sábado, 28 de noviembre de 2015

Al pan, pan, y al vino, vino





     Estimados camaradas víctimas de la política del Cuerpo Gobernante:

     Nuestra entidad religiosa del notorio arraigo y olé lleva una década negra --año arriba, año abajo-- atendiendo demandas judiciales interpuestas por víctimas que sufrieron abusos sexuales cuando eran menores de edad, ¡amén de una serie de investigaciones por parte de comisiones de investigación gubernamentales!  ¡Al paso que van, tendrán que vender todos los Salones del Reino para poder satisfacer esas demandas así como también en acuerdos extrajudiciales!

     En definitiva, el Cuerpo Gobernante en su afán por proteger la imagen pública y el patrimonio económico de la confesión religiosa, lo está haciendo mal..., muy mal.  Van de voceros de Dios en la tierra y no quieren dar su brazo a torcer, enquistándose en el mal.  Evidentemente, son los niños los grandes perdedores.  Los teócratas de pacotilla tienen el riñón bien cubierto..., con nuestros donativos en metálico.

     La política sobre abusos sexuales a menores dentro del ámbito de la confesión religiosa de los testigos de Jehová, deja mucho que desear.  El problema básico y fundamental es el siguiente: los ancianos reciben la consigna de no denunciar ante la policía o guardia civil los presuntos casos para que puedan ser investigados y remitidos a la justicia secular.  Después, y a nivel interno, sus comités judiciales que se celebran en la trastienda de los Salones del Reino, no aceptan el que una víctima denuncie a su agresor..., ¡si no cuenta con dos testigos presenciales de los hechos!  Estas dos consignas imposibilitan que la víctima pueda ser resarcida moral y económicamente.  Además, permite que el depredador sexual quede impune, "protegido" en la anonimato.  En el supuesto caso que la víctima pueda presentar los dos testigos indispensables y que el agresor sexual sea castigado con el máximo rigor dentro del ámbito de la comunidad religiosa, siendo expulsado de ella..., ¡todavía tendrá la suerte de no ser denunciado ante las autoridades seculares!  ¡Toda una bendición celestial!

     Sobre este mismo asunto, el pasado 24 de noviembre de 2015, apareció un artículo periodístico en la prensa inglesa, donde un extestigo de Jehová denuncia la política de nuestra denominación religiosa con respecto a los abusos sexuales a menores.  Como está en inglés, el Topo Ajalvireño no traducirá lo más significativo. ¡Va por ustedes!

UN EXTESTIGO DE JEHOVÁ DECLARA QUE LA POLÍTICA DE LA CONFESIÓN RELIGIOSA NO AYUDA A LAS VÍCTIMAS DE LOS ABUSOS SEXUALES

Escrito por Mark Payne

Un extestigo de Jehová hace una llamada para que cambie la política dentro de la confesión religiosa porque dice que no ayuda a las víctimas.

Steve Rose, de 51 años, vecino de Hartlepool, cree que la política de la entidad religiosa, según dice basada en la Biblia, hace difícil que las denuncias de abusos sexuales a menores u otros tipos de abusos sexuales salgan a la luz y actuar en consecuencia.

Él quiere ver el fin de la "norma de los dos testigos presenciales" la cual esgrimen los ancianos les impide tomar medidas ante las denuncias por delitos a menos que se puedan presentar dos testigos presenciales.  

La entidad religiosa dice que sus directrices no impiden que las denuncias sean tomadas en serio o presentadas ante la policía. [...]

La Charity Commission está realizando una investigación estatuaria al cuerpo gobernante de los testigos de Jehová en el Reino Unido, la Watch Tower Bible and Tract Society of Britain, con respecto a las políticas de protección [a la infancia]. [...]

http://www.hartlepoolmail.co.uk/news/local/former-jehovah-s-witness-says-church-s-policies-don-t-help-abuse-victims-1-7588106#comments-area

     En definitiva, la realidad es tozuda.  El Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová no tiene el control sobre el flujo de la información que reciben los miembros de la confesión religiosa.  Ahora, nos informamos y nos documentamos teocrática y apropiadamente.  Nos hemos quitado las anteojeras watchtowerianas.  Queremos luz, más luz, ¡pero no del cuñao de Mariluz!

     Mientras los gerifaltes de nuestra entidad religiosa no cambien de política en lo que respecta a denunciar ante la policía a los depredadores sexuales de menores, desde este blog, Dios mediante, seguiremos denunciando públicamente esta política nefasta para la infancia.

     La verdad, toda la verdad, y nada más que la verdad.  ¿Quién es el padre de la mentira y de las opacidades diversas?


http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/01/sintiendo-el-aliento-en-la-nuca-charity.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2015/01/la-charity-commission-aprieta-las.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2015/03/charity-commissionpues-va-ser-que-no.html

7 comentarios :

  1. HOLA, ME GUSTARIA SABER SI PODRIAN AYUDARME Y ME DICEN DONDE PUEDO DESCARGAR LAS DESPERTAD DE LOS ANOS 70S. MI EMAIL ES HECTOR067459@GMAIL.COM

    ResponderEliminar
  2. Hola. Esas despertad vienen en la WT Library de 2010. Puedes descargarla desde la web. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ya te digo, habrá que estar atentos al crecimiento del informe anual 2014, a ver si se queda en el 0% como pronostica Cedars.

    ResponderEliminar

Si tienes conocimiento de un delito (como puede ser un caso de un abuso sexual infantil en una congregación), por favor, infórmalo a la guardia civil o policía nacional. Ellos tienen la legitimidad y los medios para investigarlos y localizar las pruebas.

https://alertcops.ses.mir.es/mialertcops/info/infor/info_6_es.xhtml?faces-redirect=true

Guardia Civil
http://www.guardiacivil.org/
Email: emume@guardiacivil.org
Teléfono: 062

Cuerpo Nacional de Policía
http://www.policia.es/
Email: webdgp@policia.es
Teléfono: 091

Los comentarios en los que se mencionen los nombres y apellidos de los autores de presuntos delitos se borrarán en cuanto me percate de ello.

Por otro lado, si deseas contrastar la información, puedes dirigirte a la Asociación de los Testigos Cristianos de Jehová en España, en los siguientes E-mail: tcjlegal@terra.es y ARCO@TCJ.ES

Por favor, se agradece que se eviten los insultos. ¡Gracias por vuestra comprensión!