lunes, 18 de agosto de 2014

Lo que los testigos de Jehová NO quieren que sepas: el ostracismo social y familiar (parte II)

El B.O.E.: La Atalaya, 15 de noviembre de 2014, página 14 (edición interna)
https://picasaweb.google.com/formerwitness/CENTRODEDOCUMENTACIONPERMANENTESOBRELAEXPULSIONENLOSTESTIGOSDEJEHOVA?feat=content_notification#

     Estimados camaradas víctimas del integrismo religioso del Cuerpo Gobernante:

     El cofrade Formerwitness, acaba de colgar un nuevo documento en su archiconocido CENTRO DE DOCUMENTACIÓN PERMANENTE SOBRE LA EXPULSIÓN EN LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ.  Es un artículo publicado en el buque insignia de las publicaciones de la confesión religiosa del notorio arraigo y olé: La Atalaya, 15 de noviembre de 2014, página 14, párrafo 5 (edición de estudio: para uso interno, no se distribuye entre el público).  Donde el Cuerpo Gobernante escribe sin ruborizarse:

"Levítico 10:1-11 cuenta la dolorosa experiencia que vivieron Aarón y su familia.  Jehová mandó fuego del cielo para acabar con la vida de Nadab y Abihú, dos de los hijos de Aarón, y le dijo a la familia que no diera ninguna muestra de tristeza.  ¡Qué difícil debió ser obedecer aquel mandato!  ¿Y nosotros?  ¿Conservamos nuestra santidad ante Jehová al no buscar la compañía de familiares o amigos expulsados? (Lea 1 Corintios 5:11.)".
http://www.jw.org/es/publicaciones/revistas/w20141115/

     La edición original de esta revista es en inglés y desde este idioma se traduce al resto de los idiomas.  También, nos puede ser útil leer este párrafo 5 en inglés para percibir el sentido original en su plenitud:

"Are you personally proving yourself holy with regard to not associating with family members or others who have been disfellowshipped?".
http://www.jw.org/en/publications/magazines/w20141115/

     Por lo tanto el sentido de la oración sería: no relacionarse con familiares u otros miembros de la comunidad religiosa que hayan sido expulsados de esta.  ¿Cómo se llama esto en román paladino?  ¡Pues hacerles el vacío!  Lapidarles social y familiarmente.  Claro, para poder entender a cabalidad hasta qué punto debemos estar dispuestos a renegar de estas personas o familiares, la pregunta que aparece en este artículo para el párrafo 5, nos remite a la "ilustración" que aparece al principio del artículo.  ¿Qué ilustración es esta?:
http://www.jw.org/es/publicaciones/revistas/w20141115/
     En esta ilustración, ¿qué observamos?  Vemos cómo son transportados los dos cuerpos de los hijos de Aarón, sin ceremonia ni acompañamiento ninguno: ni familiares ni amigos acompañan a los cuerpos de los hijos.  Aarón, con dolor en los ojos, mira para otro lado..., ¡ni siquiera una última mirada!   Son enterrados como si de perros se tratara.  No existen para la familia.  ¿Qué idea pretende comunicar el Cuerpo Gobernante a todos los testigos de Jehová con esta ilustración y comentario?  La cosa está clarísima: nuestros familiares no existen para nosotros si estos abandonan la comunidad religiosa.

     Con la referencia a este relato de Levítico, los gerifaltes del Cuerpo Gobernante se retrotraen a la época antigua de Israel  --cuando se lapidaba literalmente a las personas--  para enseñarnos un principio fundamental para todo testigo de Jehová: expresar nuestro ostracismo familiar y social hacia quien desee abandonar libremente esta entidad religiosa.  Todo esto huele a integrismo religioso que echa para atrás...

     Sin embargo, esta política de extremo rechazo (u ostracismo) de la confesión religiosa de los testigos de Jehová, causa muchas víctimas: sufren las personas que son estigmatizadas con la expulsión de la comunidad religiosa y los familiares y amigos que participan en hacerles el vacío a los expulsados.  Todos tienen que pagar un peaje psicológico: el estigmatizado y quien participa en esta campaña de acoso y derribo del disidente.

     Por ejemplo, el abogado Dan DeFoe, el 14 de mayo de 2013, escribía un artículo titulado:
EL OSTRACISMO ES PERJUDICIAL: EL COSTE PSICOLÓGICO DE IGNORAR O EXCLUIR A OTROS.   Como el artículo está en inglés, el Topo Ajalvireño nos traducirá lo más significado:

14 de mayo de 2013

Las personas que ostratizan  --ignoran o exluyen--  a otras pagan un precio en términos psicológicos.  Investigadores que recientemente exploraron si las personas pagan un precio en términos psicológicos cuando éstas cumplen con las directivas sociales de ignorar o excluir a otras por alguna causa, llegaron a esta conclusión.  La presión para ignorar o excluir a alguien se ha convertido en una experiencia "muy común", y los autores del estudio notaron que la presión para ostratizar a otros ocurre "especialmente entre las muchachas".  Los primeros experimentos que implicaban infligir dolor físico a terceras personas que no nos suponen una amenaza mostraron que los que participaron "obedientemente" se sintieron "agitados, ansiosos y culpables".   En cuanto a otro tipo de daño, los resultados de esta investigación demostraron que quienes obedecen la consigna de infligir dolor social sufren una angustia similar a la de sus víctimas.

La gente solicita a su amigos o compañeros infligir dolor social.  Estas peticiones se deben a prejuicios, por ejemplo: contra un miembro que no es del grupo, o por razones personales como puede ser la rivalidad romántica.  Décadas de investigación han mostrado que el cumplir con tales directivas o amenazas va contra nosotros mismos "contra nuestro fuero interno" porque nosotros generalmente nos preocupamos por otros y normalmente evitamos hacerles daño.  Los resultados de este estudio reciente aclararon las inconsistencias de un estudio anterior.  Ahora nosotros sabemos que cuando alguien te pide infligir dolor social a una tercera persona, el obedecer este "requerimiento" también te causará daño a ti.  El ostracismo no solo le hace daño a la víctima, sino también al que lo perpetra.

Una cantidad ingente de investigaciones ha demostrado que las víctimas de ostracismo  --aquellas personas que son ignoradas o excluidas por otras--  sufren de dolor social.  Experimentamos este dolor porque dependemos mucho de las relaciones sociales.  El dolor social que experimentamos al ser ignorados o excluidos por otros activa la misma zona cerebral que registra el dolor físico.  El ostracismo frustra las necesidades psicológicas de las víctimas.  Investigaciones anteriores han demostrado que nosotros indirectamente podemos sufrir de dolor social solo por observar cómo otros están siendo víctimas de ostracismo. [...]

Este estudio de investigación tiene implicaciones importantes en los resultados sobre el desarrollo de las personas que siguen las directivas para causar dolor social.  Se causan daño a sí mismos al seguir las directrices de condenar al ostracismo a otros.  Ahora sabemos más sobre la dinámica psicológica del ostracismo.  Los que condenan al ostracismo a otros incurren en un coste psicológico: niveles más altos de sentimientos negativos, frustración de sus necesidades psicológicas de autonomía y relación, culpabilidad y vergüenza. Según los autores del estudio "el coste efectivo de causar ostracismo a otras personas son comparables a los de las víctimas que sufren el ostracismo, pero los que causan el ostracismo mostraron una frustración mayor en su necesidad de autonomía que las propias víctimas o los que permanecieron neutrales".  La nueva luz arrojada sobre este tema importante empieza con lo que los autores describen como "los puntos más importantes de la agenda" para llevar adelante.  ¿Por qué? La respuesta la dan otros investigadores: "Si la exposición al ostracismo continúa por un largo espacio de tiempo, entonces los recursos del individuo para enfrentarse a ello se agotan, es probable que él o ella experimenten enajenación, depresión, desamparo y falta de dignidad"(Williams &  Nida, 2011).  Parece que nada amenaza más nuestra naturaleza de seres sociales que el ser ignorados o excluidos, o ignorar y excluir a otros.

Resumiendo: no ignorar o excluir a otras personas siguiendo las directrices para infligir dolor social.  No solamente estarás haciendo daño a la persona que sufre el ostracismo, sino puesto que tú no estás inmune, cuando infliges el dolor social a una tercera persona, tú estarás frustrando tus propias necesidades psicológicas y perjudicándote a ti mismo también.
http://www.psycholawlogy.com/2013/05/14/hurting-others-hurts-psychological-costs-of-ignoring-or-excluding-others/
http://www.sciencedaily.com/releases/2011/05/110510151216.htm
https://medicopsiquiatra.wordpress.com/2014/03/03/el-dolor-social-se-vive-como-un-dolor-fisico/#more-508

     Por lo tanto, queridos hermanos y camaradas apóstatas, los que nos hacen el vacío  --familiares y amistades--  también están sufriendo su penitencia en esta vida.  Los culpables principales de toda esta violación de derechos humanos es el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová.  Como rayo de esperanza os podemos decir que pronto se formará en España la ASOCIACIÓN DE VÍCTIMAS CONTRA LA INTOLERANCIA DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ.  Una vez constituida legalmente esta asociación de afectados, iremos recibiendo las consignas oportunas para que colaboremos con el fin de llevar a las tribunales de justicia españoles esta clara violación de derechos humanos por parte de una confesión religiosa que para recochineo de todos ostenta el estatus del notorio arraigo.  Pero, mientras llega ese glorioso día, desde este humilde blog os seguiré informando a la casa de la fe y de la fa.

      ¡Divulgad el evangelio verdadero sin trampa ni cartón watchtoweriano!

     La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.  ¿Quién es el padre de la mentira y las opacidades diversas en el nombre de Dios?

6 comentarios :

  1. Desde luego al Cuerpo Gobernante (Cuerpo de pillos) no le preocupa el daño psicológico y social infligidos a los familiares y amigos de personas expulsadas de la organización. Me alegro que se haga algo para enfrentar esta realidad en España, sera motivador en otros lugares del mundo, colocando un precedente para luchar por los derechos vulnerados por una política oscurantista.
    Les deseo éxitos en su labor de denunciar las injusticias hechas en el nombre de Dios.

    ResponderEliminar
  2. El Cuerpo Gobernante es insensible al dolor y sufrimiento infligido a quienes desean abandonar la secta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo los miembros del Cuerpo Gobernante, sino muchos Testigos también.

      La naturalidad y la facilidad con la que dejan de hablar a personas que han sido hermanos y amigos suyos durante décadas, como si fuera la cosa más normal del mundo, hablan por sí solas.

      Eliminar
    2. Cierto. Aunque el Cuerpo Gobernante es el padre ideológico de la criatura, TODOS los que participan ostratizando a una persona son responsables.

      Eliminar
    3. No les voy a regatear el mérito de su buen razonamiento. Ese TODOS en mayúsculas, ha estado bien.

      Eliminar
  3. Muy buena entrada JHK, excelente como siempre.
    Como bien dice el artículo al que haces referencia somos seres sociales, prohibir a las personas hablarse viola los mas elementales derechos humanos, y como es lógico causa el sufrimiento por ambas partes por los que lo sufren y por los que obedecen esta norma sin sentido que dicta la watchtower - jw.org

    ResponderEliminar

Si tienes conocimiento de un delito (como puede ser un caso de un abuso sexual infantil en una congregación), por favor, infórmalo a la guardia civil o policía nacional. Ellos tienen la legitimidad y los medios para investigarlos y localizar las pruebas.

https://alertcops.ses.mir.es/mialertcops/info/infor/info_6_es.xhtml?faces-redirect=true

Guardia Civil
http://www.guardiacivil.org/
Email: emume@guardiacivil.org
Teléfono: 062

Cuerpo Nacional de Policía
http://www.policia.es/
Email: webdgp@policia.es
Teléfono: 091

Los comentarios en los que se mencionen los nombres y apellidos de los autores de presuntos delitos se borrarán en cuanto me percate de ello.

Por otro lado, si deseas contrastar la información, puedes dirigirte a la Asociación de los Testigos Cristianos de Jehová en España, en los siguientes E-mail: tcjlegal@terra.es y ARCO@TCJ.ES

Por favor, se agradece que se eviten los insultos. ¡Gracias por vuestra comprensión!