miércoles, 18 de junio de 2014

El anciano Mark Anthony Sewell..., en acción


El hermano y anciano Mark Anthony Sewell
http://www.bbc.com/news/uk-wales-south-east-wales-27797285


     Estimados compañeros de conventículo:

     A medida que avanza el juicio, conocemos más detalles de nuestro hermano y anciano de congregación, Mark Anthony Sewell, pillado con el carrito de los helados y si no ocurre un "milagro", próximamente le caerá la del pulpo.  Finalmente, las víctimas tienen que encomendarse a la justicia "mundana", porque la teocrática que ofrece nuestra confesión religiosa ni es justicia ni es nada y en el mejor de los casos..., ¡una pantomima interesada!

     No obstante, este juicio promete darnos muchas tardes de gloria.  ¡Va por ustedes!

El anciano testigo de Jehová "destrozó" las bragas de una mujer antes de violarla; se escucha en el juicio

13 de junio de 2014
Escrito por: Ciaran Jones

El hombre de negocios Mark Sewell, de 53 años, niega la acusación de violación y otros 11 cargos por agresiones sexuales cometidos contra niñas y mujeres durante un período de 10 años.

Un anciano (pastor religioso) de los testigos de Jehová "destrozó" las bragas de una mujer antes de violarla, se pudo escuchar en la sesión judicial de hoy.

Hoy se pudo visionar en el juicio una entrevista con la presunta víctima de violación.  La mujer, ahora en sus cincuenta y tantos años, afirmó que el anciano de la confesión religiosa Sewell iba a destrozar su casa en una acalorada discusión con su esposa Mar.

Ella también afirmó que el acusado le besó y flirteó con ella, y una vez incluso le quitó la parte de arriba del bikini.  Vestía una chaqueta negra de punto, una blusa azul y un pantalón vaquero azul, le contaba a la oficial de policía que había sido una asignatura pendiente "durante mucho tiempo".  Ella dijo: "Es algo que quise hacer hace veintitantos años pero no tuve el coraje de presentarme en ese entonces".  "Actualmente soy una persona más fuerte.  Siento que he sido una víctima y que no he sido tratada bien por una organización de la que todos formábamos parte, a saber los testigos de Jehová, y ahora siento que es el momento de contar mi historia".

La mujer, quien no puede ser identificada, dijo que tanto ella como su familia hicieron amistad con Sewell y su familia cuando llegaron a la congregación (de los testigos de Jehová) en la ciudad de Barry, disfrutaban juntos en días normales e incluso realizaban viajes las familias juntas.

El jurado del Juzgado de lo Penal de Merthyr, puedo escuchar cómo Sewell "cambió" cuando le sacaron las mueles del juicio, con la mujer diciendo que ellos decían que él sufría por una depresión.  A partir de este momento él empezó a "manifestar un comportamiento extraño", explicó ella.

"Él y su mujer empezaron a tener broncas agresivas".  "Ella nos telefoneaba a los dos de la madrugada para decirnos que él estaba destrozando la casa.  Estaba siendo agresivo con ella y con los hijos y que estaba haciendo cosas que una persona religiosa no haría".

En otra ocasión  --la testigo afirmó--  Sewell abandonó el domicilio familiar llevándose a los niños con él, después de una bronca "histérica" con su mujer".  "Una hora más tarde, telefoneó desde una cabina pública diciéndole que tenía a los niños con él y que si ella no le prometía que haría lo que él quería ella nunca volvería a ver a los niños".

La presunta víctima afirmó que Sewell entonces "empezó a flirtear" e "insinuársele" a ella, así como a besarla.  Entonces lo vi como alguien que necesita algo de consuelo y realmente no pensaba más allá.  "Entonces las insinuaciones tomaron un cariz de índole más sexual.  Yo solía mirarle con curiosidad".  "Él solía reírse de ellos como si fuera una broma.  Nunca supe cuándo hablaba en serio".

En un viaje la conducta de Sewell se volvió "intolerable", dijo ella; dando un ejemplo de lo que pasó cuando ambos estaban nadando juntos.  "Él se me acercó mientras yo estaba nadando y me quitó la parte de arriba del bikini".

El incidente me dejó "ofuscada por el pánico", relata ella.   "Recuerdo que me quedé temblando.  Me las arreglé como pude para recuerpar la parte de arriba del bikini".  Le dije: "¿Por qué lo has hecho?".  "Él se comportó como si fuese solo una broma.  A partir de ahí todo fue deteriorándose".

Sewell le dijo que la amaba y hasta le sugirió que es escapasen juntos, pudo escuchar el jurado.

"Me convertí para él alguien en quien consolarse, si se quiere, como un amigo".

En una ocasión, a comienzos de los años noventa, tanto ella como su esposo fueron invitados a una barbacoa por el matrimonio Sewell, en su domicilio de Porthkerry Road, en la ciudad de Barry.  Cuando llegamos a su casa, la esposa del acusado estaba en frente del salón, hecha un mar de lágrimas.  

Sewell estaba en la parte de atrás del salón cuando la presunta víctima acudió allí para hablar con él.  "Estaba tumbado en el sofá.  Pensé que había estado llorando porque tenía los ojos bastante irritados e inyectados de sangre", dijo ella.  "Di la vuelta al sofá donde él estaba tumbado".  La mujer le preguntó: "¿Qué es lo que pasa?".  Describiendo lo que a continuación sucedió, ella relata: "Tiró de mí hacia abajo.  Fui a parar con mis rodillas delante de él".  "Con sus ojos a la altura de los míos le pregunté de nuevo: ¿Qué es lo que pasa Mark?  ¿Qué significa todo esto?".

"Con la rapidez de un rayo me colocó sobre mi espalda".  "Me arrancó rápidamente mi ropa interior  --con mucha violencia--  con un gran tirón".  "Creo que le estaba diciendo: ¿Qué estás haciendo?".  "Fue cuestión de segundos.  Se puso encima de mí y me penetró.  Yo diría que duró de 20 a 30 segundos".  "Quedé tan traumatizada que no pude emitir sonido alguno".  "Me recuerdo boca arriba mirando al techo intentando gritar pero sin no me salía ninguna palabra".  "Estaba confundidísima pensando en cómo podía haber pasado todo tan rápido".  "Mientras estuve tumbada el tiempo transcurrido me pareció que fueron siglos.  Él se incorporó y se marchó a dormir".

"El ataque dejó mi ropa interior 'destrozada' ", añadió la mujer.  

Al día siguiente Sewell le pidió que viniese a su casa.  Ella dijo que él "fingía ignorancia" sobre lo ocurrido, pero que él sabía que había hecho algo "realmente malo".  Él dijo que se había bebido una botella de güisqui entera antes de atacarle a ella; afirmó la mujer.  "Puso su cabeza entre sus manos, lloró, se puso de rodillas y suplicó mi perdón", relata la mujer.

Ella añadió: "Él parecía tan verosimil y tan genuino  --parecía tan, tan arrepentido--  que le perdoné".

Cuenta la mujer, que unas semanas más tarde descubrió que se había quedado embarazada.  Cuando se lo dijo a Sewell, él respondió: "Espero que sea niña". Más tarde lo perdió y ella pensó: "Pensé que era una bendición".

En una fecha posterior, una adolescente y compañera de creencias se acercó a la mujer y le confesó que Sewell había abusado de ella cuando era una niña.  La muchacha, ahora en sus treinta y tantos, es la causa de siete cargos que Sewell niega.

La mujer cuenta: "Cuando rememoro y pienso que el hombre a quien yo consideraba mi amigo es un pederasta y que estando borracho me había violado  --pensando que era un hecho aislado provocado por un exceso de alcohol--  era una persona a quien probablemente le gustaba hacer tocamientos, sobar, violar y cualquier cosa".

El tribunal ya había escuchado con anterioridad cómo Sewell, un testigo de Jehová respetado, utilizó su "cargo" como anciano en la congregación de Barry, para "explotar y abusar" de mujeres y niñas por más de diez años.

Entre los años 1985-1995 presuntamente abusó sexualmente de dos niñas, ambas eran compañeras testigos de Jehová.

También está acusado de frotar su entrepierna contra una mujer mientras ésta preparaba una taza de té.

Él niega los once cargos contra eĺ, por agresiones sexuales y una violación.

Se espera que el juicio dure unas tres semanas.  Continúa.

http://www.walesonline.co.uk/news/wales-news/jehovahs-witness-elder-mark-sewell-7265219

Fin de la traducción apóstata.

     De todo este relato que nos ocupa hoy, me quedaría con dos oraciones:

1.- "Actualmente soy una persona más fuerte.  Siento que he sido una víctima y que no he sido tratada bien por una organización de la que todos formábamos parte, a saber los testigos de Jehová, y ahora siento que es el momento de contar mi historia".

2.- El tribunal ya había escuchado con anterioridad cómo Sewell, un testigo de Jehová respetado, utilizó su "cargo" como anciano en la congregación de Barry, para "explotar y abusar" de mujeres y niñas por más de diez años. 

     Ya ha llegado el momento que la confesión religiosa de los testigos de Jehová deje de considerar los abusos sexuales como únicamente un "pecado" o como ropa sucia que debe lavarse en casa..., ¡y ver estos abusos como un "delito" tipificado en el Código Penal!

     Toda la parafernalia y fuegos de artificio teocráticos no sirven de nada a la sociedad, no resarcen a las víctimas ni evitan las potenciales, tampoco se enfrenta el depredador sexual al justo castigo que impone la justicia seglar..., ¡todo este protocolo teocrático solo sirve para salvaguardar el anonimato del criminal..., y que éste esté en condiciones de abusar de otros miembros cándidos de la comunidad religiosa y de fuera de esta.

      El movimiento se demuestra andando, si no se denuncia automáticamente a la policía estos presuntos delitos..., ¡no se protege a la infancia!  Todo queda en grandilocuentes comunicados de prensa por parte de portavoces..., que no sirven para nada, ¡salvo la de un intento infructuoso de lavar la imagen pública de la entidad religiosa! 

     Esto tiene que cambiar, y cambiará.  La presión social en los medios de comunicación está empujando a los políticos a que tomen medidas más contundentes contra quienes prefieren seguir con su "paraíso" donde en teoría nada sucede..., y nada trasciende.  La era de la impunidad se acabó.  Llega la de rendir cuentas y dar la cara.  ¡No todo vale en el nombre de Dios!

     Por vosotros, por nosotros, por la víctimas, por todos.  ¿Quién es el padre de la mentira y de los diversos despropósitos teocráticos?

http://www.walesonline.co.uk/news/wales-news/jehovahs-witness-mark-sewell-locked-7287730

3 comentarios :

  1. Entonces Magnus esa tradución al español del folleto sobre Cuando Vendrá el Reino?

    Yá estamos a preparar un folleto sobre pedofilia.

    Vitor
    (Portugal)

    ResponderEliminar
  2. Hola vitor dispensame a mi trabajo se le sumo un problema familiar que tube que atender .
    La traducción ya la tengo no he tenido tiempo de darle los últimos retoques en algunos puntos clave mañana 9 horas de la noche argentina te lo envió terminado

    ResponderEliminar
  3. Hola vitor ya te envié la traducción completa a sandfast@netvisao.pt
    por favor avisame sí te llego (nose sí te habrá llegado como spam ) Bendiciones y un abrazo .
    También bendiciones a JHK y todos los que colaboran en está causa común .

    ResponderEliminar

Si tienes conocimiento de un delito (como puede ser un caso de un abuso sexual infantil en una congregación), por favor, infórmalo a la guardia civil o policía nacional. Ellos tienen la legitimidad y los medios para investigarlos y localizar las pruebas.

https://alertcops.ses.mir.es/mialertcops/info/infor/info_6_es.xhtml?faces-redirect=true

Guardia Civil
http://www.guardiacivil.org/
Email: emume@guardiacivil.org
Teléfono: 062

Cuerpo Nacional de Policía
http://www.policia.es/
Email: webdgp@policia.es
Teléfono: 091

Los comentarios en los que se mencionen los nombres y apellidos de los autores de presuntos delitos se borrarán en cuanto me percate de ello.

Por otro lado, si deseas contrastar la información, puedes dirigirte a la Asociación de los Testigos Cristianos de Jehová en España, en los siguientes E-mail: tcjlegal@terra.es y ARCO@TCJ.ES

Por favor, se agradece que se eviten los insultos. ¡Gracias por vuestra comprensión!