jueves, 11 de julio de 2013

375 millones para la saca: "El cielo puede esperar..."

   
Las seis inmuebles "consagrados" y vendidos http://jwsurvey.org/cedars-blog/watchtower-nets-375-million-cash-windfall-from-brooklyn-factory-sale
Estimados camaradas que tenéis la mosca detrás de la oreja:

     El hermano Todavíabetelito, desde las catacumbas ibéricas, resurge cual ave fénix, para alimentar puntualmente a la casa de la fe y de la fa.  Por este motivo, en el foro de David y Mary Fuentes, nos ha dejado este enlace para que nos documentemos apropiada y teocráticamente.  http://www.extj.com/showthread.php?23499-otro-pelotazo-urban%EDstico-econ%F3mico-del-%F3bolo-de-Geova-s

     Parece que el Cuerpo Gobernante, no ve ningún impedimento para lograr conciliar el "servicio" simultáneo tanto a Mammón como a Dios.  Aunque, nuestro Señor Jesucristo, nos advirtió:
«No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen y donde ladrones minan y hurtan, sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón [...] Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a Mammón».
     Los de la esperanza celestial de boquilla, ante la inminencia del fin del mundo prometido, quieren desprenderse de los edificios consagrados y transformar todo en dinero contante y sonante que se pueda invertir en los famosos: hedge funds, capital riesgo y cédulas hipotecarias.  "Así lo quiere Dios", nos dicen los hijos de la luz espiritual y la oscuridad financiera.

    El 10 de julio de 2013, el periódico Brooklyn Daily Eagle, en un artículo titulado:
¡SANTO CIELO! LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ VENDEN SEIS PROPIEDADES EN EL ÁREA DE DUMBO (BROOKLYN) POR 375 MILLONES
[...] Los edificios vendidos por la Watchtower Bible and Tract Society of New York, Inc., son: 117 Adams St., 175 Pearl St., 55 Prospect St., 81 Prospect St., 77 Sands St. y 90 Sands St., que todos juntos tienen una superficie de 111.483,65 metros cuadrados de espacio comercial, han indicado los compradores RFR y Kushner Companies. [...]  http://www.brooklyneagle.com/articles/holy-cow-jehovahs-witnesses-selling-six-dumbo-properties-375-million-2013-07-08-203000
     El mismo diario, en la misma fecha pero en otro artículo, nos ofrece más detalles de esta operación de los de la esperanza celestial, rociera y trianera:
[...]  Con este nuevo impulso en marcha para promover el Tech Triangle, "los testigos de Jehová, que son extremadamente inteligentes, han olido que este es el momento propicio para vender los edificios", dijo Robert F. Hebron IV, socio de Ingram & Hebron Realty, "el momento escogido para la venta ha sido absolutamente perfecto". [...] http://www.brooklyneagle.com/articles/huge-watchtower-sell-seen-boosting-new-tech-triangle-2013-07-10-140000
     Siempre se echa de menos que salga el portavoz de nuestra entidad religiosa para confirmar que ese ha sido el precio real de la venta, en el exclusivísimo barrio de Brooklyn.  En esa zona, se va a crear el Brooklyn Tech Tirangle. http://brooklyntechtriangle.com/   En esa zona, con las perspectivas de negocio que tiene, y los metros cuadrados vendidos..., ¡los 375 millones de dólares me parecen un regalo, un chollo!  Pero, al Governing Body Bank, no se moja ni tirándose a la piscina, parece que la lengua se la ha comido el gato..., ¡no sueltan prenda!  El dinero tiene dos propiedades según éstos teólogos sin papeles: "es raíz de todo lo malo", y es un "secreto sagrado".  Ellos meten los 375 millones en la saca y a nosotros nos prometen una parcela futura en el Nuevo Orden de Watchtowerlandia.  ¡Aquí paz y después gloria!

     Pero nosotros, los apóstatas, como además de ser desconfiados con las cuentas opacas de nuestra entidad religiosa, también somos unos nostálgicos, haremos algo de historia sobre estos edificios otrora consagrados a Dios..., y hoy vendidos por la gracia de Dios.  Evidentemente, la palabra "Dios", es un comodín que sirve para todo: para la compra y para la venta, para dar luz espiritual y oscuridad financiera a un mismo tiempo..., ¡todo es la voluntad de Dios!

117 de la calle Adams (desde 1927)
El progreso de la organización de Dios hizo necesario que hubiera instalaciones más grandes. De modo que, según lo describió Suiter, en 1927 se edificó un hogar nuevo y más amplio para la familia de las oficinas centrales en la calle Columbia Heights, y se construyó una fábrica de ocho pisos a unas cuantas cuadras de distancia, en el 117 de la calle Adams. La Atalaya 1 de diciembre de 1982, página 24.
Esa excelente nueva añadidura fue dedicada en 1950. Más o menos para el mismo tiempo se terminó también una añadidura grande de nueve pisos que se hizo a la fábrica, ubicada en el 117 de la calle Adams. La Atalaya 15 de enero de 1984, página 13
 Al concluir su discurso, el hermano Franz citó las palabras del rey David: “¿Quién soy yo y quién es mi pueblo, para que retengamos el poder para hacer ofrendas voluntarias de esta manera? Porque todo proviene de ti, y de tu propia mano te hemos dado.” (1 Crónicas 29:14) Así, puesto que Jehová es el Dueño de todo, y hemos obtenido estas propiedades de manos de él, dijo Franz, lo único que estamos haciendo es devolviéndolas a Jehová por medio de dedicarlas a él. De modo que, a manera de conclusión a aquel día y aquella noche tan deleitables y espiritualmente edificantes, él anunció: “Quisiera declarar ahora que estas nuevas oficinas quedan plena e inequívocamente dedicadas a Jehová Dios.” La Atalaya 1 de diciembre de 1982, página 24.
175 Pearl St. http://dumbonyc.com/2013/07/08/jehovahs-witnesses-sell-dumbo-properties-for-375-million/
 Además, hubo proyectos de construcción en la Granja de la Montaña y las Granjas Watchtower en el estado de Nueva York. En Brooklyn, Nueva York, se compraron los edificios del 360 de la calle Furman y el 175 de la calle Pearl debido a la constante expansión que se está experimentando. Anuario de los Testigos de Jehová para 1984, página 19. 
A través de los años también he disfrutado de privilegios únicos con relación a la expansión de la organización visible de Dios. La más reciente de muchas adquisiciones de la Sociedad Watchtower que he ayudado a negociar fue la compra, a principios de 1983, de las nuevas propiedades en el 175 de la calle Pearl y el 360 de la calle Furman, en Brooklyn, Nueva York. Espero sinceramente que esas grandes estructuras recién adquiridas se usen para fomentar una enorme expansión de la proclamación del Reino por toda la Tierra.  La Atalaya 15 de enero de 1984, página 14
El mayor de todos los edificios dedicados es el que se encuentra en el número 360 de la calle Furman. Este se construyó en 1928 y los testigos de Jehová lo compraron el 15 de marzo de 1983 y lo renovaron completamente. Tiene un área útil de 93.000 metros cuadrados, es decir, 9 hectáreas. Otros edificios incluidos en la dedicación fueron el de la fábrica ubicada en el número 175 de la calle Pearl y los espaciosos garajes construidos en años recientes. La Atalaya 15 de abril de 1996, páginas 22-25.
En aquella manzana, en 1955 y 1956, la Sociedad construyó la fábrica de 13 pisos del 77 de la calle Sands. Esta fue nuestra segunda fábrica, y aumentó a más del doble el espacio útil, a unos 33.000 metros cuadrados (350.000 pies cuadrados). Sin embargo, el rápido aumento de la organización indicaba que pronto necesitaríamos más espacio. Por eso, en 1958 compramos la fábrica de la esquina de las calles Prospect y Pearl y empezamos a usarla como almacén.
Ahora el único lugar que quedaba por el cual podríamos unirnos mediante puentes sobre la calle con los otros edificios era la propiedad al norte, que habíamos tratado de comprar anteriormente. Sabíamos que con toda probabilidad el dueño fijaría un precio exagerado si la Sociedad Watchtower trataba de comprarla. Por eso, le pedimos a alguien que negociaba en bienes raíces que tratara de obtenerla. Él consiguió un precio mucho menor del que habíamos ofrecido nosotros. Huelga decir que el dueño se enfureció cuando se enteró de que el título se transfirió más tarde a la Sociedad Watchtower.
En 1966 y 1967 construimos en aquella propiedad una fábrica de diez pisos con 21.000 metros cuadrados (226.000 pies cuadrados) de superficie útil. Ahora los edificios de la fábrica abarcaban cuatro manzanas, y estaban conectados por puentes. Después, en 1983 y 1986, compramos dos edificios al sur de la fábrica, y construimos un puente de 49 metros (161 pies) de largo que conecta estos edificios con los otros cuatro. Estos seis edificios unidos contienen un espacio útil de 95.000 metros cuadrados (1.022.000 pies cuadrados), o sea, casi 9 hectáreas (23 acres). En 1983 también compramos el enorme edificio de 93.000 metros cuadrados (1.000.000 de pies cuadrados) de la calle Furman, cerca de los muelles, a pocas manzanas de distancia, donde ahora está nuestro Departamento de Envíos. La Atalaya 1 de septiembre de 1989, página 28.
Para mediados de los años cincuenta la obra de predicar el Reino estaba aumentando grandemente en intensidad. Varios años antes, en 1944, la Sociedad había impreso 17.897.998 ejemplares de La Atalaya y Consolación (ahora ¡Despertad!). Sin embargo, durante 1954 el total fue de 57.396.810 ejemplares. Por eso, era esencial dar expansión a las instalaciones de la Sociedad en Brooklyn, Nueva York. Para la primavera de 1955, por lo tanto, se comenzó la excavación necesaria para una nueva fábrica y en 1956 se completó esta fábrica de trece pisos. “El Edificio Watchtower,” como se le llamó, situado en el 77 de la calle Sands, tiene más de 17.830 metros cuadrados de espacio horizontal utilizable, más que la fábrica del 117 de la calle Adams, a la cual está conectado por un puente que cruza la calle. En 1958 la Sociedad compró una fábrica de nueve pisos en una manzana contigua, y ésta se ha usado casi exclusivamente para almacenaje. Anuario de los Testigos de Jehová para 1975, páginas 242-243.
Henschel relató que se construyeron y se compraron fábricas para satisfacer la creciente demanda de literatura bíblica. En 1956 se construyó un edificio de trece pisos en el 77 de la calle Sands. Luego, en 1958, se compró otro edificio (uno de diez pisos), que está directamente enfrente. En 1968 se completó un nuevo edificio de once pisos contiguo al susodicho para alojar equipo de imprenta. Junto con la fábrica en el 117 de la calle Adams, estos edificios que sirven de fábricas ocupan cuatro manzanas y están conectados mediante puentes elevados. Entonces, en noviembre de 1969, se compró el complejo de edificios de la compañía Squibb, situados a unas cuantas manzanas de distancia. Y, como hizo notar Henschel, estos edificios eran de interés particular durante el programa de dedicación, ya que el edificio en el 25 de Columbia Heights forma parte de este complejo. La Atalaya 1 dediciembre de 1982, páginas 26-27.
     En definitiva, un servidor está a favor de la economía de libre mercado, no tengo nada en contra en las ventas y compras de edificios.  Sin embargo, cuando organizaciones religiosas compran edificios por que es la voluntad de Dios, con los donativos de los creyentes y los "dedican" a Dios, para después venderlos  --beneficiándose de exención de impuestos tanto en la compra como en la venta--, me crea dudas, sobre si esto es un negocio como una catedral de grande relacionado con la especulación urbanística..., ¡una máquina de hacer dinero!  Uno es desconfiado por naturaleza.

     En el año 1995, escribía Werner Cohn, Profesor Emérito en Sociología por la University of British Columbia, un artículo el 1 de junio de 1995, en el Brooklyn Heights Press, titulado: NUESTROS VECINOS LOS TESTIGOS: LOS IMPUESTOS QUE NO PAGAN LE CUESTA A LA CIUDAD 10 MILLONES DE DÓLARES AL AÑO.   El viejo profesor argumentaba  --entre otras cosas--  lo siguiente: 
Los Testigos no son los únicos exentos de pagar impuestos.  Todas las organizaciones de carácter religioso, educativo, o caritativas disfrutan de beneficios similares.  Pero los Testigos son muy diferentes del resto de las otras confesiones religiosas porque el uso de la mayoría de sus propiedades no son con fines religiosos en su sentido más tradicional.  A diferencia de las iglesias o las sinagogas, la mayoría de las propiedades de los Testigos no se usan como lugares públicos de culto.  El grueso de las propiedades de los Testigos en el barrio de Heights se utiliza principalmente para imprimir publicaciones de los Testigos en la mastodóntica "fábrica" (planta de impresión) y, segundo, el alojamiento para unos 3.500 jóvenes Testigos que trabajan sólo por su manutención.  [...]   
Sin embargo, vivimos en un tiempo en el que los gobiernos no encuentran los medios económicos para satisfacer la mayoría de los servicios básicos para la población, un tiempo en el que muchas personas están pasando hambre, o están sin hogar, o sin atención médica.  Quizás, quién sabe, ha llegado el momento para que nuestros políticos reconsideren la actitud de estos grupos de amasar verdaderas fortunas, sin que nadie les exija explicaciones de ningún tipo, sobre la base de ser una confesión religiosa.   http://www.wernercohn.com/Jehovah'sWitnesses1995.html
      Uno ya está muy escamado de tanto discurso de dedicación, tantos relatos personales sobre la bendición de Jehová, tanta oración, tanto cántico sagrado, tanto bombo y platillo por la compra de una nueva propiedad "para Dios" y por otro lado el mutis de la confesión religiosa a la informar a los que pusieron el parné para la compra en la hora de la venta.

     Desde este púlpito virtual, coincido con el planteamiento del profesor Cohn: ha llegado el momento de que los respectivos gobiernos se planteen la justificación moral de la exención de impuestos a organizaciones que se definen religiosas o caritativas pero que se dedican a amasar verdaderas fortunas en el nombre de Dios.  Si los beneficios que obtienen, no se reinvierten en ayudar a los más necesitados de nuestras sociedades, ¿qué objetivo se persigue eximiéndoles de impuestos?

     Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira?

http://dumbonyc.com/2013/07/08/jehovahs-witnesses-sell-dumbo-properties-for-375-million/ (Buenas panorámicas de las propiedades vendidas)
http://finance.yahoo.com/news/rfr-kushner-companies-buy-watchtower-140300252.html
http://jwsurvey.org/cedars-blog/watchtower-nets-375-million-cash-windfall-from-brooklyn-factory-sale
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/04/que-viene-el-fin-del-mundo-coge-la.html