jueves, 7 de marzo de 2013

No participes en el mobbing..., ¡por tu dignidad!

El Topo Ajalvireño (desde el páramo)


El B.O.E.: La Atalaya 15 de julio de 2011, página 31


     Estimados camaradas víctimas de el integrismo watchtoweriano:

     El colaborador en la sombra, el Topo Ajalvireño  --desde el páramo--, nos envía esta noticia apropiada y teocrática al más no poder.  Es un hombre escurridizo, se esconde en su madriguera, pasa desapercibido entre sus paisanos, juega su partida de dominó diaria en el bar de pueblo..., y los agentes Watch a sueldo..., no consiguen localizarlo ni neutralizarlo.  Pasa como con el camarada Nízam: ¡tienen la protección divina!  Están luchando por la verdad y lo correcto.  ¡Muchas gracias por todas tus labores en la sombra y por las noches sin dormir pensando en las congregaciones!

     Nos remite a un artículo del periódico británico Daily Mail, que trata sobre los perjuicios de quienes someten a otros al vacío o les dan las espalda.  Como nuestros lectores lo son del español, el mismísimo Topo Ajalvireño hará de traductor apóstata y fiel para todos nosotros.  ¡Va por ustedes!
EL DAR LA ESPALDA A ALGUIEN ES TAN DOLOROSO PARA TI COMO PARA LA VÍCTIMA, AFIRMAN LOS INVESTIGADORES
* El hacerle el vacío a alguien, es tan doloroso para el verdugo como para la víctima
* Al excluir a alguien hace que nos sintamos culpables y avergonzados 
Escrito por: Emma Innes
5 de marzo de 2013
El dar la espalda a alguien puede hacer que sienta verdadera lástima por usted mismo, revela una investigación.
Los investigadores creen que nos hace sufrir y sentir culpables al apartar o excluir a un amigo de nuestras relaciones sociales.
Ellos utilizaron un juego informático para determinar los efectos psicológicos de tal exclusión.
Cada voluntario que participó en el estudio, tuvo que lanzar una pelota virtual a otros dos jugadores.
Ellos no sabían que los movimientos habían sido preprogramados para hacer sentir a una persona excluida. 
Después de juego, tuvieron que cumplimentar una encuesta diseñada para evaluar sus sentimientos.
Los resultados mostraron que el sufrir el vacío, incluso por un extraño o desconocido, era angustiante.
El seguir las directrices de los investigadores para ignorar a otra persona, resultó descorazonador. 
Richard Ryan, de la University of Rochester, dijo: "Tanto en la vida real como en las investigaciones académicas, tendemos a centrarnos en el daño causado a las víctimas.  Este estudio muestra que cuando las personas presionan para excluir a otros, ellas también tienen que pagar un alto coste personal.  Su angustia es diferente a la de la víctima, pero es igual de intensa".  
Los resultados del estudio, escriben las autores, apoya la teoría de la autodeterminación, http://selfdeterminationtheory.org/SDT/documents/2000_RyanDeci_SpanishAmPsych.pdf  que asegura que las personas precisan satisfacer ciertas necesidades básicas: autonomía, competencia y relacionarse; y la satisfacción de éstas llevan a un mayor grado de felicidad y de crecimiento psicológico.
La autora principal del estudio, Nicole Legate, estudiante de doctorado en la University of Rochester, explica que al infligir dolor social hace que las personas se sientan menos conectadas a otras.  Ella dijo: "Somos animales sociales por naturaleza.  Normalmente manifestamos empatía y evitamos causar daño a otros, a menos que nos sintamos amenazados".
En el artículo publicado en Psychological Science, ella dijo que su trabajo es importante porque  "la presión para excluir a otras personas, es demasiado común, particularmente entre las chicas".  
La investigación ha demostrado que el aislamiento social tiene un efecto en el cerebro similar al dolor físico.
Y el dar la espalda a alguien realmente produce un escalofrío por todo el cuerpo, haciendo que las personas solitarias tengan más probabilidades de conseguir una sopa caliente o un café, que una bebida fría. http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-2288575/Giving-cold-shoulder-It-painful-researchers-claim.html
Fin de la traducción apóstata.

     Para aclarar el último párrafo del artículo, en inglés, la expresión "giving the could shoulder" (que se ha traducido por: dar la espalda a alguien), erróneamente muchas personas piensan que tiene su origen en la tradición de servir bebidas frías a los huéspedes indeseados.  Pero, no tiene nada que ver con eso, sino con el acto físico de desairar a alguien apartándonos de él.

     Una de los asuntos que más denunciamos desde este púlpito virtual, es: la violación de los derechos humanos de las personas que desean abandonar libremente la confesión religiosa de los testigos de Jehová.  Existe una lapidación social y familiar institucionalizada por la dirección mundial de la entidad religiosa: el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová.  Se está causando un tremendo daño psicológico a las víctimas de esta lapidación y, como leemos hoy, a los propios verdugos..., ¡obligados por la omertá watchtoweriana!  El que ose desafiar la directiva de repudiar a quien desea abandonar la comunidad religiosa..., ¡sufrirá el mismo castigo!  https://picasaweb.google.com/formerwitness/CENTRODEDOCUMENTACIONPERMANENTESOBRELAEXPULSIONENLOSTESTIGOSDEJEHOVA
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/05/se-respetan-los-derechos-humanos-en.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2009/05/la-expulsion-puede-conducir-la.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/01/expulsados-y-desasociados-del-mundo.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2008/11/cmo-notificar-la-sucursal-los-asuntos_04.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/10/respetan-los-derechos-humanos-los.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2009/08/al-acoso-y-derribo-del-expulsado-hay.html 
Sigue..