viernes, 25 de diciembre de 2009

¡Adios con el corazón...! ¿A qué paraíso irá a parar el dinero?

La Turra (apóstata irreductible)











El reverso tenebroso dice: "¡Me lo llevo!"

Estimados camaradas que apoquinamos con todos los gastos:

La Honorable Resistencia Apóstata no descansa ni el día de Navidad, la redacción está funcionando al 100%. Desde el sur peninsular, una camarada anónima, La Turra, se enorgullece de formar parte de la comunidad apóstata que componemos la Resistencia. Ha tenido la amabilidad de enviarnos un billetico de 10.000 cucas con la foto de nuestra catedral ajalvireña en el lugar del rostro de Don Juan Carlos. La foto retocada ha sido oportunísima para el post que vamos a escribir hoy a los expoliados pardillos ibéricos y allende los mares.

Nosotros dejamos la demagogia para los discípulos que se han bautizado para servir a la Watch Tower. Nosotros, lo documentamos todo, todo..., y todo. ¡Esa es la marca que nos identifica como cristianos verdaderos! ¿Quién es el padre de la mentira en todas sus formas? Medias verdades y mentiras descaradas, las dejamos para los agentes Watch a sueldo.

Previo a la venta de nuestra catedral ajalvireña, se está despidiendo al personal y vaciando el complejo de inquilinos y material indeseables que puedan obstaculizar la operación financiera. ¡Qué lejos quedan aquellas palabras con las que nos animaba el Cuerpo Gobernante a los testigos de Jehová españoles para que nos sacudiéramos los bolsillos para enriquecerles a ellos..., como estamos presenciando! Atentos a lo que escribieron los pedigüeños de la Orden del Voto de Pobreza:

"No obstante, los hermanos de algunos países se han sorprendido de lo que pueden lograr en el país si Jehová bendice su esfuerzo conjunto. A principios de los años ochenta, por ejemplo, la sucursal de España realizaba gestiones para conseguir instalaciones más amplias. Solicitó al Cuerpo Gobernante los fondos requeridos. Pero como se estaban realizando muchos gastos en otras actividades, no se pudo conceder la ayuda. Si se les daba la oportunidad, ¿lograrían los Testigos españoles, cuyos salarios eran relativamente bajos, proveer suficientes fondos para tal empresa?
Cuando se les explicó la situación, ofrecieron gustosos joyas, sortijas y pulseras para que se vendieran. Al preguntarle a una anciana si de veras deseaba donar la pesada pulsera de oro que había entregado, respondió: “Hermano, ¡será mucho más útil si se emplea para comprar un nuevo Betel que si la llevo en la muñeca!”. Una hermana mayor sacó de debajo del piso de su casa una buena cantidad de billetes viejos acumulados a lo largo de los años. Hubo matrimonios que contribuyeron el dinero que habían ahorrado para viajes. Algunos niños enviaron sus ahorros. Un joven donó para la construcción de la sucursal el dinero con que pensaba comprar una guitarra. Como los israelitas cuando construyeron el tabernáculo en el desierto, los Testigos españoles contribuyeron con generosidad y de buena gana todo lo necesario en sentido material. (Éxo. 35:4-9, 21, 22.) Luego se ofrecieron ellos mismos —de tiempo completo, en las vacaciones y en los fines de semana— para hacer el trabajo. De toda España acudieron miles de hermanos. Otros Testigos de Alemania, Suecia, Gran Bretaña, Grecia y Estados Unidos, por citar unos cuantos, les ayudaron a acabar lo que parecía una tarea imposible". [Los Testigos de Jehová proclamadores del Reino de Dios, páginas 346 y 347]

Según una fuente de información que no ha podido ser contrastada, cientos de kilos de oro y piedras preciosas fueron entregados a la Asociación de los testigos de Jehová en aquellos años cuando se compró y habilitó el complejo ajalvireño que forma su actual Sede Nacional. Se sabe que un joyero de Barcelona, J.S., (testigo de Jehová) se encargó de la tasación y venta de tales donaciones preciosas. Ellos nunca han precisado nada: ni del dinero que se recibió ni de la cantidad de joyas donadas..., ¡como informe financiero debemos conformarnos con lo que dice el libro supracitado! ¡A lo mejor TH sabe algo más y desea compartirlo con nosotros..., los infieles!

De su exhaustivo informe financiero, se desprende que el Governing Body Bank no puso dinero..., ¡aunque sí está escriturada toda la propiedad a su nombre! ¿Qué cómo pasó eso? ¡Pues eso..., por eso somos los pardillos integrales ibéricos! ¡Las abuelas donando todo con la ilusión de "comprar" una vida sin fin en eterna juventud con una parcela en el Nuevo Orden que promete la Sociedad Watch Tower! Los niños donando sus ahorros, ¿por qué hicieron eso los niños? ¡Pues eso..., son niños y fáciles de manipular!

¿La verdad de todas la verdades? Nosotros pusimos todo el dinero y el esfuerzo para la construcción y, ahora, unos espabilados enarbolando la libertad de religión como bandera..., ¡pretenden vender una propiedad comprada con nuestro dinero! ¿Estamos conformes con eso? ¿No os suena esto como al enésimo timo más? ¿No nos están colando un gol delante de nuestras mismísimas narices?

ACCIÓN PARA EL POST:

Divulguemos la noticia entre nuestras amistades en las congregaciones. Firmar en la esquina superior derecha de este blog contra la venta de nuestro patrimonio.