lunes, 22 de diciembre de 2014

Los "hijos de la luz" y los oscuros abusos sexuales a menores

El anciano (pastor) David Dennis
http://ukpaedos-exposed.com/2014/11/29/david-dennis-gunnislakeharrowbarrow/


     Estimadas víctimas de los protocolos watchtowerianos:

     Para los indocumentados --académicamente hablando-- del Cuerpo Gobernante llueve sobre mojado: los casos de abusos sexuales a menores dentro del ámbito de la confesión religiosa del notorio arraigo y olé van a más, in crescendo.  Los que presumen ser "hijos de la luz" un día sí y otro también, resulta que la oscuridad es lo que les fascina más cuando se trata de denunciar ante la policía los delitos de abusos sexuales a menores.

     Sin embargo, el clamor de las víctimas inocentes ha llegado hasta el cielo y el Señor está moviendo los hilos para que las autoridades seglares impartan la justicia que la autoproclamada voz de Dios en la Tierra se ha resistido a impartir con su consabido modus operandi: el silencio cómplice institucional.  Para ejemplo un botón, el caso que hoy nos ocupa.  Otra vez, en el Reino Unido se "empapela" a un anciano (pastor religioso local) testigo de Jehová por abusos sexuales a menores.  De nuevo, uno que abusa de la confianza depositada en él, como pastor religioso..., ¡con consecuencias devastadoras para la víctima!

     Como la noticia está en inglés, el Topo Ajalvireño la traducirá para toda la hermandad de almas en pena.  ¡Va por ustedes!

UNA MADRE EXPRESA SU ANGUSTIA CUANDO UN TESTIGO DE JEHOVÁ ES ENCARCELADO POR HABER ABUSADO SEXUALMENTE DE SU HIJA

19 diciembre de 2014
Escrito por: SAM BLACKLEDGE 

Una madre destrozada ha hablado de su dolor después que un anciano de los testigos de Jehová ha sido encarcelado por haber abusado sexual y sistemáticamente de su joven hija.

David Dennis, de 60 años de edad, ha sido sentenciado a una pena de 12 años de cárcel después de admitir 23 casos de indecencia sexual y agresión sexual a una muchacha de 13 años, cometidos durante un período de ocho años.

Ahora la madre de la muchacha, cuyo nombre no se puede revelar por razones legales, ha confesado su angustia al descubrir el alcance de los abusos y su tormento cuando ella finalmente se ha encontrado con Dennis en el juicio.

Primero, la madre descubrió lo que había estado sucediendo cuando su hija menor --actualmente con 19 años de edad-- se lo confesó a su hermana de 22 años de edad que Dennis la había manoseado y había estado realizando actos sexuales con ella, desde los cinco a los 13 años.

La hermana de la víctima se lo contó a su madre en junio de 2013.

"Ella estaba blanca como la nieve; y dijo: 'Tengo que decirte algo' ", relató la madre.

"Mi cabeza no paraba de girar, acabé diciéndole, ¿estás segura?"  Ella dijo que sí.  Ella dijo: "He estado esperando fuera antes de entrar en casa.  Sólo quise que disfrutaras de unos momentos más de normalidad".

"Me quedé desolada.  Ella (la más joven) vino a casa.  La miré y le dije: 'Solo quiero decirte que lo siento' ".

La madre de la niña agonizó durante un año debatiéndose sobre si debería denunciar los hechos ante la autoridad competente.

"Ella es una chica muy tímida.  No tiene confianza en sí misma", explica la madre.  "Ella quería que yo lo mantuviera en secreto.  No estaba preparada para que el asunto fuera de conocimiento público.  Tuve que esperar a que ella estuviera preparada".

"Llegó al punto de vivir la vida como si nada hubiese pasado y estaba padeciendo una depresión.  Ella no podía soportar que él estuviese paseando tranquilamente por ahí mientras ella estaba viviendo en la oscuridad".

"Traté de quitarme la vida porque yo también sufrí de depresión.  Esto fue demasiado, así que ella decidió denunciarlo en la comisaria.

"No le dijimos a nadie que habíamos acudido a la policía.  Fuimos y lo hicimos".

Esta decisión puso la maquinaria legal en movimiento, y el mes pasado Dennis se personó en el Juzagado de lo Penal de Truro, donde se declaró culpable de una serie de delitos.

Dennis lanzó un beso a la víctima y a su madre mientras estaba en el juicio y admitía que cometío los delitos.

"Lloré", dijo la madre de la víctima.  "Yo sólo le miré, y le dije: 'No hagas eso.  No lo hagas' ".  Él es muy manipulador.  Él se mete en tu mente".


La víctima intenta ahora recuperarse del trauma, pero su madre teme que ella nunca más pueda llevar una vida normal.

"Ella está ida", cuenta la madre.  "Padece ansiedad e insomnio y un trastorno obsesivo compulsivo".

"Desde que nos enteramos de lo sucedido ella se encuentra mejor. Ella ha tenido el apoyo de su familia, pero está marcada terriblemente".

"Esto me perseguirá hasta la tumba.  Ella no quiere una relación con nadie.  Ella siempre quiso ser comadrona.  Ahora quiere desaparecer y embarcarse con la Armada".

"Ella estaba asustada de seguir adelante porque él era muy respetado en la comunidad.  Ella pensó que nadie la creería, pero yo no dudé de ella ni por un segundo".

"Yo no podía creerle a él pero nunca dudé de ella".

Dennis, vive en la calle Chawleigh Close, en la localidad Gunnislake, estará fichado de por vida como agresor sexual y no podrá trabajar junto a niños indefinidamente.

http://www.plymouthherald.co.uk/Mother-reveals-torment-Jehovah-s-Witness-jailed/story-25741246-detail/story.html#ixzz3MTB2xnE2

Fin de la traducción apóstata.

     Me alegro por fin de que el agresor haya sido condenado ante los ojos de todo el mundo, en un juicio público, ¡no por un comité judicial de la confesión religiosa en la trastienda del Salón del Reino!  De hecho, ni siquiera se le hubiese formado tal comité en la sombra porque son imprescindibles dos testigos presenciales del delito para poder "imputar" al depredador sexual, ¡según las directrices de la entidad religiosa!  En el remotisímo caso de hallarle culpable, se le hubiera dado como castigo una regañina y quitado del cargo en la comunidad religiosa durante unos años..., ¡con la posibilidad de poder ser nombrado de nuevo para el cargo de anciano!  ¿Y con estas hipotéticas medidas disciplinarias estarían más seguros los niños tanto dentro como fuera de la comunidad religiosa?  No.  Simplemente no.

     Sin embargo, a la justicia "mundana" --así es como la califica la entidad religiosa la justicia seglar --no le hicieron falta dos testigos presenciales y encima, le han caído 12 años en la trena donde el hermano Dennis tendrá tiempo más que de sobra para ponerse al día en la lectura de las numerosísimas publicaciones editadas por la confesión religiosa.  Además, tendrá la oportunidad de poder "predicar" a los presos con el mensaje de un Nuevo Orden venidero...

     Por último, está fichado para el resto de su vida y nunca podrá trabajar en un empelo u ocupación donde puedan haber niños.

     Definitivamente, la justicia mundana es más justa que la teocrática y protege mejor a los niños.  Mientras los teócratas sin parangón dicen aborrecer y repudiar estos actos perversos, los jueces mundanos también aborrecen y repudian estos delitos y les condenan a los culpables a una pila de años entre rejas y de este modo protegen a la población infantil.

     Sigamos orando en las congregaciones y pidiéndole a Dios que ayude en la localización de agresores sexuales para que puedan ser juzgados seglarmente y recibir el castigo merecido en la Tierra..., ¡de momento, a modo de anticipo!

     Por vosotros, por nosotros, por todos.  ¿Quién es el padre de la mentira y de las tinieblas informativas en el nombre de Dios?