domingo, 29 de junio de 2014

Pautas para los superintendentes viajantes (IV)

 


Página 61

Página 68

Página 82
Página 101

Página 104


     Estimados camaradas y pecadores impenitentes varios:

     Con esta, serán cuatro las entregas que llevamos en nuestra teocrática labor de traducir al román paladino el enésimo manual "secreto" del todopoderoso Cuerpo Gobernante.  ¡Si montan un circo, les crecen los enanos!  De modo que, hoy llegamos hasta la página 104 de este manual.  Si embargo, hay que leerse el manual íntegramente para poder tener un vislumbre de la mente disparatada del Governing Body Bank.  Aquí, solo toco unos pocos de los muchos asuntos interesantes que contiene este manual hasta ahora secreto...

Primera entrega: http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2014/06/pautas-para-los-superintendentes.html
Segunda entrega: http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2014/06/pautas-para-los-superintendentes_24.html
Tercera entrega: http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2014/06/pautas-para-los-superintendentes_27.html

     Por ejemplo, en la página 61, encontramos las siguientes palabras que incitan al debate, la tolerancia y respeto a las opiniones críticas:  En esta misma línea, se ha sabido que algunos publicadores participan en lo que podría llamarse debates filosóficos, evitando a propósito mencionar temas religiosos, la Biblia, Dios o Jesús para no levantar las sospechas de cualquiera que observe o escuche secretamente.  Como saben, intercambiar mensajes electrónicos o intervenir en foros de charla con desconocidos es peligroso (Ministerio del Reino, julio de 2007, página 3, en parte dice: "Es fácil que alguien a quien hayamos conocido en Internet oculte su identidad, intenciones o estado espiritual (Sal. 26:4).  Una persona pudiera afirmar que es testigo de Jehová y ser un incrédulo, un expulsado o incluso un apóstata").  Si bien la intención es llegar con el mensaje del Reino a las personas de buen corazón, tales discusiones pueden exponer a uno a malas compañías, como las de apóstatas. (1 Corintios 1:19-21; Colosenses 2:8).  Además, en los países donde la obra del Reino está restringida, este tipo de mensajes electrónicos (que puede ser vigilados) podría generar una actitud negativa hacia los hermanos por parte de las autoridades.  Por esta razón, tales debates deben evitarse.

     El Cuerpo Gobernante tiene un miedo patológico a debatir ideas.  No quieren que el rebaño de apoquinantes netos podamos confraternizar ni dialogar con quien no ve los asuntos como ellos quieren.  Hay que evitar el debate porque desconocemos si la persona al otro lado en Internet, es un exmiembro de la entidad religiosa, un apóstata, y por lo tanto una mala compañía per se.  Ante la duda: la abstención sistemática..., ¡no vaya a ser que nos abran los ojos!

     En la página 68 entramos de lleno con los Comités Judiciales que se celebran con nocturnidad y alevosía en las trastiendas de los Salones del Reino.  Se plantea el hipotético caso de un presunto reo o testigo visual de un delito/pecado que no conozca bien el idioma español y se necesite un intérprete.  Dice lo siguiente: "A veces ha habido que contar con la colaboración de un intérprete de lenguaje de señas o de otro idioma en casos judiciales.  Si hay algún anciano en el circuito que domine estos idiomas, puede servir de intérprete.  Si no, el superintendente de circuito puede averiguar si hay alguno en los circuitos vecinos, o pedir ayuda a la sucursal (sede nacional).  Aunque tal vez haya una hermana que sea buena intérprete, no es apropiado utilizar hermanas en casos judiciales".

     Los misóginos de turno tienen cierta aversión hacia el sexo femenino y lo dejan bien claro.  La idea es: la mujer en casa y con la pata quebrada.  Más vale un mal intérprete  --o ninguno--   que uno que sea del género femenino...  Luego vendrá el portavoz de turno a defender el papel relevante de la mujer dentro de la confesión religiosa, ¡pero la documentación al respecto es clara y diáfana!  Sobran las palabras.  Puede que alguna alma cándida pregunte: ¿pero no se puede echar mano de un intérprete judicial o jurado seglar?  No, hermano en la fe y en la fa.  La justicia teocrática es superior a la mundana y seglar, y no conviene que estas personas formadas y tituladas puedan ser testigos de las patochadas de los Comités Judiciales.
http://www.aptij.es/

     Sobre los cursos de idiomas patrocinados por la sede nacional de los testigos de Jehová, tienen el objetivo de buscar a más "clientes" entre los inmigrantes que no hablan el idioma del país.  Aquí también nos encontramos con algunas de las curiosidades de estos teócratas indocumentados.   Es un curso cuya duración es de cuatro meses.  Es impartido por dos hermanos varones que hayan asistido a un seminario de capacitación impartido por la propia entidad religiosa.   Por ejemplo, escriben en la página 82: "Puesto que los instructores de idiomas extranjeros tienen que cumplir con ciertas tareas administrativas que es mejor que atiendan varones, las hermanas no pueden ser instructoras.  Sin embargo, las hermanas que tengan buenas cualidades, así como los conocimientos necesarios, pueden ser ayudantes de hermanos que hayan asistido al seminario.  Si no se cuenta con ningún instructor capacitado, se animará a los hermanos a hacer lo que puedan para aprender el idioma por sí mismos si las circunstancias justifican el esfuerzo".  

     Los teócratas no se bajan del burro: las hermanas no pueden ser instructoras de idiomas por más que tengan la carrera de filología en el idioma en cuestión y en todo caso siempre será mejor que cada cual se apañe como pueda que tener que admitir que una mujer sabe más o está mejor cualificada para desempeñar la tarea de enseñar un idioma.  ¿Mayor sintentido puede haber?  No dan más de sí, ¡es lo que hay!  Lo tomas o lo dejas.  Pero si el trato a la mujer te deja con la boca abierta en pleno siglo XXI, no te sorprenderá menos lo que viene a continuación.

     En la página 101, nos encontramos con dos cuestiones trascendentales.  El Cuerpo Gobernante, en su presunción de ser la Voz de Dios en la Tierra, se extralimita en sus funciones y por enésima vez invade sin sonrojarse la esfera de lo privado de los cándidos apoquinantes.   Primero, el óbice de los estudios universitarios.  Segundo, los parientes que han abandonado voluntariamente la confesión religiosa o han sido expulsados de esta..., ¡tema importantísimo este!

     Vamos con los estudios universitarios: "¿Puede conservar su privilegio un hombre nombrado si él, su esposa o sus hijos cursan estudios superiores?  Mucho depende de las circunstancias y de cómo lo vea la congregación.  De surgir tan situación, el cuerpo de ancianos analizaría las siguientes preguntas y citas bíblicas: ¿Demuestra su proceder en la vida que busca primero los intereses del reino? (Mateo 6:33.)  ¿Les enseña a los miembros de su familia a buscar primero los intereses del reino?  ¿Respeta lo que ha publicado la clase del esclavo fiel  y discreto sobre los peligros de la educación superior? (3 Juan 9.) ¿Demuestran su habla y su conducta que es un hombre espiritual? (Salmos 1:2, 3:1; 1 Corintios 2:13-16.)  ¿Cómo lo ve la congregación?  ¿Por qué razón buscan él o su familia una educación superior?  ¿Tiene metas teocráticas? (Filipenses 3:8.) ¿Es la educación superior un obstáculo para asistir a todas las reuniones o participar de manera significativa en el servicio del campo u otras actividades teocráticas?  La sabiduría celestial debe guiar a los ancianos al evaluar adecuadamente y con imparcialidad estos factores que pudieran repercutir en los privilegios de servicio de un hermano nombrado.  (Santiago 3:17; 1 Pedro 5:3)".

     El mero hecho de plantear la duda, ofende.  Los espabilados de turno, la élite de nuestra entidad religiosa, el Cuerpo Gobernante, no quieren un rebaño con formación académica universitaria.  La ignorancia es un haber y una constante histórica cuando se trata de manejar al populacho.  La adquisición de esta formación académica solo está justificada teológicamente cuando esto puede servir a los intereses de los mandamases mundiales.  Nunca estaría justificada cuando la razón pudiera ser mejorar las condiciones de vida de nosotros o de nuestras familias..., ¡sería una forma de egoísmo!  Aquí, como otras incontables ocasiones, crean una incompatibilidad teológica entre estudios superiores y adorar a Dios.  De modo que si un anciano o siervo ministerial, o alguno de sus familiares inmediatos, se decidieran por cursar este tipo de estudios superiores..., su permanencia en el cargo en la comunidad religiosa estaría en peligro.

     ¿En la práctica cómo funciona toda esta sarta de preguntas?  Dentro del colectivo de los ancianos, las élites no son tontas y quieren que sus hijos cursen estudios universitarios.  Esta es una minoría selecta entre los ancianos, con buenos contactos y mejores relaciones con los superintendentes viajantes y personal influyente de la respectiva sede nacional.  Normalmente, estos no tienen problema.  Sin embargo, para la inmensa mayoría de los ancianos, supondría el que su permanencia en el  cargo quedaría en entredicho.  ¿Y para el populacho...?  Si los ancianos tienen problemas, ¡qué vía crucis no pasará el soldado raso que ose desafiar las directivas del Cuerpo Gobernante en esta materia vital!  Luego, nos vendrán los defensores a ultranza de la confesión religiosa a decirnos que el cursar estudios superiores o no, es un asunto personal y donde la entidad religiosa no se inmiscuye.  ¡Cuando no tienes vergüenza puedes afirmar muchas cosas!

     El segundo asunto de la página 101, es la relación  --más bien la ausencia de esta--  que debe existir con nuestros parientes que han abandonado libremente la comunidad religiosa o han sido expulsados de esta.  Prestemos atención: "Los parientes expulsados han supuesto una prueba para la espiritualidad de algunos hermanos.  Por ejemplo, hay quienes han asistido a recepciones de boda en las que han estado presentes personas expulsadas.  Esto va contra el mandato de 1 Corintios 11:5, de 'cesar de mezclarse en la compañía' de tales personas.  Si el anfitrión piensa desobedecer este claro mandato e invitar a personas expulsadas a la recepción, tiene la obligación de informar a todos los invitados que en la boda también estará presente un expulsado, de modo que puedan decidir si irán o no.  Otros han asistido a bodas de personas bautizadas con no creyentes o les han dado ayuda económica, dando así su consentimiento tácito a una unión contraria a los principios bíblicosun yugo desigual (1 Corintios 7:39).  Si un anciano o siervo ministerial llega al punto de suscitar serias reservas en la mente de los demás en cuanto a su buen juicio en estos asuntos, quizás haya dejado de reunir los requisitos para ser un siervo nombrado (1 Timoteo 3:13)".

     Con el tema de los exmiembros de la confesión religiosa la presión no se afloja.  Nuestros parientes que han optado libremente por abandonar el barco, son unos traidores, unos apóstatas y por lo tanto hay que lapidarlos social y familiarmente..., ¡ni agua hay que darles!  El miedo es el instrumento que utiliza el Cuerpo Gobernante para mantener apretadas las filas.  Entre esta lapidación social y familiar, está la de no poder asistir a eventos donde los expulsados estén presentes..., ¡aunque no hablemos con ellos, sino que les hagamos el vacío ninguneándoles!  Tampoco podemos "regalarles" nada cuando se casen, aunque sea nuestra hija.  Y, terminan como de costumbre, con una amenaza teocrática: quien desobedezca las directrices deja de calificar para ocupar un cargo en la confesión religiosa..., ¡como mínimo!  Esta es la tolerancia y el respeto que fomentan los dirigentes de los testigos de Jehová.

     Para finalizar, nos remitiremos a la página 104, donde reconocen abiertamente que en algunas ocasiones se han inventado experiencias (relatos personales)..., ¡bochornoso!: "Está muy bien incluir experiencias animadoras en los discursos de servicio.  Pero hay que tener cuidado: en ocasiones, los superintendentes viajantes han relatado experiencias inexactas o incluso ficticias.  Por lo tanto, antes de contar una experiencia, los superintendentes viajantes deben asegurarse de que sea auténtica.  Si hay dudas, no se debe usar".

     Ahora pregunto, ¿qué credibilidad nos merecen personas que nos "venden" relatos ficticios como si de reales se tratasen? ¿Por qué normas morales se rigen?   ¡Hasta qué grado no habrán llegado en esta dinámica, para que hasta el mismo Cuerpo Gobernante les dé un toque de atención en este manual secreto dirigido a los superintendentes viajantes!  Ya hacía años que los disidentes   --apóstatas--  poníamos en tela de juicio la credibilidad de tales relatos personales que se utilizan para enfervorizar a las masas de cándidos creyentes.  Hoy, providencialmente, tenemos el documento que constata nuestros testimonios.

     Definitivamente, el Cuerpo Gobernante queda como Cagancho en Almagro, una vez más.

     Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y de las experiencias ficticias?


ACCIÓN PARA LA ENTRADA
 
Enviar el artículo a las siguientes direcciones:

 
* Defensor del Pueblo   registro@defensordelpueblo.es
* Congreso de los Diputados - información@congreso.es
* Secretaría General del Senado - sgral@senado.es
* Tribunal Constitucional - buzon@tribunalconstitucional.es
* Fundación Pluralismo y Convivencia -fundacion@pluralismoyconvivencia.es 
* Observatorio de Pluralismo Religioso en España - info@observatorioreligion.es

2 comentarios :

  1. Es interesante que en el caso de la expulsión y desasociaciónse de el mismo anuncio "fulano ha dejado de ser testigo de Jehová"
    es decir tus amigos y familiares no sabrán como abriste los ojos en caso de ser desasociado .
    Creo que es más factible que piensen que te expulsaron a que te fuiste por voluntad propia .
    Como siempre bendiciones .

    ResponderEliminar
  2. Hola, Pues no solo tienen miedo a los expulsados o apostatas, sino a cualquiera que conozca la Biblia, en mi caso, que pertenezco a otra iglesia, cuando hemos hablado un poco y saben que puedo responderles con la Biblia, no vuelven a visitarme.
    Saludos

    ResponderEliminar

Si tienes conocimiento de un delito (como puede ser un caso de un abuso sexual infantil en una congregación), por favor, infórmalo a la guardia civil o policía nacional. Ellos tienen la legitimidad y los medios para investigarlos y localizar las pruebas.

https://alertcops.ses.mir.es/mialertcops/info/infor/info_6_es.xhtml?faces-redirect=true

Guardia Civil
http://www.guardiacivil.org/
Email: emume@guardiacivil.org
Teléfono: 062

Cuerpo Nacional de Policía
http://www.policia.es/
Email: webdgp@policia.es
Teléfono: 091

Los comentarios en los que se mencionen los nombres y apellidos de los autores de presuntos delitos se borrarán en cuanto me percate de ello.

Por otro lado, si deseas contrastar la información, puedes dirigirte a la Asociación de los Testigos Cristianos de Jehová en España, en los siguientes E-mail: tcjlegal@terra.es y ARCO@TCJ.ES

Por favor, se agradece que se eviten los insultos. ¡Gracias por vuestra comprensión!