros sobre cómo normalmente hacemos investigación para nuestras publicaciones, y así por el estilo, y contando con el hecho de que nuestro departamento de Servicio trata casos semejantes al de su cliente, ellos han considerado muchos de los enfoques aquí tratados, y por eso hemos cambiado cosas, y estoy seguro de que las políticas han cambiado desde el tiempo al que su cliente le ayudaron o trataron su caso.

David: Solo centrémonos en este punto, ¿está usted al tanto que la Dra. Monica Applewhite testificó ante esta comisión?

Jackson: Estoy al tanto, pero realmente no tuve la oportunidad de verla, lo siento.

David:¿Está usted al tanto de que a ella se le proporcionó alguna documentación, o algunas declaraciones de los testigos, de los ancianos de los testigos de Jehová, pero no le proporcionaron ningún testimonio de las víctimas de los abusos sexuales que se ha aportado durante el curso de este proceso judicial?

Jackson: Lo siento, no estoy en posición de decir nada al respecto, ¿puedo explicarme? Tal como siento empartía por el caso, lo que esperaría como resultado final de esta comisión, aquellos que hayan tenido mucha más experiencia de la que tengo yo sobre esta problemática que hagan recomendaciones al Cuerpo Gobernante.

David: Aprecio eso, y verdaderamente lo he notado en sus declaraciones de hoy. Solo deseo resaltar este punto: ¿puede usted entender cómo se sienten las personas como [BGC], quienes no tienen nada salvo experiencias muy traumáticas, se sienten muy angustiadas cuando experimentan que sus voces no son escuchadas por ningún alto cargo de la organización de usted?

Jackson: Yo me sentiría muy defraudado en tal caso, y realmente yo detestaría por haber dado esa impresión a la persona que usted está representando.

David: Por lo tanto, en su esfuerzo por garantizar que en el futuro los protocolos serán revisados para asegurarse que la perspectiva de la persona que ha sufrido los abusos es escuchada, ¿piensa que sería una buena idea que actualmente su organización llevara a cabo algún tipo de estudio?

Jackson: Pienso que cuanta más información tengamos, mucho mejor, porque todos nosotros estamos intentando lidiar con este espeluznante problema, y cualquier cantidad de información que podamos conseguir será provechosa.

David: Solo quiero resaltar este punto aquí, es un problema muy espeluznante, pero los problemas que [BGC] y otras personas como ella han sufrido se ven agravados por el vía crucis que han tenido que pasar por los protocolos dentro de la propia congregación de usted. De modo que lo que estoy diciendo, es un problema de carácter mundial, pero hay cuestiones específicas que claramente delinéan cómo los testigos de Jehová han estado tratando esta problemática. Creo que lo que le estoy sugiriendo es, cuán importante es que se haga una revisión específica con respecto a los protocolos de ustedes.

Jackson: Tomo nota. Es un punto válido.

David: Sobre el asunto de [BGC], sé que usted no está al tanto del caso, pero se lo resumiré brevemente, intentando que no lleve mucho tiempo. Ella presenta una denuncia. Inicialmente, porque a causa de tener un solo testigo [la norma de la confesión religiosa es que tiene que haber dos testigos para que se acepte una acusación], no se aceptó. Por último, con una apelación y una confesión, se aceptó su queja. Esencialmente ella no presenta una denuncia ante las autoridades [seculares] hasta que ella abandona la confesión religiosa, creo que 15 años más tarde. Los abusos los sufrió a manos de su padre.

En el ínterin, aproximadamente siete años después del comienzo de los abusos, se enteró que su padre, [BCH], había sido aceptado de nuevo como miembro por la confesión religiosa. Esta es una brevísima historia, pero sobre este suceso, ella escribió una suplicante carta de cinco folios a la sede nacional en Australia sobre sus circunstancias y solicitando ayuda. Lo que también ella buscaba era una garantía de que se miraría su caso. Ella confiaba absolutamente --todo su caso explicado-- era una joven devota testigo de Jehová. Ella dejó el asunto enteramente en las manos de la confesión religiosa de los testigos de Jehová. Ella escribió una carta. Ella dijo: "Ahora, solo puedo dejar el asunto en las manos de ustedes y orar que Jehová para que dirija el resultado, sea cual sea". Ella imploró a la sede nacional, a Betel, que no ignoraran la carta y que hiciesen algo sobre esta terrible situación. Ella mencionó sus intenciones de suicidio. Explicó el efecto devastador en ella y sus hermanas, quienes también estaban sufriendo abusos sexuales.

Lo que recibió ella en respuesta fue una carta, que podemos ver, por favor, en la lengüeta 30...

Jackson: Sí, la tengo aquí. 

David: Esto fue siete años después. [BGC] aportó pruebas de que después de hacer la denuncia, no recibió ninguna ayuda o suficiente apoyo, ni siquiera consuelo bíblico. Pero si usted echa un vistazo a la carta, puede ver que dice, primeramente:
"Siempre arroja tu carga sobre Jehová".
¿Puede ver esto en el párrafo segundo?

Jackson: En el segundo párrafo, si, puedo.

David: También se le dijo a ella: "La oración conmovedora de David es apropiada donde él rogó a Jehová que pusiese sus lágrimas en su 'odre' ".

Jackson: Puedo ver eso.

David: Ella nos dio su testimonio sobre las consecuencias de sentirse silenciada por lo que había contado. También ella dijo, que esencialmente fue aconsejada, si usted se dirige al párrafo 3:
"Con la ayuda de Jehová y tus propios esfuerzos, puedes mirar hacia el futuro al nuevo mundo de paz".
En realidad no se le ofreció ningún consuelo para enfrentarse a lo que iba a continuar siendo muy doloroso para ella en este mundo, ¿está de acuerdo? Lea la carta.


Document ID: QLD.0068.001.1409_R
http://www.childabuseroyalcommission.gov.au/exhibits/636f01a5-50db-4b59-a35e-a24ae07fb0ad/case-study-29,-july-2015,-sydney
Jackson: Sí, y esta es la primera vez que veo la carta. Mis disculpas. Y estoy de acuerdo con usted en que si esta fue la única ayuda que recibió, ciertamente, fue insuficiente. Pero, como lo dije, desconozco el caso. ¿Qué ayuda la proporcionaron personalmente a ella los ancianos? ¿Cuáles eran las circunstancias? Pero, concuerdo con usted, algo más que una carta como esta sería necesario para ayudarla.

David: ¿Se da cuenta también que la estricta dependencia de limitarse a dar orientación bíblica a alguien que ha sufrido un trauma extremo, de hecho, puede provocarle un perjuicio mayor a esa persona en particular? ¿Lo acepta usted?

Jackson: Lo que acepto es que a veces cuando se escribe una carta, es dificilísimo transmitir el espíritu que hay tras la carta. Ciertamente yo esperaría, como miembro del Cuerpo Gobernante, que alguien que escribe una carta desde la sede nacional [de la confesión religiosa] lo haga impulsado por un espíritu de amor e interés. Así que quizá... pero admito que si alguien la lee, tal vez no vea ni el amor ni el interés.

David: ¿Comprende usted por lo que ella dijo en su carta, que fue "ahora solo puedo dejar el asunto en vuestras manos" --y es una carta de cinco folios que no tenemos tiempo de diseccionar aquí y ahora-- pero que a través de esa carta ella solicita asistencia, orientación, ayuda? Ella les contó a ustedes el trauma que había experimentado. Pero existe un verdadero deber, que brilló por su ausencia, de hacer algo por el bienestar de una persona como [BGC].

Jackson: Estoy de acuerdo con lo que usted ha dicho. Ellos necesitaban haber hecho mucho más que enviar una simple carta.

David: ¿Entiende usted que dada la naturaleza especial de la congregación, como creo que explicó usted antes, donde no es solo una comunidad religiosa donde la gente se levanta y acude a ella, sino que es como una familia --existe, por lo tanto, una obligación mayor dentro de la familia de asegurarse de que personas como [BCG] sean atendidas de manera integral?

Jackson: Estoy totalmente de acuerdo con usted, probablemente más de lo que se imagina. Cada oveja de la congregación es alguien que necesita ser mimada y amada. Hallo difícil, muy difícil, creer que esta fue la única ayuda que ella recibió, y si de hecho así fue, mi corazón está con ella y sin duda necesitamos asegurarnos que la ayuda que se ofrece es más que esto.

David: Quiero volver al punto que le mencioné anteriormente, o las preguntas que le formulé, relacionadas con la garantía de que se había hecho algunos estudios [investigaciones]. Por ejemplo, la Dra. Applewhite se presentó aquí para decir que el programa educativo era bueno y tal vez mejor que el de otras [entidades], pero no hubo ninguna investigación que demostrase cuán efectivo, de hecho, era el programa de los testigos de Jehová. Y de nuevo, pido disculpas por la extensión de mis preguntas, pero estoy tratando de llegar al asunto; que es verdaderamente descorazonador para las víctimas que la evidencia aportada por la Dra. Appelwhite, sin hacer ningún tipo de referencia sobre lo experimentado por las víctimas, les sugiere [a las víctimas] que la razón para traer expertos es más bien --si puedo decirlo-- tiene que ver más con la reputación de los testigos de Jehová que con un intento genuino de llegar a un entendimiento más profundo de lo experimentado por las víctimas.

Jackson: Espero verdaderamente que este no sea el caso, y en verdad no fue la intención. Así que, por favor, puede estar segura que nosotros estamos interesados en individuos como el cliente al que representa. Y aprovecho esta oportunidad, no conozco a su cliente, pero, por favor, ¿puede usted transmitirle mi expresión de amor y preocupación, y asegurarle que ella obviamente ha tenido una oportunidad para explicar cómo se siente, y es de esperar que esto ayudará a mejorar políticas y procedimientos.

David: Ahora quiero remitirme a algo un poquito más técnico. Si podemos buscar en la pestaña 120, en la página 72. Quiero preguntarle, donde se refiere al "testimonio de los jóvenes" , bajo el párrafo 37, donde buscamos la evidencia [carga probatoria] para acreditar una delito, y cómo valoran los testigos de Jehová el testimonio de un joven.

Jackson: Mmm-hmm...

David: Y dice aquí:
"El testimonio de los jóvenes puede tenerse en cuenta: es competencia de los ancianos determinar si el testimonio tiene el sonido de la verdad".
En relación con esto, primeramente, ¿cómo definen ustedes a un joven? 


Document ID: WAT.0003.001.0001
http://www.childabuseroyalcommission.gov.au/exhibits/636f01a5-50db-4b59-a35e-a24ae07fb0ad/case-study-29,-july-2015,-sydney
Jackson: Mmm-hmm...

David: ¿Está usted cualificado para ayudar?

Jackson: Como alguien menor de edad que todavía forma parte de la institución familiar, pero quizá, en este contexto, estoy seguro que significa probablemente alguien más joven aún.

David: ¿Hay algo que desacredite el testimonio de un joven, que ustedes no aceptarían, que conllevaría una menor credibilidad --quizá-- que el testimonio de un adulto?

Jackson: Muchas gracias por formularme esta pregunta. Es una muy buena pregunta. ¿Puedo hacer una matización?, esto es en un contexto de disputas en general o cosas que pueden tratarse. ¿Puedo proponer un ejemplo que no está relacionado con la tratado por esta comisión? Puede ser, digo, por ejemplo, una madre y un padre que deciden separarse, hay un divorcio, y ahora los niños --puede que la madre haya aleccionado a los niños para que digan ciertas cosas acerca de su padre con el fin de conseguir la custodia de los hijos. Ahora, naturalmente, los testigos de Jehová no se involucran si los padres deciden cómo divorciarse, etcétera, pero, como puede ver, en un caso como este, ante el testimonio de un niño, usted tiene que tener presente en esas circunstancias si ellos están influenciados o no por uno de los padres o de otro modo.

Presidente: A ver si lo entiendo, porque no estoy muy seguro de lo que entiendo. ¿Es posible que ustedes tengan que valorar el testimonio aportado por alguien para determinar si tiene el sonido de la verdad, en virtud de si es joven, niño o adulto?

Jackson: Es verdad, Su Señoría. Es verdad.

Presidente: Bien, ¿por qué se menciona a los jóvenes en el documento?

Jackson: Bueno, para empezar, puedo decir con respecto a los abusos sexuales, hemos hecho ya esta declaración de que los niños serían creídos. Pero en estos principios generales que trataba de resaltar con respecto al divorcio u otros asuntos, tal vez el niño que depende de uno de los padres pueda ser influenciado por uno de los dos.

Presidente: De modo que esto está aquí para señalar el riesgo que el testimonio de alguien pueda estar influenciado por una tercera persona, inluído un adulto, es que...

Jackson: Es eso, Su Señoría, sí. Y es solo un recordatorio. De ninguna manera está pensado para decir que el testimonio de los niños no tiene valor.

Presidente: Muy bien. 

David: Dado que ustedes han categorizado el testimonio de los jóvenes, está el testimonio de los niños, el testimonio de los niños no se menciona en absoluto, de modo que estoy preocupada sobre si el testimonio de los niños aún tiene menos peso debido a la edad del niño y quizá a su vulnerabilidad a ser influenciados.

Jackson: No estoy muy seguro sobre cuál es su pregunta, lo siento. Esto es en un contexto de... como verá en el siguiente punto del listado de este párrafo, donde se menciona el testimonio de los no creyentes, expulsados o desasociados, que dice: "puede tomarse en consideración". Aquí, de nuevo, si alguien se ha desasociado él mismo, tal vez albergue resentimiento contra alguien en la organización, pero si esta persona es creíble, puede testificar. De modo que aquí solo se están dando unas líneas generales, de sentido común, cosas de sentido común. Pero de ninguna manera tienen el objeto de impedir...

Presidente: Voy a preguntarle por el punto del listado que nos ha mencionado usted. Se separa el testimonio de los no creyentes y de los expulsados o desasociados. Donde dice: "Puede tenerse en cuenta pero debe evaluarse con cautela [su testimonio]". Esto sugiere a alguien ajeno que lo que hace este documento es expresar una necesidad de cautela adicional cuando el testimonio procede de un no creyente como alguien que se opone a creer lo que está siendo tratado. ¿Es esta la lectura correcta del documento?

Jackson: Lo que el documento está diciendo es que alguien que no cree o siente como nosotros con referencia a las Santas Escrituras tal vez tenga un punto de vista diferente sobre ciertos asuntos. Por ejemplo, en el asunto de mentir. Como usted ve, los testigos de Jehová se esfuerzan por ser veraces y presentar los hechos honestamente. Alguien que no sea testigo de Jehová puede que no tenga ninguna dificultad en decir una mentira. No estoy diciendo, Su Señoría, que los testigos de Jehová son perfectos, sino solo recordando que tales personas tal vez puedan declarar falsamente.

Presidente: Así que estaba en lo cierto con mi suposición, sobre lo que el documento estaba diciendo: "Tengan más cautela con el testimonio de los no creyentes que la que tendrían con el testimonio de los creyentes"; ¿es correcto?

Jackson: Ese es el sentido, sí, Su Señoría.

David: Para que quede clara la cuestión sobre el testimonio de un niño, de nuevo, ¿existe una edad que trace una línea que distinga lo que es un niño de un joven? ¿Existe alguna edad o criterio que ustedes utilizarían?

Jackson: Lo siento, me gustaría responder a su pregunta, pero que creo que hay personas más cualificadas que yo.

David: Solo esto, ¿habría alguna área que ustedes revisarían en este contexto --o en relación con cualquier delito-- pero obviamente en particular con los asuntos que no ocupan aquí, en relación con el testimonio de los jóvenes? Porque, ¿concordará usted que puede añadir mucha más confusión a un anciano que lo toma literalmente, a priori empezar ya a escuchar con un nivel de escepticismo el testimonio de los jóvenes?

Jackson: Es una buena observación por parte suya, y esta es la razón por la que actualizamos este libro de tanto en tanto cuando observamos, tal vez, deficiencias.

David: Y, leído en su conjunto, puede, la falta de referencia a la figura del niño, que el lector llegue a la conclusión, bueno, ¿qué estatus [o credibilidad] tiene el testimonio de un niño? ¿Tiene algún valor su testimonio?

Jackson: Mmm... hmm... ambos son puntos válidos.

David: Remitámonos a la página anterior del mismo documento, cuando con anterioridad usted respondía a las preguntas del abogado del Estado y las de Su Señoría, usted claramente parecía abierto a la idea de que tal vez a priori puede ofrecerse a la mujer la oportunidad de participar en el proceso preliminar a la formación de un comité judicial; si puedo decirlo, en la etapa de investigación [o de instrucción]. Quiero remitirme al punto donde dice que debe haber dos o tres testigos --no personas que hablan de oídas-- veo que si usted echa una mirada a ese punto, de que tiene que haber dos o tres testigos oculares --no personas que hablan de oídas-- entonces ustedes formalizarán un proceso en base a lo que habló una persona que sufrió abusos, por ejemplo, un par de hermanas, que no sería asumir la naturaleza de un testimonio de oídas. ¿Entiende el punto que le quiero comunicar?

Jackson: Le entiendo, y... sí.

David: Lo que trato de decir es que cuando nos fijamos en esas políticas, ¿está de acuerdo usted que sería provechoso garantizar que no se pueda confundir un anciano tratando de interpretar este protocolo que de hecho subestima el valor de la participación de la mujer en este punto?

Jackson: Es un buen punto, y permítame decir, nosotros siempre estamos interesados en mejorar aquello que podamos.

David: Volviendo a las Santas Escrituras, obviamente, como [BCG] era una joven devotísima testigo de Jehová, la importancia de asegurarse de cualesquier asesoramiento bíblico que se le pueda dar a una devota testigo de Jehová víctima de los abusos, no puede venir de una especie de pack bíblico que vale para todos. [Nota del traductor: "Recuerdo cuando trabajaba en la sede nacional en España, que los diferentes departamentos teníamos cartas modelo para responder a las diferentes cuestiones: cambiábamos los datos personales y podíamos escoger variantes para el saludo inicial y la despedida].


Jackson: Mmm...hmm...

David: ¿Está de acuerdo?

Jackson: Estoy de acuerdo totalmente. De acuerdo totalmente.

David: Esto debe ser moderado contando con auténticos expertos que toman en cuenta cómo un joven, como [BCG], puede interiorizar ciertos pasajes bíblicos de una manera que en última instancia es bastante destructivo.

Jackson: Mmm... hmm..., sí, de acuerdo.

David: Gracias.

Presidente: ¿Alguien más quiere formular alguna pregunta?

[Todos responden que no] Páginas 12-71.

http://www.childabuseroyalcommission.gov.au/case-study/636f01a5-50db-4b59-a35e-a24ae07fb0ad/case-study-29,-july-2015,-sydney.aspx

     Fin de la traducción apóstata.

     Ha sido una larga traducción que por supuesto es mejorable. Si tenéis alguna duda, por favor, cotejar con el original. Lo ideal es --el que sepa inglés-- leer la transcripción original. El enlace lo tenéis al final de la traducción. Corresponde a la transcripción del día 14 de agosto de 2015.

    Aprovecho para agradecer a mi eventual colaborador desde el otro lado del charco, en California,  haber tenido la gentileza de comprobar la traducción, leer y corregir algunos errores en el texto.

     Para un servidor --con una ristra de décadas en la confesión religiosa-- he de reconocer que nuestro jerarca teocrático no me ha defraudado. Esperaba lo de las evasivas, los rodeos, y lo hacerse el sueco. Un hombre que con 15 años abandona la escuela... y por arte de birlibirloque es un crack de la traducción... su especialidad. ¿A qué idiomas? ¿A todos?

     En ningún momento se ha dignado a pedir perdón a las víctimas públicamente, en nombre del Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová, por los más de mil casos de abusos sexuales a menores cometidos en el ámbito de la confesión religiosa... en Australia.

     En el interrogatorio se le pilla en un sinfin de renuncios, como era de esperar. Ha quedado, han quedado los pesos pesados de la entidad religiosa en Australia, como Cagancho en Almagro. Así son los teócratas de pacotilla. Más interesados en lavar la imagen pública de la entidad y salvar el patrimonio económico de las demandas que como la espada de Damocles pende de sus cabezas impolutas.

     Sinceramente, opino, que Geoffrey Jackson no se moja ni tirándose a la piscina.  Creo que cuando se ha visto contra las cuerdas, no le ha quedado otra que "prometer" que se estudiarán las propuestas de la Real Comisión Australiana. O sea, entre prometer y aplicar las propuestas existe un abismo teocrático.  No obstante, todo dependerá del empeño que ponga el gobierno australiano para que cumplan y se acomoden --como todos-- a las nuevas reglas de juego.

     De momento, según los informes que se publican a nivel mundial, la entidad religiosa se haya inmersa en la febril actividad de destrucción de toda la documentación y archivos que le pueden implicar en la ocultación de los abusos sexuales a menores. Pero, esto se merece una entrada a parte, íntegra.

     En fin, nosotros seguimos con nuestra máxima: ora et labora.

     Lo documentamos todo, todo y todo. ¿Quién es el padre de la mentira y las patrañas variopintas en el nombre de Dios?

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes conocimiento de un delito (como puede ser un caso de un abuso sexual infantil en una congregación), por favor, infórmalo a la guardia civil o policía nacional. Ellos tienen la legitimidad y los medios para investigarlos y localizar las pruebas.

https://alertcops.ses.mir.es/mialertcops/info/infor/info_6_es.xhtml?faces-redirect=true

Guardia Civil
http://www.guardiacivil.org/
Email: emume@guardiacivil.org
Teléfono: 062

Cuerpo Nacional de Policía
http://www.policia.es/
Email: webdgp@policia.es
Teléfono: 091

Los comentarios en los que se mencionen los nombres y apellidos de los autores de presuntos delitos se borrarán en cuanto me percate de ello.

Por otro lado, si deseas contrastar la información, puedes dirigirte a la Asociación de los Testigos Cristianos de Jehová en España, en los siguientes E-mail: tcjlegal@terra.es y ARCO@TCJ.ES

Por favor, se agradece que se eviten los insultos. ¡Gracias por vuestra comprensión!