miércoles, 20 de enero de 2010

Nada es por casualidad, ¡cómo lavar el cerebro a los niños!

El Buitre Negro (camarada apóstata en las catacumbas)



¡Despertad! 8 de enero de 1972, página 12, PVP: 4 pesetas el ejemplar

Estimados camaradas víctimas de lavados cerebrales durante décadas:

Un compañero, el Buitre Negro, nos manda esta información pertinente para nutrirnos con el lenguaje puro de la verdad. Esta página de uno de los dos BOE que edita el Governing Body Bank, nos ilustra qué tipo de lavado cerebral sufren los niños testigos de Jehová que --posteriormente--, y si una buena salud no lo impide, los convertiría en futuros mártires teocráticos. Nada es por casualidad y todo tiene una razón de ser. Intentaremos analizar cómo un niño de tres años puede llegar por sí mismo y leyendo la Biblia, a la conclusión de que Dios castigará con la muerte eterna a aquellas criaturas humanas que aceptan un tratamiento médico como lo es una transfusión de sangre..., ¡curiosamente todos ellos pertenecientes a la misma confesión religiosa!

Veamos cómo empieza el proceso de mentalización de éstos niños. Empieza el adoctrinamiento con el título en cuestión: "¿De quién es la sangre?".

¿La sangre le pertenece a alguien que no sea la misma persona por la corre por sus venas? Al Cuerpo Gobernante le pasa como al maestro ciruela, que sin saber leer montó escuela. ¡Je, je, je!

¡Cómo empieza la lobotomización infantil? "Pero cuando se remueve sangre de animal o un hombre, ¿a quién pertenece la sangre?". ¡A ver..., qué es lo que dicen los iluminados del Cuerpo Gobernante!

"Una niña de tres años de Bolivia sabía la respuesta". ¿Cómo una niña de sólo tres años podía conocer una respuesta tan compleja? Ahora viene la clave; "Sus padres cristianos, al estudiar la Biblia con ella, habían señalado que Jehová Dios considera la sangre como algo que representa la vida. Al removerse la sangre del un cuerpo no había de comerse ni venderse, sino que había de derramarse en el suelo. Así de hecho, se devolvía la sangre a Dios como aquel de quien se origina la vida". Efectivamente, primeramente, los padres son adoctrinados en la doctrina exclusiva de los testigos de Jehová con una particularísima interpretación bíblica. Segundo, éstos padres deberán adoctrinar a sus hijos --desde su nacimiento-- en esta doctrina de rechazo a la sangre. Si a ésos niños, en lugar de enseñársele lo mala que es la sangre, se les enseñara que la leche de vaca la prohíbe Dios..., ¡los niños obedecerían esa doctrina! No, nada es por casualidad, aquí hay unos inductores intelectuales de la posición que al unísono mantienen los testigos de Jehová por toda la tierra. Ideólogos con nombre y apellidos. Lo que la niña no podía saber en año 1972 es que actualmente el Cuerpo Gobernante permite el que los testigos de Jehová acepten ciertos componentes sanguíneos..., ¡la sangre en el año 2010 --pequeña-- ya no es de Dios!

¿Cuál puede ser el resultado de inculcar tal dogmatismo teocrático en la mente maleable de los niños? Pues el artículo cuenta que en una ocasión, unos vecinos de la niña, en una fiesta que estaban celebrando, degollarón un cordero y, la niña al ver cómo manaba la sangre del animal, gritó como una posesa: "¡La sangre es de Jehová! ¡La sangre es de Jehová!". Los vecinos se quedaron con la boca abierta, sin entender nada de nada. Al oír los gritos de la niña, su madre salió a ver qué es lo que le pasaba a su hija y relata que vio a su hija diciéndole a la gente: "No la toquen. No la toquen. Es de Jehová". ¿Por qué ésta niña podía llegar a semejante conclusiones teñidas de un tanto de fanatismo religioso? La respuesta es evidente.

Con concluye así el artículo de los pedigüeños: "¿Reflejan el punto de vista de usted y sus acciones en cuanto a la sangre el conocimiento exacto y el respeto a ella que tuvo esta niña?". ¿Conocimiento exacto? Yo diría conocimiento caduco. ¡Cómo estáis llevando al huerto a todos los feligreses! Pero, nosotros tenemos paciencia, poco a poco vamos a poner al descubierto todos vuestros tejemaneje.

Así somos los apóstatas, declaramos las verdades del barquero. Luego, vendrán los defensores a ultranza de la Watch Tower diciendo que somos unos mentirosos..., ¡pero nosotros documentamos lo que decimos!

ACCIÓN PARA EL POST

Mandar este artículo a las siguientes direcciones:

* Defensor del Pueblo - registro@defensordelpueblo.es

* José Mª. Contreras Mazarío. Director General de Relaciones con las Confesiones, email:registro.religiosas@mjusticia.es

* Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España -- webmaster@cgcom.es

* Asociación Española de Bioética - natalialm@unav.es

* Asociación Española de Derecho Sanitario - aeds@aeds.org

* Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente - sepypna@sepypna.com

* Asociación Española de Pediatría - aep@aeped.es

* Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos, email: secop@cop.es

* Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental: email: fepsm@fepsm.org

* Ministerio de Sanidad de España, email: oiac@msps.es