domingo, 13 de junio de 2010

Los queremos burros, cuanto más burros mejor...

El ideal testiguil




¡Despertad! 22 de diciembre de 1968, páginas 9 al 11 P.V.P.: 5 centavos el ejemplar

Estimados camaradas víctimas de la política educativa watchtoweriana:

Nuestro compañero El Fari, desde el este peninsular, nos deleita esta mañana de domingo a toda la hermandad apóstata. El Fari, nos dice que sirve como anciano en una congregación del sur de la ciudad de Barcelona. Discursa como un ángel y lleva bautizado desde principios de los años 70. Se le conoce por todo el entorno, por sus discursos por los Salones del Reino y en asambleas de circuito y distrito. Pero, tiene una debilidad..., ¡colaborar con la Honorable Resistencia Apóstata! Él lleva siguiendo nuestra actividad desde los comienzos de este blog, ¡se lo aconsejó un amigo cristiano con el que tiene mucha confianza! ¿Qué podemos decirte, amigo Fari? Gracias, muchas gracias por tu colaboración desinteresada y por compartir con nosotros las verdades del barquero. Nos relata que, él mismo, sufrió las consecuencias de la Edad del Oscurantismo Watchtoweriana de los años 70, años previos al inminente fin 9, del mundo watchtoweriano. Aprovechó su juventud haciendo el precursorado y despreciando la educación universitaria como cosa satánica para --años depués, cuando se casó-- darse cuenta de cómo le timó la confesión religiosa en el tema de los estudios académicos. ¡Una víctima más que, hoy, quiere aprovechar para advertir a los más jóvenes para que no caigan en el mismo error que él!

Atentos a lo que dice y cómo lo dicen, éstos pedigüeños. Página 9, segunda columna:

La necesidad de alguna educación seglar

"Es verdad que es valioso tener alguna educación seglar". Seguidamente nos da un ejemplo de lo que ellos entienden por educación valiosa..., ¡leer bien y con afluencia y..., escribir, faltaría más! Y, seguidamente, concretan a qué tres materias limitan esa educación: "De modo que la educación en la lectura, escritura y aritmética"..., ¡y se acabó todo ahí! Ahora, pardillo integral ibérico, tú, como un machote y con este bagaje como currículum vitae, te vas a en busca curro y dices que tu sabes: leer, escribir y las cuatro reglas..., ¿qué futuro laboral tendrás? ¿Tú has leído algún anuncio en las demandas de empleo donde se busque a una persona con estos requisitos? ¡Te puedes morir sin encontrar curro, compañero!

Para quedar descansando, el subtema lo acaban apoteósicamente:

"Pero es prudente que los jóvenes se esfuercen por obtener educación superior? ¿Se necesita para una vida feliz y satisfactoria?". ¡Pero, qué demagogos están hechos los pedigüeños! ¿Prudente tener un educación superior? Yo me atrevería a decir que hoy en día, tal como está el mercado laboral, es casi imprescindible..., vital. ¿Se puede tener una vida feliz y satisfactoria estando desempleado? ¿Qué tal si formulamos la pregunta así? Han estado y están jugando con la vida de la gente, con su futuro laboral y social, creando un clase de marginados laborales que en el mejor de los casos encuentran en empleo basura y temporal. ¿Qué perspectivas tendrán en el mundo laboral, cuando estos jóvenes ya no puedan depender de sus padres y se vean sólos con la responsabilidad de sacar adelante una familia? ¡Gracias Cuerpo Gobernante por tus consejos interesados que han hecho de mi vida una verdadera calamidad!

Frutos dela educación superior

"Forman una clase de aristocracia de la erudición". ¿Qué, algún complejo por estar indocumentados académicamente? ¿Resentimiento hacia el primero de la clase? ¿Envidia por traducir una Biblia..., sin poder mencionar los nombres de los traductores fantasmas..., porque vergüenza da que no tengan ni siquiera un buen conocimiento de su idioma materno que puedan acreditar?

Sobre las personas con estudios universitarios: "A menudo son orgullosos, alejados de contacto con las necesidades de personas menos afortunadas, vanidosos, competidores, independientes y no considerados para con otros. Han embebido a fondo la impía teoría de la evolución. A su vista los hombres educados, entrenados en colegios de enseñanza superior y universidades, son la única esperanza para el progreso". ¡Menuda descripción sobre el tipo de personas que frecuenta la universidades! Se les dice de todo menos bonito. ¿Quién dijo algo sobre prejuicios? ¿Se puede ser cristiano y estudiar en la universidad, o son cosas incompatibles..., según dejan entrever con estas palabras de la Voz de Dios en la tierra?

Una cosa es cierta, la universidad te da el carácter crítico, necesario para evaluar las cosas y poder distinguir el timo y el engaño de la verdad de la buena..., ¡y eso no os conviene a vosotros! Lo que os conviene es que la gente sea analfabeta funcional, para que acaten vuestras consignas sin rechistar, para que os obedezcan ciegamente. A vosotros, os interesan burros, cuanto más burros mucho mejor.

En la página diez se os ve un poco más el plumero: "¿Y quiénes son los que hoy insisten en salirse con la suya y abiertamente menosprecian la autoridad de la Palabra de Dios en lo que toca a la santidad de la sangre? ¿No son los médicos profesionales?". ¿Qué pasa con el personal médico? ¿Son malos por haber ido a la universidad y no tragar vuestros postulados sobre las transfusiones de sangre? ¿No estáis confundiendo vuestra teología tombolesca, falluta y caduca..., con la Palabra de Dios? ¿Si los médicos no hubieran ido a la universidad, quién nos curaría, el Cuerpo Gobernante con sus ancianos ágrafos de las congregaciones? ¡Se os ve el plumero! Vosotros no queréis que la plebe sepa más que vosotros, que, si no me equivoco, ninguno del Cuerpo Gobernante tiene estudios universitarios..., ¡menuda panda!

Envalentonados ante los suyos, sacan pecho y sueltan la lengua sin control: "Políticos, abogados, educadores, la mayor parte de ellos sin verdadera fe en la existencia de Dios, ¿no son los productos finales de la educación superior?". ¡Hala, hala, hala...! ¡Cómo os pasáis! No dejáis a nadie en pie, arrasáis con todo y todos. Tal vez, ¿estáis insinuando que el mundo sería un lugar mejor en el cual vivir sin todas estas profesiones? ¡Estáis más 'pa ya que pa ca'! ¡Dios mío, lo que metéis en la cabeza a vuestros feligreses!

"¿Y quiénes son los que tienen gran participación en las manifestaciones violentas, protestas y otras actividades sin restricción legal? ¿No son los clérigos, maestros, estudiantes universitarios... los que han estado expuestos a la educación superior?". ¡Baja Modesto que subo yo! La caza de brujas de la era macartiana watchtoweriana la tiene bien asumida la Watchtower. Parece que toda protesta por serlo tiene que ser ilegítima. Tenemos derecho a pagar los impuestos, pero no tenemos derecho a quejarnos. El miedo que tenéis es que la gente se informe y os pida explicaciones, como por ejemplo: ¿Qué hacéis con el dinero, en qué se invierte, dónde está?

Se obcecan como posesos y vuelven a lo mismo una y otra vez: "De hecho, son los hombres y mujeres jóvenes de colegios de enseñanza superior y de universidades, aquellos quienes sus padres han insistido en darles una educación superior, quienes hoy notoriamente se están entregando a los narcóticos, a la vida desenfrenada y a manifestaciones sin control contra la ley y el orden". ¡Qué mala es la universidad! La gente que estudia allí son malos, malísimos..., ¡no se salva ni el conserje! Aquí, aprovechan en meter la cuña y dan caña, solapadamente, a los padres de la confesión religiosa que --haciendo caso omiso a las directrices de la confesión religiosa en esta materia-- han decidido llevar a sus hijos a la universidad..., ¡ya se encargarían en las congregaciones el hacerles el vacío a éstas familias que pasan del Cuerpo Gobernante!

¿Cuán mala es la universidad, según la Watchtower?: "En las zonas superiores de la educación a las mujeres jóvenes se les enseña a competir con los hombres, a hacerse iguales a ellos, a esforzarse a llegar a la cima de la sociedad... Casi ha desaparecido la cualidad femenina de sumisión que en otro tiempo poseían". ¡La mujer..., en casa y con la pata quebrada! Ese parece ser el ideal watchtoweriano. ¿Dónde están ésos infatigables luchadores por la libertad y los derechos humanos de las minorías..., religiosas? ¿Qué pasa, que la mujer no entra dentro de vuestra particular e interesada lucha por la libertad? Los que os conocemos, sabemos que la intolerancia es vuestra bandera. ¿No os parece legítimo el que la mujer pueda estudiar y ocupar cualquier puesto en nuestra sociedad para el que esté cualificada? Estas declaraciones no se alejan mucho de lo que diría algún imán iluminado e integrista sobre la condición ideal de la mujer. ¡Esto huele a extremismo religioso que echa para atrás! ¡Qué poca vergüenza tenéis!

Lo esencial de una educación equilibrada (por la Watchtower)

Aquí aprovechan la ocasión para meter la cuña y vender el producto --en el fondo lo que subyace es el interés por el vil metal--: "Es fácil determinar lo que falta. Se puede llegar a la conclusión al observar el contraste entre los que confían en la educación superior y los que tienen una educación equilibrada". ¿Qué distingue a los universitarios de los jóvenes testigos de Jehová..., sin educación universitaria? ¿Tal vez que éstos últimos no tienen casi ninguna posibilidad de encontrar un empleo lo suficientemente remunerado como para llevar una casa adelante? ¿Que el empleo que encontrarán será precario, temporal y mal pagado? ¿Se es más feliz..., estando en el paro a perpetuidad?

Vuelven a machacar con lo mismo, repitiéndolo como un mantra: "No solo han llegado a ser sobresalientes en la lectura, la escritura y la aritmética...", sino que son las mejores personas del mundo mundial. ¿Sobresalientes en qué? ¿Cómo se puede leer bien, cuando lo único que lees son las publicaciones de una editorial compuesta --en su mayor parte-- por ágrafos y analfabetos funcionales? ¿Sabéis quién es un analfabeto funcional? Pues quien lee, sin entender lo que lee..., ¡en eso se han convertido la inmensa mayoría que ha seguido vuestras directrices retrógadas!

"Quizás usted haya hablado con algunos de estos jóvenes bien adaptados que han visitado su casa...". ¿Bien qué...? ¿Adaptados? ¿Adaptados a qué o quiénes? Personas adoctrinadas y lobotomizadas que enarbolan la bandera del no: no a las fiestas de cumpleaños, no a la celebración de las onomásticas, no a las actividades extraescolares, no a confraternizar con los compañeros de colegio fuera de horas lectivas, no a participar en equipos deportivos de la escuela, no a participar en las votaciones electorales, no a disfrazarse en carnaval, no a cualquier invitación a una fiesta que no esté compuesta exclusivamente por testigos de Jehová, no a participar en las celebraciones de cualquier tipo: navidad, carnavales, nacionales..., ¡en definitiva, no a todo y todos que no formen parte del conglomerado de la confesión religiosa del notorio arraigo y olé! ¿Y, a éstos jóvenes los llamáis bien adaptados? Yo tengo otra definición diametralmente opuesta: inadaptados y antisociales.

Urgencia de los tiempos

¡Que viene el coco! Esto suele funcionar..., ¡el meter el miedo en el cuerpo a las pobres víctimas indocumentadas!: "Por eso los que están buscando una educación en la actualidad se enfrentan a una decisión vital. ¿Escogerán la educación superior, aspirando a conseguir un lugar prominente en un mundo que pronto habrá de pasar, o a una educación equilibrada en la cual la Biblia ocupa su lugar legítimo junto a la educación seglar que ser requiere?". Aspirar a ser independientes económicamente --y no ser una carga financiera como vosotros-- no es que sea algo bueno, sino, también amoroso y cristiano. Lo que no es de recibo es predicar el obtener una educación simplista (leer, escribir y las cuatro reglas) y después vivir como reyes a costa de ésos mismos pardillos integrales que se creen lo que habéis escrito. El vivir del esfuerzo y trabajo de los demás y, después despotricar en cómo se educan o en qué trabajan los que ponen el dinero, es amorales y de caraduras.

¿Hay más objeciones a los estudios universitarios? Sí, queda que hablen sobre el ambiente y la catadura moral de los que estudian en la universidad..., ¡éstos no dejan títere con cabeza!: "Estarán asociándose con multitudes que no aman ni respetan al Dios que fue el autor de la Biblia..., las malas asociaciones echan a perder los hábitos útiles". Sí, si eres testigo de Jehová, no te conviene la compañía que ofrecen los estudiantes y profesores universitarios. Ellos te podrían llevar al camino de la perdición, al ayudarte a comprender que tu confesión religiosa te está timando en toda regla..., ¡de los que te puedan abrir los ojos, se ésos apártate! Para que no seas valioso te necesitamos sin criterio propio, te necesitamos burro, cuanto más burro mejor para nosotros. De otra manera, te podrías sentir tentado a criticar nuestra doctrina o modo de vida sin pegar un palo al agua y viviendo del cuento.

"Millares de jóvenes testigos de Jehová ya han probado lo valioso de una educación equilibrada. Muchos de ellos han llegado a ser, aun en su juventud, predicadores y maestros hábiles de la Palabra de Dios". Esto, traducido al román paladino, viene a significar: La inmensa mayoría de los jóvenes testigos de Jehová, siguen nuestras directrices y, como resultado, se dedican a vender nuestras publicaciones en su predicación...., y nosotros nos llenamos los bolsillos. ¿En cuanto a su futuro laboral o social? ¡Eso es lo de menos, lo importante es que unos muchos se sacrifiquen por el buen vivir de unos pocos..., máxima cuando esos pocos somos nosotros!

¡Vamos a contar mentiras y el que cuente la mayor, recibirá buena merienda y verá el televisor! Eso decía la canción popular. Y, ellos, pues en su línea: "Una educación equilibrada les ha traído una mente estable, que no es fácilmente trastornada por las convulsiones de una sociedad que está pasando". ¿Estabilidad emocional entre los testigos de Jehová? ¿Dónde están esos estudios o estadísticas que acrediten esas palabras? Si me tengo que guiar por lo visto y vivido entre los testigos de Jehová durante décadas..., ¡nada más lejos de la realidad! A menudo, son carne de psicólogo o psiquiatra. La Watchtower, tan proclive a las estadísticas, nunca nos dice el porcentaje de: enfermos mentales entre sus filas, índice de suicidios, porcentaje de separaciones o divorcios o de los que abandonan libremente esta confesión religiosa. Como diría La Bombi, "¿porqué será?".

Luego, los que tienen la cara más dura que el mármol, concluyen con la siguiente trola: "En cuanto al futuro, los que tienen una educación equilibrada pueden esperarlo con confianza. No dependen de las promesas vacías y rotas de hombres imperfectos". ¡Jua, jua, jua! Me parto la caja leyendo estas oraciones. ¿Dentro de esas promesas vacías y rotas, podemos incluir el año 1975..., que vosotros porfetizásteis como el fin del mundo y el comienzo del Nuevo Orden Watchtoweriano? ¡Menudo timo! ¡Nos la disteis con queso! "No merece la pena estudiar, porque el nuevo orden está a las puertas..., llegará el 1975". ¡Y, nosotros, como pardillos, nos lo creímos! ¿Y todavía tenéis la cara dura de hablar del fracaso de las promesas del hombre (quienes no son testigos de Jehová)? Para fracasados en profecías fallutas..., ¡nadie como vosotros! Si tuviéseis un poco de vergüenza torera, ya habríais abdicado, hubiérais pedido perdón a todos los afectados por vuestras doctrinas caducas y estaríais ganándose el pan con el sudor de vuestra frente y no con el sudor del de en frente.

Como podéis ver, vuestras propias palabras son vuestro mayor enemigo. Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Y, por este motivo, nunca habéis creado un banco de datos con todas vuestras publicaciones escaneadas para que cualquier persona pueda investigar en vuestras publicaciones. Afortunadamente, estamos la Honorable Resistencia Apóstata para sacar vuestros trapos sucios a la luz pública.

Recordad, ¡somos el ojo que todo lo ve! ¡Rendíos, os tenemos rodeados!

NOTA:

¿Estás en la universidad? Comparte este artículo con tus condiscípulos y profesores y comentadlo..., ¡hay que divulgar el evangelio verdadero! ¿Que tú no estás en la universidad? ¡No importa! ¿Que tal la maestra de tu hija? Ella se alegrará de conocer cuál es la mentalidad de la confesión religiosa en el tema de la educación superior.

¿Y, los demás, qué? ¡Pues escribid a las siguientes direcciones!:

* Defensor del Pueblo - registro@defensordelpueblo.es

* José Mª. Contreras Mazarío. Director General de Relaciones con las Confesiones, email:registro.religiosas@mjusticia.es

*Conferencia de Rectores de Universidades Españolas:

Plaza de las Cortes, 2

7ª planta

E. 28014 Madrid
Tel: +34 91 360 12 00
Fax:+34 91 360 12 01
Correo electrónico:
info@crue.org

La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, ¿quién es el padre de la mentira?